Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

12 enero 2014 7 12 /01 /enero /2014 23:01

Como en los Peores Tiempos del Oscurantismo Medieval

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

11 nov 13.

 

Los peores tiempos del oscurantismo medieval, esos a los que de cuando en cuando la sociedad vuelve una y otra vez, tuvo su más plena expresión, en forma masiva, en los acontecimientos de la II Guerra Mundial bajo el demencial régimen nazi-fascista.  No es asunto que pueda ser remediado con las lecciones gráficas de los Museos del Holocausto (que a la burguesía y su orden capitalista poco o nada interesa); ello pertenece a una lógica inexorable de una satrapía despótica en el poder no dispuesta a perder sus privilegios.  Y la sociedad, incluso mundial, pero enfáticamente en México, se ha insertado de lleno en ese proceso que cada vez nos va pareciendo más irremisible.

 

Son ya tiempos difíciles, el capitalismo se derrumba habiendo llegado a su máximo esplendor, y la represión nazi-fascista y el oscurantismo en pleno campean.  Nos comprometimos a sacrificar la vida por la verdad, el honor y la dignidad, y así lo haremos, enfrentando la absurda represión del Estado en la más absoluta cerrazón e intolerancia.

 

El jueves 7 de noviembre que redactábamos esta editorial planeada para la publicación del lunes 18 de noviembre, escribimos: “Ante la posibilidad de un ataque cibernético a este Blog, a los lectores interesados en su contenido, sugerimos, a la brevedad, descargar todo lo que les interese (e incluso imprimirlo).  A Overblog estamos previniendo de tal hecho, en el entendido de que no eliminaremos un solo artículo ni una sola imagen, y solicitándole que de ocurrir lo que consideramos una posibilidad, restituya el contenido íntegro”.  El domingo 10 de noviembre, previniendo los hechos, nos dispusimos a cambiar de contraseña al Blog, y éste quedó inaccesible.  El lunes 11 hicimos el reporte a Overblog con la respuesta de un robot, por lo que luego, hasta el viernes 15, logramos una comunicación humana y nos dispusimos a esperar la reparación del daño…

 

Hemos denunciado tanto a la Procuraduría de Justicia como a la Policía Cibernética (Centro de Atención al Comisionado), al mafioso hacker del conocemos su identidad, y que ha estado obstruyendo nuestro trabajo, no porque pensemos que se vaya a hacer algo por las autoridades, sino como necesario antecedente para el conocimiento y explicación a todos.  La paradoja es que tal mafioso hacker pudiera ser utilizado por el propio Estado para una agresión física entre las tantas que ocurren cotidianamente en nuestro país.

 

Hubiéramos deseado el poder continuar con nuestro trabajo en este Blog, acerca del cual, en lo esencial, falta ya relativamente poco para terminar de entregar toda nuestra aportación; lo intentaremos seguir haciendo aún en medio de esta adversidad extrema.  Pero ante todo ello, se obligan los tiempos de revolución y lo que ello implica, por lo que esperamos que los miles de lectores, principalmente de todo Hispanoamérica que nos leen sistemáticamente, entiendan la necesaria mezcla de artículos de denuncia política obligada, con lo que aún podamos continuar exponiendo acerca de la geografía teórica, así sea que por ahora, esperemos que momentáneamente, lo hagamos en este Blog alternativo que esperemos que los lectores ubiquen rápidamente y puedan continuar el seguimiento a nuestra Bitácora.

 

Si alguien dudaba del acoso oscurantista, de la irracionalidad e intolerancia extrema de estos tiempos, esperemos que las pruebas dadas sean ya suficientes para responder de manera social y decididamente, enarbolando a la ciencia misma.

 

 

Compartir este post
Repost0
5 enero 2014 7 05 /01 /enero /2014 23:05

Orientación

[____]  ¡Brindemos por la Revolución Burguesa!

Compartir este post
Repost0
5 enero 2014 7 05 /01 /enero /2014 23:02

Nuestra Pequeña Narrativa de Lucha Proletaria  ¡Brindemos por la Revolución Burguesa!  Orientacion.JPG

 

A partir del 10 de noviembre de 2013, nuestro sitio “Espacio Geográfico” fue bloqueado por hackeo (pero digámoslo así: “quedó inaccesible” por alguna falla técnica accidental), y tardamos un mes en desbloquearlo y recuperarlo; para entonces, ya diciembre, decidimos no publicar ya nada durante el período que hemos solido dejar como receso (lo dejamos ahí como consecuencia de nuestro propio “infarto”).

