Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

2 marzo 2014 7 02 /03 /marzo /2014 23:03

01 Objeto Estudio s XX MéxicoEl Debate de la Naturaleza de la Geografía en el Siglo XX en México.  (6)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

30 nov 13.

 

 

La continuidad del hacer científico no es arbitrario ni de “genialidades”, sino una elaboración metódica, sistemática, que se deduce en forma axiomatizada de lo ya demostrado anteriormente y de la solución de las contradicciones.  Es decir, que:

 

1       El objeto de estudio de la geografía es el espacio determinado por la esfera terrestre y objetivamente dado.

2      Por tal espacio geográfico se entiende la dimensionalidad material de la dialéctica continuo-discreta (lo que hemos denominado como el vacuum).

3        El vacío existe, y éste constituye, cualitativa y cuantitativamente, el estado material del espacio.

4       Como espacio propiamente terrestre, es la dimensionalidad de la esfera determinada por el campo de gravedad de la Tierra, hasta los límites flexibles y móviles de interacción con el campo de gravedad de la Luna (a 320,000 km de la distancia Tierra-Luna).

5       La naturaleza del espacio geográfico es la relación dicha entre los estados materiales (o estados de espacio), de lo continuo y lo discreto.

6    El conocimiento geográfico tiene un método propio históricamente dado por la comprensión del espacio.

7   Tal método en su fundamento gnoseológico del materialismo, se constituye por su sistema de categorías fundamentales:

a)     Orientación y sistema de referencia

b)      Lugar y situación

c)      Localización y distribución

d)      Límites y extensión

e)      Conexión y relación

f)        Simetría y asimetría

g)      Homogeneidad (uniformidad) y heterogeneidad (disformidad)

h)      Morfometría y anamorfometria

8        La Geografía como ciencia se postula como ciencia natural de la naturaleza inorgánica, y, por lo tanto, como ciencia físico-matemática.  En ese sentido, la Geografía es una ciencia matemática en el carácter de ciencia matemática aplicada (en este caso, aplicada al conocimiento del espacio geográfico).

9        Sobre la base de tales postulados, establece como sus principios o leyes más generales y esenciales, el ser una ciencia:

a)   De la interconexión o relación universal de los fenómenos, entendidos éstos en forma generalizada como estados de espacio.

b)  Del orden de coexistencias.

c) De las interconexiones o relaciones físicas externas entre los fenómenos, entendidos éstos en forma generalizada como estados de espacio.

d)  De las transiciones materiales de sustancia y campo entre los estados de espacio.

10    En consecuencia, su método de conocimientos técnicos propio históricamente dado, se conforma de las técnicas mismas de la cosmografía (orientación y posición), topográfico-geodésicas (triangulación y medición), y geofísicas (estados físicos y movimiento), que se comparten mutuamente entre estas ciencias particulares.

11  La resultante propiamente geográfica de tales componentes técnicos de método; cosmográfico, topográfico-geodésico y geofísico; es que el método geográfico se define entonces como: la manera de obtener el conocimiento espacial por su orientación y posicionamiento, por sus distancias y métrica, como por los estados físicos y sus movimientos.

12   Las leyes particulares de la geografía hasta ahora descubiertas e manera empírica (hasta hoy, ninguna ley ha sido deducida teóricamente), son:

a)      La ley de la zonalidad planetaria.

b)      La ley de la distribución sectorial de los estados de espacio.

c)      La ley de la simetría axial (bipolar y hemisférica).

d)      La ley de los movimientos dextrógiro como levógiro del “efecto de Coriolis”.

e)      La ley del movimiento estacional (del que deriva el movimiento de precesión).

f)        La ley de la flexibilidad del espacio geográfico (dado en el movimiento de los nodos).

13   Históricamente ha habido un proceso, no sólo de registro de los fenómenos en el espacio (en su representación en el mapa), sino de su integración como objeto de conocimiento necesario; y segundo, que como objeto de conocimiento, tanto el concepto de “espacio” como el de “fenómenos”; no sólo han dado dos líneas de pensamiento geográfico, sino, en particular dichos conceptos han pasado por un proceso de abstracción y generalización teórica entre fines del siglo XIX y principios del siglo XX.

14   El proceso de abstracción y generalización de los conceptos de espacio y fenómenos, supone su unidad material más general y esencial como estados de espacio (el estado de espacio vacío como lo continuo, y los estados de espacio como los fenómenos, como lo discreto).

15  Ha habido seis momentos de abstracción y generalización de los conceptos de “espacio” y “fenómenos”:

 

I    El de los fenómenos como lo “empíricamente dado” en los “hechos geográficos”, tanto en Europa con Louis Vivan de Saint-Martin (1873), como independientemente en América con Miguel E. Schulz (1892).

II     El del espacio como “las relaciones de coexistencia” en la superficie terrestre, de E. Chizhov (1896) y Krasnov (1905).

III   El simultáneo del espacio y los fenómenos en la “Región Corográfica”, con Hettner (1905); y de las propiedades particulares de espacio en el lugar, localización, distribución y relaciones, con De la Blache (1913).

IV  El simultáneo del espacio y los fenómenos en la “Región Corográfica” y “Unidades Morfológicas”, con Alfred Hettner (1927); y en el Paisaje y Unidades Morfológicas”, de Sigfrid Passarge (1932).

V    El simultáneo del espacio y los fenómenos en el espacio como el continuum, y los fenómenos como los elementos (1952, 1976), con Carlos Sáenz de la Calzada Gorostiza; y del continuum y las “fases” (1976) con Alexandr Maxímovich Riábchikov.

VI   El simultáneo del espacio y los fenómenos, del espacio como el vacuum o la dimensionalidad material continuo-discreta, y los fenómenos “estados de espacio” (1980-2012), con Luis Ignacio Hernández Iriberri.

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Historia de la Geografía en México
Comenta este artículo
2 marzo 2014 7 02 /03 /marzo /2014 23:01

Boletín N° 05; 05 mar 14; La denuncia, previa su demostración.

 

En un principio no creíamos en la CDH, recurrimos a ella prácticamente obligados; tras los hechos, tuvimos que reconocer y agradecer públicamente la valía de tal institución, sin la cual, necesariamente, en nombre del honor y dignidad, hubiera ocurrido una tragedia.

 

Luego la CDHDF nos pidió esperar de junio a septiembre el trámite de su Recomendación, y dados los hechos, concedimos siendo su atributo, no obstante fuese este el caso más simple, e incluso el “caso paradigmático”, como la misma CDHDF lo denominó, difiriéndose con ello el respaldo moral y legal para la negociación, como la posibilidad de negociación misma, del resarcimiento de daños con la PGJDF y la solución del caso con el cese de la acción penal.  De septiembre se nos pidió esperar a octubre, y de octubre a noviembre (en que solicitamos una entrevista con la nueva Presidente de la CDHDF, sin que se nos concediera), y con ello se fue diciembre, y enero (en que volvimos a solicitar la entrevista, sin éxito), y se fue febrero, y luego de diez meses de represión y diferimiento de la Recomendación y bloqueo de negociación ante el compromiso moral con la CDH, y a diez días del plazo de un año de los hechos, tal Recomendación a la PGJ para que, entre otras cosas, estos actos no se vuelvan a repetir, jamás se emitió, no sólo en nuestro perjuicio, sino irresponsablemente ante lo que agravia a la sociedad misma.

