Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

9 julio 2009 4 09 /07 /julio /2009 22:06

Apuntes Curso:
Desarrollo Sustentable (6)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

"Espacio Geográfico", Revista Electrónica

de Geografía Teórica;

  http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México,  3 ago 09.

 

 

                                                   Demostrar la validez o no del desarrollo sustentable (o sostenible, como prefiere denominarle la ONU), aún a mediados de los años noventa que no había las suficientes mediciones que para esta teoría debieron iniciarse en 1987, era ciertamente difícil (las cosas se reducían, diríamos en lenguaje estudiantil, a puro “rollo”).  Pero veinte años después, las mediciones objetivas de las principales variables involucradas, deben hablar.

 

                                                   Intentamos echar mano para la obtención de estas cifras, por razones de factibilidad didáctica, de las ediciones del “Almanaque Mundial Anual” (Editorial Televisa), y los resultados obtenidos han sido los que se muestran en el siguiente gráfico:
                                                        

Dibujo-1.jpg
Con datos extraídos por el autor, del Almanaque Mundial de 1998, 2001, 2005, y 2009

 

 

 

                                                  Esto es, que con datos de una década, entre 1998 y 2009, las superficies en millones de kilómetros cuadrados por cada región continental considerada, no ha variado en ninguno de los factores considerados: 1) tierras cultivadas, 2) tierras cultivables, 3) pastizales, y 4) bosques y selvas (obsérvese la uniformidad de las columnas que representan cada región continental en cuatro registros a lo largo de una década).

 

                                                   Evidentemente, o el famoso Almanaque está mal (lo ha estado por años), o el mundo está en ciertos problemas.  Si, por ejemplo, la superficie de cultivo no ha aumentado en todo este tiempo (por lo menos en el lapso considerado): 1) ante el crecimiento de población, se perfila un déficit de producción alimentaria, o 2) este último factor se ha contrarrestado con un aumento en la productividad de las tierras.  Y si bien esto último ha ocurrido, no sería del todo suficiente para enfrentar el problema; y, por lo menos, no lo sería a largo plazo.

 

                                                    Pero donde se hace más evidente que hay algo mal en los datos, en la consideración de la superficie de bosques y selvas.  La constante denuncia de su continua pérdida a favor, ya de tierras de labranza, ya de comercialización maderera, o simple urbanización; por más reforestación que haya, hace pensar en ello.

 

                                                     Lo más absurdo, es la imagen de una “foto fija” de un mundo inamovible e invariable, a pesar de la presión dada por la actividad humana: <<aquí no pasa nada, todo en orden y tranquilo>>.  Pero ese librito, nos oculta la realidad.

 

                                                       Lo que los datos de la Organización Mundial para la Alimentación (FAO), nos dicen, es otra cosa.

 

                                                       En el siguiente diagrama, se muestra el comparativo de la superficie total continental del planeta, y en ella, la superficie potencial de cultivo, o superficie cultivable; dentro de la cual, casi como un punto, está la representación de la superficie cultivada.


150 mill Km2 Superficie total

Continental (100%)

 

30 mill Km2 Cultivable  (20%)

15 mill Km2 Cultivada (10%) 



Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Educación
Comenta este artículo
9 julio 2009 4 09 /07 /julio /2009 22:05

Apuntes Curso:
Desarrollo Sustentable (5)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

"Espacio Geográfico", Revista Electrónica

de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 25 jul 09. 

 

 

                               Al verificar la hipótesis que nos formulamos: que <<El desarrollo sustentable tiene como límite el desbalance entre la renovación de los recursos naturales y su consumo, como consecuencia de ser usados como mercancía>>; debemos analizar las causas posibles alternativas al hecho de que los recursos naturales sean usados como mercancía.

 

                               En consecuencia, hemos hecho un ejercicio sencillo a partir de enlistar una serie de planteamientos en relación con la teoría del desarrollo sustentable, y a cada una de ellas, en cada caso, se ha dado una valoración en Positiva = 1, o Negativa = 0, a fin de poder contabilizar las respuestas.  Este ejercicio se ha hecho con doble finalidad: 1) entender cómo funciona la tabla de relación causal, y 2) valorar previamente la percepción sensible, intuitiva, y por lo tanto subjetiva (a falta aun de datos precisos), acerca de la situación del planteamiento del “desarrollo sustentable”:

 

 

Ejercicio de Concordancias en la Apreciación Subjetiva de la

 

 

 

 Validez de la Teoría del Desarrollo Sustentable

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Caso

Variables

 

S

 

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

 

 

1

J

0

0

1

1

0

1

0

1

0

1

0

0

0

0

0

0

 

5

(Grado de optimismo en la apreciación)

2

A

0

0

0

0

1

0

1

0

1

1

0

1

0

1

0

0

 

6

3

S

1

0

0

0

1

0

0

0

1

0

1

1

1

1

1

1

 

9

4

M

0

0

1

0

0

1

0

0

1

0

0

0

1

0

0

1

 

5

5

R

0

0

0

0

1

1

1

0

1

0

0

0

0

0

0

0

 

4

6

P

0

0

0

0

0

0

0

0

0

1

0

0

1

0

0

1

 

3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5

 

 

S

1

0

2

1

3

3

2

1

4

3

1

2

3

2

1

3

2

 

 

 

 

(Apreciación de la teoría del desarrollo sustentable, por variable)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1

Responsabilidad Social

 

9

Igualdad Social

 

 

 

 

 

 

2

Consumismo

 

 

 

 

10

Comunicación Internacional

 

 

3

Deterioro Ambiental

 

 

 

11

Preservación del Ambiente

 

 

 

4

Sobreproducción

 

 

12

Consumo Prudente de los Recursos Naturales

5

Educación

 

 

 

 

 

13

Tratado de Kioto

 

 

 

 

 

6

Contaminación

 

 

 

 

14

Política Administrativa Ecologista

 

7

Balance Población/Empleo

 

15

Balance Industrialización/Ambiente

8

Crecimiento Económico

 

16

Balance Agricultura/Ambiente

 

 

                                                                     

 

 

De ello se concluyen varias cosas interesantes (razón adicional de ser del ejercicio):

 

1        Que en la variable Nº 8: “Crecimiento Económico”, es en donde se tiene el mayor número de concordancias, siendo en este caso, positivas; es decir, se tiene la apreciación de que ha habido crecimiento económico, como factor favorable en el desarrollo sustentable.

2        Que en la variable Nº 2: “Consumismo”, es a su vez donde hay un mayor número de concordancias, en este caso, negativas; es decir, que, en este caso, se tiene la apreciación de que la recomendación de modificar la filosofía del “consumismo”, no ha funcionado en lo más ínfimo.

3        Que en el promedio en la sumatoria de variables, de 6 posibles concordancias, ese promedio es 2, es decir, apenas una tercera parte; por lo cual, en general, se tiene la opinión de que la teoría del desarrollo sustentable no ha funcionado, pues no ha cumplido favorablemente con la mayoría de las variables.

4        Que en el promedio en la sumatoria de casos, de 16 posibles concordancias, ese promedio es 5, es decir, nuevamente, apenas una tercera parte de los casos, por lo cual, en general, se vuelve a dar la opinión desfavorable a la validez de la teoría del desarrollo sustentable.

5        Que en el caso particular “S”, es en donde hay un mayor grado de optimismo (9 de 16 concordancias, positivas), en la apreciación de la validez de la posibilidad del desarrollo sustentable.

6        Que en el caso “P”, por lo opuesto al punto anterior, es donde hay un mayor grado de pesimismo (3 de 16 concordancias, positivas), en la apreciación de la validez de la posibilidad del desarrollo sustentable.

 

 

                              Hemos analizado, en consecuencia, la opinión sobre lo prometido en la teoría del desarrollo sustentable.  Ahora podemos hacer lo semejante, aplicado en los casos de la clasificación de los países en: 1) Desarrollados (Estados Unidos, la Unión Europea, Japón, Australia, y Nueva Zelandia); 2) En Desarrollo (también llamados de “economía de transición”; los antiguos países del Bloque Socialista); y 3) Los Subdesarrollados (todo lo que antes se conoció como el III Mundo; América Latina, África, Sureste de Asia), que también, eufemísticamente, se les denomina como “en Vías de Desarrollo”.


Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Educación
Comenta este artículo
9 julio 2009 4 09 /07 /julio /2009 22:04

Apuntes Curso:
Desarrollo Sustentable (4)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

"Espacio Geográfico", Revista Electrónica

de Geografía Teórica;

 http://espacio-geografico.over-blog.es/

México, 20 jul 09. 

 

 

                              Haciendo nuevamente un resumen del desarrollo de los argumentos, hemos visto en la premisa antecedente todas las condiciones históricas que determinan el surgimiento de la teoría del desarrollo sustentable: 1) las sociedades precapitalistas y el uso y aprovechamiento de los recursos naturales, en una economía cerrada, de manutención, basadas en una producción de autoconsumo; 2) la sociedad capitalista y el uso y aprovechamiento de los recursos naturales, en donde la anterior economía cerrada se hace abierta, en el sentido de su producción de carácter industrial dirigida a la producción de excedentes para el comercio en una economía ahora esencialmente mercantil; y 3) la comparación con los fundamentos teóricos de la sociedad socialista respecto al uso y aprovechamiento de los recursos naturales, que, no obstante a su vez su carácter industrial, vuelve a intentar una economía cerrada con base en una planificación geoeconómica regional para la producción y distribución no comercializada ni mercantil.

 

                               Este desarrollo histórico planteó el problema del agotamiento de los recursos naturales, en función del desarrollo industrial, el crecimiento de población, y el deterioro ambiental ya sensible hacia el último tercio del siglo XX.  Finalmente, en estos antecedentes consideramos los conceptos de "desarrollo" y "sustentabilidad", que nos llevaron a la definición teórica del "proceso de mejora o transformación cuantitativo-cualitativa y continua al perfeccionamiento -en este caso, humano, no sólo para "tener más", sino principalmente para "ser más"- mediante las propias leyes de correspondencia o leyes económico-sociales, a manera de disponer de forma duradera de los recursos naturales para la vida".

 

                               Los distintos planteamientos teóricos del desarrollo sustentable destacaron dos grandes posiciones: 1) la recuperación del estado promedio ambiental dado hasta mediados del siglo XX, y 2) el desarrollo de las capacidades de adaptación a "los nuevos equilibrios", dado el hecho de que en el capitalismo, en tanto los recursos naturales son usados como mercancía, necesariamente se habrán de alcanzar, en un momento dado, los límites de ese desarrollo, de donde no hay recuperación posible del antiguo estado promedio ambiental, y por lo tanto, la alternativa es la segunda posición, de desarrollar capacidades de adaptación a los nuevos equilibrios (lo que, bien pensado, lo que acepta esta posición, es que no es posible tal "desarrollo sustentable").

 

                               Al estudiar la videograbación de la conferencia de Albert Gore: La Verdad Incómoda, éste concluye planteando la necesidad del empleo de tecnología eficiente, a fin de detener y revertir el proceso de emisiones de bióxido de carbono (CO2), y con ello a su vez, detener el calentamiento global y volver al estado promedio ambiental, no corriendo así, el riesgo único de la supuesta adaptación tecnológica a los nuevos equilibrios (por lo demás, evidentemente inalcanzable para la gran mayoría de la población del mundo).

 

                               Nos planteamos así, una idea central, una tesis a sustentar en estas discusiones, y procedimos a argumentarla demostrativamente, estudiando la clasificación de los recursos naturales y el desarrollo de la naturaleza; su historia natural considerando los ciclos geológico-geomorfológico, meteorológico-climático, hidrográfico-oceanográfico, y edáfico-loxenográfico, con la distribución geográfica de los recursos naturales en función de ello.&nbsp; Entendimos, en consecuencia, la importancia del balance en el estado promedio del ambiente, que tiende a alterarse rápidamente hacia fines del siglo XX y lo que va del XXI; más, incluso, por el deterioro ambiental, que por el agotamiento de las reservas de recursos naturales en relación con su consumo.  Y dijimos, que la argumentación demostrativa de la tesis, por profusa que fuese, no sería suficiente para la demostración como tal, por lo que había que echar mano de un recurso externo a ella: una hipótesis que la verificara. Tratemos acerca de ello para arribar hacia el término de este curso.

