Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

18 mayo 2011 3 18 /05 /mayo /2011 23:00

Ícono Geografía Educativa (Globo Terráqueo-copia-1 Sin Título…, Sin Título, no Hay Título para Esto.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

La Tierra, 1 (φN, λW); 20 may 11.

 

Ayer vimos y escuchamos el panel de la periodista Denis Merkel con los tres candidatos al gobierno del Estado de México…, y nos fuimos a intentar dormir, con la más profunda desesperanza e indignación.  Hoy leemos en la prensa sólo un país plagado de desorden, en el que ya todo está fuera de control, más allá de las fantasías del “pequeño fascista churchilito”, que ya no cuenta, y sólo ha dejado un reguero trágico.  En el mundo, Libia…, y España.  Allí, una insurrección que hemos seguido muy de cerca; con la movilización social al filo, a su vez, de un proceso electoral, por el que se discute intensamente en la Red Internacional que diablos hacer con el voto: ir a las urnas o no, y si se va, qué hacer con la papeleta; por quién o por qué votar, emitir el “voto del tonto útil”, hacerlo nulo; o de plano abstenerse.  Las plazas de más de cincuenta ciudades ocupadas por manifestantes, atestadas de carteles en los que se leen pensamientos tales como: “Si no nos dejan Soñar, no os Dejaremos Dormir”; los conservadores, más allá de todo bien y de todo mal, acusándolos de “comunistas” y “etarrtras”, y el gobierno…, el gobierno…, tratando de decidir entre si ordena a la policía el desalojo (es decir, si se suicida), y pidiendo que se vayan a sus casas…, a “reflexionar el voto”! (sic).  Por demás evidente, que se ha llegado a un límite, y más aún, que comienza a desbordarse.

 

Y acá, en una propia insurrección de altibajos, que parece ser y no es, y parece no-ser pero ahí está, en medio de la cual hoy leemos en la prensa: “Si no ganamos estas elecciones, nos quedamos sin país”, Porfirio Muñoz Ledo; en una afirmación más que profundamente cierta.

 

En España, la insurrección al filo del acto del voto, hace aparecer el proceso electoral menos que ridículo, y una rudimentaria pancarta se levanta con la sencilla leyenda de : “¡No Nos Representan!”, y con ello todo se enfila al vacío de poder.

 

Pero acá, una periodista, tres candidatos, y uno de los mejores politólogos, en medio del desastre que en los hechos niega ya todo proceso electoral (por menos, en Guatemala, se ha pasado ya al Estado de Excepción), creen aún en que tal acto “democrático” se va dar, y más aún, en la ingenuidad total, creen que podrá ser “con apego a la ley” (¿cuál ley?).

 

En el panel, un farsante demagogo de “6,000 compromisos” y “con constancia notarial”; como si lo leguleyo estuviese por encima de la condición moral para con su sola palabra, cual el compañero Encinas, sostenerlo; y cuyo discurso de tal demagogo crea la más nauseabunda repugnancia; un “panista”… (qué más decir); y el compañero Encinas…, bien, en general, pero dejaos de cosas joder.  La situación de emergencia es tal, que si algo ha de mantener viva incluso la posibilidad del acto electoral, es que por esta vía se incida en lo único esencial; no en seis mil estupideces, que por qué no de una vez diez mil, no en transportes colectivos del metro de las ciudades conurbadas a la Ciudad de México, para ahorrar dos horas a los que se mueven entre ellas, cuando la solución racional sería el generar los llamados polos de desarrollo; no la atención a lo secundario compañero, sino a lo único esencial: trabajo, empleo productivo con salarios dignos a la condición humana.  Es decir, en vez de metros para incrementar los problemas de la Ciudad de México, polos de desarrollo, y con ello empleo.