 

Por lo que, obligados moralmente, y legitimados en forma plena en nuestro decir y hacer; fundados en la demostración con el método de la ciencia por relación causal de una represión nazi-fascista; así como en su momento reconocimos y agradecimos públicamente, ahora, dado un momento totalmente distinto, tenemos que explicar a la sociedad el “misterio” de estos hechos.

 

Boletín Nº 05, 05 mar 14.  ¡Libertad o Muerte, por la Verdad, el Honor y la Dignidad!  Por el resarcimiento pleno de los daños económicos y morales tras un año de represión continuada, ¡Sumándonos a esta revolución en marcha!

 

En los subsiguientes boletines aportaremos la demostración de todo cuanto hemos afirmado.

 

Para todos los correos, se envía la referencia del Blog: http://espacio-geografico.over-blog.es, en el cual, en su Sección de “Política” (o en la parte inferior de la pantalla), se puede ir haciendo el seguimiento de esta denuncia a través de estos boletines; o bien a nuestro nombre en facebook.

 

Ccp:

 

Ángel Peralta                              Expreso 1DMX

Angélica de la Peña G                Senado de la República

Agustín Márquez Rocha             Reforma

Alba Calderón                            Efekto Noticias

Correo                                         CEND-SNTE

CIDH                                          OEA

Daniela Ramírez                         La Razón

Eduardo Miranda                       Proceso

Ernesto Ledesma Arronte           Rompeviento

Gamaliel Velasco                        Nuestra Visión

Georgina Calderón                     El Universal

Heriberto Paredes Coronel         Subversiones/Rompeviento

Jaime Quintana Guerrero            Desinformémonos

Jennefer                                      Abogada

José Antonio Garibay                 CDHDF

José Antonio Lara Duque           CDH "Zeferino Ladrillero"

Juan Manuel Pérez Cora             Suprocuraduría DHDF

Karemm Flores                           El Mañanero (Foro TV/Teleradio)

Luis González Plasencia             CNDH

Noemí Gutiérrez                         Efekto TV

Parlamento Europeo                  

Parlamento Latinoamericano     

Diana Ortega                              Oficialía de Partes de la Presidencia

Samantha López Lara                 Somos el Medio

Sergio Soto Nájera                      Abogado

Silvino Soria Rivas                     MPR

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Política
Comenta este artículo
2 marzo 2014 7 02 /03 /marzo /2014 23:01

Marduk Chimalli: la denuncia de acto nazi-fascista.

 

                    Un año después, que un gobierno como el Gobierno del D.F, nos mantenga bajo una represión nazi-fascista por la cual, si nuestras ideas le estorban, bien nos podría mandar matar de un balazo (de antemano, no se lo reprocharíamos, entendemos que ello estaría en su naturaleza, como en la nuestra luchar por un mundo mejor con esas consecuencias); pero este gobierno no obra de esa manera directa, sino al más puro estilo hittleriano, y perversamente agrede a nuestro hijo, plena y absolutamente inocente y ajeno al problema (algo que hasta hace poco ni las mafias lo hacían).  Pero luego de este tiempo, que una institución como la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), de la que se esperaría la mayor sensibilidad por la condición humana, sin causa razonable alguna contribuye con una victimización continuada; o que así mismo el abogado haya dejado transcurrir las cosas hasta casi vencerse los plazos legales; todo ello, para nosotros, desbordando ya todo límite de compromiso moral, falta ya a toda ética profesional.

 

                  Por lo que, dada la afectación a nuestro hijo, y por ello obligados moralmente, como legitimados con plenitud en nuestro decir y hacer tanto por ello mismo como fundados en la demostración con el método de la ciencia por relación causal, de que somos víctimas de una represión y persecución política nazi-fascista; así como en su momento reconocimos su valiosa intervención y públicamente agradecimos, ahora, dado un momento totalmente distinto, tenemos que explicar el “misterio” de esta victimización continuada que se equivale a complicidad con los intereses del gobierno del D.F.

 

                   Visto que el abogado por alguna “misteriosa” razón, no hizo nunca el trámite del desistimiento de la acción penal (o que sólo hizo como que hizo), desde fines de agosto de 2013, y nos trajo con el cuento de que “ya la próxima semana”, y así se fueron siete meses; y que ello es “misteriosamente” consistente con el diferimiento de la Recomendación de la CDHDF, para el “caso más simple”, para el “caso paradigmático” de la violación de los derechos humanos (tal como fue expresado por ellos mismos); decidimos hacer pública la denuncia de esto que revela la verdadera situación que prevalece en México, ya no se diga en asuntos de esa Justicia en este país (en la naturaleza de ello aquí, está lo más abyecto de la condición humana), sino esencialmente en la descomposición moral de todo el sistema social.

 

                     Para ampliar nuestra denuncia, decidimos crear nuestra cuenta en Facebook, y simplemente, abrumados por la masa de datos de la situación social y política de México de que allí se da noticia, llegamos de inmediato a una conclusión: no es que se avizore una revolución, ¡lo que está ocurriendo en México –y en donde nuestro caso es insignificante–, es ya la revolución misma!  Y por las mismas razones de 1810 y de 1910: la desigualdad e injusticia social, la impunidad y prepotencia de una satrapía despótica (incluso cuasi divina, como en la expresión plena del Superhombre dada en la LXII Legislatura, la cual “hace que el Sol se levante”, y gracias a la misma los méndigos “proletas” podemos aliviar nuestro padecimiento del frío).

 

                  Nuestro caso, el caso Marduk Chimalli Hernández Castro, ya no sólo es el “caso paradigmático” de la violación a los derechos humanos, ahora, en el contexto de esa insurrección social descomunal a la vista, esencialmente debe ser el compromiso ideológico y moral con todas las demás denuncias, que hacen ya la revolución en marcha.

 

Boletín Nº 04, 01 mar 14.  ¡Libertad o Muerte!  Por el resarcimiento pleno de los daños económicos y morales tras un año de represión continuada!  ¡La revolución está en marcha!

 

Para todos los correos, se envía la referencia del Blog: http://espacio-geografico.over-blog.es, en el cual, en su Sección de “Política” (o en la parte inferior de la pantalla), se puede ir haciendo el seguimiento de esta denuncia a través de estos boletines; o bien a nuestro nombre en facebook.

