Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

13 julio 2014 7 13 /07 /julio /2014 22:04
hettner-alrededores-de-zipaquira-90aLa Metodología de Investigación en Geografía Aplicada, Desde…: La Síntesis Geográfica, 1981 (antecedentes).  Investigación, 2012 (6/…).
Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.
Espacio Geográfico, Revista Electrónica
de Geografía Teórica.
13 feb 12.
 
Trataremos aquí de las Síntesis Geográficas producidas a principio de los años ochenta por la Dirección General de Geografía, adscrita a la Secretaría de Programación y Presupuesto, teniendo a la vista la Síntesis Geográfica del Estado de Morelos, 1981.

Aun cuando en la entidad de Morelos se produjo primero el trabajo de la crónica (1966), mencionaremos en primer orden el trabajo de las llamadas “Síntesis Geográficas”, elaboradas por la entonces, Coordinación General del Servicio Nacional de Estadística, Geografía e Informática, en su Dirección General de Geografía del Territorio Nacional.

En la Presentación de la Síntesis Geográfica de Morelos, 1981, firmada por el Presidente de la República Miguel de la Madrid, aun cuando haya sido redactada por alguien aparte, se asienta: “La información que integra este trabajo ha sido tomada en su mayor parte de la cartografía y de la verificación de campo…”[1], y el dato no es para nada irrelevante, así en su tiempo, cuando en la comunidad de geografía apenas se comenzaba a discutir lo teórico, haya pasado totalmente desapercibido.  Y así, correctamente como síntesis, ésta se elabora a partir de cierta información cualitativa dada, por ejemplo, en una Relación Geográfica, de la cual se abstrae y generaliza en un análisis cualitativo una Cartografía Geográfica, a partir de la que, se dice aquí, se produce la síntesis; y con ello la lógica no podrá ser más impecable, y de ahí la importancia teórica, en principio, de tal documento.

Cuando se empieza a leer su Introducción, no se puede pensar sino en una clara influencia del pensamiento marxista, dadas las categorías usadas: “La modalidad que el hombre impone al uso de los recursos naturales están determinados por el medio geográfico natural en la medida en que de él se obtienen, en principio, todas las materias primas para la producción de bienes materiales; y por las condiciones políticas, económicas y sociales, ya que en ellas estableemos la relaciones y formas específicas de producción”[2].  Y ello, en los años setenta es perfectamente comprensible, pues ahí la influencia del marxismo alcanzó su máximo; y venida esta influencia principalmente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviética (URSS), hay que considerar que la Geografía aquí, entonces, era entendida principalmente con fines económicos, en donde, nos dice Pokshishevski en su “Geografía de la Unión Soviética” (1974), “ha adquirido una gran significación aplicada para la planificación, para l solución de problemas prácticos de aprovechamiento de los recursos naturales y para la determinación de la vía del progreso de los distintas zonas del país”[3].

De igual manera se tiene la obra “El Hombre, la Sociedad y el Medio Ambiente” (1976), de un colectivo de autores presidido por I. Guerásimov, en la que se asienta como subtítulo, la caracterización más esencial de su contenido: los “Aspectos geográficos del aprovechamiento de los recursos naturales, y de la conservación del medio ambiente”; y tomando una parte de la cita que inserta Guerásimov en la redacción del Prefacio, tomada por él de “Geografía Soviética, Balance y Problema” (1960), dice: “La misión principal de la Geografía moderna (…), estriba en prestar un servicio científico omnilateral a la magna obra de la humanidad en el aprovechamiento multiforme y cada vez más intenso de los recursos naturales…”[4]; todo lo cual venía de la preocupación mundial despertada en esos años acerca del impacto socioeconómico sobre el ambiente natural, manifiesta en la Conferencia Internacional sobre los Recursos de la Biósfera (1968), convocada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La penetración de esa influencia en México se dio, preeminentemente, en la figura de uno de los principales geógrafos aquí en esa época, el Dr. Ángel Bassols Batalla, quien será muy reiterativo en la idea expuesta en un pasaje que tomamos de su extraordinariamente representativo trabajo de esa época: “Geografía para el México de Hoy y Mañana” (1971)[a]: “La Geografía tiene que prestar una contribución digna par la satisfacción de las necesidades de la humanidad a base de los recursos naturales con que cuenta el mundo, luchando por l conservación y el mejoramiento del medio geográfico”[5].

El autor de este trabajo, en el mismo, da cuenta de las ideas centrales de un conjunto de ponencias presentadas en el Congreso Mundial de 1964, refrendando la idea esencial de atender a los recursos naturales y el medio.
Así, las Síntesis Geográficas producidas por la Dirección de Estadística, Geografía e Informática, no podían ser ajenas a esta influencia, centrándose en “el aprovechamiento de los recursos en las actividades agrícolas, ganaderas y forestales…”[6].
Continuando en una idea metodológica acertada, respecto a la síntesis, se asienta: “En el trabajo, se han usado para referir, cuantificar y sumarizar la información, tres grandes regionalizaciones: 1) la Geoestadística; 2) la División Nacional de Regiones, Cuencas y Subcuencas Hdráulicas (Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, SARH); y, 3) el Sistema de Topoformas”[7].  Es decir, en el sentido de que la síntesis deviene del análisis cartográfico, y, por lo tanto, espacial, representado en las regiones, y de la cuantificación en ello.