 

Esa situación de represión de diversas partes (por lo menos tres), es a tal punto fantástica, que cuando la denunciamos y tuvimos que narrarla en sus detalles, simplemente parecía que hablábamos de una película cinematográfica de aventuras de espionaje y contraespionaje en los límites de la ciencia-ficción…, y francamente tuvimos que reconocer para nuestros adentros que si no habíamos perdido la razón, para los demás no pasábamos ya sino por un mitómano enajenado mental, y decidimos dejar todo en lo íntimo, como lo más secreto de nuestra pequeña narrativa de lucha proletaria, y, al final, su esencia.

 

Pero el hecho es que en estos dos últimos meses no sólo ocurrieron muchas cosas, sino simplemente ocurrió todo, y ese “infarto” propio resultó muy afortunado, y ahora, luego que los analistas del sistema, la intelligentsia burguesa, ha expuesto su interpretación de las cosas, satisfechos y felices exaltados hasta la euforia; frente a un proletariado desconcertado y una “clase media”, ese pequeño sector pequeñoburgués que aún quedaba con posibilidades económicas para poder emular una “vida de primer mundo”, que de un tajo también ha sido proletarizada; toca a nosotros, esa parte del proletariado con ideología, los comunistas, explicar nuestra interpretación de las cosas; ciertamente, en medio de una gran paradoja, de esa gran contradicción del “sentido común”, en la que con la burguesía que levanta su fina copa de elegante estilo con espumeante champagne para brindar por el éxito, nosotros hacemos lo propio con la pequeña copa del más exquisito perlado mezcal, por más que hay en el fondo del proletariado un profundo e incomprensible sentimiento de derrota y desesperanza que no podemos sino compartir…, pro ambas cosas, porque ni una ni otra clase social tiene los elementos (ni hay razón para que los tuviese), para comprender el movimiento de la historia, sus largos procesos, y su momento actual.  Y eso es lo que ahora, aquí, habremos de ir exponiendo…, (mientras se pueda)…

 

 

Compartir este post
Repost0
5 enero 2014 7 05 /01 /enero /2014 23:01

Definición de Nuestra Pequeña Narrativa

 

En tres categorías de clasificación de artículos hemos tenido problemas aquí: 1) la Geopolítica, 2) la Política, y 3) Nuestra Pequeña Narrativa de Lucha Proletaria.  Entre los dos primeros resolvimos, más que una confusión entre lo político y lo geopolítico, su separación ante la dificultad y falta de tiempo para transformar lo político en geopolítico.  Pero nos había quedado, aquí sí, una real confusión entre lo político y el contenido propio a nuestra pequeña narrativa, en el fondo, dos cosas absolutamente contrapuestas, y, sin embargo, no hallábamos la manera de diferenciar y separar los contenidos…; hasta que tuvimos que narrar los aspectos de la represión político-ideológica ejercida sobre nosotros; primero, distinguida dela “proscripción” hasta la no-existencia, por la “oficialidad” institucional de la geografía; segundo, combinada con un hackeo de fantasía, en principio, por la absoluta irracionalidad de donde ha provenido; y tercero, mezclado con la sutil represión política del Estado, que de no contar nosotros con un análisis de relación causal que le hemos aplicado, y con el cual científicamente puede determinarse la posibilidad de lo que afirmamos, en lo absoluto, no sería posible creerlo.

 

Tener que narrar en detalle como denuncia ante las autoridades esta historia peliculezca, y más aún todavía, conscientes de que lo hacíamos inútilmente; acaso sólo por forma para contar con los antecedentes; ante parte de los mismos represores, nos permitió ver en dónde estaba la diferencia en el contenido de los artículos sobre política, y el verdadero contenido para los artículos de nuestra pequeña narrativa.

 

Para explicarlo brevemente: los artículos sobre política, son todos esos análisis sobre la inmundicia (o sobre la nata de ésta, pues lo profundamente putrefacto, está en todo lo jurídico); y los artículos acerca de nuestra pequeña narrativa, que, finalmente, no podían ser precisamente, sino esos de verdadera ciencia-ficción sospechosa (ya sospechosa de ser la verdad de la ciencia, o bien sospechosa de que realmente sea ficción).  Esto es que, así como la Gran Narrativa es metafóricamente el “Gran Cuento”, la “Gran Historia”; nuestraPequeña Narrativa puede identificarse con nuestro propio y “Pequeño Cuento”, o nuestra propia y “Pequeña Historia”, comprometida la vida, el honor y la dignidad, por la verdad de ella; y propio cuento en que, con un espíritu decimonónico, habremos de narrar el necesario sacrificio de nuestra propia vida por el honor y la dignidad ante una delincuente que nos ha ofendido y a la que le esperan, conforme a la ley, diez años de prisión, haciendo justicia, ahí donde quienes tiene que hacer tal justicia, no la hiciesen.