 

Ccp:

 

1 Ángel Peralta                 Expreso 1DMX

2 Angélica de la Peña G        Senado de la República

3 Agustín Márquez Rocha Reforma

4 Alba Calderón                 Efekto Noticias

5 Correo                         CEND-SNTE

6 CIDH                                OEA

7 Daniela Ramírez                La Razón

8 Eduardo Miranda                Proceso

9 Ernesto Ledesma Arronte Rompeviento

10 Gamaliel Velasco                Nuestra Visión

11 Georgina Calderón         El Universal

12 Heriberto Paredes Coronel Subversiones/Rompeviento

13 Jaime Quintana Guerrero Desinformémonos

14 Jennefer                         Abogada

15 José Antonio Garibay        CDHDF

16 José Antonio Lara Duque CDH "Zeferino Ladrillero"

17 Juan Manuel Pérez Cora Suprocuraduría DHDF

18 Karemm Flores                El Mañanero

19 Luis González Plasencia        CNDH

20 Noemí Gutiérrez                Efekto TV

21 Parlamento Europeo

22 Parlamento Latinoamericano

23 Diana Ortega                 Oficialía de la Presidencia

24 Samantha López Lara        Somos el Medio

25 Sergio Soto Nájera         Abogado

26 Silvino Soria Rivas                MPR

27

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Política
Comenta este artículo
23 febrero 2014 7 23 /02 /febrero /2014 23:05

Editorial

 1859-El-Origen-de-las-Especies--Darwin.jpg

Darwin y El Origen de las Especies, 1859.  Flora y fauna quedaron sujetas a la evolución por selección natural, pero el ser humano y la sociedad se regían por otras leyes propias (económico-políticas), y ello hizo aún más heterogenea a la pretendida geografía de los fenómenos.

 

*

 

A la muerte tanto de Ritter como de Humboldt en 1859, año mismo en que se publica El Origen de las Especies de Darwin, muere la idea de una geografía de la Totalidad a través del conocimiento de sus fenómenos concretos, no sólo de una vastedad de conocimientos imposible, sino esencialmente limitada en esa dirección, gnoseológicamente, a ser una falsa “ciencia de ciencias” y técnicamente a ser permanentemente una actualización censal.

 

Desaparecidas las figuras de autoridad, se cuestiona el planteamiento, y de la pretensión de la generalidad, se vira a la idea del desarrollo de la geografía por la vía de la particularidad.  Aparece, entonces, las figuras históricamente reconocidas de Friedrich Ratzel y Ferdinand Von Richthofen.  El primero con su propuesta de una “Geografía Política” bajo parámetros “geográfico deterministas” de un “darwinismo social” con su obra identificadora, su Antropogeografia, de 1882; y el segundo, con su propuesta de una “Geografía Física”, determinada por su formación de origen como geólogo, en el desarrollo de la geografía como una “geomorfología de la litósfera”.

 

Bajo esas condiciones, la geografía adquiere ahora un carácter de ciencia funcional, que no es por sí misma, sino sólo en tanto por aquello de que depende: en el caso de Ratzel, de la política; y en el caso de Richthofen de la geología; que dará lugar a un debate gnoseológico acerca de la naturaleza de la geografía a todo lo largo del siglo XX.

 

Para la elaboración del artículo “Qué es la Geografía” de este número, relativo a la aportación de dichos autores, hemos hecho uso de la valiosa obra: El Pensamiento Geográfico, 1982, de Josefina Gómez Mendoza, Julio Muñoz Jiménez, y Nicolás Ortega Cantero, que si bien una interpretación no-marxista, que como tal gusta de dividir, fragmentar y hacer una complicación cada vez mayor en las diferencias al particularizar; la reelaboramos en teoría marxista, por lo contrario, en el ánimo de unir y clasificar simplificando mediante lo que hay de común y semejante en los aspectos esenciales y más generales.

 

*

1859 El Origen de las Especies, DarwinFilosofía de la Geografía.

 

[____]  Qué es la Geografía; Fin de la Identidad: Geografía-“filosofía de la naturaleza”, y el problema de la unidad y definición de la Geografía.  (36/)

 

03 Vacío de Formación Teórica ObjetivaHistoria de la Geografía en México.

 

 

[____]  El Debate de la Naturaleza de la Geografía en el Siglo XX en México (5/)

 

DibujandoPolítica.

 

[____]  Boletín N° 03; Marduk Chimalli: En estos conflictos, difícilmente hay algo casual, aun cuando la casualidad ocurra

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Bitácora Navegación Espacio Geográfico I Época
Comenta este artículo
23 febrero 2014 7 23 /02 /febrero /2014 23:04

1882-Antropogeografia-Ratzel.jpg1868-Richthofen-en-China.jpgFin de la Identidad: Geografía-“filosofía de la naturaleza”, y el problema de la definición y unidad de la Geografía.  (36/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

06 dic13.

 

La esencia de la “filosofía de la naturaleza” que aparece en la filosofía clásica griega, está en que todo, incluyendo al ser humano, a la sociedad, es considerado en el conocimiento como “fenómeno natural”.

 

El fin de la “filosofía de la naturaleza” se produjo en la segunda mitad del siglo XIX, no sólo tras la aparición de la oba de Drawin, El Origen de las Especies, 1859, sino esencialmente con la introducción y desarrollo de la ciencia de la sociedad desde la filosofía del positivismo; pero más esencialmente aún, con la obra de madurez ya de los años sesenta a ochenta, de Marx y Engels en la dialéctica materialista aplicada a la historia.

 

Se entendió, entonces, que el ser humano en sociedad, desde el control a voluntad del fuego con el pithecatropus, se desprendió de la naturaleza, dejó de estar subordinado a ella, y más aún, se lanzó a la lucha por su conquista como condición social necesaria para su emancipación. Y a partir de entonces, siguió el derrotero de sus propias leyes económico-políticas y sociales.

 

En ese contexto, Friedrich Ratzel (1844-1904), afín al positivismo comtiano e influido por la obra de Drawin .mas no así por el pensamiento marxista en la filosofía dialéctico-materialista–, intentó consumar el propósito totalizador del conocimiento, que venía como propuesta desde Ritter y Humboldt, haciendo de la Geografía, una ciencia social, en función de lo natural; y con ello introdujo el llamado “darwinismo social” en geografía, en el que, tomando el principio evolucionista de Darwin de la “lucha por la existencia y la selección natural” como ley de la naturaleza, a su vez, aplicable según Ratzel a la sociedad, pretendía poder vincular el mundo de los fenómenos de la naturaleza, con la sociedad; de donde surgió, en su Antropogeografía de 1882, primera teoría de la geografía como ciencia en dependencia funcional, el llamado “determinismo geográfico”, es decir, esa condición por la cual la sociedad, en función de la naturaleza, , tiene por causalidad el mundo de los fenómenos naturales; principio falso por el cual las leyes propias de la sociedad, objetiva e históricamente dadas, son suplantadas reduccionistamente por leyes biológicas, e incluso físicas, de modo que, por ejemplo, un Estado, considerado como un organismo biológico “luchando por su existencia” en la conservación y ampliación de su “espacio vital”, dio lugar a la justificación de la guerra imperialista y al colonialismo de fines del siglo XIX.  Así, más que una “Geografía Humana”, con Ratzel se tiene una “Geografía Política”, y eso es justo lo que publica en 1897.

 

Rechazando los postulados ratzelianos dados en su falso determinismo, Ferdinand Von Richthofen (1833-1905, geólogo en su formación de origen, propone el planteamiento inverso: el de una Geografía como ciencia natural, en función de lo social; esto es, en donde geográficamente, la naturaleza habrá de tener por causalidad a los fenómenos sociales (lo económico, lo político).

 

El planteamiento de Richthofen abrió una promisoria expectativa a los propósitos universalistas a los que la ciencia geográfica se ve impelida objetivamente una y otra vez.

 

Richthofen, por su formación de origen, al aplicar los criterios de la geología a la geografía, hace aparecer una primera “ciencia de empalme” en la intersección de los conocimientos de ambas ciencias: la geomorfología, específicamente, el estudio de las “formas terrestres” en la litósfera; centrando sus trabajo en ello, no obstante, sobre a base de un postulado más general, por el cual entiende que el conocimiento geográfico se refiere a la superficie terrestre en su forma tridimensional (a manera de la geométrica “corona esférica” entendida como un hiperplano), considerado por todos los fenómenos coexistentes en ella.

 

En ese sentido, Richthofen divide los conocimientos geográficos en tres grandes campos: 1) la Geografía Especial o Corográfica (de chóros, espacio; y grafía, trazo o descripción), con un carácter descriptivo del espacio (la geografía del espacio terrestre), 2) la Geografía General, la cual subdivide en las geografías física, biológica, humana, etc; igualmente de carácter descriptivo-explicativa (una descripción conocedora de la causalidad), y 3) la Geografía Corológica (de chóros, espacio, y logos, razón), en la que se estudia con razón lógica, deductivamente, las relaciones causales entre los fenómenos en un espacio dado.

 

Inmediatamente a la publicación de la Antropogeografía de Ratzel de 1882, el estudioso de China y creador del concepto de “Ruta de la Seda” (1877), Ferdinand Von Richthofen, publica su obra de geografía teórica: Técnicas y Métodos Actuales en Geografía, con lo que el debate acerca de la naturaleza de la geografía quedaba abierto.

 

La idea espacista corgráfico-corológica, aún como mero sistema de referencia en Richthofen, en esa relación universalista funcional de la geografía y otros conocimientos particulares (las aplicaciones en los campos físico, biológico y social), realmente echó las bases de toda la geografía fenomenista del siglo XX; pero en ello, al mismo tiempo, las bases del proceso de abstracción y generalización teórica tanto del concepto de espacio como del concepto de los fenómenos, que tendrá lugar en forma desplegada en el debate de la naturaleza de la Geografía durante dicho siglo.

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo
23 febrero 2014 7 23 /02 /febrero /2014 23:03

03 Vacío de Formación Teórica ObjetivaEl Debate de la Naturaleza de la Geografía en el Siglo XX en México.  (5)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

29 nov 13.

 

En esa ambigüedad en la definición teórica de la geografía de Sáenz de la Calzada, Bassols Batalla, y Ma. Teresa Gutiérrez de MacGregor, se entiende al espacio como el aspecto esencial de la geografía, pero lo que se acaba estudiando, ya como naturalistas, ya como sociologistas, son las relaciones entre los fenómenos en un lugar determinado utilizado sólo como referencia.

 

Dichos tres investigadores atravesaron por todo el período de cuarenta años de hegemonía de la geografía fenomenista en el criterio de Jorge A. Vivó, lo trascendieron en dos y tres décadas; el Dr. Carlos Sáenz de la Calzada Gorostiza fungió como nuestro Director de Tesis; la Dra. Ma. Teresa Gutiérrez de MacGregor nos llegó a invitar a integrarnos al Instituto de Geografía (y no firmó el Dictamen con el que se nos rechazó en la cátedra en el Colegio de Geografía); pero en donde se levantó un valladar, fue con el Dr. Ángel Bassols Batalla, quien nos invitó a colaborar con él en el campo de su geografía económica, pero a lo que declinamos por las mismas razones que lo hicimos respecto de la geografía de la salud del Dr. Sáenz de la Calzada: ni eso era a nuestra vista intuitiva nuestra idea de la geografía, ni la salud ni la economía estaban en nuestro interés.

 

Y a poco de nuestro egreso de los estudios profesionales, con nuestra misma tesis de grado, rompimos (sin que así nos lo propusiéramos) de manera radical no sólo con la hegemonía fenomenista, sino con toda ambigüedad en los fundamentos teóricos.  Y en ello, poco después, independientemente, se sumó el trabajo del compañero José C. Martínez Nava, estableciéndose objetivamente con ello (visto ahora a la distancia), que toda una época había terminado, y una nueva época, de manera profundamente tortuosa, daba inicio.

 

 03 Pérdida de Continuidad

Lapsos de pérdida de continuidad, no porque no se hayan formado geógrafos, sino porque entre éstos no destacaron los desarrollos teóricos.

 

Luego de 1911 con el discurso de Isidro Rojas que puso simbólico fina a la geografía espacista de la modernidad ilustrada en México, se hizo una larga transición obligada, como consecuencia de la Revolución, hasta 1927 en que Jesús Galindo y Villa publica su Geografía de la República Mexicana, del más puro corte fenomenista, que inauguraba los nuevos tiempos; pero, más aún, otra pérdida de continuidad, y ésta ya caracterizada como producto propio de las contradicciones internas de la ciencia de la geografía en México, se dio entre el origen de la aparición profesional de Pedro C. Sánchez y el origen de la aparición en México de Jorge A. Vivó, justo en ese mismo lapso entre 1910 y 1929, y que desde el punto de vista del desarrollo teórico, pudiera llevar hasta 1935 en que Pedro C. Sánchez publica su Evolución de la Geografía, en que, de algún modo, establece los fundamentos teóricos (por sencillos que fuesen), del nuevo concepto del hacer de la geografía basado en los datos históricos por él expuestos, y más aún, ese lapso pudiera alargarse hasta  1945, en que el propio Jorge A. Vivó publica su Geografía Física, que será el modelo de conocimientos a seguir.

