Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

22 febrero 2010 1 22 /02 /febrero /2010 09:07

 Revisión Crítica a La Geografía en México:
Aspectos Generales de su Evolución
,
del Dr. Jorge A. Vivó Escoto, 1964.
  Ensayo, 1985 (7/9)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri  

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica
de Geografía Teórica
http://espacio-geografico.over-blog.es/;
México, 18 mar 10.

 

El Dr. Vivó contó siempre con distinguidos profesores que estrechamente colaboraron con él y materializaron sus deseos; entre otros, de hecho, profesoras, destacan, la Dra. Dolores Riquelme, quien trabajó entusiastamente para la reforma al plan de estudios de 1960, y desde antes, entregándose al trabajo para la edición del Anuario de Geografía; cofundadora de la Asociación Mexicana de Geógrafos Profesionales en 1961; la Dra. Esperanza Yarza; la Dra. Mª Teresa Gutierrez McGregor; la Lic. Teresa Ayllón Torres, y la Lic. Raquel Guzmán [a].

 

Después fueron, de alguna manera, sus continuadores, una decena más de profesores del Colegio de Geografía e investigadores del Instituto de Geografía.  Otros más entraron en la tendencia de la “actualización profesional” que asimiló las múltiples formas del hacer y pensar geográfico a través de los llamados paradigmas de los años setenta.

 

La gran mayoría de estos últimos, ya provenían  de alguna otra formación profesional, o bien, los más, derivaron a ellas mediante cursos o maestrías.

 

Sí, en los años setenta se mezclan principalmente la tendencia fenomenológica [b]“tradicional” (tradiconal por lo menos desde 1950; es decir, sociologista), y las cada vez más influyentes tendencias regional (económico-“espacial”), y cuantitativa (la tendencia de los modelos: demográficos, sociológicos, económicos, urbanos, ecológicos, etc).

 

El Colegio de Geografía, radicado en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, se ve más influenciado por la tendencia fenomenológica “tradicional”, y sólo parcialmente con algunos de los profesores del Insttuto de Geografía, se discuten algunas otras tendencias; más influyente aquí, sobre todo, la cuantitativa que deriva en las teorías de los paradigmas (modelos).

 

Pero por sobre de ambas tendencias, la geografía económica regionalista ejerce mayor autoridad, sobre todo, por sus resultados y la solución de ciencia planificadora que le da a la Geografía.  El principal teórico de ésta es el Dr. Ángel Bassols Batalla, el cual, como economista, está asignado como investigador en el Instituto de Investigaciones Económicas de la misma UNAM.

 

A esta tendencia se va a sumar buena parte de los recién egresados entre los años 1979-1983, y es con éstos que incluso dicha corriente va a adquirir matices o formas de la tendencia “radical”, que profesa el compromiso político organizado de la geografía como ciencia socio-económica-política, y fundan, así, en ese último año, en torno al Dr. Ángel Bassols, la Unión de Geografos Progresistas de México.

 

Esta es la tendencia que por un momento va a parecer perfilarse como corriente sustitutiva a la que representaba el Dr. Vivó; sólo que, a no mucho andar, se ve sometida a crítica con las influencias de las teorías de la percepción del espacio, de una parte, y con nuestra muy particular interpretación teórico-geográfica, que la considera como una forma más de la corriente fenomenológica, en el terreno estructural-funcionalista.

 

Dadas todas estas condiciones, nos es posible, pues, hacer un análisis o revisión crítica del trabajo “La Geografía en México: Aspectos Generales de su Evolución”, de 1964, del Dr. Jorge A. Vivó.

 

En primera instancia, salta a la vista de la lectura de este trabajo,la aplicación incosnciente del método positivista lógico en la historia de la ciencia; su fenomenalismo [c], tanto en el sentido husserliano de la descripción de lo dado empíricamente, como en su sentido de carcterización de objetos de estudio.  Su método, para usar los conceptos clásicos en la historia de la ciencia, se definiría como “internalista”.

 

No todo “internalismo” habrá de ser necesariamente positivista lógico, pero la unilateralidad en el caso del Dr. Vivó, está claramente determinado por ello.

 

Podríamos decir, que en su ensayo priva “esa inocencia y candor metodológico” de la época romántica de los hacedores de la historia de la cienica.

 

Conviene deternernos aquí en un breve paréntesis para aclarar que este análisis crítico, tampoco se establece desde el extremo opuesto, es decir, desde la unilateralidad, por su parte, del “externalismo”; y, en ese sentido, quizá sea necesario que definamos suscintamente, a su vez, nuestro criterio, respecto al método de la historia de la ciencia; el cual lo fincamos en la gnoseología dialéctico materialista, por la cual entendemos que la historia de la ciencia es el movimiento de sus contradicciones más generales y esenciales, de la unidad y repulsión de sus contrarios, que, como premisa esencial, deben ser antes ubicados.

 

De la interpenetración y lucha de estos opuestos y sus cambios cualitativos y cuantitativos, se da el movimiento de la ciencia; y tales opuestos más generales son, precisamente, tanto las relaciones internas de la ciencia, como las relaciones externas.  Ambas se determinan mutuamente; son uno en la ciencia y muchas en la necesidad y causalidad de la misma.

 

Paréntesis aparte, la unilateralidad del “internalismo” del Dr. Vivó, radica en que ve la historia de la Geografía exclusivamente como el paulatino conocimiento que las sociedades iban teniendo acerca de su medio natural, sin importar las determinaciones económico-sociales mismas de ese conocimiento.



[a] Aquí ya deliberadamente suprimimos a quien con pensado dolo nos causó personalmente un mal, e indirectamente afectó a la misma Geografía en México.

[b] Fenomenista en el término finalmente más correcto.

[c] Término tampoco del todo acertado, frente al que finalmente preferimos de “fenomenismo”.


 
Compartir este post
Repost0

Comentarios