 

                              Así, debemos empezar diciendo que no más de una veintena de ensayos durante el año 1971; entre ellos el modelo denominado "Mundo 2", del norteamericano J. Forrester, publicado con el título Diámica de Sistemas (Instituto Tecnológico de Massachusetts, 1971); fueron la base del primer estudio global históricamente efectuado, modelo denominado "Mudo 3", del colectivo de mismo MIT, dirigido por Meadows, y titulado: Los Límites del Crecimiento, 1972.  En dicho documento ya se afirmaba: "La conclusión a que se llega es que la población y la producción globales no pueden seguir creciendo indefinidamente, porque se ponen en juego -están ya influyendo- factores que tienden a limitar semejante expansión, entre ellos, el agotamiento progresivo de los recursos, el posible aumento de la mortalidad, y los efectos negativos de la contaminación ambiental" (L. Meadwos, et al; Los Límites del Crecimiento; FCE, México, 1972; pp.14-15), y las perspectivas que entonces ya veían los autores de dicho trabajo, eran, y con razón, enfáticamente pesimistas: "aunque se insiste todavía en la conveniencia de aumentar la producción y el consumo, en los países más prósperos crece el sentimiento de que la vida está perdiendo calidad, y se cuestionan los fundamentos mismos de todo el sistema" (Ibid. p.25); y más adelante: "Estamos convencidos de que nuestra actual organización sociopolítica..., es incapaz de tratar la problemática contemporánea.  Es necesario introducir cambios profundos para rectificar la situación actual" (Ibid. p.28).  Tan sólo dos años antes, en 1969, el entonces Secretario General de la Organización de Naciones Unidas, U Thant, pronunció unas palabras, mismas que como epígrafe son recogidas en la Introducción a la obra, y por su trascendencia a cuarenta años después, aquí reproducimos:

 

                              "No deseo aparecer en exceso dramático, pero a partir de la información de que dispongo como Secretario General, no puedo sino concluir que a los miembros de las Naciones unidas restan, tal vez, diez años para controlar sus antiguas querellas y lanzarse a una participación global que frene la carrera armamentista, mejore el medio ambiente, limite la explosión demográfica y de por fin el impulso necesario a los esfuerzos orientados hacia el desarrollo. Si esta participación global no se crea en el próximo decenio, entonces mucho me temo que los problemas que he mencionado habrán alcanzado proporciones tan escalofriantes que seremos incapaces de controlarlos" (Ibid. p.32).

 

                             Y nada de lo esperado ocurrió diez años después, en 1979.  Pero tampoco ocurrió nada pasados veinte años, en 1989.  Acaso lo que cambió las expectativas fue el derrumbe del bloque socialista entre ese año y 1991; pero en sentido negativo, pues a treinta años, en 1999, los problemas se agudizaron al punto de ser ya críticos.  Y llegó el siglo XXI, y con él los cuarenta años a las palabras de U Thant, el año 2009, hoy..., y con una perspectiva real ahora sí ya excesivamente dramática, los problemas previstos entonces, ya están, amenazantes, encima.  Y lo más terrible, es que no se ve, en el plazo inmediato, los posibles cambios esperados desde hace cuarenta años.


Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Educación
Comenta este artículo
9 julio 2009 4 09 /07 /julio /2009 22:03

Apuntes Curso:
Desarrollo Sustentable (3)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

"Espacio Geográfico", Revista Electrónica

de Geografía Teórica;

 http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 15 jul 09. 

 

 

Conclusiones a la II Unidad.