 

De la misma manera, observamos en la gráfica que ahora se dio, primero, una pérdida de continuidad hasta por casi tres décadas entre la Dra. Ma. Teresa Gutiérrez de MacGregor, y nosotros, el autor de estas líneas.  Desde luego que en ello hay una situación relativa, pues no es que no haya habido profesionales de la geografía, porque los hubo, y sin duda de alto nivel profesional tanto en la investigación, como en la docencia e incluso ya en el campo de la producción económica, pero aquí nos referimos a aquellos geógrafos con desarrollos en geografía teórica, así fuese que fundamentaran la geografía fenomenista vigente (con datos históricos, filosóficos y del desarrollo objetivo del hacer geográfico), o que bien la cuestionaron haciendo nuevos planteamientos ampliamente fundamentados de la naturaleza de la geografía productora de sí misma por sí misma, criticando ese hacer geográfico exclusivamente reproductor en infinitos modelos de geografía aplicada, por los que la geografía no se entendía por sí misma, sino en relación funcional con aquello en que se aplica.  Este tipo de autores de la geografía no aparecen ni están presentes en el lapso de las décadas sesenta a setenta.

 

Pero más terrible aún es, ya no una pérdida de continuidad, sino un vacío absoluto que a la fecha de este documento es ya de más de tres décadas respecto de lo que nosotros hemos aportado.  Si se considerase que en realidad no hay tal jactancioso vacío que hubiese que llenar con la continuidad de lo nuestro, tendría que aceptarse que aquello que lo llena haciendo continuidad, es la geografía en su concepto “posmodernista”, cuyo objeto de estudio si bien es enunciado como el “espacio”, éste es sólo un “constructo”, es decir, una elaboración puramente subjetiva que hace de la geografía, una “geografía literaria”, a manera de una disciplina de conocimientos meramente metafísica, ajena a la ciencia y al método de la ciencia de la modernidad.


03 Vacío de Formación Teórica Objetiva 

Más que una pérdida de continuidad, ya un vacío formado en una geografía institucional que se resiste a hacerse rigurosamente en la ciencia y el método de la ciencia; y antes que ello, incluso, se declara "posmodernista", de una geografía de "imaginarios", eminentemente subjetivista.

 

Algo que realmente llene ese vacío en un avance científico real, tendría que ser aquello que de continuidad a la crítica (no que la evada con argumentos subjetivistas), ya sea afirmando lo planteado, o bien refutándolo consecuentemente, dando un distinto y nuevo planteamiento.

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Historia de la Geografía en México
Comenta este artículo
23 febrero 2014 7 23 /02 /febrero /2014 23:01

Marduk Chimalli: En estos conflictos, difícilmente hay algo casual, aun cuando la casualidad ocurra.

 

El día 17 de febrero instalamos el Boletín N° 01 en nuestro Blog, http://espacio-geografico.over-blog.es/, y el 18 no se registraron visitas.  Las estadísticas en el Blog se nos reportan con dos o tres días de retraso, de ahí que no conocimos ese dato sino hasta el día 21 que abrimos nuestro Sitio; y aún sabiendo del retraso de las estadísticas, el impacto fue de un bloqueo; y de inmediato indagamos si era así, y sin embargo ello no ocurría, y más aún, al revisar la estadística posteriormente, para el día 19 éstas estaban restablecidas normalmente, por lo que muy probablemente de manera casual, el host no hizo el registro, o…; en este asunto todo da a sospechar.

 

Enviamos el Boletín N° 01, 17 feb 14, y salvo dos o tres correos que de antemano teníamos dudas, todo se recibió.  Luego enviamos el Boletín N° 02, 20 feb 14, y se nos vino una avalancha de devoluciones; y eso ni el más inexperto internauta lo puede admitir como casual, y las sospechas se van más allá de toda duda, y si esta perdura, es porque el segundo envío lo intentamos en un correo masivo o en cadena.  Pero volveremos a probar con el envío de este Boletín N° 03, 22 feb 14.  Y por ahora dejemos aquí este comentario que las circunstancias obligaron[*], y continuemos con la denuncia.

 

La represión política oculta en un vulgar operativo policiaco, convirtió a Marduk Chimalli Hernández Castro en preso político.  Una vez contratado un abogado, éste, que tenía amistad con el Juez, a los pocos días nos empezó a mostrar con su actuación una situación anómala que, en resumen, nos hizo ver que dicho Juez: Fernando Guerrero Zárate, actuaba por consigna, que no podía ser sino política.  Suplido el abogado, se evidenció la existencia de esa consigna de un caso político, que, por las mismas razones –como explicaremos más adelante–, finalmente se resolvió en el dictamen de la Apelación, el 28 de mayo de 2013.

 

Luego, la CDHDF nos pidió que esperáramos la emisión de la Recomendación hacia septiembre, a lo cual accedimos, primero, en el reconocimiento moral a su trabajo evitando negociar con la PGJDF, y, en segundo lugar, reconociendo –incluso públicamente a través de la prensa– su atributo tras su invaluable intervención, sin la cual no hubiera sido posible obtener las esenciales pruebas de descargo: las radiocomunicaciones entre las patrullas, reconociendo claramente que el detenido no era el que supuesta mente se buscaba, y al que luego cínicamente inculparon con la fabricación del delito; los desplazamientos de las mismas por los registros GPS; la llamada telefónica a la policía de la inmoral acusadora, Mariana García Vía de Monte (contra las declaraciones que luego hizo); los videos de las cámaras públicas de seguridad, de tránsito, y de empresas privadas, etc.

 

Sin embargo, muy a nuestro pesar, la emisión de la Recomendación se prolongó hasta octubre, luego hasta noviembre, y se fue diciembre y enero, y siendo fines de febrero ésta no sólo no ha emitido dicha Recomendación, sino insensiblemente, por sus actos, y haciéndoles por nuestra parte el comentario al respecto, nos ha mantenido en una victimización continuada innecesariamente; por lo que, no obstante, hemos decidido mantener nuestro compromiso moral hasta el límite de lo que la misma situación legal y los márgenes de operación nos lo permite, el cual vence con este mes.  Luego, por sus actos y consecuencias, ya analizaremos en una objetiva relación causal su decisivo papel en cada uno de los momentos del contexto de esta represión política por consigna.

[*]    Y cuando el 22 feb 14 abrimos nuestro Blog, de risa, pero así es esto: el host no había cargado la estadística, que de hecho, resultó que fue el día del máximo de visitas!

 

Boletín Nº 03, 22 feb 14.  ¡Hasta la libertad o la muerte!  Por el resarcimiento pleno de los daños económicos y morales tras un año de represión continuada!

 

Para todos los correos, se envía la referencia del Blog: http://espacio-geografico.over-blog.es, en el cual, en su Sección de “Política” (o en la parte inferior de la pantalla), se puede ir haciendo el seguimiento de esta denuncia a través de estos boletines.

 

Ccp:

 1 Ángel Peralta                                Expreso 1DMX

2 Angélica de la Peña G                  Senado de la República

3 Agustín Márquez Rocha               Reforma

4 Alba Calderón                              Efekto Noticias

5 Correo                                         CEND-SNTE

6 CIDH                                          OEA

7 Daniela Ramírez                           La Razón

8 Eduardo Miranda                         Proceso

9 Ernesto Ledesma Arronte             Rompeviento

10 Gamaliel Velasco                          Nuestra Visión

11 Georgina Calderón                       El Universal

12 Heriberto Paredes Coronel           Subversiones/Rompeviento

13 Jennefer                                       Abogada

14 José Antonio Garibay                   CDHDF

15 José Antonio Lara Duque             CDH "Zeferino Ladrillero"

16 Juan Manuel Pérez Cora               Suprocuraduría DHDF

17 Karemm Flores                            El Mañanero (Foro TV/Teleradio)

18 Luis González Plasencia                CNDH

19 Noemí Gutiérrez                           Efekto TV

20 Parlamento Europeo                    

21 Parlamento Latinoamericano        

22 Diana Ortega                                Oficialía de Partes de la Presidencia

23 Samantha López Lara                   Somos el Medio

24 Sergio Soto Nájera                      Abogado

25 Silvino Soria Rivas                        MPR

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Política
Comenta este artículo
16 febrero 2014 7 16 /02 /febrero /2014 23:05

El Caso Marduk Chimalli Hernández Castro

Calculamos mal, el procedimiento previsto no funciona.  El texto del "Caso Marduk" se inserta más abajo en la Sección de "Texto Libre".

 

Editorial

1873 Nueva Geografìa Universal-Louis Vivan de Saint-Martin 

Historia de la Geografía, 1873; de Louis Vivan de Saint-Martin; primera historia de la Geografía (hasta donde así tenemos nuestros datos); en “Nueva Geografía Universal”; Montaner y; Tomo I, Barcelona, 1879.

 

*

 

Si al hacer de la historia le es propio el registro de cuándo hizo alguien algo y dónde, lo verdaderamente importante, de manera particular en la historiografía de la ciencia, es establecer los factores de por qué se hizo en ese momento de la historia, y cómo se hizo.  De ese modo, la historia deja de ser un mero hecho de cultura, para convertirse en un elemento esencial para el análisis teórico que permita deducir la lógica del hacer de una ciencia.

 

La historia de la filosofía narra las hazañas del pensamiento; la historia de la física explica la investigación intensiva en la estructura y composición de la sustancia y campos; la historia de la medicina da cuenta de todo aquello que fue implicando la comprensión de los factores de las enfermedades y de la salud; y en cuanto a la geografía, esa narración es de las hazañas, de la investigación, y de todo cuanto ha implicado el conocimiento en este caso, del espacio terrestre: las exploraciones en extensión en la superficie terrestre, los descubrimientos de lugares lejanos, de su posición y distancias en las medidas de la Tierra y los autores de todo ello (en suma, del conocimiento del espacio terrestre), y, por lo menos, eso es justamente lo que se caracteriza como el hacer geográfico esencial, narrado por Vivan de Saint-Martin, en la primera Historia de la Geografía que tenemos registrada, datada de 1873.

 

Esa filosofía de la historia deja de operar en la historia de la ciencia que se muestra más compleja; que en un movimiento propio en general, avanza y retrocede, muestra etapas que remedan esos ciclos fatales, que no obstante explican la compleja evolución del pensamiento humano en el conocimiento riguroso del mundo.

 

*

1873-Louis-Vivane-de-Saint-Martin--1802-1897.JPGFilosofía de la Geografía.

 

[____]  Qué es la Geografía; Historia de la Geografía, 1873; de Louis Vivian de Saint-Martin: sus fundamentos y sus factores determinantes.  (35/)

 

02 Gráfico Lapso de Vida México, 1940-1980Historia de la Geografía en México.

 

[____]  El Debate de la Naturaleza de la Geografía en el Siglo XX en México (4/)

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Bitácora Navegación Espacio Geográfico I Época
Comenta este artículo
16 febrero 2014 7 16 /02 /febrero /2014 23:04

1873 Nueva Geografìa Universal-Louis Vivan de Saint-MartinQué es la Geografía; Historia de la Geografía, 1873, de Louis Vivan de Saint-Martin: sus fundamentos y sus factores determinantes.  (35/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

10 dic 13.

 

La conciencia de la propia historia, es la conciencia de la propia identidad.  Es saber qué se es, de dónde se viene, y a dónde se va.  El entender por qué se hace lo que se hace.  Y en la ciencia de la geografía, al parecer, esa conciencia no se empezó a tener, sino de manera relativa, muy recientemente, a partir de 1865, con la publicación del primer análisis histórico-teórico, de Oscar Ferdinand Peschel (1826-1875): Historia de la Geografía al Arribo de Humboldt y Ritter; y de lo que hasta ahora tenemos registrada formalmente como la primera Historia de la Geografía, 1873, de Louis Vivan de Saint-Martin (1802-1897).

 

Luego están los problemas tanto de la filosofía de la historia, en este caso de la historia de la Geografía, esclareciendo el sentido de esta ciencia, su lugar, su orientación ideológica, como del contenido de esa historia, que de una interpretación más o menos correcta en tanto menor o mayor sea su objetividad, más clara o menos confusa será la conciencia de la identidad; y más aún, tanto más objetivos serán los datos para el análisis de la historia, del cual deriven las elaboraciones teóricas como fundamento racional de esa conciencia del ser.  Sólo un animal, un ser irracional yecto en la naturaleza, puede existir ajeno al pasado como al futuro; pero una vez se tenga un atisbo de racionalidad, esas preguntas acerca de la conciencia de sí, serán obligadas con fundamento en la historia y la filosofía de la misma.

 

Y apenas se adquiera la conciencia de sí, ella misma planteará, en un momento dado, la necesidad de una conciencia más elevada en, el para qué del ser, cuál es su propósito, la utilidad, el fin; y con ello se llegará, inevitablemente, a la conciencia para sí, en este caso, a una filosofía de la ciencia, y específicamente, a una filosofía de la geografía.  De ahí la importancia y necesidad, en el origen, de la Historia de la Geografía.

 

Para el hacer de la historia de la Geografía, como lo examinamos ya en artículo anterior, de la Historia de la Geografía de Louis Vivan de Saint-Martin, no es la simple relación de autores y hechos en una secuencia cronológica lineal y simple, que por ordinaria que parezca, no tenga que ver con una posición y orientación ideológica.

 

Los fundamentos de la historia radican en la filosofía de la historia; tal como los fundamentos de la geografía se enraízan en la filosofía de la geografía; y como en ésta, los problemas a resolver son acerca del objeto de estudio, los postulados, principios, categorías fundamentales, leyes y teorías, el método y orientación.

 

La filosofía de la historia en forma cíclica cerrada, de un tiempo que se repite a sí mismo, fue propia de las interpretaciones mitológicas, pero esos mismos ciclos en forma abierta en ciclos en un tiempo lineal, que en algunos casos se dirige a un fin, es compartida de la misma manera, y ya en la época moderna, por Vico (1668-1744), Montesquieu (1689-1755), Nietzsche (1844-1900), Spengler (1880-1936), y Toynbee (1889-1934).