El momento teórico-histórico, determinó que tal síntesis quedara realizada, básicamente, en la noción de “uso potencial”: “Al hablar de la posibilidad del aprovechamiento de los recursos en las actividades agrícolas, ganaderas y forestales, se está haciendo mención a lo que ha sido hasta ahora conocido –dentro de los trabajos de la Dirección General de Geografía del Territorio Nacional–, como definición de Uso Potencial de la Tierra; aclarando que, tanto los conceptos que esta definición incluye, como los métodos de trabajo, han sido reorientados y ampliados…”[8]; entendiéndose por “Uso Potencial de la Tierra”: “la capacidad de uso y aptitud de la tierra…, como cualidad que presenta un área del terreno para permitir el establecimiento de un cierto número de tipos alternativos de utilización (agrícola, ganadero o forestal)…, en función de las condiciones ambientales”[9].

Como era de esperar en una síntesis, primero se ofrecen los elementos del análisis; en este caso, en primer lugar, de los sustratos portadores concretos de los recursos naturales (clima, geología, hidrología); y luego del análisis cuantitativo, en este caso, de lo que en el estudio se denomina como “provincias fisiográficas”.


[1]        Síntesis Geográfica de Morelos, Presentación; Secretaría de Programación y Presupuesto; México, 1981 (subrayados nuestros)-
[2]        Ibid. p.1.
[3]        Pokshishevski, V; Geografía de la Unión Soviética; Editorial Progreso, Moscú, 1974; p.6.
[4]        Guerásimov, I; El Hombre, la Sociedad y el Medio Ambiente; Editorial MIR, Moscú, 1976. p.13.
[a]       Summum del pensamiento geográfico, al borde mismo de la reductio ad absurdum; edición de la cual poseemos el ejemplar con folio Nº 0503, y misma por la cual decidí hacerme geógrafo.
[5]        Bassols Batalla, Ángel; Geografía para el México de Hoy Mañana; Editorial Nuestro Tiempo; México, 1971; pp.50-51.
[6]       Síntesis Geográfica de Morelos, Presentación; Secretaría de Programación y Presupuesto; México, 1981; p.1
[7]       Ibid. p.1.
[8]       Ibid. p.2.
[9]       Ibid. p.2.

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo
13 julio 2014 7 13 /07 /julio /2014 16:05

Editorial

1822 Antonio López de Santa Anna 

Antonio López de Santa Anna, en su audacia, el epítome de todo oportunismo.  Ante un liberalismo identificado con el movimiento popular que requería de las más firmes convicciones ideológicas para responder por la ideas más avanzadas de su época, Santa Anna, en sus momentos de aparente partidario del liberalismo, no fue más que un acomodaticio conservador enmascarado.  En la imagen, en su locuacidad, caracterizandose como Napoeón.

 

*

 

Manifestando una posición de ferviente liberal, Antonio López de Santa Anna se pronunció contra el gobierno monárquico imperial de Agustín de Iturbide en 1822.  Con ello, en realidad, en el pragmatismo más puro y descarnado, no hacía sino aprovechar la visible debilidad del conservadurismo para montarse en la lucha liberal dirigiendo su curso.

 

Hábil y audaz hacendado que en su locuacidad generaba capacidad de convocatoria, fue protagonista del primer pronunciamiento de insurrección en el México independiente ante los desvaríos, peores que los suyos, de Agustín de Iturbide.  Y de ello se valieron en cada momento tanto liberales, como conservadores, no sin un trágico costo histórico para el país.

 

El Pronunciamiento de Veracruz de 1822, forma parte de las luchas intestinas en el gobierno, entre los conservadores que a poco se agruparon en la logia masona del rito escocés (europeo), traída a México por Juan O’Donojú, apoderados del Ayuntamiento (Poder Ejecutivo), y los liberales, que en respuesta organizativa crearon la logia masona de los yorkinos (norteamericana).  Extraña consecuencia del Plan de Iguala, en la que los antiguos realistas se acomodaban con torpeza a los nuevos tiempos.

 

*

1822 Antonio López de Santa AnnaPolítica.

 

[____]  Los Pronunciamientos de Insurrección en México desde 1821.  El Plan de Veracruz, 1822.  (2/)

 

1493-1541 Teofrastro Honheim Bombasteim, ParacelsoHistoria de la Ciencia.

 

[____]  Teofrastro Honheim Bombasteim, Paracelso.

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Bitácora Navegación Espacio Geográfico II Época
Comenta este artículo
13 julio 2014 7 13 /07 /julio /2014 16:04

1822-Antonio-Lopez-de-Santa-Anna.jpgLos Pronunciamientos de Insurrección en México desde 1821.  El Plan de Veracruz, 1822.  (2/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

24 jun 14.

 

Como consumación del Plan de Iguala (24 feb-2 mar, 1824), Agustín de Iturbide comandó el Ejército Trigarante, entrando a la Ciudad de México el 27 de septiembre de 1821.  Ya desde su trayecto a la misma envió a agentes para que en el camino, desde la muchedumbre, lo proclamasen como Emperador.  Y así como se nombraron las nuevas autoridades con el clero y miembros de la clase conservadora (excluyéndose a los insurgentes de la Guerra de Independencia), hablándose del “Imperio Mexicano”, de la misma manera, a partir de octubre, se iniciaron las actividades de secretos complots y juntas conspirativas para establecer la República.

