Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

13 octubre 2013 7 13 /10 /octubre /2013 22:04

Laboratorio Científico del s.XVIIQué es la Geografía; la Geografía y los Elementos de la Ciencia Moderna: la Hipótesis. (26/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

28 sep 13.

 

Hipotesis non fingo”, “no imagino, o hago, hipótesis”, decía Newton a principios del siglo XVIII; y si Newton decía que no hacía hipótesis, Bacon y Descartes ni siquiera le mencionan como elemento  necesario y fundamental del conocimiento.  Hassta mediados del siglo XVIII haubo un descrédito de la hipótesis como consecuencia de su corrupción en la escolástica medieval, dada en la llamada lógica erística, la cual operaba el silogismo, no como juicios que requerían ser intrínsecamente verdaderos reflejo objetivo de la realidad, o juicios necesarios; sino como los llamados “juicios problemáticos”, es decir, como la elaboración ad hoc al consiguiente deseado, creyéndose, en el subjetivismo propio de la metafíscia de la época, que bastaba una esrtucturación correcta del silogismo con apego a sus leyes, para que de ello derivara un conocimiento verdadero.

 

No es sino hasta esos mismos momentos de Newton (fines del siglo XVII, que en el Monasterio de Port-Royal, Frncia, se está depurando esa lógica, a la que ahora se le denominará lógica apodíctica (de los juicios necesarios o que han de ser intrínsecamente verdaderos, como condición de un consiguiente realmente verdadero), pero que tardará aún poco más de medio siglo, sólo después de los trabajos de Spinoza y Locke, en determnar una revaloración de la hipótesis en el proceso del conocimiento.

 

En consecuencia, en geografía; como en las demás ciencias; entre Mercator y Nicolás Sanson, la hipótesis, como a decir de Newton, no estará presente de manera destacada como recurso de método en el hacer de la ciencia.  Sin embargo, ese hacer en el conocimiento científico, de manera natural, objetiva, implicaba “ciertos supuestos” que el propio Newton no podía evitar.  Esto hace un tanto más complejo rescatar el razonamiento hipotético en los autores de la Ilustración o Época Moderna, en tanto que en ellos es algo negado y no obstante existente muy a su pesar.

 

Aún en José Antonio de Alzate y Ramírez en los años setenta del siglo XVIII, eoso “ciertos supuestos” pueden apreciarse como las necesarias asociaciones de hechos en una posible relación cuasal hipotética, no obstante, dadas no en el ámbito propio de lo que se entendió como geografía durante la Ilustración, sino en un Alzate polifacético abordando diversos campos de las ciencias.

 

Una vez rescatado el justo valor de la hipótesis en el rigor del silogismo, es donde ésta corresponde al consiguiente deducido, el conjunto de las ciencias pudo ya desarrollarse de manera certera a lo largo de los siglos XIX y X, pero, a excepción de la geografía, que aún se limitó a la “descripción de los hechos”.  El rescate de la hipótesis en la Ilustración en el campo de la geografía, es un hecho adicional nada estudiado.  Nosotros mismos sólo hemos estudiado el caso de Gerardo Mercator, analizado en un artículo anterior de esta serie.

 

De ahí que la no-consolidación de la geografía como ciencia rigurosa, como ocurría con todas las demás en ese período, no sólo fue determinado en particular por la falta de precisión en cuanto al objeto de estdio, sino, en general, por la aparente ausencia del desarrollo de la hipótesis propiamente geográfica (espacista), a diferencia de las demás ciencias en que la hipótesis se fue haciendo cada vez más evidente como una necesidad en el método de investigación y del conocimiento científico.

 

A la complejidad de la determinación completa de la geografía como ciencia rigurosa (que en su base lo era), se sumó algo que de antiguo, había estado ahí siem´re confundiendo el verdadero objeto de estudio: el tratamiento e los fenómenos naturales y sociales (onjeto de estudio cada uno, de cada una de las ciencias especiales), que finalmente en este período de la Ilustración, se hicieron condición necesaria del conocimiento geográfico, implicando el tener que determinar la manera propia en que ello habría de ser en esta ciencia.

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios