Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

3 junio 2010 4 03 /06 /junio /2010 08:11

Lamina-21Un Criterio del Papel de la Geografía,

en las Políticas de Planificación

en la Exploración Petrolera en México.

  Tesis, Maestría en Geografía, 1986 (11/13)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica;

http://espacio-geografíco.over-blog.es/;

México, 08 jul 10.

 

 

4  Integración e Interpretación Cartográfica.

 

Hemos llegado finalmente al punto en que cris­taliza el quehacer geográfico en las políticas de programación sectorial de la industria petrolera, en su rama de exploración, respecto a su regulación económica.

 

Es aquí donde por último mostraremos mediante  esta investigación aplicada, en qué consistió la aportación de la geografía al proceso productivo, y como ello ha venido a demostrar que  efectivamente el quehacer geográfico no puede reducirse a la “descripción calificada”[*], sino que es a través del análisis cartográfico, como medio de estudio del espacio geo­gráfico, que esta ciencia determinará un papel trascendente.


Resumiremos en este lugar tres etapas, mediante las cuales se demuestra el sentido de lo anteriormente di­cho.


Una primera etapa del quehacer geográfico en esta área de la industria petrolera, que consideraríamos como los antecedentes, se refiere a un procedimiento geográfico no especializado, consistente en el desarrollo de los trabajos de un conocimiento del medio geográfico para fines de programación de inversiones y una elaboraci6n cartográfica para objetivos administrativos en general (Lámina 1)[**].


Los alcances sobre ese análisis del medio geo­gráfico, no va más allá del conocimiento general, empírico y­ espontáneo; y la cartografía, como lo revela en toda su crudeza el ejemplo del Mapa 1 y sus especificaciones, hace saltar a la vista la ausencia de criterios científico y técnico-geográ­ficos evidentes.


No obstante creemos que fue una etapa que constituye una necesidad histórica y que no podía ser de otra for­ma.


Por razones legales la cartografía básica de apoyo para todos estos trabajos, se ha limitado a la cartografía 1:500 000 en proyección Gauss-Kruger (UTM), editada por la Secretaria de la Defensa Nacional, ampliada a 1:200 000; y la cartografía por Estados editada por la actual Secretaria de Comunicaciones y Transportes (antes SAHOP), a escalas diversas en el rango de 1:200 000 a 1:1 200 000, en proyección Mercator, para la consideración de la delimitación municipal, auxiliada de la carta de División Municipal y nombres de Muni­cipios, a escala 1:3 500 000 (sin parámetros de proyección), editada por la Secretaria de Industria y Comercio; que a todas luces resulta ya obsoleta, desde el momento mismo en que ha sido completada la cartografía del territorio a escala 1:250 000 en la proyección Gauss-Kruger (UTM), por la Dirección de Estudios del Territorio Nacional (como en su momento se llama­ba). Todo lo cual debe obligar a una revisión de dichas razo­nes legales que limitan (por lo menos teóricamente), el desa­rrollo de estos trabajos.


La segunda etapa comprende de 1970 a la fecha, en que, a pesar de perdurar bajo las mismas circunstancias el sistema cartográfico y los alcances en el análisis de los factores del medio geográfico, es notoriamente visible un cambio en la aplicación de los criterios.

 

Si estos trabajos eran desarrollados en su inicio exclusivamente por geólogos; hacia 1970 es retomado por geógrafos, con lo que se introducen algunas modificaciones: se pretende ya –aun cuando no se realiza por diversas razones que luego explicaremos– un análisis de indicadores geográficos, apoyado teórica y cartográficamente; para lo que se dispuso de la Carta Sinóptica en diversas escalas y por Estados, editada por la Secretaria de Recursos Hidráulicos; y se cambia a un nuevo formato en la cartografía UTM de Pemex a escala 1:200 000, delimitada ya no por la topografía o rasgos fisiográficos, sino por un sistema de coordenadas geográficas. (Lámina 2).


El sistema opera así hasta ser retomado por el autor de este estudio en particular.  Si bien los alcances en el análisis de los in­dicadores geográficos permanece igual, en el terreno teórico se dan ciertas bases para un posible cambio sustancial; sin embargo, los avances más notables y efectivos se dan en el terreno de la optimización cartográfica, aun teniendo que disponer obligadamente de la cartografía básica mencionada, por razones legales.