 

                              En un rigurosos proceso lógico demostrativo, hemos hecho: 1) en la primera unidad, una serie de consideraciones generales o preliminares, que nos permitieron ubicar y plantear el problema más evidente de la teoría del “Desarrollo Sustentable”; esto es, el balance entre la renovación de los recursos naturales y su consumo, o dicho de otra manera, el límite en el cual ese desarrollo sustentable deja de ser viable; luego, 2) incidimos en los datos antecedentes relativos a ese problema, encontrando las diferencias entre las sociedades precapitalistas de economía cerrada, de autoconsumo, o autosustentable; y la economía capitalista, cuya producción es eminentemente para el mercado, y donde el consumo de los recursos queda sujeto a esa calidad de mercancías, incluso en un mercado especulativo (de producción de excedentes y monopolización con fines exclusivos de mayor ganancia).  Y no sólo comparamos el capitalismo con la sociedad feudal que le antecedió, sino con la sociedad socialista experimentada a lo largo del siglo XX en distintos proyectos, caracterizándole el ser de una economía planificada, que en un ordenamiento regional, buscaría nuevamente el carácter autosustentable de una economía cerrada.

 

                             En ese sentido, comenzamos a revisar las causas fundamentales y más generales de la vida en el planeta: a) la actividad tectónica (geológico-geomorfológica), b) el factor de la radiación solar en relación con la atmósfera (meteorológico-climática), y c) los procesos antropogénicos partiendo del desarrollo de la población mundial y la actividad industrial consumidora de energéticos primarios, con la emisión principal de bióxido de carbono (procesos demográfico-tecnógenos), como factor de deterioro ambiental.

 

                             Revisamos críticamente los planteamientos de diversos autores, encontrando en lo fundamental dos grandes enunciados para la teoría del desarrollo sustentable: 1) la teoría del desarrollo sustentable sobre el principio de los “nuevos equilibrios” (esto es, la capacidad el ser humano para adaptarse tecnológicamente a las nuevas condiciones), y 2) la teoría del desarrollo sustentable sobre el principio de “la recuperación del estado promedio del ambiente”, que nos haga prescindir socialmente de esa tecnología.

 

                              Con esos elementos, planteamos una idea central a demostrar, o sea, una tesis: que el desbalance entre la renovación de los recursos y su consumo como mercancía, es algo que necesariamente ha de ocurrir en el sistema capitalista, por lo que la sociedad debe reorganizar el modo de producción y consumo de sus bienes materiales.

 

                               Esto es, que, si bien es cierto que la población debe procurar disminuir el consumo de energía y asumir mediadas de sanidad ambiental; tal como lo vimos en las diversas teorías del desarrollo sustentable y que así se concluye en el video de Albert Gore “Una Verdad Incómoda”; también es cierto, así lo hemos estado haciendo ver una y otra vez, que todo ello sólo son medidas atenuantes sobre los efectos, mas no la solución a la causa misma del fenómeno del deterioro ambiental y el uso y aprovechamiento racional de los recursos, por lo que no basta con que la sociedad o población “actúe ecológicamente”, sino que es necesario, en función de las causas, que los Estados cambien el orden económico-social de producción.  En ese punto del curso académico nos encontramos.

 

                              Intentar demostrar esta tesis por sus propios argumentos no es suficiente, tiene que proponerse una hipótesis y verificarla; es decir, que a través de los argumentos demostrativos de ésta es que se probará la veracidad de aquella.  De ahí que en la siguiente unidad argumentaremos sobre la verificación de la hipótesis mediante la aplicación de la relación causal y algunas cuantificaciones o mediciones sencillas retomadas de algunas investigaciones dadas (lo cual nos ocupará el período de julio-agosto).


 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Educación
Comenta este artículo
9 julio 2009 4 09 /07 /julio /2009 22:02

 Apuntes Curso:

Desarrollo Sustentable (2)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

"Espacio Geográfico", Revista Electrónica 

de Geografía Teórica,

 http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 10 jul 09.  

II Unidad

 

                              Mientras que –hemos visto–, el socialismo pretende una economía planificada mediante el control de la producción y distribución por el Estado de modo que con ello haya un uso y aprovechamiento racional de los recursos naturales, el capitalismo; en particular el modelo económico capitalista llamado neoliberalismo (“nuevo liberalismo”, queriendo revivir sus días de máximo esplendor en la segunda mitad del siglo XIX, incluso cuando el capitalismo tenía aun un carácter progresista); lo que pretende es una economía de “libre competencia”, de producir más-para vender más-para ganar más, con mil argucias para monopolizar las fuentes de materia prima, la producción y el mercado, y con ello deshacerse de los competidores.

