Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

2 febrero 2014 7 02 /02 /febrero /2014 23:05

Editorial

 1822-Geografia--Ritter.JPG1844 Cosmos, Alejandro de Humboldt

Geografíade Ritter, 1822; y Cosmos, de Humboldt, 1844.  La Geografía como identidad con la “filosofía de la naturaleza”.

 

*

 

Mientras en Europa al inicio del siglo XIX daba comienzo la geografía fenomenista que tenía a partir de ese momento en Ritter y Humboldt a sus fundamentales representantes; en América, particularmente en Nueva España, la geografía moderna ilustrada, espacista, se continuaba con ese espíritu en la formación del Ingeniero Geógrafo a lo largo del mismo, con apenas vagas influencias naturalistas.

 

En Europa, la geografía, abruptamente, pasaba del registro de lo existente en el espacio, al estudio en sí mismo de todo lo existente, en una especie del conocimiento por el conocimiento mismo, con los fundamentos de la “filosofía de la naturaleza” como del idealismo bajo la poderosa influencia de Kant, Fichte, Schelling, Hegel y Comte y su filosofía positivista, fundada en el principio del subjetivismo y la metafísica, pretendiendo la geografía del conocimiento universal mediante la descripción de la unidad del Todo.

 

Tal último propósito había sido por siempre, desde la Antigüedad, de la “filosofía de la naturaleza”, con la cual, en consecuencia, la Geografía se identificaba; sólo que si para la “filosofía de la naturaleza” estaba justificado el no separar la sociedad de la naturaleza misma, cada una con sus propias leyes; para la geografía de Ritter y Humboldt, significó el problema metodológico fundamental irresoluble, heredado así a la ulterior geografía.

 

Entre tanto, en América, con los fundamentos materialistas en el principio de objetividad y del vínculo empírico-racionalista de la modernidad ilustrada, se resolvían las necesidades básicas muy singulares de orden espacial de la exploración minera y la cartografía del territorio.

 

Sin embargo, algo en común había en las dos maneras de hacer geografía en cada uno de los continentes: en Europa, Ritter, en 1850, exponía la idea de la organización del espacio en la superficie del Globo; en lo que, por su parte, Humboldt consideraba que las propiedades fundamentales de la materia son el movimiento, el tiempo, y el espacio.  Pero en América, en particular en la geografía en México entre Blas Balcárcel y Joaquín Velázquez de León (nieto), con base en el análisis del espacio, se hacía el conocimiento del territorio y de su producción.

 

Sólo que el espacio en ese entonces de la Revolución Industrial y la consolidación del capitalismo, era un vago sistema de referencia de lo que realmente importaba: el conocimiento de los fenómenos y sus posibilidades como recursos en la producción.

 

Por lo demás, en este número, dados los acontecimientos sociales y políticos de México, hemos hecho una reconsideración más, tanto del verdadero contenido de Nuestra Pequeña Narrativa de Lucha Proletaria, como del plan de publicación; y en lo político, sólo nos queda un deslinde de todo, propio de eso que la gente joven conoce como “refunfuño” de la vejez (o de ese vergonzantemente eufemismo de los “adultos mayores”), que no constituye sino una comprensión final del absurdo de todo, que rompe con el modo de ser.

 

*

1822 Erdkunde, Karl RitterFilosofía de la Geografía.

 

[____]  Qué es la Geografía; Humboldt-Ritter: del registro censal en las Relaciones Geográficas, a la identidad de la Geografía con la “filosofía de la naturaleza”.  (33/)

 

 

01 Objeto Estudio s XX MéxicoHistoria de la Geografía en México.

 

[____]  El Debate de la Naturaleza de la Geografía en el Siglo XX en México (2/)

 

 

 

Objeto de Octante (trazos del prisma)Exopolítica.

 

[____]  46º54', 13,000 años Después: el cuasi-cristal mineral más grande de Universo  (4/)

 

01 Percepción Subjetiva de 50 Años en MéxicoPolítica.

 

[____]  De Mariguanos, Mariguaneros, Mariguanólogs y Mariguanistas; y los Consejos Civiles de Autodefensa: lecciones de construcción del poder popular.  (1/2)

 

 

Compartir este post
Repost0
2 febrero 2014 7 02 /02 /febrero /2014 23:04

1822-Erdkunde--Karl-Ritter.jpgQué es la Geografía; Humboldt-Ritter: del registro censal de las Relaciones Geográficas, a la identidad de la Geografía con la “filosofía de la naturaleza”.  (33/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

4 dic 13.

 

Algo esencial y fundamental para el pensamiento geográfico, es el remitirse a Humboldt (1769-1859) y Ritter (1779-1859), como origen de la geografía científica.  Por supuesto, en ello no será tanto que se omita el esencial pensamiento geográfico científico espacista desde Toscanelli en el Renacimiento desde el siglo XV, hasta Alzate al concluir la modernidad ilustrada a fines del siglo XVIII, sino que, menospreciativamente por razones ideológicas; pues en el renacimiento e ilustración en donde se da la verdadera fundación de la geografía como ciencia,; exactamente de la misma manera  en que ocurre con todas las ciencias en función del pensamiento dialéctico y materialista, principalmente dado ya en el siglo XVIII, aún de una dialéctica apodíctica, y de un materialismo mecanicista.

 

Así, remitir el origen científico de la geografía a Humboldt y Ritter, es remitir ese origen sólo a un nuevo momento histórico del dominio del pensamiento filosófico idealista con Kant, Fichte, Schelling y Hegel (los autores de la llamada filosofía clásica alemana), y de una manera especialmente significativa para la geografía, del fundador del positivismo, el socialista utópico y revolucionario Saint Simon (1760-1825), quien con pleno subjetivismo convencionalista, hablaba de <<establecer originariamente el Nuevo Orden Significante del Mundo, que siendo hasta ahora caos y confusión tradicional, “debe-ser-desde-ahora” cosmos ordenado y lleno de sentido>>.

 

Tras la Guerra de Independencia de Norte América de 1876 y la Revolución Francesa de 1789, con lo cual se consolida finalmente el nuevo régimen económico-social capitalista, tiene lugar la llamada Revolución Industrial (fines del siglo XVIII a principios del siglo XIX), que en consonancia con el desarrollo de los elementos productivos, demanda de una filosofía con atenuación del pensamiento dialéctico y materialista (aún con sus limitaciones históricas), que había dominado en el siglo XVIII; y, en consecuencia, la filosofía burguesa progresista con Saint Simon, produjo el espectro de cientificidad del positivismo, que potenciaba el hacer de las ciencias como fundamento de la producción industrial; pero de tal modo que el desarrollo de las fuerzas productivas (el proletariado como la nueva clase social emergente), no se hiciera de la ciencia con todo su potencial: esto es, limitando ésta a la descripción empírica.

 

Entre Humboldt y Ritter se van a dar fundamentos gnoseológicos contrapuestos.  En Humboldt se expresa el pensamiento filosófico materialista con esos visos de la “filosofía de la naturaleza” ante el prácticamente nulo desarrollo aún de las ciencias sociales.  La “filosofía de la naturaleza” es la visión del mundo como un todo único natural, incluye en ello al ser humano mismo al cual no se le distingue aún como ser social al que le rigen leyes distintas a las del medio físico.  En ausencia de una teoría de la sociedad, la “filosofía de la naturaleza” surgida en la Antigüedad en la filosofía clásica griega, estuvo vigente hasta mediados del siglo XIX, en que primero, aparece la obra de Darwin, tanto del Origen de las Especies (1859), como del Origen del Hombre (1871); y luego Augusto Comte (1798-1851), desde el idealismo positivista, propone ya la ciencia de la sociología, apareciendo finalmente las figuras de Marx (1818-1883), y Engels (1820-1895), quienes dan ya los fundamentos dialéctico-materialistas de la historia y del estudio de la sociedad.  La “filosofía de la naturaleza”, pues, se entendía como una síntesis de todos los conocimientos particulares posibles; para el mundo de los fenómenos naturales, resultaba aún en el siglo XIX, una avanzada consideración dialéctica de la unidad material del cosmos; pero tal filosofía, históricamente fue entrando cada vez más en contradicción e insuficiencia, conforme se hacían las consideraciones de la sociedad, desde el mismo pensamiento idealista socrático y sofista de Protágoras, aún dependiente de los dioses, por el que <<el ser humano se convierte en medida de todas las cosas>>; pasando por el idealismo estoicista de Estrabón, para el que el estudio de la historia era sólo la consideración de lo <<digno de memoria>>, en las conquistas del Imperio Romano, y la aparición, desde los inicios de la Baja Edad Media con Juan Escoto Erígena (810-877), del pensamiento humanista, en el cual, a Dios y el teísmo se les hizo a un lado, para empezar a valorar al ser humano en todo su potencial y capacidades propias, ajeno a toda predestinación, yendo históricamente del panteísmo renacentista al deísmo de la Ilustración, y finalmente al franco ateísmo de inicios del siglo XIX en el que ya actúan Humboldt y Ritter, en esas limitaciones mecanicistas en transición de ser superadas en la dialéctica idealista kantiano-hegeliana.  En tanto que en Ritter se expresará el pensamiento filosófico idealista de Schelling (1775-1854), por el que la naturaleza de la conciencia (de lo inherentemente humano), deviene del desarrollo mismo del mundo físico, de la naturaleza en general; de donde su “filosofía de la naturaleza” dada en sus fundamentos teóricos idealistas, incluso metafísicos.

 

Es esa “filosofía de la naturaleza”, pues, el fundamento en común en ambos (en uno desde el materialismo, y otro desde el idealismo), para pretender el conocimiento lógico de la Totalidad del mundo.  En Humboldt con su Cosmos, subtitulado con un cierto espíritu positivista como: “Ensayo Sobre una Descripción Física del Mundo”, por lo tanto, más del lado de la naturaleza en la cual se incluye al ser humano como ser biológico, ello se resolverá aparentemente si n contrariedad, en un momento histórico en el que las ciencias naturales aún no acaban de emanciparse de la “filosofía de la naturaleza”; pero en Ritter, con su Geografía (Erdkunde, como estudio comparativo; 1822-1859), interesado más en la parte humana o social, ese devenir del “espíritu de la naturaleza” al “espíritu de la conciencia”, sólo se resolverá sin aparente contrariedad, en la metafísica de Schelling.

 

Es así como en un mar de limitaciones y contradicciones, aparece la geografía fenomenista en Europa.  Por demás, con un Humboldt en un condición de naturalista, que <<accede de buen grado>>, según sus propias palabras, a que su Cosmos se entienda como Geografía Física, en ese paralelismo con la Geografía Humana de Ritter.

 

Un nuevo período histórico, como historia de la cultura, nace con el siglo XIX, conocido como Romanticismo.  Como categoría que se refiere a la historia de la cultura, esta ha de expresar, por lo menos, las dos vertientes de intereses de las dos grandes clases sociales que están apareciendo en ese momento de la historia: la del romanticismo naturalista en la expresión de los intereses de la burguesía conservadora, y del romanticismo realista en la expresión de intereses de la burguesía progresista y el proletariado.  Mientras que un Humboldt materialista estará más en las posiciones del romanticismo realista (de la cruda objetividad en lo social), un Ritter idealista estará en el romanticismo naturalista (de un optimista subjetivismo en lo social).  Y en esta combinación de factores, lo que determinará el nuevo concepto de la geografía decimonónica, por lo menos, tal cual durante la primera mitad del siglo XIX.

 

Estrictamente entonces, a la vista de los antes dicho, el surgente concepto idealista de la geografía como estudio de la Totalidad de los fenómenos del cosmos como una unidad, se identifica se identifica por el propio Humboldt con la “Geografía Física”, y en general, con la “filosofía de la naturaleza” misma.

 

Luego, puede comprenderse como con la insuficiencia de tal manera de interpretar el mundo desde mediados del siglo XIX con la aparición de las ciencias sociales a partir de sus propias leyes, y la liberación de las ciencias naturales particularmente a partir de la “filosofía de la naturaleza”, y que ello conduce a su vez a la nueva geografía de Ratzel y Richthofen, se da la insuficiencia misma y crisis de la geografía fenomenista, que desde ese momento entrará en un nuevo proceso de reteorización, en donde, en el decurso del fines del siglo XIX al XX, el pensamiento filosófico marxista será entonces cada vez más el determinante.

 

 

    Saint Simon (1821); El Sistema Industrial; en “El Pensamito Geográfico”, de Josefina Gómez Muñoz, et al; Editorial Alianza; Madrid, 1982; p.20.

Compartir este post
Repost0
2 febrero 2014 7 02 /02 /febrero /2014 23:03

01 Objeto Estudio s XX MéxicoEl Debate de la Naturaleza de la Geografía en el Siglo XX en México.  (2/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio –geografico.over-blog.es/

 08 dic 13.

 

En el contexto de la hegemonía  de esa geografía fenomenista aplicada, tímida y potencialmente se estaban expresando los elementos de una geografía espacista desde los años cincuenta, con el militante marxista y combatiente republicano español, el biólogo Carlos Sáenz de la Calzada Gorostiza (1952), y el militante marxista del Movimiento de Liberación Nacional en México, Ángel Bassols Batalla (1957); a quienes se sumó la investigadora Mª Teresa Gutiérrez de MacGregor (1970), en un planteamiento cada vez más enfático de la geografía como ciencia de estudio del espacio.

 

Pero si antes se había dado una pérdida de continuidad obligada por los acontecimientos de la Revolución y de inestabilidad política e institucional, ahora, entre los años sesenta y setenta, esa nueva pérdida de continuidad ya no fue por la carencia de geógrafos en general, sino por la ausencia en particular, de geógrafos con desarrollos teóricos.  Esas dos décadas fueron el esplendor en la hegemonía de la geografía fenomenista, en cuyos rutinarios trabajos de una geografía aplicada, no producía nada nuevo, sino que sólo se reducía a reproducir infinitamente, con u carácter descriptivo y censal.

 

De ahí que ya en los años setenta, incluso particularmente en el segundo lustro de dicha década, de manera natural y objetiva se acrecentó el debate acerca de a naturaleza de la geografía no sólo en México, sino simultáneamente en el concierto internacional mismo.  Ahí, en 1976, aparecen las importantes revistas de debate al respecto con Yves Lacoste en Francia con “Herodot”, o con Horacio Capel en España, con “GeoCrítica”; entre otras en Alemania, “Roter Globus”, o Estados Unidos, “Antípode”.  La necesidad de un nuevo viraje “flotaba en el ambiente”, y éste, ahora ya incluso en la sincronía del contexto internacional, se dio en México al inicio de los años ochenta.

 

Nos tocó a nosotros, al autor de estas líneas, protagonizarlo, no casualmente, por más que nuestra inconsciencia del momento histórico: elaboramos nuestra tesis de grado en la investigación en geografía teórica en que, como marxista militante de la Alianza Marxista Revolucionaria, aplicamos la dialéctica materialista como método a dicha investigación, siendo la primera tesis en 130 años de vida institucional de la geografía en México, en que ello así se hacía.  Junto con la tesis del compañero José C. Martínez Nava, constituyó un intento formal para intentar “poner orden” en aquella caótica geografía de los años setenta; y sólo ahora, luego de treinta años de los avances dados en la consecuencia de su propio desarrollo lógico, que hoy llega ya a la primera formalización teórica de la teoría del espacio geográfico, permitirá el juicio de valor por terceros en su verdadero valor histórico.

 

Destaca en el cuadro la observación de que desde nuestra investigación en geografía teórica, no podíamos sino reconocer la importancia fundamental, a su vez, tanto de la aplicación, como de la operatividad o ingeniería en la solución de problemas prácticos concretos que la sociedad demanda, como lo que es inherente a toda ciencia; rompiendo así, a partir de principios de los años ochenta, con aquella unilateralidad histórica que deshacía la integridad dela geografía como ciencia, en una geografía exclusivamente como ingeniería, previa a 1940, o en una geografía únicamente como geografía aplicada, posterior a ese mismo año.

 

Ahora, el problema que se vislumbra, de observarse en ese cuadro tres décadas ya no sólo de pérdida de continuidad (que ahora tendría que ser consecuentemente sobre la base de lo que nosotros hemos hecho), sino literalmente dicho, de vacío; un vacío en el que la geografía fenomenista llegó a su fin, pero la geografía como ciencia transformada de aquella antigua geografía espacista, no ha tenido continuidad, y lo que subsiste, es ahora una mixtura en una “geografía literaria” cuya narrativa pone en el centro al “espacio”, pero el cual, determinado como un “constructo”, es sólo una idea puramente subjetiva sin ser reflejo de una faceta de a realidad objetiva, hasta la metafísica; y, segundo, haciendo metafísica, vuelve ya, en un absurdo total, al obsoleto simplismo, del pretendido estudio de los fenómenos concretos.

 

Las bases fundamentales de la geografía como ciencia, no obstante, están echadas.  Toca ahora a los futuros geógrafos desarrollar consecuentemente el conocimiento geográfico en función de esas bases.  Ese geógrafo del futuro difícilmente estará entre los temerosos y prejuiciados geógrafos mexicanos, a pesar de la fuerte tradición histórica de darse en este país una geografía de vanguardia.  Como quiera que sea, ese geógrafo del futuro habrá de suponer:


1  En el fundamento teórico científico especializado, habrá de suponer un geógrafo con una sólida formación en la físico-matemática, como en el método de la ciencia en general.
2  En el fundamento teórico geográfico, supondrá un profesional con un amplio dominio de los métodos y técnicas de análisis espacial, y la más versátil y creativa utilización de los sistemas automatizados de información geográfica.

 

Será este geógrafo, y sólo él, el que podrá dar cuenta de los nuevos mudos en la riba opuesta de la “Mar Vacui”.

