Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

9 agosto 2015 7 09 /08 /agosto /2015 22:03

Constitución NotarialUn Portafolios de Trabajos Geográficos: Control de Ventas.  Artículo, 2012 (2/).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

06 feb 12

 

2  Control de Ventas.

 

En la pequeña empresa que denominamos “Geoinformática”, y de la cual fungía como Co-Director, colocando equipo de nueva tecnología, tocó en suerte la instalación de una red en una empresa distribuidora de equipos de refrigeración en todo el país.

 

Dando apoyo al técnico que tenía a su cargo el trabajo, merodeamos por las instalaciones “supervisando”, y en la oficina del Gerente no pudo dejar de llamarnos la atención un tan rudimentario como enorme mapa en la pared, que trataba de abarcar lo más posible del territorio de México, lleno de alfileres de distintos colores.  No había puesto en él, más interés por algún tipo de control (sin coordenadas, sin escala, sin orientación, sin simbología, sin leyendas, sin títulos, sin fecha, etc.), que tales alfileres, que, en su color, algo trataban de representar, y lo cual sólo entendía el Gerente mismo.  En un momento dado, la situación se prestó al diálogo, y vimos la oportunidad de ofertar la asesoría geográfica, preguntando casualmente a qué se refería ese mapa al que parecía darle especial importancia.

 

La respuesta fue acerca de algo evidente que ya esperábamos: era el intento –dicho por el propio Gerente– de control de la distribución de ventas en el país.  Y seguidamente explicó las razones que hacía de ello un mero intento: 1) era muy difícil llevar la actualización; 2) en ciertas zonas se hacía una sobresaturación de maracas (razón por la cual el mapa era así de grande), mientras que en otras apenas las había; 3) daba una idea vaga de lo que se quería, pero no se conseguía de él lo deseable.

 

Entonces explicamos las razones: el manejo de las escalas, y la consistencia en los patrones de simbología; y ofrecimos hacerle una elaboración cartográfica ad hoc para ese control administrativo en el que se involucraban muchos más aspectos posibles, como un más correcto y diversificado control estadístico, traducido en esa consistencia de simbología cartográfica.

 

Por supuesto, el Gerente se sorprendió de que le ofreciéramos el poder hacer tal cosa, nos fue revelando sus necesidades, y le fuimos dando las explicaciones de esas posibilidades de control en sus condiciones óptimas.

 

Ahora, sin embargo, el problema ya no fueron los costos, sino nuestro desconocimiento concreto de los mecanismos para –como se dice en el argot–, “cerrar la venta”, induciendo los criterios de un contrato (acerca de lo cual no teníamos ni la menor idea).  De algún modo, dad nuestra ignorancia, ilógicamente esperábamos ello de parte del Gerente interesado en el trabajo; a la vez que él se quedó esperando nuestro ofrecimiento, para el cual tampoco nos supimos asesorar.

 

He ahí los resultados de una Universidad en la que nos formamos, al servicio de los intereses del capital.  Sus egresados, en un alto porcentaje; prácticamente la totalidad en el ámbito de la geografía: 1) no obtienen una formación científica (se reducen, como en los mejores tiempos del positivismo, a una descripción de lo que los científicos hacen); 2) no obtienen, por lo menos en geografía, una formación práctica operativa de su saber, todo se queda en una “ciencia de parloteo”, inútil, incluso como disciplina de conocimiento de Estado.

 

Si a ello se agrega nuestra formación socialista, se entenderá sin dificultad cómo es que todo aquello era un ensayo profesional para vivenciar el régimen del capitalismo, y darnos una ubicación final en él; para el entendedor de la teoría socialista, hay una forma muy precisa para entender ese hecho: “se trataba, por necesidad histórica, de transitar el capital”, como condición obligada en nuestra comprensión del mundo y desarrollo profesional…, y, en efecto, así ocurrió, como se verá de las siguientes experiencias.

 

Es decir, en otras palabras o de otra manera dicho: nosotros, ni hemos venido comprendiendo el mundo emanando heroicamente de él en la malicie de vivirlo, ni lo hemos vivido en la inconsciencia misma de esa malicie para sortearlo; sino que, para comprenderlo, simplemente hemos tenido que ir analizándolo a cada momento.  Eso explica nuestro lento desarrollo, donde, a veces, el aparente romanticismo utópico, o una especie de “furor heroico”, no es sino el sustituto de la incomprensión de las cosas.

 

No estábamos hechos para la vida institucional (quizá ni para la institucionalidad socialista, menos para la burguesa), sino, todo lo contrario, para su negación; y nada nos preparó más para ello que, justo, esta “transición necesaria por el capital”, ensayado a ser burgués y capitalista.  Esto no era lo nuestro, pero tuvimos que vivirlo, y en distintos momentos, desarrollando y entendiendo cada parte de su negación.

 

En ninguno de estos dos casos hasta aquí narrados preparamos un estudio geográfico acerca del problema planteado, todo quedó en las ideas.  Esa ocasión de pasar al estudio concreto, se dio aplicándonoslo a nosotros mismos, al reubicar a “Geoinformática”, de la Ciudad e México, en la Ciudad de Cuernavaca; y ello, en 1994, nos dio un tercer expediente en nuestro portafolios de trabajos geográficos operativos.

 


 

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Historia de la Geografía en México
Comenta este artículo

Comentarios