 

Tales fueron los hechos, nuevamente en la casa, ahora en la Ciudad de México, del antiguo Corregidor de Querétaro, Miguel Domínguez.  Encabezaban la “clandestina” junta conspirativa Guadalupe Victoria y Nicolás Bravo (por entonces, Vicente Guerrero se encontraba como comandante de los Ejércitos del Sur).  No obstante, nuevamente se dio la traición: Pedro Negrete, invitado a participar en la conspiración como conocido liberal, denunció la junta a Iturbide, por lo cual, los diecisiete participantes fueron hechos prisioneros.  A poco, la mayoría de ellos fueron liberados, excepto Victoria, que poco después (a fines de noviembre) escapó de la prisión.

 

Pero no sólo ello, Carlos María de Bustamante, a su vez antiguo insurgente, publicaba el periódico La Avispa de Chilpancingo, criticando el gobierno emanado del Plan de Iguala, y a éste, en contraparte, con Juan O’Donojú, se trajo a México la logia francmasona del sistema escocés, de donde emana el periódico conservador El Sol, como prensa defensora del iturbidismo.

 

Para principios de 1822, ajustando sus intereses los nuevos grupos sociales, se fue definiendo la existencia de tres partidos: a) el progresista republicano o liberal (por su posición por el liberalismo económico), de los antiguos insurgentes; b) el conservador monárquico imperial iturbidista; y c) el conservador borbonista, evidentemente de ascendencia peninsular.  Y en tales circunstancias, Iturbide, mediante un golpe de Estado, se declara Emperador, con el nombre de Agustín I.

 

Para noviembre, Iturbide pretende tanto neutralizar a Santa Anna, como apoderarse finalmente de San Juan de Ulúa bajo el control dela última partida española, fracasando en los dos aspectos, al punto que, de regreso Iturbide a la Ciudad de México y estando en Puebla haciendo que Santa Anna le acompañase (trampa para su captura), éste se vuelve al punto de partida, produciéndose con ello el Pronunciamiento de Veracruz.

 

Con ello, salen de la Ciudad de México Vicente Guerrero, Nicolás Bravo, y Mier y Terán, en claro rompimiento con el gobierno de Iturbide, y con su adhesión al Pronunciamiento de Veracruz encabezado por Santa Anna.

 

En tal circunstancia, cuatro meses después, el 20 de mayo de 1823, abdica Agustín I, y para fines del mismo mes sale al destierro.  Ante ello, toda la fuerza conservadora cae en la desmoralización. Termina la compleja transición política obligada por las circunstancias, es el triunfo de la república como consecución real de la independencia, y con ello se abren las expectativas del desarrollo capitalista en su momento inicial de impulso progresista.

 

En sus líneas generales, el Pronunciamiento de Veracruz, sigue aproximadamente los puntos del Plan de Iguala: <<1) se conserva la unión>>, es decir, que no había ninguna intención separatista; <<2) son ciudadanos todos los nacidos aquí>>, esto es, se rompe la condición de súbditos de toda monarquía imperial, extranjera o propia; <<3) los ciudadanos gozan de los derechos de la Constitución (en ese momento la de Cádiz, de 1812); 4) el clero secular y regular conserva sus fueros>>, hecho significativo en el sentido de que, si bien están dadas las bases para la separación Iglesia-Estado, esta no se toca, dejándose ver aún el enorme poder de la iglesia en los asuntos de gobierno; <<5) protección a los extranjeros>>, como uno de los principios políticos generales; <<6) los ramos del Estado quedan sin variación, permaneciendo todos en sus puestos, menos los que se opongan al actual sistema>>.  Este punto resulta ser de particular importancia, siendo una especie de herencia virreinal, que ahora se expresa como un capitalismo naciente aún impotente ante la falta de infraestructura dada por la llamada inversión de capital; <<7) plena libertad de comercio y giro>>, esto es, la demanda esencial del capitalismo naciente y condición necesaria para el desarrollo social; <<8) desconocimiento de empleos, grados y honores dados por Iturbide>>, demanda esencial para entender el progreso como equidad en la igualdad y justicia social; <<9) la necesidad de depender aún de la Constitución española; 10) la conspiración contra la patria como uno de los mayores delitos>>, punto clave de la teoría del Estado capitalista naciente, en el que la patria se convierte (como patrimonio, como heredad), en la propiedad de la nueva clase social surgente: la burguesía; conspirar contra la propiedad capitalista (contra la propiedad privada que como tal es la propiedad de los medios de producción social, que en ese momento, esencialmente, es la tierra cultivada y la minería), tenía que considerarse necesariamente uno de los mayores delitos, que no podía combatirse sino con el ejercicio de la dictadura dela clase burguesa en el poder, encubierta de “democracia” (de “poder del pueblo”); <<11) todo conspirador será detenido y juzgado en el criterio de la cláusula 10>>, es decir, en donde “conspirador” podría ser simplemente el que piensa en contra, y el que hay que reprimir cuando su pensamiento se traduce en hechos atentatorios contra la propiedad, y sin lo cual, no habría las necesarias condiciones de estabilidad político-social que propiciara el desarrollo económico; <<12) se prohíbe la pena de muerte>>, esto es, que atentar contra la propiedad capitalista podrá ser el mayor de los delitos, pero el que así procediese tiene el derecho humano de hacerlo, como el derecho a disentir; y la democracia burguesa podrá ser oculta dictadura, pero no en el grado de una monstruosidad que atente contra la dignidad e integridad humana (como así ocurrirá décadas después con el totalitarismo nazi-fascista, en el que cínicamente la condición humana no significa nada); 13) “Cuando con obstinación se desprecian los fundados clamores de los pueblos, y se les despoja de sus más sagrados derechos por medio de la fuerza, no teniendo otro fruto de sus justas reclamaciones que redoblar las arbitrarias del opresor para continuar oprimiéndolos, y sin la más remota esperanza, no les queda más remedio que repeler la fuerza con la fuerza.  Este es el caso en que nos encontramos”.  Esta cláusula, por contener la esencia misma del Pronunciamiento de Insurrección, la hemos transcrito textual e íntegra.  Sólo aquellos –como nosotros– que hemos vivido en carne propia el obstinado desprecio ante el reclamo de la evidente injusticia, no obteniendo más que injusticias más grandes, pueden entender que recurrir a la violencia para repeler la violencia.  “Este es el caso en el que nos encontramos”.  Esta es la razón de rescatar la experiencia histórica de los que, encontrándonos en tal condición, legítimamente y en justedad se han pronunciado antes contra el opresor, en nombre de la verdad, el honor y la dignidad.  <<14) En consecuencia, se crea el ejército libertador>>.  En el siglo XIX esa era no sólo condición necesaria, sino única, para imponerle al opresor la razón de justicia de los pueblos; en el siglo XXI, sin omitir tal opción a su vez como condición necesaria, ciertamente ya no es única, los medios de comunicación instantánea, como fue en el primer caso en la espontánea revolución árabe de 2011 como consecuencia del sacrificio de la vida del tunecino Mohamed Bouazizi sintiendo la opresión más absoluta sin esperanza de remedio, éste dio a su pueblo una gran lección de integridad moral y dignidad.  Quizá con conocimientos de política hubiera recurrido al pueblo, pero no tenía conocimientos de política, ni fue necesario que los tuviera.  El equivalente de su segura muerte en una insurrección armada, fue el propio sacrificio de su vida, y éste, en su calidad moral, detonó con mayor fuerza la insurrección generalizada, convocada por los medios masivos de comunicación, encontrando en su pueblo, y en todos los pueblos árabes, la correspondencia moral al acto que en los hechos él hizo por todos en esa protesta social de inmolación.  Los opresores cambiaron de vestimenta y la opresión se redobló: esa es la razón que hace de la creación de un ejército liberador, condición necesaria.  <<15) Las compañías de milicias, quedan unidas al ejército>>; de otro modo se generaría el caos; <<16) se atenderá a los contraídos desde el grito de Iguala>>; esto es, luego de despreciados por el despotismo de Iturbide; <<17) para la procuración de empleos de toda clase, se atenderá a los méritos, talentos y virtudes públicas>>.  Esta cláusula está vinculada a las cláusulas 6) y 8); <<18) a los jefes militares que arremetan con las armas batiendo al pueblo, se les combatirá con las armas>>.  Esta es una cláusula que suena un tanto extraña, pues pareciera una obviedad, sin embargo, de su aclaración surge un hecho importante: los pronunciamientos de insurrección contra el gobierno de Iturbide, no consideraban por fórmula como su enemigo al ejército bajo el mando del gobierno; es decir, se entendían bajo los intereses de una misma clase social; el problema consiste sólo en el cambio de gobierno y no en el cambio en el orden de cosas en el interés de toda una clase social.  <<19) las tropas del ejército libertador, se sostendrá de la hacienda pública>>.  Otra cláusula que suena extraña: ¿cómo es que aquellos que se rebelan contra el gobierno, habrán de sostenerse en su rebelión con los fondos del mismo gobierno?  La razón está tanto en lo expuesto en la cláusula anterior, como en el hecho de que tal facción en rebelión formaba parte del gobierno mismo con posiciones políticas en el Poder Legislativo; <<20) los intendentes y tesoreros no suministrarán cantidad alguna, sino en el preciso socorro de nuestras tropas>>.  Una prevención a la cláusula anterior; <<21) se observan las disposiciones de Antonio López de Santa Anna>>; esto es, que, éste se nombraba como el jefe del Pronunciamiento.  Y <<22) todo lo que se previene en el presente plan, ha de entenderse sin prejuicio de las altas facultades del soberano Congreso>>, esto es, que ello explica la situación extraña de las cláusulas anteriores, pero de donde surge una condición más: la identidad del texto del Pronunciamiento, con un Plan de acción.  <<Veracruz, 6 de diciembre de 1822.  Firman Antonio López de Santa Anna, Guadalupe Victoria, Mario Barbosa>>.

 

Como puede apreciarse sin dificultad, hay en este documento una gran lección histórica para la lucha de emancipación social contemporánea.

 

    Olavarría y Ferrari, Enrique; México Independiente, 1821-1855; “México a Través de los Siglos”; Editorial Cumbre, Tomo IV, México, 1967; pp.86-87.

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Política
Comenta este artículo
12 julio 2014 6 12 /07 /julio /2014 22:03

1493-1541-Teofrastro-Honheim-Bombasteim--Paracelso.jpgTeofrastro Bombast von Hohenheim (Paracelso), (1493-1541)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

10 feb 13.

 

<<Pero, después de todo, me conocerán

… Apareceré algún día>>.

 

Esas fueron las últimas palabras del médico Paracelso, que en uno de sus poemas, Roberto Browning pone en boca de Teofrastro Bombast von Hohenheim.