 

                              Evidentemente ese sistema económico no puede continuar, si no es que la sociedad quiera suicidarse.  El sistema económico de mercado no ha sido siempre el que actualmente conocemos: del modelo liberal del siglo XIX que sin la intervención del Estado generaba tal caos en la producción y en las relaciones sociales de producción; que por ello fue llamado también “capitalismo salvaje”; se pasó, por tal razón, al llamado capitalismo regulado o de economía mixta (mixta por la participación de la empresa privada y el Estado en la economía; en México se aplicó de la década de los años treinta a principios de los años setenta), en el cual: 1) el Estado tomaba participación en la economía administrando las principales empresas (como la de energéticos, o de comunicaciones y transportes); 2) fundando una Banca Nacional mediante la cual regulaba no sólo créditos, sino tasas de interés a través de lo cual influía en el tipo y montos de producción; y 3) Impidiendo realmente el monopolio de la empresa privada.  Luego hubo un corto período entre los años setenta a principios de los ochenta, del modelo económico llamado “populista”, en donde el Estado capitalista pretendió la administración masiva de empresas, que si bien generaron empleo, también se caracterizaron por ser improductivas.  Finalmente llegó la propuesta del modelo neoliberal, de principios de los ochenta a nuestros días, con el nuevo caos económico mundial actual.

 

                              En tanto, el socialismo pasó a su vez por diversas experiencias de su aplicación: desde la clásica obrerista de la Unión Soviética, a la China de tipo dominantemente campesino; o el socialismo de los países de Europa del Este, como consecuencia de los resultados de la II Guerra Mundial; la de Corea, con la que se inicia la Guerra Fría; la de Cuba con formas de democracia popular; entre otras significativas como la de Angola, o la de Vietnam; hasta la bizarra de Camboya con Pol Pot, quien creía que el socialismo era no la distribución de la riqueza, sino de la pobreza.

 

                              En ese contexto deben entenderse los conceptos de “desarrollo” y de “sustentabilidad”.  Por desarrollo (literalmente de desenrollar, desplegar lo que está arrollado o enrollado), como categoría social, significa “mejora o transformación cuantitativa y especialmente cualitativa y continua al perfeccionamiento, mediante las propias leyes de correspondencia”.  Por su parte, la sustentabilidad (de sustento, o conjunto de cosas necesarias para vivir), significa el “disponer de manera duradera de los recursos naturales para la vida”.

 

                              En ese sentido, por “desarrollo sustentable” habremos de entender: “el proceso de mejora o transformación cuantitativo- cualitativa y continua al perfeccionamiento, mediante las propias leyes de correspondencia a manera de disponer deforma duradera, de los recursos naturales para la vida”.

 

                             Dadas esas condiciones, nos enfrentamos al problema de <<los límites del desarrollo sustentable>>; pero donde lo primero que nos debemos plantear, es si la sociedad actual nos encamina a una mejora cualitativa al perfeccionamiento humano, es decir, al perfeccionamiento en correspondencia a lo que somos.

 

                             La respuesta a ese entredicho nos plantea una posible –si no es que evidente– confusión entre los conceptos de “desarrollo” y “crecimiento” (suponer que el desarrollo es exclusivamente crecimiento), o suponer que el desarrollo, algo cualitativo como hemos dicho, es igual a crecimiento, algo cuantitativo.  El perfeccionamiento humano no es pues, únicamente “tener más”, sino principalmente, “ser más”.  El desarrollo no son sólo cosas, sino principalmente, el ser más humano, la humanización del ser humano mismo.  Y el siguiente problema es entonces: ¿qué es “ser más humano”?

 


 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Educación
Comenta este artículo
7 julio 2009 2 07 /07 /julio /2009 08:00

    El Proceso Electoral en México,

Artículo 2009


                                                                                             Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

"Espacio Geográfico", Revista Electrónica d Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 07 jul 09.