 

Así que en Nuestra Pequeña Narrativa de Lucha Proletaria, “va de cuento”, y digámoslo de momento, como “cuento aparte” (démosle acceso ligado mediante su ícono, entre los demás íconos al margen sobre diversos tópicos), y lo hasta ahora dicho aquí, en realidad pertenece a la categoría de Política.

 

 

Compartir este post
Repost0
10 noviembre 2013 7 10 /11 /noviembre /2013 23:05

Editorial

Mayor-Aprendizaje.jpg 

¿Cuándo ha habido un momento de mayor aprendizaje en México: en los años 40 del siglo XX, o en los años 2010 de este siglo XXI?  Cualquiera puede hacer esta encuesta simple, previniendo en el que no se confunda la disponibilidad de tecnología e información, con conocimientos reales adquiridos.

 

*

 

He aquí el motivo de la nazi-fascista represión política por el gobierno del Distrito Federal a nuestra persona, haciéndolo indirectamente sobre mi hijo, con una falsa acusación en la fabricación de un delito, sobre el que pesa una victimización (o abierta persecusión política) continuada, en un expediente abierto de acción penal, ya por ocho meses, a pesar de haberse demostrado total y absoluta inocencia por la misma Comisión de Derechos Humanos.  Se entenderá la furia de la reacción fascista del gobierno del Distrito Federal ante lo que aquí denunciamos, y que lo hacemos no con exclusivos argumentos políticos, ni principalmente con ellos, sino con los fundamentos de la ciencia, para el caso de esta denuncia, de la educación, basada en los hechos objetivamente dados.

 

Ha habido un perverso embuste a la sociedad por el que se acusa al docente de educación básica, al profesorado egresado de las normales superiores, de ser los responsables del desastre educativo, cuando el verdadero, directo y absoluto responsable lo ha sido y es el propio Estado; y lo más grave aún, con cargo de lesa humanidad al dañarla con premeditada y deliberada intensión que responde a los aviesos intereses (verdaderamente ocultos a la vista de todos), del orden capitalista.  El problema es, evidentemente, de “orden federal”, tendría qué ver con el PRI, pero, por intereses propios que tiene qué ver incluso con la educación superior, el gobierno del D.F (PRD), le hace el “trabajo sucio” al gobierno federal.

 

Este país, como todos en el mundo, ya no tiene solución en el mismo modelo capitalista que con toda evidencia muestra ya su agotamiento en esta crisis (en este momento histórico de decisión), en la que converge de manera generalizada ya no sólo el tener que tomar una drástica decisión histórica de inflexión en lo económico, sino en lo político, social y moral, ante lo cual el proletariado debe aprestarse ya a ser él, el que tome las decisiones en la disyuntiva hacia el futuro.

 

Insertamos, pues, en esta edición, el artículo: “El Problema Esencial de la Educación Básica en México”, cuya problemática (que exponemos no en una investigación formal y rigurosa, sino en su análisis empírico suficiente), como la hemos experimentado, desconcertará a más de uno por su información sobrecogedora, en la perversión sin límites del Estado capitalista.

 

*

    1650 Geografía General; Bernardo VarenioFilosofía de la Geografía.

 

[____]  Qué es la Geografía; Geografía Gneral, 1650; de Bernardo Varenio: la axiomatización de la geografía. (30/)

     

1911-Progreso-de-la-Geografia--Isidro-Rojas-copia-1.jpgHistoria de la Geografía en México.

 

[ ____]  Progreso de la Geografía en México, 1911; de Isidro Rojas: último panegírico a la Geografía, en su esencia como geografía espacista, en México.

  

04 Periquín Plumero y lo ético-estéticoFilosofía.

 

[____]  “Periquín Plumero”, una ética nicomaqueana en su tema más escabroso, como más esencial.  Identidad (13/)

 

Mayor AprendizajeNuestra Pequeña Narrativa de Lucha Proletaria.

 

[____]  El Problema de Esencia de la Educación Básica.

 

[____]  El Problema de Esencia de la Energía.

          Se reinserta este artículo por dos razones: 1) agregamos a él dos gráficos que habíamos pasado por alto; y 2) para saludar a los estudiantes democráticos de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, a quienes los apuntes de este artículo iban dirigidos en nuestros comentarios a la Mesa Redonda sobre la Reforma Energética a la cual nos invitaron, y misma que, por segunda ocasión, dicho evento les fue negado en el último momento cuando ya estaba programado.  Son épocas, sin duda, de cerrazón, de profunda intolerancia; es el oscurantismo desplegándose cada vez más. 