 

Fue una noche de 1528, y como dice uno de su biógrafos, estando el Renacimiento en su apogeo, sin embargo, Paracelso tuvo que salir huyendo de Basilea, en cuya Universidad se había formado como médico, y en cuyos últimos dos años impartió un curso de química, bajo la acusación de desacato a un juez que lo obligaba a resignarse a recibir apenas poco más de la vigésima parte de lo que él reclamaba por una curación.

 

Al egresar de sus estudios en la Universidad, vivió como químico en los distritos mineros de Tirony, Suecia, y por diez años viajó por Europa y Oriente Medio aprendiendo lo suyo.  Dos años de aquella violenta noche en que incurrió en desacato, en 1526, había vuelto apenas a Basilea y había sido nombrado profesor de Química en la Universidad.

 

Se mofaba y pronunciaba contra toda la práctica médica de su época, llena de ritos hechiceros y falsas asociaciones en los procedimientos curativos, así como contra la teoría de los humores, clamando por que la química interviniese en la elaboración de medicamentos, tal como él lo hacía.

 

“Paracelso –dice uno de sus biógrafos compilado por Jay E. Greene– era a veces arrogante, ególatra y grosero, y sus poderosos adversarios luchaban contra él sin escrúpulos y lo ridiculizaban”[1].  En esa condición huyó de Basilea bajo la persecución de los oscurantistas escolastas que dominaban en las Universidades.

 

“Como se le negó un puesto en la Universidad o la residencia permanente en muchas ciudades, se convirtió en un médico vagabundo, a menudo demasiado indigente para pagar por el vestido y el sustento…  Durante la vida de Paracelso, la fuerza de las universidades hostiles y de otras autoridades, le impidieron publicar sus obras, pero sus ideas se conservaron en manuscritos que se publicaron varios años después de su muerte”[2].  Con enorme entereza defendió su dignidad y sus ideas, y esa supuesta arrogancia, bien puede entenderse como su resistencia a no declinar en calidad de lacayo de ninguna autoridad.

 

Fue un defensor de la ciencia –dice su biógrafo– en una época en que, no obstante renacentista, la negativa a someterse entrañaba enormes peligros.  Murió en la pobreza, en una miserable posada de Salzburgo.  Reapareció en la publicación de sus manuscritos tiempo después…, y, a pesar de todo, se le conoció.

 



[1]        Green, Jay E; 100 Grandes Científicos; Editorial Diana; 1° edición, 1965; 7° reimpresión, México, 1977 (v. Filippo Aureolo Paracelso).

[2]        Ibid. p.53.

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Historia de la Ciencia
Comenta este artículo
6 julio 2014 7 06 /07 /julio /2014 22:05

    Editorial

 Candelero--Caricatura.JPG

¿Qué es esto dibujado en cinco líneas?

 

La contradicción dialéctica esencial que a lo largo de la historia ha dado moivimiento a la ciencia de la Geografía, ha sido la oposición entre una “geografía espacista” y una “geografía fenopmenista”.  Se han alternadoi en su dominancia siguiendo la regla de las transiciones entre lo cualitativo y lo cuantitativo en el proceso del conocimiento, pasando de un carácter puramente cualitativo y descriptivo del fenómeno concreto dado a la percepción sensible, a la explicación de la esencia subyacente en el fenómeno, mediantae la abstracción cuantitativa.

 

Ese ha sido el movimiento inexorable de la historia del pensamiento geográfico, al que ahora agregamos un elemento más: la cantidad de información que se deriva ya de la cualitativa descripción de lo concreto que se queda en el fenómeno, o bien de la cuantitativa explicación de lo abstracto que incide en la esencia subyacente.

 

*

Ícono Filosofía-copia-1Filosofía de la Geografía.  

 

[___]  Lo Cuantitativo del Fenómeno, y el Conocimiento de la Esencia Subyacente.  Artículo, 2012.

 

[ ___]  La Metodología de Investigación en Geografía Aplicada, Desde…: Relación de las Cuatro Villas, en Las Relaciones Geográficas del Siglo XVI. Investigación, 2012 (5/…).

 

 

D Harvey (pablotaricco.blogspot.comComentario Bibliográficos en Geografía Teórica.

 

[___ ]  Comentaio a, Teorías, Leyes y Modelos en Geografía, 1983; de David Harvey,   Artículo, 2012 (1/6)

 

 

15320-620-282Bitácora de Navegación

por el Espacio Geográfico.

 

[___]  El Movimiento Político Estudiantil "Yo Soy 132", desde un Análisis Marxista.  Artículo, 2012.


Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en "Espacio Geográfico" - Revista; Segunda Época
Comenta este artículo
6 julio 2014 7 06 /07 /julio /2014 22:04

Lo Cuantitativo del Fenómeno, y el Conocimiento de la Esencia Subyacente.  Artículo, 2012.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografíco.over-blog.es/

25 jun 12.

 

Candelero, Caricatura

¿Qué es esto dibujado en cinco líneas?

 

Anaximandro, al describir la Tierra en su Perimetrón, nos daba por primera vez un análisis cualitativo de lo concreto dado a la percepción sensible.  Eratóstenes, cuando ya en su época la Tierra se hipotetizaba esférica, la demostró como tal y determinó la medida de su perímetro, con lo que nos dio un análisis cuantitativo abstracto que explicó ciertas esencialidades de la Tierra, y propiamente del espacio terrestre.

 

Ese ha sido el movimiento inexorable de la historia del pensamiento geográfico, al que ahora agregamos un elemento más: la cantidad de información que se deriva ya de la cualitativa descripción de lo concreto que se queda en el fenómeno, o bien de la cuantitativa explicación de lo abstracto que incide en la esencia subyacente.