                              Hagamos un paréntesis, dado el acontecimiento históricamente importante de las elecciones del 5 de julio en México.  Ello merecía un análisis y va a acontinuación:

Partidos

Votación Recibida

% del Padrón Electoral

% del Voto Emitido

Característica del Voto, y el No-Voto

Padrón

77,000,000

100

43

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PRI

12,520,418

16

37

  Duro + voto mercenario

 

 

PAN

9,549,796

12

29

  Duro + voto simpatizante

 

 

PRD

4,164,393

5

12

  Duro

 

 

 

 

PVE

2,219,861

3

7

  Duro + voto ingenuo

 

 

 

PT

1,216,237

2

4

  Duro

 

 

 

 

PNA

1,164,999

2

3

  Duro

 

 

 

 

PC

808,674

1

2

  Duro

 

 

 

 

PSD

253,261

0

1

  Duro

 

 

 

 

Nulos

1,539,971

2

  Crítico consciente, pero políticamente 
  ingenuo y legitimador

Total Votación:

33,437,610

43

100

  Legitimación del orden establecido,
  reproductor

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Abstención

43,562,390

57

 

  Crítico complejo, políticamente
  espontaneísta e intuitivo,

 

 

 

 

  no-legitimador

 

 

 

Nulos+Abstención

45,102,361

59

 

  No-legitimación del orden establecido,
  iniciativa histórica de

 

 

 

 

  las masas.

 

 

 

 

 


Voto efectivo del
padrón electoral
(legitimación)                 31,897,639         41
Voto
No-Legitimador             45,102,361        59

                                     77,000,000       100

                              Redondeando: 40 % de los mexicanos (por lo menos en este momento), creen en el sistema o se apegan a él por los más vulgares intereses.  Pero..., el 60 % de los mexicanos (con la salvedad de ser "elecciones intermedias"), y por lo tanto, la mayoría, está tan desorganizada como harta del orden de cosas.


40 %:
¡Ah intereses vulgares, inconciencia, y mercenarismo!
60 %:
¡Ah, si los "anulistas" no pecaran de ingenuidad y precisaran con más claridad el objetivo: la no-legitimación del orden establecido!

¡Ah, si los abstencionistas no pecaran de abulia y fijaran con más conciencia el objetivo: la no-legitimación del orden establecido!

                              Luego entonces gobernarían -si es que aun les fuera posible- sin legitimidad, sin apoyo, sin libertad para la impunidad; y por lo menos harían algo para reconciliarse con la sociedad..., quizá (por lo menos en el peor de los casos).  Porque en el mejor: esta sociedad se daría un mejor gobierno que merece.

                              Para el 2012 (si es que al mundo no se lo ha acabado de llevar el diablo),  el PRI y sus "bonitos" con un "centrismo social" (centrismo no geométrico, sino de posición entre el PAN como "Extrema derecha", y el PRD-PT enla derecha, pero como "extrema izquierda"), incrementarán su mercenarismo como única solución.

                              El PAN, la "derecha", el conservadurismo (¡ah la sociedad, "apalos", pero al fin entendió!, aun cuando con ingenuidad e inconciencia; y no podía ser de otro modo), irá en repliegue ("¿Dios quiera!").

                              El PRD, la "pseudo izquierda burocrática" ("izquierda sólo por estar menos "a la derecha"), tendrá que aliarse con el PT o, a la larga, fenecer.  El PT, la "pseudo izquierda popular" ("izquierda a modo" de una sociedad timorata y pusilánime), tendrá que generar una gran alianza de Frente Único contra el mercenarismo del voto, el conservadurismo, y la burocracia política, o tendrá que dejarle el paso nuevamente al PRI.

                              Las declaraciones inmediatas han sido: 1) PAN: <<Acuerdos para que haya estabilidad social>> (¿alg elemental, o mensaje "entre líneas"?); 2) PRI: <<Los agravios, olvidados>> (¿inteligencia política, indicador del riesgo, o las dos cosas?); 3) PRD-PT ("izquierda"): hasta el momento, <<rumores de división>>, si es así, cavan con fruición su tumba de no-alternativa; 4) El 60 % de la sociedad, "Anulistas-Abstencionistas": no les toca mover, su jugada o movimiento dependerá de lo que ocurra de aquí al 2010, quizá principios del 2011; pero al parecer, siendo que los empresarios (PAN), mejor deben ir a sus empresas y así se lo ha pedido la sociedad, sólo se colocarán detrás de la Silla "forrados de dinamita" con un cerillo encendido en una mano y una mecha corta en la otra (como viven creyendo que "el dinero lo puede todo", creen que pueden crear un ambiente de incertidumbre e inestabilidad sn que a ellos les pase nada, allá ellos, desconocen de historia); en consecuencia, al PRI le convendrá (nuevamente como en los años treinta), una izquierda no sólo real, sino fuerte.

