Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

22 febrero 2010 1 22 /02 /febrero /2010 09:04

 Revisión Crítica a La Geografía en México:
Aspectos Generales de su Evolución
,
del Dr. Jorge A. Vivó Escoto, 1964.
  Ensayo, 1985 (4/9)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri  

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica
de Geografía Teórica 
http://espacio-geografico.over-blog.es/; 
México, 4 mar 10.

 

Cuando hablamos de la profunda vinculación del pensamiento geográfico en México al positivismo, no nos limitamos a las meras relaciones estructurales.  Existe incluso aquí, una relación de dependencia orgánica dada por la circunstancialidad histórica respecto al positivismo mexicano.

 

Uno de los más notables geógrafos del siglo pasado, Francisco Díaz Covarrubias; que en la Guerra de Reforma partió a Veracruz, sede del gobierno de Juárez, poniéndose a sus ordenes; estuvo ligado profundamente a Gabino Barreda, introductor del positivismo en México bajo los auspicios de Juárez, siendo Barrdeda antigua amistad de la familia de aquel, casado incluso con Adela Díaz Covarrubias; y tanto Gabino Barreda como Francisco Díaz Covarrubias, entre otros, formaron la Comisión para la Reorganización Educativa.

 

Ese positivismo al que el pensamiento geográfico en México se vio ligado, ciertamnete no fue el positivismo del ala conservadora de los “científicos” porfirianos, sino el positivismo jacobino del ala liberal juarista, que en su momento histórico le daba una posición progresista que buscaba romper con los resabios del escolasticismo de la educación en México, y que ciegamente seguiría por la ruta del Ateneo de la Juventud, es decir, llevando la crítica alpositivismo clerical-conservador (paradójicamente llamado “Unión Liberal”, de 1892), hasta la crítica al positivismo en general.  Pero sólo para caer en las nuevas formas de éste en el ala de la socialdemocracia, que es como va a penetrar calladamene en los fundamentos de la teoría geográfica de Vivó.

 

La influencia directa del Dr. Vivó en la Geografía, se inicia desde principios de los añós cincuenta en una etapa que se caracteriza por la validadción de los estudios sociales en geográfia y por la creación de las bases para su definición explícita como ciencia social; tras una etapa de transición en los aos cuarenta, caracterizada por un viraje de su concepción naturalista, a la corriente sociologista, en que prevaleció un vacío teórico.

 

Esa etapa preparatoria de creación de bases teórico-sociológicas, cristaliza con la reforma al plan de estudios de 1960, en que el Departamento de Geografía e Historia de la Facultad de Filosofía, se transforma en Colegio de Geografía con sus tres niveles de estudios correspondientes (Licenciatura, Maestría, y Doctorado).

 

Los esfuerzos por llevar los estudios de Geografía hasta este niel de institucionalización, fructificaron cinco años después, al celebrarse, en 1965, tras un impasse de 23 años, el IV Congreso Nacional de Geografía.  Entre el tercer y cuarto congresos se ascendió de un vacío teórico, a una pretendida afirmación de la Geografía como ciencia enciclopédica mixta, o sistema de ciencias y ciencia de síntesis de las mismas, en su variante de ciencia social acerca de la natraleza.

 

Dos etapàs subsiguientes llevaron los esturios geográficos en esta corriente de pensamiento hacia su madurez, y a proporcionar todo lo que podía dar de sí, hasta mostrar sus limitaciones teóricas y su improcedencia, hacia principios de los años ochenta.

 

El apego inconsciente a la metodología del positivismo lógico en los años cincuenta, se fue transdormando en los años sesenta por la vía de dos corrientes: la del racionaliosmo crítico popperiano, y la del estructural-funcionalismo; ambas como fundamento de una cada vez más marcada tendencia economista en geografía, acentuada hacia mediados de los aós sesenta.  Pero como una metodología que seinfiltraba tácitamente en el hacer geográfico mexicano, que más que producir su propia teoría, se preocupaba demasiado por su “actualización”, limitada a reproducir las teorías venidas del extranjero, principalmente de Francia.

 

Fue en ese ambiente “a-metodológico” en geografía, en que principalmente se dio toda la influencia del Dr. Jorge A. Vivó, hasta su fallecimiento; y es así que los trabajos de los Congresos IV a VII organizados por él, se caracterizaron por su énfasis descriptivo enciclopédico, a la par que en otros ámbitos se aplicaba el falsacionismo en la refutación de la steoría regionales; por ejemplo, en el I Seminario Sobre el Concepto de Regionalización, de 1975, organizado por el Instituto de Geografía, en que se analiza a V. Thunen (1826), W. Christaler (1933), A. Losch (19140), e Isard (1956); y se afirmaba la viabilidad de la teoría regional en el terreno del funcionalismo con apoyo estructural, porque esa era la nueva proposición.

 

La vida y obras del Dr. Jorge A. Vivó Escoto, están en correspondencia directa con esas etapas del del desarrollo de la geografía en México, como pede apreciarse a través de algunas de sus publicaciones.

 

Desvinculado de la vida política en 1937, uno de sus primeros trabajos profundamente significativos, lo tituló: “El Método Conexivo-Dialéctico en la Investigación en Antropogeografía” (1939).