 

Su despreciable posición de “políticos” les hace perder de vista la realidad más elemental y cotidiana: dejen sus lujosos e insultantes camionetas, y tómese un transporte colectivo: rostros de tristeza en la miseria económica, un niño de no más de diez años de edad, un tubo de plástico corrugado y una peineta en las manos, canta algo total y absolutamente ajeno a su experiencia de vida; unas calles más adelante, sube un vendedor de discos, luego un par de payasitos; al cruce de una avenida, unos fakires pidiendo algunas monedas por revolcarse en una manta con vidrios; cuando el autobús se detiene, enfrente unas llamaradas de un tragafuegos, y en contraesquina, un pequeño en los hombros de otro mayor hace malabares; luego otra vez un cantante guitarra en mano, y así sin parar…; los sucios, los desarrapados, afeando la ciudad, haciendo lastimera la vida.  El problema es, políticos de m…; ¡QUÉ FUTURO TIENEN ESOS NIÑOS Y ESOS JÓVENES!, ¿¡los payasitos, los fakires, podrán aspirar algún día a otra forma de vida, los malabaristas alguna vez dejarán de serlo!?

 

Qué… (y aquí léanse todas la maldicensias que os sepáis), qué puede importar seis mil o diez mil o la cantidad de propuestas que sean; qué jodidos interesa un metro para aminorar las penurias de una madre en atención a sus hijos, cuando el problema es resolver esas penurias…, ¡qué les pasa por su cabeza imbéciles!, la realidad es otra.

 

Compañero Encinas, y quien sea para el 2012, Muñoz Ledo tiene razón, es la última opción, y eso, para como se ve, si no es que ya se perdió y antes no se produce el estallido social, que escuchándolos a ustedes, yo ya no veo como haya mejor solución.  Compañero Encinas, está bien todo lo demás, pero es secundario y se resuelve por extensión a la atención a un único problema cualitativo esencial: trabajo para todos, empleo productivo con salarios dignos a la condición humana.

 

Todos los recursos, económicos, políticos, sociales, deben canalizarse a este único y esencial objetivo, y lo demás ira teniendo solución por extensión.

 

Compañero Encinas, un poco de más ideología.  La respuesta a qué hacer con esos niños y esos jóvenes hoy sin futuro, que un demagogo responda diciendo que: “hacer escuelas”; o que un pobre de espíritu conservador “panista” diga que: “restituir los valores” (?), se entiende; precisamente por eso estamos como estamos, son total y absolutamente ajenos ya a toda realidad.  Pero que una respuesta más, entre las únicas tres posibles, haya sido que: <<procurar la integración familiar>>…, ¡joder!  Dejemos entonces que esos niños y esos jóvenes se integren al narcotráfico, así sea que por un breve lapso de su vida tengan lo que jamás podrían llegar a tener: dinero, poder, bienes materiales, y algo más que eso trae consigo.  Que hagan de los narcocorridos los himnos de su vida, de esas vidas que ustedes, que ustedes, “políticos”, son incapaces ya de ver y desprecian como a bicharajos.

 

Compañero Encinas, a la esencia, la conocéis.  Lo que garantizará el interés por la educación, lo que restituirá los valores, lo que reintegrará a las familias (si es que eso es posible, y si no, lo que, por lo menos, evitará que ello continúe), es que se asegure el futuro, la vida, la condición humana misma: el trabajo para todos, el empleo productivo con salarios dignos a esa condición humana.  ¿Podrá entenderse esto por aquel que gana $200,000 mensuales, ante aquel que, como en nuestro caso, está sin empleo; como aquel que no sólo no ha comido hoy, sino que carece de familia porque no tiene posibilidad de sostenerla?  Creo que ya no va siendo el voto y la esperanza de vida, compañero Muños Ledo, creo que ya no va a haber 2012, creo que incluso esa opción ya se perdió, creo que lo que queda, no es sino el echar mano a un arma, y en la defensa de la barricada más insignificante, morir con dignidad.

 

Saludos, la responsabilidad histórica que van a asumir, es enorme.

 



Compartir este post

Repost0

Comentarios