 

Filosofia-de-la-Historia--Ciclica.jpg 

Interpretación gráfica de la filosofía de la historia en forma cíclica, en ciclos cerrados, propia de la mitología, y en ciclos abiertos en un tiempo lineal.

 

Para el hacer de la historia de la Geografía, como lo examinamos ya en artículo anterior, de la Historia de la Geografía de Louis Vivan de Saint-Martin, esta es la relación de autores y hechos en una secuencia cronológica lineal y simple, semejante a la de Agustín de Hipona, aun cuando por más teísta que Saint-Martin fuera, su historia no se dirige fatalmente al Juicio Final, pero que, por simple que parezca, no deja de tener que ver con una posición y orientación ideológica, la que en este caso, está dada por la influencia del positivismo que lleva de un mundo pagano (metafísico), a un mundo positivo.

 

Frente a la interpretación del desarrollo de la humanidad en forma cíclica abierta, y ya no se diga la cerrada propia del mundo mitológico, se pronunciaron pensadores tales como Voltaire (1694-1778), y Comte (1798-1857), y siguiendo a éste, Vivan de Saint-Martin en su Historia de la Geografía, 1873.

 

 Filosofia-de-la-Historia--Desarrollo-lineal-progresivo.jpg

Interpretación gráfica de la filosofía de la historia en forma lineal simple(progresiva), compartida en la Edad Media por Agustín de Hipona, en la Época Moderna por Voltaire, y en el siglo XIX por Comte, y Louis Vivan de Saint-Martin.

 

Habrá, todavía más, una interpretación de la filosofía de la historia que en forma dialéctica combina las interpretaciones cíclica y lineal: la filosofía de la historia del desarrollo en espiral.

 

 Filosofia-de-la-Historia--Desarrollo-en-Espiral.jpg

Interpretación gráfica de la filosofía de la historia del desarrollo en espiral, que dialécticamente combina las interpretaciones cíclica abierta, y lineal; utilizada por Hegel desde el punto de vista de la dialéctica idealista, y por Marx desde el punto de vista de la dialéctica materialista.

 

 Hegel (1770-1831), Condorcet (1743-1794), Herder (1744-1803), y Marx (1818-1883) y Engels (1820-1895), para quienes la historia no se comporta como un fatalista ciclo cerrado, sino, teniendo la historia un carácter progresivo, esos ciclos se comportan más bien como un movimiento en espiral ascendente.

 

Así, la Historia de la Geografía de Vivan de Saint-Martin de 1873, se inscribe en el período de las influencias de la filosofía de la historia idealista de Hegel y materialista de Marx-Engels, es decir, de un movimiento en espiral ascendente en el que se reconoce los momentos regresivos y de decadencia social, en un contexto general de desarrollo progresivo, ya del Espíritu según Hegel, ya de la humanidad según Marx y Engels, y sin duda, con todo y un arraigo teológico de Vivan de Saint-Martin, éste toma partido por el pensamiento materialista de la filosofía de la historia de la Geografía; no obstante, no precisamente en la línea dialéctica del marxismo.

 

Luego, en cuanto al método general de la historia de la ciencia que determina si el análisis ha de ser unilateralmente “internalista” o “externalista”, o si bien una combinación dialéctica de ambas circunstancias determinantes de la historia, en Saint-Martin se expone en la unilateralidad “internalista”; y la razón de ello está en que en los años en que éste elabora su Historia de la Geografía, una de las corrientes filosóficas idealistas en que se funda la filosofía de la historia de Saint-Martin, y más influyentes en su momento, es la filosofía positivista ya en manos de Augusto Comte (1798-1857), cuya particular filosofía de la historia prescinde de los ciclos, siendo sólo lineal y progresiva.

 

Así se presenta, con esos fundamentos teóricos, la Historia de la Geografía de Vivan de Saint-Martin de 1873, cuyos factores determinantes de su contenido, van a ser: 1) las exploraciones, 2) la motivación de las exploraciones por razones meramente económicas, 3) la expansión de los imperios, 4) el registro de los pueblos, 5) los autores, ideológicamente indiferenciados, 6) la historia en los lugares, 7) el posicionamiento astronómico, 8) la diferenciación en geografía física, biológica o política, 9) los “mapas mentales” dados en las narrativas descriptivas de periplos, y 10) el esbozo biográfico de cada personaje.

 

Si bien es una historia de la geografía bastante limitada para ofrecer el panorama más general y esencial de la ciencia de la geografía, así suele ser, en todo caso, con las primeras propuestas; más importante que ello, es el considerar los momentos históricos en que tales limitaciones son superadas, y la Historia de la Geografía de 1873, de Louis Vivan de Saint-Martin, mostrará aún su magnificencia, simplemente, porque fue la primera.

  

 

     En la Cartografía de Erwin Raisz, éste anota que Jean Batista D’Anville en 1755, elaboró una “Historia de la Geografía”, pero al investigar acerca de ello, nos dimos cuenta que lo que D’Anville hizo, fue una descripción del París antiguo, es decir, una “Geografía Histórica”, que para nada debe confundirse, como ocurrió con Raisz, con la “Historia de la Geografía”.

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo
16 febrero 2014 7 16 /02 /febrero /2014 23:03

02 Gráfico Lapso de Vida México, 1940-1980El Debate de la Naturaleza de la Geografía en el Siglo XX en México.  (4/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio –geografico.over-blog.es/

24 nov 13.

 

Asociado a la persona de Pedro C. Sánchez, aparece ahí, desde el primer momento, la figura de Jorge A. Vivó Escoto, abogado, economista, etnólogo, quien llega a México en 1929 (a raíz del asesinato aquí de su camarada del Partido Comunista, el cubano Julio Antonio Mella); y al apoyo de Pedro C. Sánchez, como Director del IPGH, ingresa al mismo como su bibliotecario, entrando en contacto con los materiales geográficos, lo cual le lleva a los estudios de geografía, y en 1945 publica su fundamental Geografía Física, que servirá de modelo, más que exactamente teórico, empírico, para comprender la geografía a partir de entonces y hasta 1979.

 

En su Geografía Física, en la que la Geografía queda definida como la “ciencia del paisaje” (y el “paisaje” entendido como las “unidades morfológicas”), hay uno de los fundamentos teóricos más importantes aportados en el siglo XX por Alfred Hettner: el de los “hechos geográficos”, como las “unidades morfológicas” (litosféricas, atmosféricas, hidrosféricas y biosféricas)*, pero concepto no explicado con suficiencia al ser retomado por Vivó, ni desarrollado consecuentemente, y el cual, diferenciado de “los fenómenos”, se difundió en la comunidad de estudiosos de la geografía entendiendo por “hecho geográfico” (con cierta puerilidad positivista), el fenómeno relativamente estable y duradero en el tiempo (en particular, geológico); y entendiendo propiamente a su vez por “fenómeno geográfico”, aquel relativa y perceptiblemente cambiante.