 

 

Compartir este post
Repost0
2 febrero 2014 7 02 /02 /febrero /2014 23:01

El Instituto de Geografía en Política (sólo que del lado opuesto): lógico desenlace y señal de que estamos al borde de una revolución.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http;//espacio-geografico.over-blog.es/

03 feb 14.

 

Bitácora de Navegación por el Espacio Geográfico

Edición Especial

Cardenas-Encabezando-la-Marcha.jpg 

“Por un gran frente contra las reformas estructurales”.

Cuauhtémoc Cárdenas encabezando la “megamarchita” a la que convocó contra la privatización de la industria petrolera, y una docena de hileras atrás…, ¡una pancarta del Instituto de Geografía! (nuestra felicitación sincera por la participación política, ni siquiera de los estudiantes del Colegio de Geografía, sino del mismo Instituto de Geografía –sólo esperemos que no nada más “por cumplir”, haya enviado a la conserjería, sino que realmente hayan estado ahí los investigadores, en particular, los “radicales” y los del área de “Geografía Económica” y “Geografía Social”), pero…, (¡Dios nos ampare!), sin duda esto es la revolución…, al revés.  Aquí, ellos y nosotros, estamos ya haciendo historia.

 

*

 

No argumentaremos mucho, no se necesita, esa manifestación fue “Cuauhtémoc Cárdenas” en lo cuantitativo y en lo cualitativo; “miles” de manifestantes, todos en uno, en él, y él “en representación de decenas de organizaciones sindicales, campesinas y sociales, como “orador único” para todos los “miles” que “casi cubrían la plancha del Zócalo” (de la que no hubo, como en otros tiempos, fotografía alguna).

 

 De-la-Descubierta-al-Angel.jpg

En lo cuantitativo, realmente no importa, pero dice algo: al fondo  (digamos, medio kilómetro), entre la bruma de la contaminación, el Monumento a la Independencia, casi oculto por la vieja y enhiesta palmera, un nutrido contingente que abarca toda Av. Reforma, tomado desde la descubierta, “miles” que pudieran ser 5,000 o 10,000 si se quiere ¡no importa cuantitativamente! (los pocos con decoro hablan siempre por el decoro de todos), al Zócalo llegaron 25,000 o 30,000, el hecho es que eso sólo fue un 10% de lo que en otros tiempos.  Y eso tiene su explicación lógica.

 

En las condiciones en que todo esto se da, cualitativamente, decir “Cuauhtémoc Cárdenas”, es equivalente a decir “todos ellos”; decir “todos ellos”, es exactamente equivalente a decir “Cuauhtémoc Cárdenas”.  Luego, ¿qué es “Cuauhtémoc Cárdenas”? (¿quiénes son “todos ellos”?, tengo que lamentarlo compañeros, por todos los viejos compañeros –viejos contemporáneos de antes y de edad– que ahí aparecen; pero los tiempos de revolución producen esto: deslindes, obligadas tomas de posición; y en el momento que ocurren las cosas es difícil saber quién toma partido por la reacción y quién por la revolución); ¿qué es “Cuauhtémoc Cárdenas”? (¿quiénes son “todos ellos”?): un perdedor por fórmula. Es decir, por definición; como “todos ellos” no son sino los “mexicanitos” pusilánimes en el desamparo total sin su perdedor “tatita”.

 

Con qué calidad moral viene este pillo a “luchar” hoy por la parte (los energéticos), cuando en 1988 que el pueblo le dio el todo (el poder en el triunfo electoral presidencial), no sólo no lo defendió como la voluntad popular soberana, sino acabó entregándolo.  Con qué calidad moral viene este traidor  al pueblo, del cual aún se burla aceptando del conservadurismo, en premio, la “Medalla <<Belisario Domínguez>>”; y luego “Cédulas Reales” y demás paparruchas burguesas de aires virreinales.  De qué tamaño tiene qué ser la desfachatez y el cinismo de “él” –como de “todos ellos”–, como para “clamar por los energéticos”, en un embuste descomunal, sólo para no acabar de perder los votos que les quedan, el reducto de la posición política corroída, y “los dineros” que son por los que realmente medran.

 

Con qué calidad moral se pronuncia toda esta satrapía (gran parte de ellos operando como funcionarios o empleados del gobierno del D.F.), cuando los propios legisladores de su partido, el PRD, fueron los que aprobaron eso mismo  que, dice el “tatita”: “hiere gravemente a México”, ¡y que aún más, estaban ahí presentes manifestándose contra las reformas constitucionales que ellos mismos aprobaron!  Se necesita despojarse de toda calidad moral (por “todos ellos”) para poder hacer tal cosa.  Qué más que un pillo ese que denuncia al “gobierno y sus cómplices legislativos”, cuando esos “cómplices legislativos han sido por él (como por “todos ellos”) prohijados, y estaban ahí mismo.  Son los mismos, es <<el ladrón gritando “atrapen al ladrón”>>.

 

Y Porfirio Muñoz Ledo, atascado en la marisma de estiércol del capitalismo de los siglos XIX-XX, aun añorando un “bien perdido nunca existente”: la “soberanía nacional”.  Al diablo con todo eso, patrañas burguesas, cuando lo que ya se está moviendo es una nueva revolución social que ha de prescindir de todo eso.  Ese es el verdadero “otro México posible” (Cárdenas), pero un “otro posible” sin más México, sin más patrioterismo, sin más “nacionalismos”, sin más cuentos de “soberanía” burguesa: una sociedad proletaria, socialista.

 

 Pancarta Instituto de Geografía

Pancarta del “Instituto de Geografía” en la marcha contra las reformas constitucionales convocadas por Cuauhtémoc Cárdenas.

 

¿Ahora se entiende por qué el “Instituto de Geografía” estaba ahí, y por qué nosotros estamos en lo opuesto bajo la represión nazi-fascista ya de un año del Gobierno del D.F. que “todos ellos” han prohijado? (y al que en breve habremos de enfrentar abiertamente al vencer los plazos legales, de no cesar la represión política que nazi-fascista, que se ejerce sobre nosotros a través de mantener una causa penal abierta sobre nuestro hijo, ajeno absolutamente a las causas de la represión)*.

 

Nuestra memoria para el compañero Francisco Kuykendall, recientemente fallecido como consecuencia de la represión, y para el compañero Teodulfo (El Tío), desaparecido político, donde quiera que esté (a los que no conocimos), que fuimos víctimas casi simultáneamente por aquellos días.  Y nuestra solidaridad fraterna con los compañeros comuneros de Aquila, Mich; por la nazi-fascista represión de que han sido víctimas.  Demandamos desde aquí su liberación inmediata.

 

 

*        No pensábamos referirnos a esto desde ahora, pero los hechos de la realidad que se precipitan nos lo impone.  Y aprovechamos para decirles a nuestros lectores que, como este tipo de cosas no son un juego, sino que la vida va en ello, de junio del año pasado a la fecha hemos estado tratando de completar todo lo que queríamos y debíamos decir acerca de la geografía teórica, dejando programada para su publicación, incluso, “Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica, ante el hecho de que no hubieron suscripciones, la intentaremos reprogramar para su publicación a partir de julio de 2014 (cuando estaba programada para 2017), quedándonos pendiente sólo algo de lo que queríamos tratar  (la recomendación de G.N Katerffeld de aplicar el conocimiento del espacio geográfico a la Luna y a Marte, para poder entender aún más  sobre el espacio geográfico terrestre; así como la indagación de las leyes teóricas de la geografía), por lo que la Bitácora de Navegación por el Espacio Geográfico”, se colocará marginalmente en ese lapso; aun cuando quizá ya no nos sea posible y quede para las futuras generaciones.  En lo fundamental, todo cuanto teníamos que decir, dicho está; y todo cuanto teníamos qué hacer, hecho está.

Compartir este post
Repost0
2 febrero 2014 7 02 /02 /febrero /2014 23:01

Supernova 1987-A46º 54’, 13,000 años Después: el cuasi-cristal mineral más grande de Universo (3/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

05 ene 14.

 

El otro punto extremo directamente opuesto a La Polar, es, pues, la Constelación de Octante: este es el punto de 13,000 años después, que es justo ahora, en nuestros días, en el Hemisferio Sur.

 

Está en la región del misterio que tiene que ver ahora precisamente con el cuasi-cristal; acaso un mineral de fluorita, de circón, de cuarzo, o apofilita, de la calcopirita u otro mineral desconocido; un objeto ubicado en las coordenadas: AR 16h 19m 35s, d -88º 43’ 10”, directamente sobre el Polo Sur, notificada su existencia hacia 2009 o 2010, junto con, por lo menos, otros dos objetos de apariencia extraña, de ciertas formas regulares, tales, que en su apariencia de artefactos de navegación espacial, indujeron a pensar de inmediato en la prueba de una civilización extraterrestre inteligente enormemente avanzada.

 

Objeto-de-Octante--natural-.JPG Objeto de Octante (trazos del prisma)

El Objeto de Octante; izquierda al natural, derecha con trazos generales en rústica de su geometría.  Nada se aprecia en ultravioleta ni rayos-x.

 

Se detectaron entre el mosaico de imágenes tomadas por el Telescopio Espacial “Hubble, como una sola toma en una fecha determinada, no obstante, ello despertó una especulación enorme en una diversidad de afirmaciones infundadas; y, por supuesto, la más notable, que exponía que eran <<naves de una civilización extraterrestre que se dirigía a la Tierra>> (ya nada más faltó que dijeran que venían a conquistarnos y hasta comernos).  Todo ello, a partir de una sola imagen, fija, e imprecisa.

 

Tan grande fue el revuelo causado por estos objetos, que, con todo lo que implica en costos y distracción de otras investigaciones, el Telescopio fue redirigido a enfocar nuevamente dichos objetos para tomas de mayor precisión y detalle.  En 2010 u 2011, la Agencia Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), dio a conocer las nuevas imágenes, por lo menos, de dos de los tres objetos, y resultaron ser nebulosas que distantes entre sí, se alineaban a nuestra visual causando un efecto de figuras aparentes de cierta regularidad (un truco muy común en la naturaleza).

 

Pero, desde entonces, al parecer –nosotros ya no le dimos seguimiento–, nada se ha dicho acerca de este tercer objeto, el cual, precisamente, es motivo de tratamiento en esta reflexión exopolítica.

 

Si algún objeto de por lo menos los tres primeros observados, ameritaban una “exploración con lupa” por el “Hubble”, ese era precisamente este objeto de forma poliédrica de faces triangulares; pero justo de él ya nada se dijo, y las sospechas y especulaciones no pueden sin acrecentarse.  Este es el objeto más definido de todas esas imágenes, y su forma de una figura poliédrica no puede imaginarse más que como producto de una factura inteligente.

 

Sin embargo, una Supernova que estalló en 1987, produjo el objeto quizá más bello hasta ahora encontrado en el Universo, en la Constelación del Pez Dorado, con coordenadas: AR 5h 23m 34.6s; d -69º 45’ 22”.  Ante él, no puede pensarse más que una cosa: si la naturaleza es capaz de crear un objeto en tal perfecta simetría, entonces es capaz de crear cualquier cosa; y entonces ese poliedro de la Constelación de Octante, ya no sorprende como posible factura inteligente, sería posible como formación natural.

 

Pero en tanto no hay información, y no porque no la haya, sino porque no se ha dado a conocer públicamente, se está en todo el legítimo derecho intelectual a elaborar la hipótesis de una estructura de factura inteligente diseñada por otra civilización; y es entonces cuando se nos plantea el problema exopolítico.

 

 

 Supernova-1987-A.JPG

Supernova 1987-A, en la Constelación del Pez Dorado, en las coordenadas: AR 5h 23m 34.6s; d -69º 45’ 22”; sin duda, uno de los objetos más bellos del Universo.