 

En ese entonces, la prioncipal influencia sobre el quhacer geográfico en México es ejercida por el Ing. Pedro C. Sánchez (1870-1956), geógrafo egresado de la Facultad de Ingeniería, en donde esta disciplina de conocimientos era una especialidad después de un tranco común con las especialidades de Topográfia, Geodesia, Hisdrografía, y Civil, en la tradición de la ingeniería geográfica del siglo XIX; y fudador del Instituto Panamericano de Geografía e Historia (1938), de cuya Biblioteca es Director el Dr. Vivó.

 

Así, sus trabajos, en ese entonces esencialmente antropológico-etnográficos, poco a poco irán adquiriendo más y más un énfasis geográfico, aun cuando éste sólo sea a manera de marco e referencia.

 

Entre 1939 y 1950, trabaja sobre la distribución geográfica de las etnias y lenguas indígenas de México; los límites biogeográficos en América y la zona cultural mesoamericana, y la problemática indígena enhispanoamérica; produciendo para 1946, una “Climatorlogía de México”, que era el campo principal de estudios  del Ing. Pedro C. Sánchez.  En ese año continúa con trabajos como “Contribuciones Antropológicas…”, y un informe científico.militar sobre los mares e islas del Pacífico Mexicano.  Finalmente, en las proximidades de 1950, trabajó en torno a problemas económicos, demográficos y estadísticos.

 

Titulado ya en la Maestría en Geografía en 1952, produce “La Integración de Chiapas y su Agregación a la Nación Mexicana” (1954), y un primer nforme sobre el XVII Congreso Internacional de Geografía, efectuado en Washington en 1952.

 

Sus trabajos hast 1960, no sólo se caracterizan por ese énfasis geográfico venido de la antropología, sino, sobre todo, por lo que significó ese período: la preparación y creación de las bases teórico-sociológicas de la Geografía en esa corriente de pensamiento.

 

Sus estudios se abocan, hasta ese año de 1960, principalmente al problema de la enseñanza, produciendo libros de texto y haciendo análisis comparativos de la enseñanza de la geografía en Europa y America Latina.  Así se asimila la tendencia generalizada en el mundo, y se plasma en sus obras de texto escolar la definición enciclopédica y sociologísta de la geografía.  Con ello se logra la reforma al plan de estudios del Departamento de Geografía e Historia, transformándolo en Colegio de Geografía.

 

A partir de 1960, y hasta 1964, sus preocupaciones se centrarán  en el resumen del saber geográfico en México hasta su tiempo.

 

Así, hace un resumen de la bibliografía de su maestro, el Ing. Pedro C. Sánchez y Granados, e inmediatamente un trabajo que titula: “La Obra Geográfica y Geológica de Ramiro Robles Ramos”, (1961), quien junto con Pedro C. Sánchez y Ricardo Toscano, conforman todo el período histórico precedente al Dr. Jorge A. Vivó, para cerar esta breve etapa con el ensayo, cuyo análisis nos ha traído a todo este conocimiento, es decir: “La Geografía en México: Aspectos Genrales de su Evolución”, (1964).

 

En adelante, echadas las bases materiales y teóricas, va a alternar estudios geográfico-etnológicos con estudios teóricos y descriptivo-regionales, tales como su trabajo sobre Belice (1967), y luego su “Geomorfología de El Sumidero y de la Región Central de Chiapas”, (1971).

 

Consideramos que es con esta etapa que de hecho se adentra en la última face de su fructífera vida, caracterizada por trabajos de “geografía física” predominantemente, como “La Depresión Chapala-Acambay, México Oriental”, (1972); “El Terremoto del 23 de Diciembre de 1972 en la Ciudad de Managua”, (1973); “Geografía de América Latina”, (1975); y una decena más de trabajos entre los que destacan investigaciones sobre el medio físico y recursos de Baja California, (1975); “Tectónica y Morfología en el Centro y Sur de México”, (1976); y su denuncia sobre experimentos en huracanes, (1978).

 

Dos de sus últimos trabajos, por demás significativos, fueron: “Curriculum Vitae del Ing. Jorge L. Tamayo”, (1978), en homenaje póstumo a este fértil geógrafo mexicano fallecido en ese año; y, finalmente, “Panorama de la Geografía 1950-1977”, (1979), en el que Vivó refrenda a la Geografía “como rama de las humanidades”[1], cuyos antecedentes están en Alejandro de Humboldt, la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, Antonio García Cubas, y los “cartógrafos y geodestas mexicanos, quienes desde 1881 hasta 1931, contribuyeron con sustrabajos, en México e internacionalmente, al desarrollo de la cartografía y geografía mexicana”[2].

 

Documento pues, profundamente significativo: fue como la rendición de un informe final a la comunidad científico-geográfica, en el que prácticamente se muestra su propia y fructífera labor, cuya principal enseñanza es la proyección y sistematicidad de las tareas para logra un fin.



[1]     Vivó Escoto, Jorge A; Panorama de la Geografía 1950-1977; en "Anuario de Geografía, Año XIX, UNAM, México, 1979; p.500.

[2]     Brown, E.H; Geografía, Pasado y Futuro; Fondo de Cultura Económica, México, 1985; p. 353.


 
Compartir este post
Repost0

Comentarios