Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

22 septiembre 2013 7 22 /09 /septiembre /2013 22:04

GT Mercator 1536Qué es la Geografía; la Geografía y los Elementos de la Ciencia Moderna: la Lógica.  (24/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

13 sep 13.

 

Entre 1530 y 1570, la geografía comenzó a ser el nuevo reflejo del nuevo panorama del mundo.  Se continuó produciendo al ritmo con que lo venía haciendo: Sebastián Münster publica su Cosmographia Universalis en 1532 en una Proyección Oval; Battista Agnese en 1542, a su vez en una Proyección Oval, edita su famoso mapa que registra el periplo de Magallanes; Sebatián Cabot en 1544, también publica su carta geográfica en Proyección Oval con una curiosa modificación en la relación en las distancias entre paralelos y meridianos; hasta llegar a Mercator y su Proyección Cilíndrica Tangente Conforme en la que conservando el ángulo magnético en un travesía marítima, se sigue la ruta más corta entre dos puntos; es con Mercator junto con Ortelio y Hondio, con los que ya se está de lleno en la geografía de la Época Moderna.

 

El significado de fondo de esta modernidad para la Geografia, es que, luego del renacer de la ciencia clásica griega y superadas sus aristotélicas y ptoloméicas limitaciones, enfrenta, como todas las demás disciplinas de conocimientos, su elaboración como ciencia moderna, es decir, apegada a un estricto y riguroso método de demostración de la verdad en el conocimiento.

 

Siguiendo la idea de Umberto Eco en su novela El Nombre de la Rosa (hecha película cinematográfica), ya no se trata de mostrar (de monstrare, exponer o enseñar a la vista –v. Pequeño Larousse), las muertes de los clérigos del monasterio como consecuencia de la inasible conspiración del maligno, sino ahora de lo que se trata es de demostrar (de demosnstrare, probar de forma inequívoca la verdad de algo –v. Pequeño Larousse), tales sucesos, por las causas reales.

 

Esto es que, el esencial procedimiento en el conocimiento científico, es ahora una propiedad deductiva, es decir, un asunto de lógica, por la cual dicho conocimiento es un “razonamiento que deduce la verdad de una proposición partiendo de axiomas que se han enunciado” (v. demostración –Pequeño Larousse).  De lo que se trata haora, es de la razón, y ya no de la fe.  De lo que se trata ahora, es del raciocinio y del pensar, y ya no del dogma o afirmación por decreto y la creencia.

 

La atención a la lógica, al raciocinio, al pensar, es la esencia de la modernidad.  La forma en que el entendimiento humano se produce, es lo que ocupó el centro de la atención de los pensadores de la moderna ilustración.  Se superó con ello la lógica erística (el arte del uso de la palabra para convencer mediante las premisas ad hoc o problemáticas), que venía de la Antigüedad con Sócrates y los sofistas, y fue la esencia del pensar en la escolástica de la Edad Media, reemplazándola por la lógica apodíctica (de la demostración de la verdad a partir de las premisas intrínsecamente verdaderas o necesarias), que comenzó a desarrollarse desde el siglo XIII en la abadía jansenista de Port-Royal, en Francia, y que alcanzó su máximo desarrollo entre los ilustrados del siglo XVIII.

 

Esta lógica apodíctica, no obstante, tuvo limitaciones en el mecanicismo de la época, por el cual, las premisas, si bien reflejo objetivo de la realidad objetiva, no consideraba aún esa realidad en su naturaleza contradictoria, lo cual habría de ser superado a partir de Hegel desde el idealismo metafísico, como, principalmente ya por Marx y Engels en el materialismo dialéctico durante el siglo XIX en la lógica dialéctica.  Así, quien pretende hacer ciencia, tiene como primera condición, saber lógica, y en consecuencia, lo primero que debe buscarse en la geografía como ciencia moderna ilustrada, es su planteamiento lógico en el proceso del conocimiento deductivo-demostrativo.

 

Un primer paso en ese sentido lo dio precisamente Gerardo Mercator a partir de 1569 en que construyendo su Globo Terráqueo (un modelo a escala del espacio terrestre concreto) éste se constituye como la premisa antecedente, cuyo principal contenido es: 1) el demostrado perímetro de la Tierra (en tanto espacio terrestre), de 40,000 km; 2) la existencia de una declinación magnética (propiedad nueva del espacio terrestre descubierta), cuyo valor de 0° dse localizaba  justo en las costas orientales del Nuevo Mundo, particularmente en Yucatán, México; y 3) que la línea loxodrómica sobre la esfera (propiedad esencial del espacio terrestre), tras una espiral al polo al cortar todos los meridianos bajo un mismo ángulo.

 

A dicha premisa antecedente, Mercator medió en la premisa menor o de tesis, una nueva tesis propia: <<Desplegar la esfera en un mapa de tal modo que la espiral en la esfera de la loxodrómica, de  una ruta magnética constante>>.  Ello haría que la loxodrómica en el mapa, se comportara como la ortodrómica en la esfera.

 

El consiguiente deducido, el cual opera a manera de hipótesis, sería entonces: <<la elaboración de un mapa en la Proyección Cilíndrica Tangente Conforme>>.

 

La demostración de la tesis tendría que hacerse mediante la verificación de la hipótesis.  Y en tanto tal Proyección Cartográfica verificó la condición de la tesis, la Geografía como ciencia moderna rigurosa en el estudio del espacio terrestre, dio su primer paso.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo

Comentarios