 

En la Edad Media, con Cosmas y Jaldún, se volvió a la descripción cualitativa de lo concreto, pero en una nueva etapa del desarrollo en donde de la descripción simple de las cosas, se pasó a la descripción de los fenómenos (Jaldún).  Pero de El Idrisi y Fra Mauro, a Toscanelli y Behaim, para culminar con los trabajos de Colón y Vespucio, se volvió a medir y cuantificar en un proceso teórico abstracto dando las nuevas explicaciones al espacio terrestre.  Y esto se prolongó con gran fertilidad todo el Renacimiento y la Ilustración, en donde los trabajos geodésicos y cartográficos de un alto grado de abstracción en propiedades y conceptos como el elipsoide, la conformalidad o la equivalencia, y la isolínea, en Mercator, Sanson, Bauche y Humboldt, y dieron nuevas explicaciones más allá de lo dado a la percepción sensible.  Pero con el mismo Humboldt y con Ritter, se pasó a una nueva etapa de la descripción cualitativa de lo concreto, que no volvió a superarse en el proceso teórico abstracto, sino hasta Vidal de la Blache, Hettner y Riábchikov, que nuevamente dieron pauta al análisis cuantitativo del espacio terrestre en un nuevo proceso de abstracción y generalización teórica del mismo.

 

Ese proceso llega a la elaboración teórica del portador de la pluma de estas líneas, en la abstracción, generalización y síntesis lógica de los estados de espacio, en la nueva explicación del espacio geográfico o terrestre.  Ese ha sido el movimiento inexorable de la historia del pensamiento geográfico, al que ahora agregamos un elemento más: la cantidad de información que deriva ya de la cualitativa descripción de lo concreto que se queda en el fenómeno, o bien de la cuantitativa explicación de lo abstracto que incide en la esencia subyacente.

 

Al pie de la imagen de portada preguntábamos qué era la imagen; ahora volvemos a preguntar de la siguiente imagen, qué es:

 

 

Candelero

¿Qué es esto?

 

Ahora, partiendo del supuesto de que se han identificado las dos imágenes, la pregunta final es: ¿Cuál imagen aporta mayor cantidad de información?

 

Piénsese.  La fotografía del candelero, y más aún el candelero mismo concreto, físico, real, se reduce a lo dado a la precepción sensible…, de lo cual, prácticamente nada más hay qué agregar.  Su imagen concreta es suficiente para dar su descripción y el conocimiento del objeto.

 

En consecuencia, la caricatura del candelero, y más aún la idea abstracta del candelero mismo, su teorización más allá de la percepción sensible (pero que deriva de ello), resulta ser lo que más aporta información acerca del objeto.  Esa caricatura abstracta nos da, en cinco trazos, la cantidad de lo esencial que explica al objeto.

 

Así, la geografía que se queda en lo cualitativo del fenómeno concreto, está condenada a la descripción pura y escueta sin mayor aporte de información.  La geografía que salta a la cantidad y a la abstracción del fenómeno, salta a la explicación de la esencia, aportando mayor cantidad de información.

 


Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo
6 julio 2014 7 06 /07 /julio /2014 22:02

Mapa-Ideografico--Estrategas-Analizando-un-Plano.jpgLa Metodología de Investigación en Geografía Aplicada, Desde…: Relación de las Cuatro Villas, en Las Relaciones Geográficas del Siglo XVI.  Investigación, 2012 (5/…).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

06 feb 12

 

Como antecedente para nuestro estudio se ha obligado la consideración de todos estos documentos, pero sus aportes nos han sido nulos, no sólo en su parte de la descripción concreta, como en el caso de las Relaciones Geográficas del Siglo XVI, sino en su parte de los mapas (pinturas), que en algunos casos acompañaban a la Relación.

 

Pero desde las Relaciones Geográficas del siglo XVIII, todo el siglo XIX fue un vacío de informes, y sólo hacia fines del siglo XX, en el último tercio, se retoma, primero oficialmente por parte del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), en las Síntesis Geográficas (1981), para cada una de las entidades federativas, y luego mediante el ejercicio de la crónica regional, la posibilidad de rehacer la Relación Geográfica como base del estudio geográfico, y a la primera de las cuales nos referiremos en un próximo artículo.

 

Acerca de las Relaciones Geográficas, resta hacer un último comentario.  La mayoría de las Relaciones Geográficas del Siglo XVI, iban acompañadas de una “pintura” hecha por los nativos; ésta no era otra cosa que un “mapa ideográfico”.

 

El “mapa ideográfico”, como puede verse en el ejemplo inserto, del fragmento del “mapa ideográfico de Tepoztlán”, es, en el proceso intelectivo de la elaboración cartográfica, un primer paso en el desarrollo de la abstracción de la realidad o representación concreta: la combinación simbólica de la aproximación de lo concreto real, con una idea abstracta de ella.  Y esta representación cartográfica, imponía un ángulo de observación del terreno.