[Fuente: sky-map.org]

 

                        

 

 

Compartir este post
Repost0
2 febrero 2014 7 02 /02 /febrero /2014 23:01

Sin-titulo.jpg¡Avanzamos, no Importa que Avancemos para Atrás en la Historia, Dialécticamente, sin Duda, Avanzamos!

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio –geografico.over-blog.es/

10 ene 14.

 

Lo que quedó de ese país antiguamente llamado México (el "Lugar en el Centro de la Luna”), y cuya historia está ya en una urna, es hoy no más que una inmundicia inmensa, nada ha quedado a salvo.  Lo más putrefacto es, absolutamente todo, lo jurídico; luego lo político, los partidos, la suciedad esa del antiguo “IFE” hoy como el “Instituto Nacional Electoral”, una joya del nazi-fascismo, otra patraña peor…, nada quedó en pie.

 

Lo que haga “el sistema”, el Estado entendido en su noción más amplia, hegeliana, como “el orden de cosas”, lo que sea que al régimen capitalista se le ocurra, ya es tarde.  Lo era ya desde 1988, quizá todavía a partir de 1994; y la crisis económico-social de entonces determinó su ruina histórica.  Trató de oxigenarse en 1997 en que la “izquierda” reformista del PRD por fin arribó al poder en forma local en el centro político más importante del país; y más aún, “el orden de cosas” parecía revivir en el 2000 con la “alternancia”.  Pero todo ello, lo único que estaba haciendo, ya sólo era diferir la ruina total, económica, social, política, ideológica y moral, que sólo se constató en el 2006 con el fracaso absoluto e histórico de la democracia burguesa y su “orden de cosas”.  Hasta ahí llegó esta sociedad, este régimen, este país alguna vez, con cierto orgullo, llamado “México”.

 

01 Percepción Subjetiva de 50 Años en México 

Percepción "Subjetiva" de 50 Años en México (1968-2018).

Cuarenta y cinco años de práctica histórico-social concreta, y cinco de proyección a futuro.  La escala está en los números enteros de -10 a +10, con valores absolutos (valoración moral e ideológica): un valor por sí mismo en la escala; como con valores relativos (utilitarios): en relación con los hechos históricos contiguos.

En la Curva azul los valores absolutos (valoración moral e ideológica), y en la curva roja los valores relativos (utilitarios).

00-Tabla-de-Datos-Simple.jpg

 

A partir del 2006, todo lo que se ha hecho y todo lo que se haga, es fábula, es asunto de animales; ha sido y es asunto de irracionalidad absoluta; es decir, de guerra civil, de lo que a diario se vive en lo propio al nazi-fascismo oscurantista; nada hay que demostrar; observar una ruina cada vez mayor, es suficiente.

 

Un simple modelo de proyección en el supuesto de que todo lo que se haga en el futuro correspondiese a un valor de 10 (y "siempre y cuando" no ocurra todo lo que necesariamente ha de ocurrir de acuerdo con las leyes del capitalismo), muestra que, en veinte años, apenas comenzaría a mostrarse una recuperación, pero no sería sino hasta dentro de treinta y cinco años que se estaría revirtiendo claramente la tendencia actual.


Cincuenta-Anos-en-Mexico--Linea-de-Tendencia-Potencial.JPGCincuenta-Anos-en-Mexico--35-mas-para-Revertir-la-Tenden.JPG
La línea de tendencia resulta por dmás evidente, pero en la gráfica de la derecha puede verse que luego de 35 años de un subjetivamente perceptible desarrollo impecable (tanto como imposible), apenas se empezaría a notar la reversión de la actual tendencia.  En consecuencia, la única solución posible que le queda a este país, es sustituir esos mucho más de 35 años, por una revolución.


 

 

 
Compartir este post
Repost0
27 enero 2014 1 27 /01 /enero /2014 15:51

Editorial

 01 Objeto Estudio s XX México

Concepto y Objeto de Estudio de la Geografía, en su evolución en México en el siglo XX.

 

*

 

Los tiempos apremian y se hace necesario apurar el final.  Este país de una vastedad de inmundicia en extensión y profundidad, se descompone cada vez más a pasos agigantados; y luego del bloqueo a nuestro sitio “Espacio Geográfico” por fuerzas oscurantistas, por el lapso de un mes en que lo pudimos recuperar a partir del 10 de noviembre de 2013, decidimos cambiar nuevamente nuestro plan de publicaciones a fin de apurar el final en lo más posible dejando a las nuevas generaciones en nuestro compromiso moral e intelectual en lo que más podamos, nuestro aporte personal al desarrollo de la ciencia de la geografía.

 

En ese sentido, como siempre, como en cada represión de las fuerzas oscuras, esa experiencia de bloqueo fue para bien, y en ello logramos elaborar un más o menos largo ensayo: “El Debate de la Naturaleza de la Geografía en México en el Siglo XX”, que presentamos fraccionado en varios números.

 

De ahí que , dejemos de desperdigar las energías en todo aquello que de suyo ya es total y absoluta decepción, dejando en un plano secundario aquello que no constituye lo esencial en nuestro compromiso moral e intelectual.

 

Esta intervención a nuestro correo electrónico y Blog venía de varios años atrás tratando de impedir el que pudiésemos, con toda legitimidad, comerciar ciertos artículos de geografía teórica en nuestra Revista Electrónica (oculta a la vista en el Blog, en el cual sólo aparecen los artículos de la Bitácora).  En realidad, esa intervención nos permitió descubrir y verificar que no había habido suscripciones (para la pobre condición moral e intelectual del geógrafo actual), y, en consecuencia, hemos reprogramado (en la misma idea de apurar el final), todos esos artículos de la Revista, a quedar a la vista ahora en este Blog.

 

*

Relación Geográfica-MapaFilosofía de la Geografía.

 

[____]  Qué es la Geografía; Alcances de la Geografía como Ciencia Moderna Ilustrada: el vínculo dialéctico entre las Relaciones Geográficas y la Cartografía.  (32/)

 

01 Objeto Estudio s XX MéxicoHistoria de la Geografía en México.

 

[____]  El Debate de la Naturaleza de la Geografía en el Siglo XX en México.  (1/).

