Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

23 septiembre 2015 3 23 /09 /septiembre /2015 22:03

Ícono Filosofía-copia-1Un Portafolios de Trabajos Geográficos: la Geografía Operativa, de la Geografía Teórica.  Artículo, (8/8)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

Espacio Geográfico, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

02 abr 12.

 

Terminamos esta serie con una experiencia curiosa que se deja ver en el título mismo: “la geografía operativa de la geografía teórica”.  Si la geografía operativa se refiere al ingreso económico del profesional geógrafo en la solución de problemas prácticos concretos de su ciencia, una posibilidad de ingreso económico se nos presentó como el problema práctico y concreto de la difusión de la Revista Electrónica de Geografía Teórica, “Espacio Geográfico”, con una remuneración al trabajo intelectual en ella implicado; pues un problema práctico de toda ciencia lo constituye el resolver la difusión de sus conocimientos en distintos niveles, desde la divulgación científica, hasta lo altamente especializado.

 

La experiencia resultó enormemente interesante.  Creamos la revista a mediados de 2009, con no más conciencia que un desahogo a nuestros deseos de publicar nuestras ideas; y a poco, no más de tres meses, caímos en cuenta de que teníamos en las manos algo extraordinariamente importante como medio de difusión; y entonces, volviendo al escenario del hacer geográfico, empezamos a sistematizar, desde la publicación cronológica de nuestra producción intelectual, hasta nuestra actualización tras quince años de alejamiento.

 

Luego, editando la revista dos veces por semana, de 2010 a 2011 fue de un intenso trabajo de esa publicación cronológica de lo producido desde fines de los años setenta.  Pronto esa producción histórica lo fue ya de los documentos de factura reciente resultado de nuestra actualización, al momento que decidimos modificar la periodización de la revista una vez por semana, dándonos tiempo para la producción misma de las ideas.

 

En tal punto, mediados de 2011, ocurrió un virtuoso accidente: un relámpago nos destruyó nuestro equipo de trabajo.  Ello, dentro de lo trágico, resultó virtuoso, porque a partir de ahí, ello nos permitió conocer, no sólo “más”, sino reconociendo nuestro desconocimiento total, simplemente nos permitió conocer objetivamente la realidad de la situación en la difusión de las ideas entre la comunidad internacional de geógrafos.

 

Hasta ese momento se nos había formado una confusión, en cierto modo lógica: asociábamos el interés sistemático del 100% los lectores de esta revista, a la simpatía y valoración positiva para con ella.  La solicitud de un eventual apoyo fundado meramente en una ética profesional y en la moralidad de la solidaridad entre la comunidad de geógrafos para recuperar nuestro equipo, nos fue introduciendo en esa realidad objetiva: encontramos que a ese interés sistemático, correspondía, simultáneamente, una indiferencia 100% absoluta por la suerte de esta revista, que bien podía dejar de publicarse sin que ello significara nada.

 

Así, de la solicitud de apoyo fundado en la conciencia, pasamos, obligados por la necesidad, al acto de comercio con ciertos documentos.  Luego de dos a tres meses de observar la posible respuesta, una indiferencia prácticamente total, y una incongruencia moral que sentíamos en ese acto de comercio, nos devolvió a la solicitud de apoyo por acto de conciencia, sin resultado ostensible alguno.  Se hizo evidente, pues, que ese lector (en su mayoría necesariamente geógrafo), que vivamente interesado parecía hacerse un geógrafo concreto; en su indiferencia prácticamente absoluta, se hacía un geógrafo abstracto.  Y hacia fines de 2011, la realidad objetiva nos hizo ver que nuestra revista trataba sólo con lectores abstractos, en su mayoría absoluta necesariamente geógrafos, para con los cuales decidimos tratar en abstracto, obligados por las circunstancias objetivas, sólo como geógrafos, por lo que el geógrafo históricamente es.

 

Y entonces todo se medió: el orden mercantil capitalista, con eticidad profesional, y la moralidad de una comunidad de lectores.  Se produjo la alquimia objetiva de este orden socioeconómico de cosas, y decidimos publicar la revista dando satisfacción a todos esos aspectos, sin detrimentum res nata; es decir, sin pérdida de nada.

 

Y como en las escasas como inversamente frustrantes experiencias anteriores en el campo de lo operativo, nos quedamos, como experiencia, con algo extraordinariamente valioso, y, de la misma manera…, a otra cosa.

 



Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Historia de la Geografía en México
Comenta este artículo

Comentarios