 

Con Jorge A. Vivó, si bien no explícitamente –e incluso como negación en la práctica, aparece la figura que habrá de ejercer por primera vez, la influencia del marxismo en la geografía en su forma fenomenista en México–, otros cuatro estudiosos de la geografía contemporánea y muy mencionados por éste fueron, uno, el geólogo Ramiro Robles Ramos, el historiador y antropólogo Alberto Escalona Ramos, y el geógrafo Ramón Alcorta Guerrero, quien publica una Antropogeografía, 1944, y su Esquema Geográfico de México, 1960, y el último Ing. Geóg. Jorge L. Tamayo, que publica su Geografía Moderna de México en 1953.

 

02 Gráfico Lapso de Vida México, 1940-1980 

El pensamiento geográfico en México entre 1940 y 1980.
["Clik" en la imagen para amplificar]

 

Jorge A. Vivó trascenderá en vida, como puede apreciarse en el gráfico, a todos sus contemporáneos, pero con más énfasis aún, al conjunto de geógrafos próximos al pensamiento geográfico espacista, entre los cuales, de manera destacada, apareció en México en 1939, el republicano, refugiado español combatiente de la Guerra Civil Española, Pedro Carrasco Garrorena, físico y astrónomo, que intentó el desarrollo de los estudios geográficos en la Facultad de Ciencias, evidenciando con ello su noción del carácter espacista y científico de la geografía, y ya no en la idea de ésta ni en su forma fenomenista ni de ingeniería.

 

Del cuadro para el análisis de estos últimos autores, puede destacarse lo siguiente: 1) sólo uno de los seis referidos, es del campo de la ingeniería geográfica; esto es, del uso de la geografía, para las soluciones técnicas a ciertos problemas de orden de espacio, en este caso, por lo que, por definición, queda ubicado en esa línea de pensamiento geográfico, aun cuando los estudiosos de la geografía como ingeniería, por sí mismos, no implican, o por lo menos no necesariamente, una definición de un objeto de estudio, lo que precisamente significó una gran debilidad para la caracterización de la geografía como ciencia del estudio del espacio; 2) cinco de los seis autores referidos; éstos sin una formación como ingenieros; estaban obligados entonces, a tratar a la geografía a partir de un objeto de investigación o estudio; 3) entre esos últimos, destacan particularmente dos de ellos por su característica de no-geógrafos y evidentemente en la línea fenomenista (y no obligados a una definición teórica con suficiente autoridad intelectual y moral); y 4) otros tres de esos cuatro, justamente Pedro Carrasco Garrorena, Jorge A. Vivó y Ramón Alcorta Guerrero, estos dos últimos con una formación como geógrafos, estaban ya obligados a la definición teórica, lo cual hace por lo menos precisamente Vivó.

 

 El último período se caracteriza por tres investigadores  notables: el marxista militante refugiado español combatiente de la Guerra Civil Española, biólogo y geógrafo Carlos Sáenz de la Calzada Gorostiza; el miembro del Movimiento de Liberación Nacional en los años sesenta en México, el economista y geógrafo Ángel Bassols Batalla; y la investigadora geógrafa Ma. Teresa Gutiérrez de MacGregor, que justo con Jorge A. Vivó, ellos también nos trasmitieron los conocimientos ya directamente; y una segunda razón esencial, es que ellos, a pesar de su expresión geográfico fenomenista en medio de la hegemonía de ésta, ya se da un pensamiento geográfico, con mayor o menor explicitud, en una enorme ambigüedad (que bajo esas condiciones de hegemonía fenomenista, resultaba positivo), precisamente con el concepto espacista de la geografía.

 

Así, Sáenz de la Calzada, en el Preámbulo de su Geografía General, de 1977, apunta: “la geografía es, por excelencia, la ciencia de las interrelaciones que existen entre todos los fenómenos de superficie”; y dos páginas adelante anota: “…contamos con cuatro dimensiones: la longitud, la latitud, la altitud (que determinan el lugar, pero no el fenómeno), y el tiempo…”; y a continuación destaca el papel de la teoría general de la relatividad de Einstein de 1905, que, dice Sáenz de la Calzada: “que interese tanto a los geógrafos, cuya ciencia ha aportado de hecho tres valiosas contribuciones a su elaboración”, y párrafos más adelante escribe: “Aquí nos señala Einstein un aspecto caro al geógrafo, que para muchos sirve como definitorio para su ciencia: la geografía es el estudio de las relaciones espaciales sobre la superficie terrestre”.  Es decir, ya en 1977 aparentemente toma partido por el fenomenismo, pero hace ver el carácter espacista esencial de la geografía.

 

De la misma manera, Bassols Batalla insiste en el fenomenismo, y en la Introducción de su Geografía Económica de México, dice acerca del hacer geográfico: “…planteando en forma directa los fenómenos, explicando las causas de su formación”; y párrafos adelante: “Todo ello…, señalando siempre las peculiaridades regionales, los aspectos de distribución en el espacio y su comparación de lugar a lugar”.

 

Finalmente, en esa ambigüedad entre el fenomenismo y el espacismo en geografía, la Dra. Ma. Teresa Gutiérrez de MacGregor en su ensayo, “Estado de la Geografía Aplicada para una Mejor Organización del Espacio”, de 1970, empieza desde su primera línea haciendo la siguiente aclaración: “Antes de iniciar mi plática quiero dejar asentado el hecho de que al referirme al espacio, siempre será al espacio terrestre, que es el que por definición estudia la geografía…”; y sin embargo, dos párrafos adelante apunta: “Nunca hasta la actualidad se ha dado tanta importancia al estudio del espacio terrestre y a la distribución dentro de él, de factores físicos y humanos…, y constata si su distribución es equilibrada, o en caso contrario efectúa estudios de Geografía Aplicada que sirva de base para lograr este equilibrio”, pero luego pone como ejemplo los desequilibrios de población y de uso del suelo que evidencia que esa necesidad de equilibrio, responde a criterios económico-sociales.

 

*        Este concepto, que representa una importante abstracción y generalización, lo analizaremos con amplitud artículo aparte.

       Sáenz de la Calzada Gorostiza, Carlos; Geografía General; Editorial Esfinge, México, 1977; p.8.

       Ibid. p.12.

       Ibid. p.12.

       Ibid. p.13.

       Bassols Batalla, Ángel; Geografía Económica de México; Editorial Trillas, México, 1976; p.16.

       Ibid. p.17.

      Gutiérrez de MacGregor, Ma. Teresa; Estado de la Geografía Aplicada para una Mejor Organización del Espacio; en “México en el Mañana”, Simposio: “La Geografía en el México Actual”; p. 33 (subrayado nuestro).

       Ibid. p.33.

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Historia de la Geografía en México
Comenta este artículo