 

 

 

Movimiento de Precesión de los EquinocciosExopolítica.

 

[____]  46º 54’, 13,000 años Después: el cuasi-cristal mineral más grande de Universo.  El Punto de Origen  (2/)

 

 

 

Geopolítica del Nuevo Orden MundialPolítica.

 

[____]  Treinta Años de Capitalismo sin Opciones y una Descomposición Social Total.

 

 

Compartir este post
Repost0
26 enero 2014 7 26 /01 /enero /2014 23:03

01 Objeto Estudio s XX MéxicoEl Debate de la Naturaleza de la Geografía en el Siglo XX en México.  (1/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio –geográfico.over-blog.es/

27 ene 14.


Introducción.

 

Exponemos en este artículo seriado, la visión de conjunto de la de evolución de la geografía en México en el siglo XX, primero, en función del concepto y definición del objeto de estudio que sus autores exponen, y segundo, en función de éstos y su obra.

 

 

Evolución de la geografía en México en el siglo XX,

  en función de su concepto y objeto de estudio.

 

En 1911 no sólo se publicó a nombre de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística (SMGE) el último discurso de exaltación a la valiosa  ciencia de la geografía del siglo XIX, sino que a partir de ese momento México se precipitó a una revolución armada que duraría siete años, y una década más de secuelas de inestabilidad política e institucional.  En el lapso de esas dos décadas se produjo un cambio drástico en el pensamiento geográfico, en el que se transitó de una geografía conceptuada exclusivamente como ingeniería (en a solución de problemas de espacio), a una geografía conceptuada ahora exclusivamente como una descripción de carácter funcional; es decir, que sólo era en función de aquello a que se aplicaba; de donde, válida en el campo de la investigación aplicada, aparecía absolutizada como Geografía sólo al ser aplicada a la “geomorfología” (litosférica), en el campo de la geología, como “climatología” aplicada al campo de la meteorología, como “hidrografía”, aplicada al campo de los estudios de la hidrósfera (oceanografía, limnología, fluviografía), como “edafología” aplicada al estudio de los suelos, como “geobiología”, aplicada a los estudios de la vegetación y fauna, como “geoeconomía”, aplicada a los estudios económicos, como “geosociología”, aplicada a la política, etc; es decir, ahí donde no era por ella misma, sino por su aplicación.

 

Prácticamente entre 1911 y 1940, dos formas históricamente dadas de entender la geografía coexistieron: la que tradicionalmente venía de todo el siglo XIX en México, como Ingeniería Geográfica (en su naturaleza, espacista), y la que prevalecía ya dominante en Europa incluso desde todo el siglo XIX, como geografía aplicada (en su naturaleza, fenomenista).  Pero fue justo ahora en la geografía del siglo XX que, a partir de 1927, con la aparición de la obra del historiador Jesús Galindo y Villa: “Geografía de la República Mexicana”, que en los hechos se da ya esa apropiación de la geografía por los no-geógrafos, con un carácter eminentemente fenomenista, en el que se hizo lo que en la geografía como ingeniería geográfica, por útil que fuese, no se podía hacer: redefinir su función o propósito y su objeto de estudio por limitado que fuese propio a su momento histórico, como ciencia (es decir, como algo más allá de la mera ingeniería).

 

Es precisamente en ese sentido que la geografía fenomenista en México, como de tiempo atrás, desde todo el siglo XIX, había sido en Europa, significó un avance, y se sincronizó con los desarrollos mundiales o generalizados de su tiempo.  Y ese sello ya bien grabado, fue finalmente puesto por un significativo trabajo del Ing. Geóg. Pedro C. Sánchez, desde 1928 Director del Instituto Panamericano de Geografía e Historia (IPGH): “Evolución de la Geografía”, de 1935.

 

Desde 1929, el marxista y miembro del Partido Comunista Cubano, el economista y etnólogo Jorge A. Vivó Escoto, había llegado a México, y bajo los auspicios de Pedro C. Sánchez, se formó como geógrafo, retomando de manos del luchador republicano español, el físico y astrónomo Pedro Carrasco Garrorena, los estudios superiores de Geografía, trasladándolos de la Facultad de ciencias, al Departamento de Historia de la actual Facultad de Filosofía y Letras hacia 1940.  A partir de ese momento y por los siguientes cuarenta años, la geografía en México tendrá un carácter esencialmente de geografía fenomenista, y eminentemente funcional como geografía aplicada.

 

Esta evolución y viraje puede observarse claramente en el siguiente cuadro en el que, en función de la manera en que se está conceptuando la geografía y su objeto de estudio, se destacan los períodos históricamente mencionados:

 

 01 Objeto Estudio s XX México

Concepto y objeto de estudio de la Geografía en su evolución en México en el siglo XX.

 

 

Compartir este post
Repost0
26 enero 2014 7 26 /01 /enero /2014 23:01

Treinta Años de Capitalismo sin Opciones, y una Descomposición Social Total.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico-blog.es/

10 ene 14.

 

Una revolución burguesa que no sea en contra de las monarquías feudales, hoy en día, no puede ser sino en contra del proletariado; y lo que en contra de los regímenes monárquico-feudales es progresista, en contra del proletariado, esa “revolución” no es más que una feroz arremetida reaccionaria que incrementa la explotación y opresión de la clase trabajadora; y las condiciones objetivas para la revolución proletaria se amplían.

