Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

16 agosto 2015 7 16 /08 /agosto /2015 22:03

AbacoUn Portafolios de Trabajos Geográficos: Distribución de Nueva Tecnología.  Artículo, 2012 (3/).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

Espacio Geográfico, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

13 feb 12.

 

De este examen práctico de la geografía operativa, en lo dicho en los artículos anteriores, se comprende el por qué entonces, la teoría y práctica de la ciencia de la geografía, se convirtió en nosotros, no en entender nuestro oficio profesional, sino entender en ello nuestra propia vida.  No casualmente, antes de empezar a seriar estos últimos tres artículos, previamente redactamos otros dos, particularmente en el primero de los cuales nos referimos a la sociología de la ciencia, es decir, a nuestra vida profesional misma en todas las contradicciones económico-sociales que le condicionan.


No entendemos, pues, la vida, y mucho menos la vida profesional, como desdoblada en el hacer de un oficio rutinario (por más calificado que sea9, para devengar un ingreso económico, por una parte; y lo que se sustenta de ello, por otra parte, esto es, los bienes materiales, la atención hogareña y familiar, y por lo cual esta parte suele identificarse por sí sola con la vida misma.  Nuestra vida ha sido las dos cosas; la realización de una, es la misma realización de la otra, y esto, en sus proporciones, es lo que nos descifra.


Una de esas proporciones llegó a su culminación en 1994, año ya desde el principio, de crisis económica, plenamente vivida por quienes administraban una empresa, previo a su estallido en diciembre, como la crisis económica más grande y devastadora en la historia de México.


Entonces, principios de ese 1994, la empresa distribuidora de nueva tecnología, Geoinformática, que habíamos fundado en 1989, decidimos trasladarla a la Ciudad de Cuernavaca, y, en consecuencia, enfrentamos una situación totalmente nueva y desconocida.  Había, pues, como primera condición necesaria, que entrar en su conocimiento.  Y así nos vimos obligados a hacer, para nosotros mismos, un estudio de mercado con una base geográfica; y entonces nos aplicamos, lo que antes habíamos ofrecido para aquellas otras empresas como un servicio geográfico profesional.


Ahora nos sorprendemos de nosotros mismos, pues con los más increíbles rudimentos, pero con una enorme creatividad, elaboramos esa investigación de mercado, cuyos resultados, o cuya síntesis, quedó expuesta en el siguiente mapa.


Gradiente-de-Consolidacion.JPG 

Oferta de Nueva Tecnología

en la Ciudad de Cuernavaca, 1994.


La nueva tecnología había surgido en Estados Unidos en 1982; para 1984 ésta, aún muy “primitiva”, se encontraba ya en el mercado en México.  En 1989 creamos Geoinformática, siendo una de las primeras cinco mil empresas distribuidoras de nueva tecnología en México (en cierto modo, fuimos “pioneros de esto en este país); pues para 1994, una década después de la aparición de la nueva tecnología, ya era necesario considerar la competencia, y de ahí que nuestra atención se centrara en la cantidad de posibles distribuidores en Cuernavaca, y en su local influencia en el mercado.  En el mapa antes expuesto, justo, puede apreciarse ese análisis cuantitativo del número de empresas y su influencia en el mercado.


Para entonces, el año 1994 había corrido, y con ello una crisis económica se hacía cada vez más manifiesta, hasta que finalmente estalló a fines de ese año, y dicho estudio geográfico quedó para un proyecto e el aire.  No obstante, con dicho análisis, y un poco más de experiencia en el comportamiento del capital, finalmente, hubiésemos podido haber previsto lo que iba a ocurrir (en cierto modo así fue, aun cuando más con fundamentos intuitivos que con argumentos técnicos, lo que nos permitió abandonar y dar un giro, en lo que otros distribuidores, en la misma ruina y sin más alternativa, llegaron al suicidio).


Paradójicamente (pues el fracaso era del sistema económico-social, no nuestro), en toda esa capacidad profesional desarrollada, al punto de la posibilidad de una muy certera predicción científica, nuestra formación profesional quedó consolidada.  No pudo desplegarse más, ya no por nuestra incapacidad, sino por un sistema económico-social en quiebra, que, al mismo tiempo, no sólo aniquilaba cualquier iniciativa, sino aniquilaba la condición humana misma más elemental.


Ello explica el contexto de dos experiencias más que se dieron en el curso de 1995 a 1997, y a las que nos referiremos en artículos siguientes.

 


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Historia de la Geografía en México
Comenta este artículo

Comentarios