 

Los “mapas ideográficos”, a semejanza de los mapas árabes medievales llamados “Itineraria Picta”, no son representaciones en una “vista perpendicular” del terreno, sino son representaciones en una “vista oblicua”, de modo que, por ello, puede verse “la fachada” de los edificios más representativos de los lugares.  Por ello, a su vez, y siendo lo que esencialmente les caracteriza, se combina con una ausencia total de controles o referenciación geométrica, tanto en forma de coordenadas, como de escala u orientación.  Así, los “mapas ideográficos” de las Relaciones Geográficas del Siglo XVI, en una descripción gráfica dada de la localización y distribución de las cosas sólo por referencia física, antes que considerarse –como cabría esperar del procedimiento lógico, y tal como ya lo apuntaba José Antonio de Alzate y Ramírez en 1772– como un resultado de la descripción narrativa, son sólo un apoyo a ella.; pero, precisamente, esa parte de la Relación Geográfica, que ya adelanta el propósito teórico geográfico de la misma*.

 

Finalmente, hemos de decir, que dichos “mapas ideográficos”, no son representativos de los posibles avances en los conocimientos cartográficos mesoamericanos, pues tales “mapas ideográficos” fueron elaborados por gente común, y no la gente de conocimientos de aquella sociedad.

 



*        El error de la “geografía fenomenista”, fue quedarse en la idea de que la Carta Geográfica, es sólo apoyo a la descripción narrativa, siendo esto lo importante o esencial.  Para el planteamiento “geográfico espacista”, ese asunto es, primero, exactamente al revés; y segundo, algo a llevar más allá que la pura descripción.

 



 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo
6 julio 2014 7 06 /07 /julio /2014 16:05

Editorial

1822 Agustín I 

El ya ridículo Imperio Monárquico de Agustín I.

Vicente Guerrero (con los viejos insurgentes), reconoció en el Plan de Iguala la necesaria transición (ante la correlación de fuerzas), entre la consumación de la Independencia de España, y el Pronunciamiento contra una anacrónica burguesía criolla conservadora de sueños imperiales.

[Fuente: Olavarría y Ferrari, Enrique; México Independiente, 1821-1855; "México a Través de los Siglos"; Editorial Cumbre, Tomo IV, México, 1967]

 

*

 

Iniciamos con esta publicación de la “Bitácora de Navegación por el Espacio Geográfico” en una nueva época, el análisis marxista, dialéctico materialista, de las experiencias ideológico-políticas que dieron lugar al desarrollo del capitalismo en México, que, tras dos siglos de duración, en el concierto mundial regido por la ley de tendencia decreciente de la recuperación económica tras cada crisis del capital, se enfrenta ya a su fin, a una crisis (ya no sólo económica, sino política, social, y moral) permanente, que se traducirá en breve en parálisis económica, e impondrá la necesidad de una nueva manera de organización social para producir y distribuir los bienes materiales de subsistencia.

 

Cada pueblo extraerá de su propia experiencia histórica y de sus condiciones concretas, las formas de lucha, que se están dando ya, por un nuevo orden económico, político, social y moral.  Hasta donde podamos, hasta donde la represión nazi-fascista del Gobierno del Distrito Federal de este 2014, no lo impida con nuestra muerte, aquí haremos tal reflexión como se forma teórica (o condensada), que se ha de dar en su forma práctica (o desplegada) en la imperiosa lucha por derrocar a un gobierno del D.F infiltrado de una pandilla de nazi-fascistas, al cobijo de una derecha disfrazada de “izquierda” reformista, plagada de politiqueros, de vivales, de logreros y vividores del presupuesto.  Simplemente, es la hora histórica del pronunciamiento por una nueva depuración social.

 

*

1822 Agustín IPolítica.

 

 

[____]  Los Pronunciamientos de Insurrección en México desde 1821.  El Plan de Iguala, 1821.  (1/)

 

1214-1294 Roger BaconHistoria de la Ciencia.

 

[____]  Roger Bacon (1214-1294)


Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Bitácora Navegación Espacio Geográfico II Época
Comenta este artículo
6 julio 2014 7 06 /07 /julio /2014 16:04

1822-Agustin-I.jpgLos Pronunciamientos de Insurrección en México desde 1821.  El Plan de Iguala, 1821.  (1/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

24 jun 14.

 

El Plan de Iguala propuesto por Agustín de Iturbide al mando de las tropas realistas del virreinato español, a Vicente Guerrero al mando de las tropas insurgentes que se mantenía en pie de lucha hacía ya poco más de una década, como es sabido, propició el fin de la colonia española en la entonces llamada Nueva España; como tal, en su excepcionalidad, pertenece más al análisis de la Guerra de Independencia que a un pronunciamiento que en cualquier momento puede ocurrir, dadas las justificaciones, en el contexto de un mismo orden de cosas.  De ahí que mencionamos el Plan de Iguala tan sólo como punto de referencia de un nuevo orden de cosas (de un nuevo Estado), respecto del cual habrán de producirse, por diversas razones, una serie de pronunciamientos de insurrección con los que, como veremos, se buscaba, en términos generales, consumar lo que se dio en llamar como: “la verdadera libertad”.

 

Dicha “verdadera libertad”, si bien tenía necesariamente un carácter político, en su esencia se refería al rompimiento con la economía-política virreinal eminentemente bajo el monopolio no sólo de la metrópoli, de España, sino del mismo rey de España, pero consigna para ganar la esencia del modo de producción capitalista naciente en América: la libertad de producir, de vender y de comprar por cualquier ciudadano común, sin taxativas del Estado.  Es decir que, la “verdadera libertad”, era en su esencia, la economía-política llamada: de libre competencia, que implicaba esa libertad de mercado y de comercio.

 

Participaron en aquella lucha de independencia los campesinos, descendientes de las etnias árido-mesoamericanas, sometidas desde el siglo XVI a la esclavitud en el repartimiento y la encomienda, lo que para fines del siglo XVIII se había convertido en las haciendas feudales de renta en trabajo.  Y en esas luchas, estuvieron bajo la dirección e intereses históricos de la primitiva burguesía mexicana naciente, que empujó las reformas borbonas de Carlos III más allá de una modernización que se operaba en la teoría económica mercantilista, impulsando el modelo de la fisiocracia, que reclamaba la apropiación del territorio y de sus recursos naturales, en el sentimiento criollo nacionalista.  Se formó así, de los hacendados criollos, la burguesía nacional capitalista destinada a romper con todos los resabios feudales de la monarquía virreinal.

 

Pero las aspiraciones y anhelos de esta burguesía nacionalista de un capitalismo criollo no podían sino chocar en un enfrentamiento violento, con los intereses de los hacendados monárquico-feudales, principalmente de los llamados peninsulares, no obstante también, de buena parte de criollos con sueños virreinales.

 

Expulsados los españoles, con el mismo mecanismo iturbidista que implicaba el Plan de Iguala (esa tácita toma del poder por los mismos viejos realistas, pero ya ahora en un México independiente), quedó expuesto un estado de transición.  Esos criollos con sueños virreinales en la figura de Agustín de Iturbide, entendieron que podían hacerse del poder en una monarquía propia; es decir, ya no virreinal, sino de su propio imperio, y fue ello la pérfida esencia del Plan de Iguala.

 

Vicente Guerrero tenía que reconocer (en la correlación de fuerzas), la necesidad de esa transición, pero, en ese mismo acto, predestinar la necesidad del pronunciamiento, más tarde o más temprano, de la burguesía capitalista criolla progresista que él representaba, contra la burguesía capitalista criolla conservadora, de aires imperiales, detrás de Iturbide.

 

Todo lo que Iturbide forzó para la proclamación de su efímero Imperio, fue lo que los viejos insurgentes como Vicente Guerrero o Guadalupe Victoria, forzaron para justificar su pronunciamiento de insurrección por la república, no obstante haya tenido que verse envuelta en la trapacería del voluble hacendado Antonio López de Santa Anna.

 

Así, a un año de consumada la Independencia, y a unos meses de proclamado el para entonces ya ridículo Imperio Monárquico de Agustín I, tuvo lugar, en 1822, el Pronunciamiento de Veracruz.

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Política
Comenta este artículo
6 julio 2014 7 06 /07 /julio /2014 16:03

1214-1294-Roger-Bacon.jpgRogerio Bacon (1214-1294).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geográfico.over-blog.es/

25 ene 13.

 

Rogerio Bacon (1214-1294), inglés del siglo XIII, dos siglos antes de Cristóbal Colón, concibiendo ya el proyecto del viaje al Oriente por la Ruta de Occidente.  Era una mete enciclopédica ante la vastedad de conocimientos que por entonces se comenzaba a recuperar, perdidos en la noche medieval más oscura, entre los siglos VI a VIII, estudió en la Universidad de Oxford fundada un siglo atrás ex-consuetudine, es decir, desde su propio interés educativo, y no por decreto religioso (ex-privilegio), era, pues, una Universidad más vinculada al libre pensamiento, no obstante, bajo el control franciscano.  Rogerio Bacon, en 1240, a sus veinte años de edad, va a París para ampliar sus estudios, haciéndose luego, en la Universidad de aquí, un comentador de Aristóteles.  En 1250 vuelve a Inglaterra, y hace una fuerte inversión económica para dedicarse a la experimentación e investigación.

 

Al parecer, en un momento dado entre 1250 y 1256 en que comienza a producir su pensamiento filosófico y científico, se hace miembro de la orden franciscana.  Sus biógrafos desconocen la fecha y razón de ello, pero dándonos una libertad especulativa, es posible que haya sido condicionado a ello para poder hacer la investigación que pretendía.  Ya religioso secular, fue un duro crítico de la orden, por lo cual, en 1257, fue enviado a París alejándolo de lo que criticaba y sometiéndolo a mayor control.

 

A diez años de su nueva estancia en París, a mediados de 1266, el papa Clemente IV (quien ejerció el papado entre 1265 y 1268), le pidió a Rogerio Bacon le hiciese llegar su obra a fin de poder dar respuesta su solicitud y propuesta de reforma a la enseñanza, de donde éste formó su Opus Majus (1268), una obra compuesta por siete temas: 1) Causas del error, 2) Filosofía vs Teología, 3) Idiomas, 4) Matemáticas, 5) Óptica, 6) Ciencia Experimental, y 7) Filosofía Moral.

 

En un momento indefinido por sus biógrafos, vuelve a Inglaterra e imparte lecciones en la Universidad de Oxford, y en 1277 Bacon es destituido de su cátedra y conminado a rendir cuentas ante el superior de la orden, Jerónimo Ascoli, luego hecho papa como Nicolás IV, quien “condenó y reprobó las enseñanzas de Rogerio Bacon, por contener algunas novedades sospechosas”[1], y como consecuencia fue a prisión, donde permaneció, al parecer hasta su muerte en 1294 (y algún biógrafo data su libertad en 1292).

 



[1]        Greene, Jay E; 100 Grandes Científicos; Editorial Diana, 1ª edición, 1965; 7ª impresión, México, 1977 (v. Rogerio Bacon).

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Historia de la Ciencia
Comenta este artículo