                              El miedo que el PRI le tenga a esa situación, y las condiciones de agudización de la crisis económica, determinarán el desenlace.  Casi para todo efecto, la alternativa será la "abstención no-legitimadora" (miedo-condiciones negativas; miedo-condiciones positivas, y no-miedo pero con condiciones positivas; y la única opción de no-abstención, será bajo no-miedo con condiciones positivas)

                              La probabilidad (y los buenos deseos), es que la sociedad actuará en ese Frente Único (que incluso al PRI le convendría)...  Si no fuese así (y si no se da un estallido social por el hartazgo de la alianza PRI-PAN en un deterioro económico-social mayor), la única alternativa será el "Abstencionismo Consciente" por la no-legitimación del estado de cosas; de un conservadurismo acogido al mercenarismo del voto al PRI contra la "extrema izquierda" (léase, derecha más social y moderada).

                              Y si tampoco esto último ocurre..., ¡"Dios se apiade de las almas de esta sociedad"!, no habrá nada más qué hacer..., habrá PRI para otros setenta años...

He ahí la lección del proceso electoral del 2009, en nuestra versión.
(dicho hoy, 7 de julio de 2009).


Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Política
Comenta este artículo
31 mayo 2009 7 31 /05 /mayo /2009 22:01

 Atención


A los piratas, bucaneros, corsarios, despojadores de ideas, usurpadores de teorías, plagiarios intelectuales, y uno que otro pseudogeógrafo oscurantista de baja ralea.


La-Casta-er-a.jpg

Viñeta:Mauro Benítez Bautista"Personal Computing 46", México, 1992

(Recorte tomado de una revista de computación y conservado circunstancialmente)

 

SABED

 

Algunos de los materiales de este Blog, tene solicitada su reserva de derechos de autor y el mismo se encuentra en trámite.

 

Todo lo expuesto puede “copiarse y pegarse”, para eso se publica, para que el lector los haga suyos, pero entrecomillando lo copiado para hacer de ello una cita textual, dando los créditos al autor y la referencia de la fuente [Hernández Iriberri, Luis Ignacio; Artículo; “Espacio Geográfico, Revista Electrónica de Geografía Teórica”; http://espacio-geografico.over-blog.es/, México, (fecha)].

 

Lo que no se debe hacer, por razones éticas, es que, en la idea de "hacer suyos" estos materiales (compartirlos intelectualmente), omitan al autor y le pongan su nombre, haciéndolos aparecer y pasar por suyos.

 

 Esto último, a más de ser causa de sanción jurídica penal, ello es absolutamente nada comparado con la sanción moral ante la falta ética para los que incurran en plagio: el cargo de conciencia.

 

Varios miles de lectores de todo hispanoamérica y algunas otras partes del mundo visitan semanalmente este Blog, lo que aquí se publica no es desconocido incluso en el ámbito internacional; así, quien pretenda el plagio de ideas, sólo hará el ridículo con su descrédito intelectual (como de hecho ya ha ocurrido y hemos comentado en este mismo Blog).  Lo más correcto (y no por mera vanidad del autor), lo intelectualmente ético, es citar al autor entrecomillando el pasaje que se tome, y referirlo a pie de página dándole los créditos al mencionar la fuente de donde se tomaron los datos.  Ello, a la vista de todos, habla, entonces, de un intelectual que: 1) moralmente respeta el trabajo intelectual del otro, 2) tiene, por lo tanto, un alto nivel de ética, 3) muestra estar bien formado en los métodos y técnicas de investigación documental que habla bien de su calidad como investigador, y 4) tiene ideas propias.

 


 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
Comenta este artículo