 

Pero la revolución burguesa actual en México, en su feroz represión, en su reacción extrema, ha liberado al proletariado de sus falsos redentores: una “izquierda” reformista que operó casi por treinta años expectativas ilusorias de emancipación.  Esa “izquierda” reformista perdedora; que no sólo pierde cuando pierde, sino que aún ganando pierde; que no hizo nada digno real para defender la voluntad popular otorgada en el voto que dio el poder, primero a Cárdenas (1988), y luego a López Obrador (2006), y que ahora –disculpando lo que parece lugar común–, literalmente se “desgarra las vestiduras” (un diputado que en protesta así se desnuda en la Cámara, al compás del aplauso de las diputadas de oposición que lo conminaba a que lo hiciese completamente, en un espectáculo deprimente que muestra lo que quedó de este país), pretendiendo la engañifa de la defensa del petróleo, que no es más que la administración de la derrota histórica, intentando recuperar los pusilánimes votos de la mediocridad.  Esa “izquierda” reformista ha quedado ahora moralmente derrotada; el desconcierto de la clase trabajadora es enorme; más aún el de ese proletariado pequeñoaburguesado, desvalido, en el desamparo, que en treinta años no ha sabido más que de “tatitas” redentores y subliminales guadalupanos de la “Virgen MORENA”, que no obstante lo traicionan una y otra vez, y aún se burlan de él recibiendo desvergonzadamente de la burguesía más conservadora por sus servicios embaucadores, la “Presea <<Belisario Domínguez>>”.   Pero en el descampado clarea ya, por lo menos un poco más, la revolución en su verdadera esencia proletaria.

 

Indignado el que esto escribe porque en el 2010 los “festejos patrios” del Bicentenario quedaron en manos del conservadurismo, dejamos de lado la patraña del “orgullo de ser mexicanos”.  En el 2011, incrementada la descomposición social, ya no sólo “no-orgullosos”, sino avergonzados de ser mexicanos, nos volvió la indignación al punto que cavilamos la renuncia moral e ideológica a la nacionalidad mexicana; y para el 2012, depositando en la urna de la historia todos esos valores, nos pronunciamos en la renuncia con plena convicción, haciendo conciencia de las líneas de Marx y Engels en el Manifiesto Comunista: “el proletariado no tiene patria, su patria es el mundo”.  Y con ello, en un año nos adelantamos a los resultados de la revolución burguesa actual: la desaparición de México.

 

Un año después, en el 2013, esa revolución burguesa ha acabado con el último espectro del nacionalismo patriotero: acabó con lo último que quedaba de la idea de la patria (del patrimonio, de la heredad), con la privatización de la industria petrolera nacional.  No ha quedado, pues, para la nación (para los nacidos en estas tierras), más patrimonio (más patria), más propiedad en heredad.

 

Y al renunciar nosotros moral e ideológicamente a la nacionalidad mexicana, simplemente nos adelantamos en un acto de conciencia, a los hechos de la revolución burguesa, que ha despojado de todo sentido de propiedad dado en la patria y la nacionalidad, a todo el proletariado de este país.

 

Ese proletariado tardará en hacer consciencia del hecho, pero las condiciones objetivas para la revolución proletaria, avanzan precisamente en la dirección prevista por Marx: un imperio absoluto del capital que, paradójicamente, acaba por socializarlo todo necesariamente (la salud, el abasto, las pensiones), o en ese mismo proceso imperial se resquebrajaría.  Vaya, pues, un trago más de mezcal!

 

 

Compartir este post
Repost0
26 enero 2014 7 26 /01 /enero /2014 23:01

Movimiento de Precesión de los Equinoccios46º 54’, 13,000 años Después: el cuasi-cristal mineral más grande de Universo.  El Punto de Origen  (2/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

05 ene 14.

 

 

El Punto de Origen.

 

El Polo Norte terrestre (Polo Geográfico), proyectando al infinito el Eje de Rotación, no coincide hoy en día (2014) exactamente con la estrella Polar (a-Osa Menor, o Polo Astronómico), pero ciertamente eso ocurrió hace casi cuarenta años, en 1974; a partir de entonces, el Polo Geográfico y el Polo Astronómico difieren en un ángulo de medio grado, de os 360º del recorrido del Eje de Rotación en su movimiento de precesión durante 26,000 años.  No obstante, en el 2012, luego de 13,000 años de recorrido, el Polo Norte Geográfico pasó por el punto diametralmente opuesto a la región del misterio que nos ocupa.

 

Movimiento-de-Precesion-de-los-Equinoccios.JPG 

Movimiento de Precesión de los Equinoccios.

 

Hace un tiempo de 13,000 años, la humanidad, muy escasa en aquel entonces sobre el planeta y adentrándose al final de su etapa de barbarie, dejaba atrás a la especie neandrethal, reinando ya la especie del cro-magnon, que comenzaba a vivir el período postglacial Würm (o Wisconsin); y estos primeros “sapiens-sapiens” que observaban el cielo nocturno, registraron que el Polo Norte Geográfico, en lo que ellos conocían como el “Eje del Mundo”, apuntaba a la estrella de mayor magnitud en la Constelación de la Lira (a-Lira), que hoy conocemos como la Estrella Vega, el punto de origen al norte.

 

 Espacio-de-46-54--ente-La-Polar-y-Vega.JPG

Región Norte de los 46º 54’, espacio dado

entre la Estrella Polar y la Estrella Vega

[Fuente: sky-map-org]

 

Entre la Polar y Vega vistas desde la Tierra, hay un espacio con un valor de 46º 54’.  Se puede ver entonces, que todo esto que en el título aparecía como “muy misterioso”, no son más que hechos reales, objetivos y concretos, y sin embargo, no son más que la base de conocimientos científicos para develar dos verdaderos misterios (uno de los cuales sólo develaremos para nosotros y mantendremos en secreto).

 

Tales misterios, a pesar de todo lo dicho, no están en el Hemisferio Norte de la Tierra, sino en la parte directamente opuesta en el Hemisferio Sur.

 

De ese misterioso secreto (que sólo compartiremos con la hermosa mujer que motivó este escrito), únicamente diremos que se encuentra en la austral Constelación de La Paloma, [xxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxx.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. [Fuente: sky-map.org]

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx); xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx]; que ahora, dado como enviado en el bello símbolo de la Constelación de La Paloma, nada más nosotros lo sabemos.

 

 

       Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

          xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

       Todo este texto entre corchetes rectangulares, va a ir como “texto censurado” en el artículo a publicar.

Compartir este post
Repost0