Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

23 junio 2013 7 23 /06 /junio /2013 22:02

PavorrealUn Pavorreal Frente a un Mapa. Cuento (4/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

29 dic 12.

 

Todos resignados aguardaban a que el Pavorreal terminara su argumentación, se veía que para determinar si la vaca era blanca con manchas negras o negra con manchas blancas, sin duda, estaba siendo profundamente riguroso,

 

Así, luego –pasando a la siguiente imagen, Don Pavorreal circunspecto, mostró un tercer mapa– vean ustedes aquí, sólo la región donde impacta el “Mechón de la Cola”… –y el Pavorreal se puso a explicar con todo detenimiento detallando su mapa correspondiente en un fragmento de la Proyección que mostraba un área local sobre el posado de los insectos.

 

 

03-Concentracion-del-Posado-de-Insectos.jpg     

Fragmento de la Proyección Sinusoidal de la Vaca Mostrando el Posado de Insectos.

Hay dos zonas donde se registró la concentración del posado de los insectos: (A) mayoritario, (B) minoritario, ambas muy próximas a cada lado del ecuador; y se observó un flujo del vuelo y posado en dirección de sur a norte, con tendencia decreciente hacia el este.

[Círculo de Lectores; Planeta Tierra; Enciclopedia Geográfica, Vol. 5; Nauta, 1976; Ilustración: Yzquierdo]

 

Y así siguió y siguió en el análisis de la geografía de la Vaca en una cartografía que no era temática, porque no trataba ningún tema específico de alguna especialidad que no fuese la geografía, sino que se mostraba como mapa geográfico por excelencia, es decir, de esencial análisis espacial.

 

El Pavorreal ante todo su auditorio paralizado en medio del estupor, continuó con un siguiente mapa:

 

   04-La-Vaca--su-Regionalizacion-Radial.jpg  

Regiones de Cantidad de Insectos.

Carta de Área Local en Proyección Sinusoidal, en la que se observa la zona (A) próxima al impacto del “Mechón”, formada por tres regiones con un vértice convergente en su centro, y determinadas por el promedio de cantidad de insectos de posado.  La región de cantidad 2, si bien es la más atractiva, es la de mayor riesgo ante el impacto del “mechón”; por lo contrario, la región de cantidad 5 es la menos visitada en el posado de los insectos.

[Círculo de Lectores; Planeta Tierra; Enciclopedia Geográfica, Vol. 4; Nauta, 1976; Ilustración: Yzquierdo]

 

De momento parecía que el tema eran los insectos, pero el énfasis no estaba en ello, sino en las coincidencias generales, en ese aspecto muy propiamente geográfico de las condiciones o formas de existencia.  Y ahora, en un mapa más, mostraba la carta de área local de un sector particularmente afectado:

 

      05-Sector-Afectado-por-los-Insectos.jpg

Sector Particularmente Afectado por los Insectos.

Carta de área local en Proyección Sinusoidal, mostrando un sector particularmente afectado por los insectos en la misma zona (A) en su región de cantidad 5, en la parte norte del sector con un promedio mayor de posado.

[Círculo de Lectores; Planeta Tierra; Enciclopedia Geográfica, Vol. 3; Nauta, 1976; Ilustración: Yzquierdo]

 

Incluso al final, parecía que trataría del tópico de la “geografía médica”, pero, explícitamente, como método ya del que “lo ve todo” declinó adentrarse en ello en particular, no obstante que, como algo ahí existente en la Vaca y representado en el mapa, parecía analizar ese tema.

 

Finalmente –explicaba el Pavorreal en un último mapa– este es el centro de (A), en el sector más afectado, en donde observamos tres laceraciones infecciosas (L), en distinto grado de evolución.

 

 06-La-Vaca--Lacerciones.jpg

Laceraciones Infecciosas (L) en distinto grado de evolución.

Puede verse en torno a la región (A), una región muy pequeña de la piel de la Vaca en que se muestran, en orden decreciente, tres laceraciones (L), siendo la zona más afectada.

[Círculo de Lectores; Planeta Tierra; Enciclopedia Geográfica, Vol. 9; Nauta, 1976; Ilustración: Yzquierdo]

 

 

Por fin terminaba la presentación, se encendieron las luces, y el Pavorreal –ante  la estupefacción de todos que cada vez estaban  peor que al principio–, se dispuso a dar una conclusión.

 

 

 

_  Señores, esta representación cartográfica, es simbólica, abstracta; es decir, se entiende, no es ya la Vaca real, sino un extracto de ella, en lo que mucho de ella misma hemos perdido –todos se impacientaban, querían oír ya si la vaca era negra con manchas blancas o blanca con manchas negras–, el mapa –continuó el Pavorreal– es el espacio –y sordamente se alcanzaba a escuchar entre el auditorio la expresión de un “¡mmm!”, “¡uhuu!”, “¡otra vez el Pavorreal al maíz!”, “¡ya, ya, eso ya lo sabemos!”–, más precisamente dicho –continuaba su usía alzando la voz para acallar los murmullos–, es la representación del espacio, y el espacio, en cierto modo, es ese “algo más” del todo, que está más allá de la suma de las partes (los fenómenos).

 

 

 

Y el Pavorreal, sospechando la sorna, avanzó hacia su auditorio con el pico por delante y el entrecejo fruncido, no sin hacerlo con sus parsimoniosos “pasitos de uñas”, pero repasando con la mirada a todos y cada uno de los concurrentes que, o tragaban saliva, o se hacían “los que la virgen les hablaba”, todos tratando de guardar la compostura.

 

 

_  En “cierto  modo”! –continuó el Pavorreal modulando la voz– porque el espacio mismo sería una parte, pero es la parte que va más allá de la suma de los fenómenos; y los fenómenos…, –y el Pavorreal giró una vez más azotando con su cola a un sector de los asistentes, para volver a repasar con la mirada a todos, preparando lo que a continuación iba a decir–: …¡Y los fenómenos, señores…, los fenómenos, son estados de espacio!, es decir, formas discretas o continuas de espacio.

 

 

Por lo alto, el Búho estaba ya con los párpados a tres cuartos y la cabeza varias vueltas al revés, y nadie entendía a qué venía toda esa farfulla del Pavorreal, pero, ¡de pronto, lo tan largamente esperado, ahí estaba!

 

 

_  ¡Señores!..., lo que se “ioniza” en el mapa, lo alotrópico en él; es decir, lo que se abstrae y generaliza destacando lo esencial y desechando lo secundario, amigos…, son los fenómenos que quedan cual estados de espacio…; las manchas negras o las manchas blancas, son, pues, estados de espacio –y como ya nadie esperaba que hablara del problema que motivara todo ello y los tenía ahí reunidos, de pronto nadie reparó en que, ¡por fin! Se estaba refiriendo al origen de todo el asunto que les tenía ahí; pero no fue sino a la repetición de las palabras, que todo el mundo se puso en alerta y al Búho le dieron varias vueltas la cabeza que por poco pierde el equilibrio–; tanto las manchas blancas como las manchas negras, son, en sí mismas, formas de estados de espacio discretos; pero entre ellas, se da una condición de forma de estado de espacio continuo

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios