Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

3 agosto 2014 7 03 /08 /agosto /2014 22:05

Editorial

 |Figura-Geodesica-de-la-Tierra--Diccionario-del-Espacio.jpg

La Tierra Periforme o Cardioide Inverso.

Una simetría de masa más compleja en mediciones geodésicas: el nuevo Globo Terráqueo de Crates en función de la masa de la Tierra.  Se hará más complejo aún en función de las mediciones geofísicas de la gravimetría.

[Fuente: Strobol, Walter; Diccionarios Rioduero, Física del Espacio; Ediciones Rioduero; en español, Madrid, 1978; v. Geoide]

 

*

 

Cuando éramos estudiantes de educación básica en el nivel primario  (1956-1962), como una gran novedad, el profesor nos enseñaba que la Tierra, finalmente, tampoco era un esferoide de revolución como lo había predicho Newton, sino que, extrañamente, la Tierra tenía una forma de pera, o de un corazón invertido (y claro, el por qué era de esa forma, ni se planteaba).  La novedad venía ahora de las mediciones de los primeros y recientes satélites artificiales puestos en órbita  a partir de 1957.

 

El artículo que incluimos en este número: El Espacio Dimensional Isométrico de Masa para un Espacio Discreto, de Crates de Magarsus, había quedado con las agravantes de ser corto y sin una valoración adecuada, por lo que, no habiéndose difundido, aprovechamos para corregir, tratando de apegarnos al espíritu original de aquel artículo, ya que, a la fecha de estas correcciones contamos con la ampliación de nuestra teoría de la simetría geométrica dimensional, y el conocimiento de la teoría de Katterfeld.

 

Esencialmente, la valoración fue muy distinta y eso era lo importante a corregir.  En ésta, a partir de que la Esfera de Crates se inscribe en la simetría geométrica dimensional de un prisma de ocho cubos (2x2x2), la masa de la Tierra se hace simétrica, pero para un figura periforme o cardioide inscrito en ese mismo prisma, la masa de la Tierra se hace asimétrica.

 

Vivimos, pues, en una gran roca, en una gran masa cuyo estudio de su simetría tomando como base las mismas referencias físicas de Crates: el nivel del mar, nos permite descubrir ciertas regularidades, tras las cuales, como es así bien entendido en la ciencia, se esconden las leyes mismas del espacio geográfico.

 

*

Figura Geodésica de la Tierra, Diccionario del EspacioFilosofía de la Geografía.

 

[____]  El Espacio Dimensional Isométrico de Masa para un Espacio Discreto, de Crates.

 

[____]  La Metodología de Investigación en Geografía Aplicada, Desde...:  El Área de Estudio.  Investigación, 2012 (9/...)

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en "Espacio Geográfico" - Revista; Segunda Época
Comenta este artículo
3 agosto 2014 7 03 /08 /agosto /2014 22:04

Figura Geodésica de la Tierra, Diccionario del EspacioEl Espacio Dimensional Isométrico de Masa para un Espacio Discreto, en Crates de Magarsus.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

16 jun 14.

 

La consideración histórica de la Esfera Terrestre de Crates (180-150 ane), no parecía tener más importancia que: 1) ser el documento histórico del primer Globo Terráqueo; y 2) el registrarse en él una de las más importantes hipótesis por simetría: la necesidad de los “continentes de contrapeso”; y tal hecho, con todo y su “genial intuición”, no pasaba de ser aparentemente, una cándida ingenuidad, la que explica que Crates de Magarsus no haya sido rescatado por la geofísica.

 

Tuvieron que transcurrir veintidós siglos para que el fundamental trabajo de Crates pudiera ser rescatado precisamente aquí, por nosotros, en el ámbito propio de la geografía; y por una consideración adicional a las ya antes mencionadas, pero lo esencial en la sistematización del conocimiento geográfico: lo que la simetría geométrica adimensional para un espacio geográfico continuo fue para su contemporáneo inmediato anterior, Eratóstenes, para Crates lo fue la simetría geométrica dimensional de masa para un espacio geográfico discreto.

 

Después de esta consideración de la simetría de “contrapesos” de Crates, no fue sino hasta los siglos XIX y XX con las mediciones geodésicas por triangulación y satelitales, que el asunto de la masa volvió a ser tomada en cuenta.  La forma de la Tierra ya no fue la esfera terrestre de su tiempo, ni el elipsoide de revolución de Newton, sino, primero, un geoide (una figura de la Tierra sin parecido a nada más que a sí misma), pero que con las mediciones satelitales, se produjo el descubrimiento, luego, de una figura de semejanza o “periforme” (en forma de pera, que también se denominó como “cardioide”, en forma de un corazón invertido).

 

Así, la esfera perfecta que sirvió de referencia para considerar las deformaciones de las elongaciones del elipsoide, ahora éste, como figura ideal, serviría de referencia para considerar las deformaciones del geoide, adoptando la figura periforme o cardioide inverso.  De tal modo, se encontró en el eje polar o de rotación, una convexidad en el Polo Norte de casi +20 m respecto del elipsoide, a la par que una concavidad en el Polo Sur de -25 m; en el eje ecuatorial se tuvieron los puntos de intersección del geoide y el elipsoide; y en la latitudes medias en el hemisferio norte, una depresión de -5 m, como en las latitudes medias del hemisferio sur, valores positivos respecto del elipsoide de casi hasta por +10 m.

 

Figura Geodésica de la Tierra, Diccionario del Espacio

El geoide en forma “periforme” o “cardioide inverso”, respecto del elipsoide de revolución.

[Fuente: Strobol, Walter; Diccionarios Rioduero, Física del Espacio; Ediciones Rioduero; en español, Madrid, 1978; v. Geoide]

 

Aquella simetría de Crates de cuatro masas continentales respecto del nivel del mar, se convirtió en una simetría más compleja, que, vista en un corte transversal, es de tres convexidades positivas respecto del elipsoide de revolución, y, simétricamente, tres concavidades negativas respecto del mismo, pero, a la vez, donde las convexidades parecen corresponder a los océanos Ártico, Pacífico Sur, Atlántico Sur, e Índico; y las concavidades al continente de la Antártida y las regiones centrales del hemisferio norte, en una aparente contrariedad con el sentido común.

 

Es necesario ver en el mapa la real distribución de esas elevaciones y depresiones, para entender que esa simetría es aún más compleja, pues las regiones negativas o depresiones del geoide, corresponden no sólo a cuencas oceánicas, sino también a masas continentales, como en todo el centro de Asia, todo Norteamérica, y la Antártica, junto con el Océano Pacifico, el Atlántico Occidental, y el Océano Índico; mientras que las partes positivas o de elevaciones del geoide respecto al elipsoide, corresponden a las regiones del Atlántico Norte y Europa, al Atlántico Central-Occidental, y África, al Atlántico Sur e Índico Sur, y todo el Océano Pacífico occidental hasta los litorales de Asia.

 

 1978-Planisferio-Geoidal-Geodesico--Diccionario-Fisica-de.jpg

Carta Geoidal Geodésica (no gravimétrica), con equidistancia de 10 m entre curvas de nivel.  La parte oscura corresponde a las depresiones del geoide y la parte clara a las elevaciones del mismo.  Las partes más deprimidas están en el vértice de la península de la India (-113 m), en el Pacífico Sur hacia las latitudes con la Antártica (-61 m), y en las Islas Bahamas (-50 m); y las partes más elevadas corresponden al Pacífico Occidental al norte de Australia (+81 m), al Atlántico Norte-Europa (+61 m), y al sur de África y Madagascar (+56 m).  El Meridiano de Greenwich, prácticamente divide simétricamente los hemisferios del geoide geodésico.

 [Fuente: Strobol, Walter; Diccionarios Rioduero, Física del Espacio; Ediciones Rioduero; en español, Madrid, 1978; v. Geoide; el trazo del Meridiano de Greenwich en nuestro]

 

Los ejes de la simetría geométrica dimensional de Eratóstenes en abstracto, sin referencia a ningún aspecto de la masa de la Tierra, con Crates adquieren un sistema de referencia físico en general, correspondiendo a cada uno de los ocho cuadrantes del prisma cúbico que circunscribe a la Tierra, y el Meridiano de Alejandría (30° lE), bien pudiera tomarse como origen de referencia en esa simetría de referencia física, y con respecto a la simetría geométrica actual, más compleja, no obstante, si se observa el mapa geodésico del geoide (no el gravimétrico, que presentaría otro resultado), el eje de referencia de origen (en una desconcertante casualidad), bien pudiera corresponder al mismo Meridiano de Greenwich.

 

 Cubo-2x2x2-y-Continentes-de-Contrapeso.jpg

Cubo 2x2x2, o de ocho cubos, que circunscriben ocho esferas equivalentes a las "masas continentales de contrapeso" en la Esfera de Crates, una muestra de la compleja simetría, a pesar de ser una simetría regular o isométrica..

 

 Visto así, la reflexión de Crates ya no es para nada una cándida ingenuidad, sino esa “genial intuición”, que fue más allá en las propiedades del espacio geográfico, de lo que él mismo pudo haber imaginado.

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo
3 agosto 2014 7 03 /08 /agosto /2014 22:03

Imagen de Satélite; Cuernavaca NorteLa Metodología de la Investigación en Geografía Aplicada, Desde los Fundamentos Espacistas de la Investigación en Geografía Teórica: El Área de Estudio.  Introducción.   Investigación, 2012 (9/…).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/; 

09 ene 12.

 

Una vez que consideramos ya lo suficientemente desarrollada la teoría del espacio en geografía como su propio objeto de estudio, ese planteamiento teórico-práctico tiene que llevarse a su aplicación, de modo que, aún más, verifique la teoría misma con aportaciones en el desarrollo positivo (que no positivista) de esta ciencia; esto es, tomando de su historia lo vigente, como fundamento de su subsiguiente investigación innovadora.

 

Hace poco más de quince años, nos vinimos a radicar a la Ciudad de Cuernavaca, Mor, México; a la que, entre otras cosas, le caracteriza el cruce de norte a sur por su parte media, de la Barranca de Amanalco.  En su fondo corre un arroyo de un caudal permanente considerable, que en 1995, fluía aún cristalino.  En 2005 empezamos a ver sus aguas enturbiadas, y sin la atención sistemática de nuestra parte puesta en ello, juzgamos que sería producto de la temporada, que al inicio de las lluvias revuelve los sedimentos.  Luego, en 2010, empezamos a ver, con preocupación, que aún fuera de temporada y en todo momento, las aguas corrían grises, y quizá había disminuido su caudal.

 

“Al paso”, comenzamos a observar con cierta frecuencia y sistematicidad involuntaria el estado del río, y ello nos permitió ir distinguiendo el olor que despedía.  En 2010 había que permanecer en el borde de la Barranca por unos momentos para percibir el mal estado del agua; pero, pronto, a fines de 2011, en noviembre, concluida la temporada de lluvias; en que nos propusimos usar la Barranca de Amanalco como elemento de investigación para desarrollar nuestras ideas en geografía aplicada, entonces pudimos ver ya la cloaca de aguas negras en que rápidamente se ha estado convirtiendo, y percibir el tufo maloliente apenas al aproximarnos a su paso en alguno de sus puentes.

 

No fue eso, sin embargo, lo que motivó el estudio; esta fue sólo una primera observación notable al ponerlo en marcha por otras razones: es decir, la geografía aplicada.  Y por consideraciones que expondremos más adelante, se verá la importancia y el acierto de haber puesto nuestra atención geográfica profesional en ello.

 

En adelante, continuaremos con la explicación paso a paso, en el proceso mismo del hacer de este estudio, la metodología de la investigación en geografía aplicada, con nuestros fundamentos desarrollados en el campo de la investigación en la geografía teórica; esto es: la aplicación de la geografía espacista en su función social más inmediata.

 

A reserva de las variaciones que nos imponga la práctica misma de la investigación, iniciaremos la exploración de un segmento de 8 km, desde la naciente del río, hasta el punto en que éste sale de la ciudad, convergiendo poco más adelante con el afluente del Río Apatlaco, del cual es su tributario.  Conforme ello, iremos revisando la documentación y haciendo el directo levantamiento de la Relación Geográfica de la Barranca.

 

Con ello, trataremos de descubrir no sólo la estructura de la misma para disponer su análisis cualitativo más en detalle, sino, como los preliminares de una investigación, trataremos de establecer a su vez, el problema principal en un análisis geográfico espacista, que se da en este objeto particular de estudio en el campo de la investigación aplicada.

 

Planteado el problema, enunciaremos una tesis acerca de su naturaleza, en sus causas, y en función de ellas, de sus posibles soluciones.  Y así, formularemos una hipótesis, y procederemos a revisar los argumentos demostrativos.  En su momento, ello implicará ya no sólo el análisis de la compilación cartográfica existente, o el empleo de algún sistema de información geográfica, sino el Levantamiento Cartográfico propio y la manera de hacerlo, en función de nuestras necesidades, por cuanto al sistema de proyección o la transformación de coordenadas de uno a otro, escalas, sectores de la estructura de la Barranca, y tratamiento temático.

 

No limitaremos este estudio a la clásica descripción de lo concreto dado del levantamiento de la Relación Geográfica, ni mucho menos dirigiremos el tratamiento del problema por la vía de los fenómenos, aspecto último éste, de antemano desechado, pero que aún así, iremos mostrando tanto la razón de su uso, como la razón de su desecho, desde el primer momento; de la misma manera haremos uso de las categorías dadas en las geoformas, como en los balances y transferencias de energía de los Elementos, mostrando su limitación y causa por la cual, en un momento dado también prescindiremos de ello; sino pasaremos al análisis cuantitativo, a la medición y al experimento-modelo, en el proceso de abstracción cartográfica de esas relaciones cuantitativas, de este sector del espacio terrestre, haciéndolo consistentemente con las categorías fundamentales de la Geografía y de la teoría del espacio.

 

Más aún, asumiremos el desafía de tomar –y quizá sea esto algo que se haga por primera vez– las leyes geográficas, tanto de la zonalidad planetaria, como de la sectorialidad de los estados de espacio, como fundamento explicativo de os procesos espaciales dados; y lo haremos no únicamente en función del concepto del espacio actual como un hiperplano, sino llevando las consideraciones a la exploración de nuevas posibilidades en el análisis del espacio geográfico plenamente tridimensional.

 

Ello quizá suene a nada más que “estar inventando cosas”, es decir, entendiéndolo como “algo novedoso, cuando no lo es”, o “añadir algo que no existe en la realidad”.  Pero lo haremos como algo que no puede estar más lejano de ello, pues procederemos consistentemente, partiendo de los antecedentes teóricos objetiva y prácticamente alcanzados en el desarrollo de la geografía teórica, explorando sus posibilidades, lo cual es la esencia de la investigación aplicada.

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo
3 agosto 2014 7 03 /08 /agosto /2014 16:05

Editorial

 Mercado-del-Parian--Saqueo-de-1828.jpg

El Mercado del Parián; símbolo de la transición de una economía feudal de renta en trabajo durante la colonia española, que saltando los desarrollos de la renta en especie y la renta en dinero, buscaba modernizarse con las reformas borbonas en el modelo mercantilista y la economía capitalista naciente de libre competencia, en el último tercio del siglo XVIII, en el México independiente.

 

*

 

El Mercado del Parían, que estaba ubicado en el cuadrante suroeste del Zócalo, frente a la actual Jefatura de Gobierno del D.F, famoso por el saqueo que sufrió en la revuelta de 1828 con motivo de las elecciones presidenciales en que el candidato de las preferencias populares mayoritaria, Vicente Guerrero, perdió frente a Manuel Gómez Pedraza, un antiguo realista de las preferencias de los conservadores.

 

Representaba la transición entre dos momentos históricos, en tanto que el abandono de una economía de producción y distribución feudal, y la adopción de una economía de producción y distribución plenamente capitalista dada en el principio de libre competencia (de donde el término de “liberales”, a los que defendían la instauración a del nuevo modo de producción económico-social).

 

El Pronunciamiento de la Fortaleza de Santiago de 1830; a iniciativa de Juan José Codallos (uno de los “héroes desconocidos”), que por un momento, hasta su captura y fusilamiento, fue, por sobre de Juan Álvarez, el legítimo continuador inmediato de Vicente Guerrero; fue la lucha contra Anastasio Bustamante, que siendo independiente, destituía de la presidencia a Vicente Guerrero con el Plan de Jalapa; y dictadura a la cual el partido liberal no había ofrecido suficiente resistencia, y en ese sentido, la insurrección de Codallos, representaba al campesinado en pie de lucha, no obstante, a poco, derrotado.

 

Sin embargo, la feroz dictadura de Anastasio Bustamante, dio lugar a que, a no mucho, tuviese lugar un nuevo pronunciamiento en su contra, incluso de la misma burguesía conservadora.

 

*

Mercado del Parián, Saqueo de 1828Política.

 

[____]  Los Pronunciamientos de Insurrección en México desde 1821.  El Plan de la Fortaleza de Santiago, 1830.  (5/)

 

Nikolai Alksandrovich Kozyrev (1908-1983)Historia de la Ciencia.

 

[____]  Nicolai Aleksandrovich Kozyrev (1908-1983).

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Bitácora Navegación Espacio Geográfico II Época
Comenta este artículo
3 agosto 2014 7 03 /08 /agosto /2014 16:04

Mercado del Parián, Saqueo de 1828Los Pronunciamientos de Insurrección en México desde 1821.  El Plan de la Fortaleza de Santiago, 1830.  (5/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

30 jun 14.

 

No pasaron tres meses de instalado el nuevo gobierno de la dictadura militar de Anastasio Bustamante, que por lo narrado por Enrique Olavarría y Ferrari en su México Independiente, 1821-1855, esta franca dictadura golpista lo era en toda su forma: detenciones, denuncias, persecuciones, policías y agentes por todas partes, espionaje, provocadores, y una prensa aduladora y distorsionadora cínica de la realidad; cuando el coronel Juan José Codallos se levantara en insurrección con el Pronunciamiento de la Fortaleza de Santiago, de 1830.  Puede decirse que, prácticamente, éste, fue el mismo Plan de Jalapa, pero al revés.

 

En él se hace un brevísimo preámbulo justificativo, e inmediatamente se pasa a la enumeración de un plan en once artículos.  En la parte inicial se denuncia la destrucción del federalismo con las bayonetas; sorprendiendo a los pueblos con los engaños del Plan de Jalapa; sin las medidas enérgicas para conservar la federación de intentos separatistas, y más bien, demostrando que tenía parte en estos hechos, sosteniendo los siguientes artículos: <<1) restitución de legislatura y funcionarios; 2) desconocimiento de los diputados y gobiernos de los Estados por el Congreso; 3) garantía de la soberanía de los Estados; 4) se juzgará a los empleados y servidores públicos que no reconozcan este plan; 5) el Congreso hará nueva elección presidencial; 6) se enviará el ejército a Texas, California y Yucatán, para asegurar la integridad federal; 7) el ejército se retirará dejando sesionar al Congreso; 8) será comandante de este plan el de mayor graduación; 9) el ejército se denominará federal mexicano; 10) si, como es de esperar, el gobierno de la unión no adoptase este plan, los Estados formarán una coalición para sostener su soberanía, con un gobierno provisional; 11) se emiten ejemplares del plan…, marzo 11 de 1830>>.

 

Hacia fines del mes del Pronunciamiento, Vicente Guerrero se sumó al Plan de la Fortaleza de Santiago, y se inició la guerra civil, que culminó con la traición y fusilamiento de Vicente Guerrero en 1831, y con la captura y fusilamiento de Juan José Codallos.  Los demás liberales, como Juan Álvarez, continuadores de Guerrero, pactaron la pacificación.  La burguesía conservadora más reaccionaria había tomado ferozmente el poder con un pérfido y sutil golpe de Estado con un dictadura burguesa en la que remedaba sus sueños monárquico imperiales y se hacía republicana centralista (lo que provocaba ese engaño a que aludía Codallos, y de no ser por sus medidas en favor de un capitalismo monopólico, cerrado, exclusivista, habría resultado una burguesía capitalista, conservadora y centralista, pero más decidida que la propia burguesía capitalista liberal y federalista.

 

Ese capitalismo “que no quería ser” (cerrado, taxativo, cuando en su nacer tenía que ser en la mayor amplitud abierto, sin restricción alguna, y en la libre competencia), resultaba ser una nueva versión de las políticas económicas monárquico-feudales; y ello, sumado al ejercicio dictatorial de gobierno usurpador de Anastasio Bustamante, propició el siguiente e inmediato pronunciamiento, que se empezó a fraguar desde fines de 1831 con el inefable Antonio López de Santa Anna.

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Política
Comenta este artículo
2 agosto 2014 6 02 /08 /agosto /2014 22:03

Nikolai Alksandrovich Kozyrev (1908-1983)Nicolai Aleksandrovich Kozyrev (1908-1983)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

27 jul 14.

 

Nicolai Aleksandrovich Kozyrev (1908-1983), astrofísico ruso, tenía 28 años de edad cuando se inició la Guerra Civil Española, en 1936, claro indicio de que se preparaba un conflicto armado aún mayor, del nazismo instalado ya en Alemania, contra la Unión Soviética, que como primer Estado socialista en la historia mundial, apenas contaba con unos quince años de haberse fundado y tener un desarrollo estable luego de su Revolución de Octubre de 1917 y su Guerra Civil hasta 1920.

 

José Stalin hacía los preparativos para enfrentar ese conflicto: desde firmar un tratado de no-agresión con Hitler (que de suyo evidencia las intenciones nazis y su prevención), hasta desmantelar su industria y trasladarla detrás de los Urales.  Poco podían entender de esto los científicos investigadores del Instituto de Física, inmersos en otro campo de investigaciones, y ello podría ser la explicación de los sucesos que enfrentaría unos sesenta científicos en 1936.  Muy seguramente Stalin debió exigirles su dedicación a una ciencia de guerra, por la que, negándose a desarrollarla, fueron acusados de “actividades contra la revolución”, y fusilados unos y enviados a los campos de concentración a los más, entre los que estuvo, en su momento, Nicolai Aleksandrovich Kozyrev.

 

En Rusia, entonces la Unión Soviética, no obstante aquellas condiciones extremas de guerra que obligaron a otras determinaciones, son altamente valorados los pensadores de “ideas extrañas” (esos mismos que en México, por esa misma razón, son motivo, primero, de burla y escarnio en calidad de “locos” y “delirantes”; luego, de rechazo bajo prejuiciadas “sospechas” de que en él se mueven otros intereses; y, finalmente, de proscripción, en donde se hace prohibitivo mencionar su nombre –a riesgo de padecer el mismo tratamiento–, y más aún, citarle y referirle sin darle crédito correspondiente alguno, si bien, sin embargo, ampliamente plagiado en sus ideas; convertido así en “no-exitente”; tras lo cual, lo que reina, es la mediocridad absoluta), de modo que Kozirev no sólo era uno de ellos, sino el más “extraño” y connotado de todos, de modo que, no obstante diez años de prisión, fue liberado al final de la guerra, 1946, por el apoyo de la comunidad científica.

 

De entre las diversas ideas desconcertantes de Kozyrev, la más esencial, e incluso de carácter geográfico y razón por la cual es reseñado aquí, es su teoría de la “mecánica causal asimétrica de rotación”.  La propuesta en ella, era el “efecto de latitud en el giro gravitacional”, entendido como un efecto de torsión del espacio como tal, expresado o puesto de manifiesto en el planeta Tierra.  En este sentido, la teoría de Kozyrev se convierte en un teoría eminentemente geográfica.

 

Ese efecto de torsión del espacio es el que es capaz de generar altas cantidades de energía emanada del “punto cero”, es decir, de ese punto a -273 °C (0°K), en el que se han suprimido no sólo las formas sustanciales, sino todos los campos en el estado térmico de 0°K absoluto, y entonces lo que actúa, es la energía del vacío (en su época, aún debatido en la teoría del éter).

 

Para 1962, su teoría de la “mecánica causal asimétrica de rotación” fue sometida a un examen riguroso por un comité de científicos soviéticos, los cuales concluyeron: 1) que la teoría no está basada en axiomas, aceptados y claramente formulados; sus conclusiones no están desarrolladas por suficiente y estricto método o matemático, 2) la calidad y precisión de los experimentos de laboratorio realizados, no permitían elaboración de conclusiones concretas acerca del efecto; y 3) la corroboración de la forma asimétrica de los planetas no se encontró en Saturno.  Para Júpiter la asimetría aparente fue resultado de la disposición asimétrica de sus bandas, pero no del planeta mismo.

 

No obstante, cuatro años después, en 1969, fue doblemente premiado por sus trabajos de astrofísica, y tanto un asteroide, como un cráter en la Luna, llevan su nombre.

 

Un continuador directamente consciente de las ideas de Kosyrev en esta misma teoría geográfica, fue Genadi Nicolaevich Katterfeld, que quizá podría juzgarse con las mismas conclusiones hechas a Kozyrev: la falta de formalización teórica-experimental.  E indirecta e inconscientemente, el autor de este apunte biográfico en la historia de la ciencia, autor de este Blog en que se publica, se aproximó independientemente a la misma teoría, pero más que por un tratamiento físico-experimental, por la deducción filosófica, de donde esa formalización teórica, si bien quizá no completa o bien formulada a pesar de todo, se ha apuntado esa axiomatización (en todo caso, nos falta aún la expresión matemática, de la cual apenas hemos deducido unas ecuaciones por determinantes para las regularidades del movimiento dimensional).  Y por cuanto a la tercera objeción que se hizo a la teoría de Kozyrev (el que la mecánica causal no se corrobora en Júpiter y Saturno), nos asalta el cuestionamiento a la objeción, pues, ambos planetas son dominantemente gaseosos, y el efecto de torsión del espacio, tiene otro comportamiento reflejado en esas masas gaseosas).

 

Como físico, Kozyrev tuvo otros ángulos de exploración, y uno de ellos, quizá el más extraño y sin demostración alguna, es su planteamiento del “viaje en el tiempo”, teniendo por “máquina” del mismo, diversos tipos de espejos, esencialmente en espiral.  En esas ideas extrañas, para Kozyrev, el tiempo es una forma de energía (y por las “imágenes conscientes” en el espejo, una energía biofísica).

 

Curiosamente, siendo el tiempo una coordenada física del espacio, fue a su vez motivo de nuestra reflexión, y ajenos a esa idea de los espejos (cosa de la que recientemente nos hemos enterado), acerca del tiempo llegamos a una conclusión semejante: para nosotros, el tiempo es una esfera de energía que está en la naturaleza de todo ser (y es, o está muy próximo a ser, eso que los idealistas metafísicos identifican como el “alma”, como la “fuerza vital”, como el “aura”), pero que es una energía biofísica en relación con los cuerpos biológicos, y simplemente física con los cuerpos físicos; la cual no observamos, porque ésta se extiende en un cuarta dimensión del espacio.  Creemos a su vez, en la posibilidad del viaje en el espacio-tiempo, y ello supone dos requisitos: 1) pode ubicarse en una posición a 90° respecto del espacio tridimensional en su conjunto; y 2) regresar o avanzar a cortes del tiempo inmersos en nuestra propia “energía de tiempo” a través del hiperespacio de la cuarta dimensión.

 

El primer requisito quizá sea, de ser ciertos, los vórtices hiperdimensionales reportados.  Ahí, de manera natural como intersección entre la tercera y cuarta dimensión, se de esos “vórtices de 90°”.  El segundo requisito, con el que se propicia el viaje en el tiempo creando una especie de “vórtices de 90°” artificiales, quizá se satisfaga con la “máquina del tiempo” de los “espejos de Kozyrev” en algún modelo.

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Historia de la Ciencia
Comenta este artículo
27 julio 2014 7 27 /07 /julio /2014 22:05

Editorial

Ejes, ángulos y planos de simetría de Eratóstenes 

El Espacio Geográfico Dimensional de Eratóstenes.  En Eratóstenes el espacio geográfico es considerado en su esencialidad; esto es, como un volumen y por lo tanto en su forma tridimensional, del cual le interesa determinar su métrica (el perímetro, y lo que está en las relaciones funcionales d éste, como el radio, la superficie y el volumen).

 

*

 

Varias veces hemos abordado a Eratóstesnes (276-196), pero esta vez lo haremos aquí en un aspecto tan esencial como el de la determinación del perímetro de la Tierra, al que, inevitablemente volvemos ahora en un nuevo enfoque del asunto: la solución al problema debió haber sido todavía más simple, y ésta, aplicada a resolver la distancia entre Siena y Alejandría como corroboración.  La idea nos surge a partir de que Hiparco (190-120), logra determinar la latitud de los Trópicos en 23° 27’, justo con esa precisión de minutos; cuando dos siglos antes Eudemo (350), lo había aproximado con error de poco más de medio grado, en 24°.  Eratóstenes está justo entre ambos (equidistante en un siglo entre el momento de los trabajos de cada cual), pero el dato que queda de los trabajos de Eratóstenes, es que éste logra medir, al parecer con el gnomon, con una fracción de 2’.

 

Se narra que hubo una medición de distancia por tierra, y es que a Eratóstenes no le debió haber sido difícil encontrar la distancia de 1.852 km para un minuto de arco, que multiplicándolo por 60 obtendría la distancia equivalente a 1° = 111.1 km; y de ello por 360°, obtendría el valor del perímetro: 40,000 km.

 

Lo que aparentemente hizo después, fue corroborar el dato estableciendo la razón de proporción de 360°: P (ya obtenido), como de 7° 2’: d (la distancia entre Siena y Alejandría), quedando esto en la historia por confusión como el procedimiento realmente empleado.

 

*

Ejes, ángulos y planos de simetría de EratóstenesFilosofía de la Geografía.

 

[____]  El Espacio Dimensional Isométrico de Eratóstenes.

 

[____]  La Metodología de Investigación en Geografía Aplicada, Desde...:  La Síntesis Geográfica, 1981 (consecuentes).  Investigación, 2012 (8/...)

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en "Espacio Geográfico" - Revista; Segunda Época
Comenta este artículo
27 julio 2014 7 27 /07 /julio /2014 22:04

Ejes, ángulos y planos de simetría de EratóstenesEl Espacio Dimensional Isométrico de Eratóstenes.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

12 jun 14.

 

Eratóstenes no conceptúa la Tierra en su esfericidad a manera de Pitágoras o Platón, es decir, como un principio subjetivo teológico, sino como consecuencia del razonamiento objetivo aristotélico a través de los discípulos de Aristóteles estudiosos de la Tierra, Eudemo y Dicearco.  Tres siglos lo separa de Anaximandro, y el introductor del concepto de “Geografía” (etimológicamente, la “descripción gráfica”, dada a través del mapa), lo hacía ya para una Tierra entendida como un espacio esférico, ya sea por influencia de Aristóteles como la superficie esférica de la Tierra, ya como la dimensionalidad misma de la esfera en sus tres dimensiones.

 

El razonamiento de Aristóteles de la esfericidad dela Tierra por analogía con la Luna y por la sombra curvilínea de la Tierra proyectada en ella, se conceptúa como una “esfera perfecta” de manera física objetiva porque visiblemente ni a la Luna ni a la sombra de Tierra en ella, se les perciben deformaciones notables.  Esto preestablece el supuesto de un espacio regular o isométrico en Eratóstenes.

 

La dimensionalidad isométrica del espacio geográfico a lo que se refiere, es a la naturaleza del espacio dada en la magnitud de un mismo valor para sus tres ejes de simetría: los dos ejes ecuatoriales (x=y), perpendiculares entre sí (con ángulos entre sí iguales a 90°), y el eje de rotación (x=y=z), cuyos planos (b=c) sobre los dos ejes ecuatoriales son perpendiculares al plano ecuatorial (a=b=c), de modo que: a=b=g=90°; a=b=c; x=y=z.

 

Para Eratóstenes, pues, el espacio geográfico, si bien tenía una expresión bidimensional en la superficie de la Tierra; tanto porque desde Eudemo y Dicearco no se lograba descubrir la forma de establecer con rigor el valor de la coordenada de altura, como por la noción filosófica en la autoridad de Aristóteles, del concepto de espacio, reducido al lugar y éste a la superficie bidimensional; en esencia era una noción tridimensional propia a la esfera.

 

En Eratóstenes no parece ser importante la Tierra como masa lítico-oceánica, es decir, en su condición de un estado de espacio discreto; sino, centrada su atención en la demostración de su métrica, hacía abstracción de su masa, y lo importante se reducía a la tridimensionalidad de sus ejes; esto es, a la consideración de un estado de espacio continuo; donde dos ejes determinan el plano del ecuador como referencia de una simetría latitudinal y bipolar, y un tercer eje lo constituía el eje de rotación.  Del semieje de cualquiera de ellos, se da la constante, en este caso, del radio de la Tierra, como parámetro a determinar en la ecuación: P=2pR, para poder conocer el perímetro de la Tierra.

 

La forma en que Eratóstenes resolvió este fundamental problema geográfico ha implicado una duda que ha perdurado históricamente: era necesario conocer la distancia entre Siena y Alejandría (unos 800 km), ¿cómo lo hizo?

 

La leyenda dice –y desde allí empieza el problema– que mandó a sus esclavos a medir dicha distancia a vuelta de rueda atravesando el desierto.  Ciertamente no sería imposible, pero no suena técnicamente lo adecuado; implicaría resolver dos problemas que suponen: 1) una técnica que no se usó sino muchos siglos después, la triangulación, para ajustar una línea recta, y 2) un trabajo de nivelación para corregir la distancia a una superficie plana.  Quizá los hidromensores egipcios estaban en posibilidad de hacerlo, pero cuestionando esta posibilidad, se puede deducir una solución más obvia y fácil: Eratóstenes, en realidad, mediría sólo una fracción de un grado.

 

En los tiempos de Eratóstenes y su contemporáneo Hiparco, al que se le atribuye la invención del astrolabio, era ya posible medir ángulos, por lo menos, hasta de un minuto.  Eso explica que Hiparco pudiera determinar los Trópicos a 23°27’.  Luego entonces, bastaba con que midiera la distancia correspondiente a un minuto, 1.85 km (perfectamente orientable y en una superficie plana), para, multiplicada por 360°, obtener el valor del perímetro de la Tierra.

 

Quizá –y ahora eso es lo que afirmamos como lo más lógico– lo que se ha explicado como procedimiento para encontrar la solución, sea, en realidad, la solución aplicada a la determinación de la distancia entre Siena y Alejandría; y entonces sí, se explica fácilmente que 360° sea a P (ahora ya conocida: 40,000 km), como 7°2’ sea a la distancia (d) buscada, que resultaría en 791 km.  Este otro es un procedimiento evidente y simple, el otro se hace un procedimiento complejo y misterioso.  Se resolvió así el problema geográfico más importante en ese momento histórico: la determinación métrica del espacio geográfico, tanto en la métrica del estado de espacio continuo en su simetría dimensional, como en la métrica del valor de superficie en su estado discreto o masa.

 

Conocido el radio (R), determinar el valor de la superficie de la esfera terrestre, ya sólo fue el resultado de: S = 4pR2 (509’744,280 km2), como del valor del volumen: V = ¾ pR2 (95’567, 163 km3).

 

Esas descomunales cifras, seguramente, entonces como hoy, por sí solas dicen poco, pero serán determinantes en el estudio de los movimientos y transferencias de energía de la Tierra.

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo
27 julio 2014 7 27 /07 /julio /2014 22:04

Compilación CartográficaLa Metodología de Investigación en Geografía Aplicada, Desde..: la Síntesis Geográfica, 1981 (consecuentes).  Investigación, 2012 (8/…)

Dr. Lis Ignacio Hernández Iriberri.

Espacio Geográfico, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico,over-blog.es/

27 feb 12.

 

Hemos visto, en artículo anterior, que la Introducción a la Síntesis Geográfica (1981) de la Dirección General de Geografía en México, nosotros la suscribiríamos sin ninguna reserva*.  Desgraciadamente, siendo ese el problema de la “institucionalidad gubernativa”, no hay autores personales, y, en consecuencia (a menos de que alguien nos lo informe), nunca sabremos quién redactó esa brillante exposición de la metodología científica en geografía.

 

Pero ahora nos referiremos a los consecuentes de la lógica expuesta en esa Introducción; es decir, tanto al análisis de lo concreto en el análisis cualitativo dado en la descripción de las Provincias Fisiográficas, en función de su geología, clima e hidrología; como al análisis de lo abstracto: el análisis cuantitativo dado en la causalidad, en función del uso potencial de los recursos naturales del suelo y el clima, en la actividad económica agrícola, ganadera y forestal, considerados cartográficamente por las regionalizaciones geoestadística, de cuencas hidrológicas, y por las topoformas definidas por la propia Dirección de Geografía.

 

Ahora bien, para lo que pretendemos, de ese análisis de lo concreto**, esperamos nos proporcione una valiosa información el histograma climático de Cuernavaca, que nos muestra una oscilación térmica entre los 19ºC y los 24ºC, cuyos valores iniciales son de ascenso en enero, alcanzando su máximo en abril y mayo, para descender nuevamente de manera paulatina de junio a diciembre; en tanto que por la precipitación, ésta crece en una curva logarítmica neperiana de enero a junio, donde alcanza su máximo en los 240 mm, para luego descender y estabilizarse en los 225 mm entre julio y septiembre, cayendo nuevamente de manera abrupta entre octubre y diciembre con precipitaciones de 5 mm.

 

Ello define el clima (semicálido subhúmedo), en una temperatura media entre 18ºC y 22ºC, y una precipitación entre 800 mm y 1500 mm en promedio anual, vinculados al favorecimiento de asociaciones vegetales de chaparral, matorral subtropical y pastizal.

 

Dada la importancia de la recarga hidrológica, se hacen necesarios los datos de la Estación Huitzilac, en donde de febrero a junio se llega a los 320 mm de precipitación y luego en un nuevo descenso de junio a agosto, se alcanza hasta los 330 mm de precipitación, volviendo a descender abruptamente de septiembre a enero.

 

Luego, la Síntesis Geográfica de la Dirección de Geografía en su análisis cualitativo concreto, aborda lo referente a la geología.  Nos dice, en principio, que aquí sólo encontramos afloramiento de rocas ígneas (reciente) y sedimentaria (más antigua), siendo esta última del cretácico inferior en estructuras plegadas.  En los conceptos técnicos, litológicamente se clasifican como “calizas y depósitos marinos interestratificados de arenisca y lutitas”[1].

 



*        En el año de su redacción, 1981, nosotros apenas acabábamos de desentrañar el objeto de estudio real de la Geografía: el espacio terrestre, y sus propiedades teórico-metodológicas más generales; lejos estábamos aún del procesamiento de la metodología en el nivel de investigación que se planteaba ya en la Síntesis Geográfica de la Dirección General de Geografía.  Alguien, sin duda, tenía un planteamiento metodológico muy avanzado en geografía; aun cuando, para ese período histórico, es claro que la definición del objeto de estudio de la Geografía aún prevaleciente, operó la metodología de esa síntesis geográfica de manera eminentemente utilitaria, en el ámbito del uso potencial de los recursos (y no de espacio).

**       De momento nos basaremos en los datos con todo su sentido fenomenista, y más adelante los procesaremos con otros fundamentos.

[1]        Síntesis Geográfica del Estado de Morelos; Dirección General de Geografía, Secretaría del Patrimonio y Presupuesto; México, 1981; p.9.


Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo
27 julio 2014 7 27 /07 /julio /2014 16:05

Editorial

 1830-Vicente-Guerrero.jpg

Vicente Guerrero, mestizo, de origen campesino, arriero, descendiente de los esclavos africanos que poblaron esas tierras del sur; el más puro representante del proletariado en simiente, entonces aliado de la burguesía hacendada en contra del imperio monárquico español.

[Fuente: Amautacuna de Historia; www.amautacunadehistoria.com.  Dibujo: Angelero (Deviantart). Caricatura de Vicente Guerrero.

 

*

 

Hemos visto hasta aquí que hay insurrecciones intestinas de gobierno (como las habidas entre los conservadores escoceses y los liberales yorkinos), y en las que se establece un Pronunciamiento como un documento en el que se intenta justificar la legitimidad y legalidad, y se plantean las demandas que lo causan; hemos visto que hay algunas de esas insurrecciones que se quedan en la conjura y al ser descubiertas no alcanzan a emitir tal documento de Pronunciamiento; y las hay en donde sin más trámite conspirador, se la insurrección se produce de facto como un levantamiento armado sin que se explicite la causa de manera fundamentada en un documento (por lo menos en lo inmediato, o documento del que no hemos tenido conocimiento), aún en el ámbito de las disensiones intestinas entre los partidos en el gobierno, ocupando posiciones políticas en éste; pero las hay también, insurrecciones de oposición no sólo a la forma de gobierno, sino al orden establecido en su conjunto (como aquella de pretendida vuelta al antiguo régimen, promovida por el padre Arenas).

 

Pero hubo, a su vez, una insurrección con un carácter especial: el Pronunciamiento de Jalapa, de 1829, de carácter eminentemente militar, en el que más que una legítima insurrección, constituyó la perfidia de un sutil golpe de Estado contra Vicente Guerrero, en el que, a discreción, se confabuló toda la burguesía criolla, lo mismo del enemigo conservador, que de no pocos liberales.

 

El Pronunciamiento de Jalapa, más que producto de una pugna interburguesa, fue el primer choque histórico en México entre la naciente burguesía y el proletariado en su simiente.

 

*

1830 Vicente GuerreroPolítica.

  

[____]  Los Pronunciamientos de Insurrección en México desde 1821.  El Plan de Jalapa, 1822.  (4/)

 

Logotipo SMTHG scEfemérides.

 

[____]  XXV Aniversario de la SMTHG, y ültimo (1989-2014).


Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Bitácora Navegación Espacio Geográfico II Época
Comenta este artículo