 

Lo que a nuestro juicio limitó el desarrollo del análisis de los factores geográficos, fueron fundamentalmente dos cosas: 1) la limitación teórica de nuestra disciplina de conocimientos, que antes que subordinar la descripción del medio geográfico a la investigación causal de los procesos espaciales, propone aun lo contrario, el proceso espacial subor­dinado a la “descripción del medio geográfico”, en­tendiendo esto último como la investigación causal de un conjunto dado de fenómenos; y 2) los intereses administrativos y aspectos de orden legal, que impo­nen un trabajo rudimentario y artesanal en la producción cartográfica.

 

La tercera etapa está determinada por nuestra intervención, misma que concurre con necesidades ya evidentes de cambios.

 

Toda vez que ubicamos las causales antes mencionadas que limitaban el desarrollo del quehacer geográfico en esta industria, procedimos a establecer la hipótesis ya enunciada al principio de este documento, sobre la base de subordinar ahora al análisis espacial; en particular a la cartografía; la descripción del sistema de referencia del espacio, o sea el medio geográfico; reconociéndola incluso asi, como descripción por más conocedora de la causalidad que fuera, pero que obviamente no era investigada por nosotros.

 

Así resolvimos el problema teórico; quedaba vencer los obstáculos concretos representados por esos intereses administrativos y a disposiciones legales.

 

Planteada dicha hipótesis, se hizo ver la necesidad y posibilidad de la automatización del sistema cartográ­fico, y la revisión de las normas legales que le restringían.

 

Automatizando el sistema sobre la base de datos cartográficos en proyecci6n Gauss-Kruger (UTM) , a la escala 1:250 000, elaborada por la actual Dirección General de Geografía, y que el Departamento de Cartografía de esta misma Co­ordinación de Exploración de PEMEX implemento y en la cual colaboramos con la definición de criterios en cuanto a la división municipal; ahora quedo tiempo suficiente para proyectar una diversificación del trabajo geográfico, entendido en el terreno de la integración e interpretación cartográfica, como expresión del análisis espacial al que se subordina ahora el co­nocimiento en calidad de “descripción calificada” relativo a los factores cualitativos del medio geográfico, susceptibles de ser estadística y de su cuantificación (lo que no es mas que una forma más de la descripción).

 

Esta es ahora la situación (el criterio ahora establecido), del quehacer geográfico en las políticas de programación de regulación económica de los trabajos explorato­rios.

 

El quehacer geográfico de esta nueva etapa, radica en la forma de integración cartográfica, en base a las funciones de análisis estadístico: en suma, en una integración cartográfica cuantitativa, en la que se ha cifrado nuestra aportación y con la cual se ha contribuido a dar presencia a la geografía en su papel en esta industria, a través del área de exploración.

 

Esta geografía, espacial y cuantitativa, se aboca a recopilar, presentar o integrar, e interpretar los datos sobre la actividad exploratoria.

 

Los datos se refieren a información sobre: 1) compilación cartográfica de métodos de prospección en programas exploratorios; 2) integración sinóptica de áreas de pros­pección en avance anual programado; 3) integración sinóptica de áreas de prospección en avance anual trabajado o real; 4) integración sinóptica de prospección por zona petrolera en avance mensual; 5) avance mensual lineal de prospectos (en gran escala); 6) cubrimiento exploratorio espacio-temporal (legal); 7) estudios regionales a gran escala sobre análisis de factores del medio geográfico: cuantificación topográfica, me­teorológica, hidrográfica, vegetacional (que acuñando un nom­bre llamaríamos loxenológica; de loxeno = pradera, maleza, bosque), y edafológica.

 

Dicha información es trabajada estadísticamente y presentada en varias formas.  Respecto a su consideración geográfica, se integra recurriendo al desarrollo de diversos métodos y técnicas cartográficas.

 

Entre ellas los métodos de perspectiva oblicua mediante el estereograma; empleado en el caso 7, para mostrar las combinaciones de factores del medio geográfico; y la perspectiva de reducción plana, empleado para todos los casos, y en el último de manera selectiva sobre cada uno de los facto­res o indicadores; quedando aun pendiente un estudio para su empleo sintetizadamente.



[*]    Por "descripción calificada" ha de entenderse ya no una descripción enumerativa, sini una

    descripción conocedora de la causalidad.

[**]      Desafortunadamente, las láminas 1-7 andan extraviadas.




Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Tesis y Monografías
Comenta este artículo

Comentarios