Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

6 mayo 2010 4 06 /05 /mayo /2010 08:02

Clich--Filosof-a

Tesis de Gramsci:

los Antecedentes de la Escuela de Frankfurt

como Esencia de la Llamada “Posmodernidad”.

  Artículo, 2010 (2/5).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica;

http://espacio-geografíco.over-blog.es/;

México, 2010.

 

 

  Tesis: <<En la filosofía materialista dialéctica lo fundamental consiste en formular la categoría de “materia”, como aquella realidad cósmica universal exterior al hombre e independientemente de su praxis histórica>> (p.142).

 

Premisa de tesis:

<<En la filosofía materialista dialéctica lo fundamental consiste en formular la categoría de “materia”>>.

 

Consiguiente hipotético:

<<En la filosofía materialista dialéctica, la materia no es su categoría fundamental>>

 

Expuesto el silogismo completo quedaría enunciado en el modo BAROCO de la siguiente manera:

 

<<Toda la realidad cósmica universal exterior al hombre e independientemente de su praxis histórica, consiste en formularla como la categoría de “materia”>>

 <<En la filosofía materialista dialéctica, la materia no es su categoría fundamental>>.

Luego entonces, <<En la filosofía materialista dialéctica, la categoría fundamental no es aquella realidad cósmica universal exterior al hombre e independientemente de su praxis histórica>>.

 

En este silogismo tan esencial, los tres juicios son falsos, pues Gramsci, a decir de Kohan, al definir la materia según la interpretación del materialismo dialéctico, que atribuye no a Marx, sino a Bujárin, lo hace correctamente, pero hasta ahí donde agrega que ello es, a su vez, independientemente de la praxis histórica del sujeto, y en ello radica la falsedad de la premisa, pues la dialéctica, por definición gnoseológica, es precisamente lo que Gramsci denomina praxis: la interacción sujeto-objeto en el proceso de transformación de la realidad, que transforma al sujeto mismo.

 

Que Gramsci no entiende qué es el materialismo, se revela en la siguiente cita: “Si la filosofía marxista fuese un materialismo cosmológico, tendría por objeto de estudio principal a la naturaleza” (p.141); es decir, comete el mismo error de la crítica vulgar, de reducir la materia a la sustancia física.

 

Luego Gramsci afirma –siempre a decir de Kohan–: “La verdadera materia del marxismo es la “materia social”, las relaciones sociales de producción” (pp.146-147).  Así, la materia como categoría filosófica, sufre un descomunal reduccionismo económico.

 

La interpretación de la historia de la filosofía de Gramsci resulta bastante pobre, si hemos de aceptar la interpretación del Kohan, y, ciertamente, no parece haber razón para no hacerlo.  “Gramsci –dice Kohan–, no acepta inscribir simplemente la filosofía de Marx dentro de la tradición del materialismo, porque ello implicaría subordinarla bajo el paradigma de la filosofía de la burguesía del siglo XVIII…” (p.149).  Esto es, un infantilismo pequeñoburgués lo lleva a buscar en Marx, al intelectual puro del proletariado, sin más vínculo con el pasado necesariamente burgués.

 

 

  Tesis: <<La historia no es evolutiva>> (p.19).

 

Gramsci afirma la tesis: <<La historia no es evolutiva>>.  Y argumenta: “Los bolcheviques... –dice Gramsci–, creen que la historia no es evolutiva, que las etapas del desarrollo se pueden combinar en un proceso único, permanente e ininterrumpido”.  Luego afirma la hipótesis de que <<la historia es de etapas combinables>>.  Si para Gramsci la historia no es evolutiva, puesto que sus etapas se pueden combinar, la tesis y su hipótesis derivada quedarían enunciadas como sigue:

 

Premisa de tesis:

<<La historia no es evolutiva>> o bien, <<Ninguna historia es evolutiva>>.

 

La tesis enunciada como un juicio universal negativo, no deja más opción que un silogismo estructurado ya en el modo CAMESTRES (segunda figura), o bien, en el modo CAMENES (cuarta figura).

 

Luego, en el entimema, Gramsci ha enunciado la hipótesis como un juicio universal afirmativo:

 

Consiguiente hipotético:

<<La historia es de etapas combinables>>

 

Entonces la inferencia mediata agregando la premisa antecedente, quedaría estructurada en el modo, por ejemplo, CAMESTRES,  de la siguiente manera en el silogismo completo:

 

<<Todas las etapas combinables, hacen el desarrollo no-evolutivo de la historia>>

<<La historia, no es evolutiva>> (o <<Ninguna historia es evolutiva>>)

Luego entonces, <<Toda historia es de etapas combinables>>

 

Esta deducción estaría mal planteada de principio, pues un consiguiente afirmativo no se sigue de una premisa negativa.

 

Si “indulgentes” ayudamos a Gramsci y tomando la tesis que afirma realmente por premisa antecedente y la hipótesis realmente como la tesis que afirma (todo ello cosa lógicamente aceptable); y todo ello a la vez el modo CAMENES de la cuarta figura, entonces:

 

<<La historia no es evolutiva>>

<<La historia es de etapas combinables>>

Luego entonces, <<Las etapas combinables, son la historia>>

 

Entonces quedaría expresado todo de una manera lógicamente correcta.  Pero, considerando nuevamente la falsedad en ambas premisas (las etapas combinables, o la no evolución), si la historia no es evolutiva determinada por lo necesario ni en los términos cíclicos de Agustín de Hipona, ni en el lineal de Vico o de Votaire, pero tampoco en el dialéctico idealista de Hegel o materialista de Marx; entonces Gramsci –por lo demás, atribuyendo la aceptación de ello por los bolcheviques–, propone una nueva filosofía de la historia: <<el desarrollo de la historia, único, permanente e ininterrumpido, no obstante, es accidental>>.  O, dicho en términos más coloquiales, para Gramsci, la historia es totalmente arbitraria.  Como veremos luego, la determinará el sujeto (ya no las condiciones materiales, y por lo tanto, en ese sentido, un principio de objetividad, como dijera Marx; sino lo determinará la voluntad del individuo, o del Partido como lo dijera Gramsci, sobre el principio de subjetividad).  Y esto, por supuesto, ya no tiene nada que ver, por lo tanto, con el marxismo.

 

Respaldándose en que su opinión es la misma que la de los bolcheviques (en realidad siendo a la inversa: su opinión se la adosa a los bolcheviques), descalifica al “marxismo ortodoxo” (concepto vago en el que lo mismo ubica a Plejano y Kautky, que a los positivistas, o a Bujárin y Stalin), afín a los esquemas y a la “fidelidad a los textos de Marx”, de una visión histórica lineal, etapista y evolutiva.  Y establece ello como antecedente para pasar por alto el esencial fundamento histórico etapista y evolutivo que Marx descubrió: la sucesión necesaria, sujeta a ley histórica económico-política, de los modos de producción económico-social, que arrojan las condiciones materiales que determinan la lucha de clases sociales que dan el movimiento de la historia; y por la cual, el surgimiento del socialismo no fue resultado de la “genialidad” de Marx salida de la nada, sino un hecho científico necesario rigurosamente predecible, a partir de la demostración científica, en El Capital, de Marx, de la descomposición y ruina del capitalismo, de lo cual emerge la sociedad socialista como una nueva forma en que la sociedad se organiza para producir sus bienes materiales, dando lugar a un nuevo modo de producción.

 



Compartir este post

Repost0

Comentarios