 

Compartir este post
Repost0
10 noviembre 2013 7 10 /11 /noviembre /2013 23:04

1650 Geografía General; Bernardo VarenioQué es la Geografía; la Geografía y los Elementos de la Ciencia Moderna: la axiomatización o el método, en la “Geografía General” de Bernardo Varenio, 1650. Cuarta Parte (30/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

5 oct 13.

 

Es así que nos es posible ya entender más cabalmente la obra de Varenio en su propia estructura lógica.

 

La Geografía General de Varenio, está formada por tres Libros: el Libro I que denomina “Parte Absoluta”, el Libro II que será la “Parte Relativa”, y el Libro III que llama “Parte Comparativa Terrestre”.  Los tres Libros en su conjunto se componen por cuarenta capítulos, de los cuales, los primeros veintiuno forman el Libro I; ocho capítulos, del XXII al XXX forman el Libro II; y los restantes diez capítulos, del XXXI al XL, integran el Libro III.

 

Y como buena formalización teórica de la geografía como ciencia moderna, la Geografía General de Bernardo Varenio, plantea por primera vez la sistematización de sus fundamentos teóricos: en el capítulo primero, da la definición de la Geografía, su división, objeto de estudio (al que denomina “tema a tratar”), sus propiedades, principios, orden, método, una historia sucinta, y algo que llama “Excelencia de la Geografía” (su importancia y aplicaciones).

 

Como definición de la Geografía, Varenio anota: “Geografía se llama a la ciencia matemática mixta que explica las propiedades de la Tierra y de sus partes relativas a la cantidad, esto es, la figura, la situación, dimensiones, movimientos, fenómenos celestes y otras propiedades similares”[1].  En tal definición, por su traducción, debe observarse que allí donde se dice las “propiedades” de la Tierra, más correctamente debe ser: las “relaciones” entre los fenómenos de la Tierra.  Y allí donde se dice “matemática mixta”, ello no se refiere a la mezcla dela matemática entre las ciencias y sus fenómenos, sino se refiere a que la geografía es lo que hoy denominamos, “matemática aplicada”, en este caso, la “mezcla” o aplicación de la matemática al estudio de la Tierra, tenida, propiamente, como espacio.

 

Por otra parte, esa situación de la existencia de dos corrientes básicas de pensamiento geográfico en el estudio tanto del espacio como en el estudio de los fenómenos, también es observada por Varenio: “Para algunos –dice Varenio– se considera demasiado estrictamente como la sola descripción y distribución de las regiones de la Tierra.  Para otros, en cambio, se considera un campo muy amplio puesto que añade la descripción política de cada una de las regiones”[2].  Varenio descalifica a la primera como una mera “enumeración”; y pasa a tomar partido por la segunda.  Y ello es precisamente lo que nos confundió por tanto tiempo; pero lo cual sólo se refiere a una geografía espacista (como efecto), determinada por una geografía fenomenista (como causa).

 

Luego divide la Geografía en dos campos: el de la Geografía General y el de la Geografía Especial que alude al carácter regional.  Y subdivide a la Geografía General (objeto de tratamiento en esta obra), en Absoluta, Relativa, y Comparativa.  La Absoluta se refiere a las propiedades generales del espacio terrestre; la Relativa a los accidentes de la Tierra debidos a causas celestes; y la Comparativa a las semejanzas y diferencias entre las regiones de la Tierra.

 

A continuación define el objeto de estudio, al que se refiere también como “tema a tratar”, al que expone como: “La Tierra, principalmente su superficie y sus partes”[3].

 

Luego se refiere a las propiedades celestes, terrestres y humanas (los aspectos cosmográfico-cartográficos, los aspectos de la localización y distribución de los fenómenos; y los aspectos socio-antropológicos).

 

Al hacer este nuevo análisis de la obra de Varenio, hemos encontrado una muy interesante y fundamental relación: la relación de lo empírico y lo teórico que existe entre Galileo y Kepler, respecto a Bacon y Descartes, es justo la relación particular en geografía, que existe entre Mercator y Varenio.  Esta última relación es, desde el punto de vista metodológico, esa relación histórica del aporte fundamental de la axiomatización de Euclides, que luego retoman Bacon y Descartes; y que en geografía se da además, entre Varenio y Newton, peculiarmente al cual antecede, cuando aquel establece los principios de la geografía, los cuales refiere como tres: 1) las proposiciones matemáticas (aritméticas, geométricas y trigonométricas); 2) los preceptos y teoremas astronómicos; y 3) la experiencia (lo experimental).

 

E incluso ahora lo podemos decir sin reservas: Varenio no sólo antecede a Newton en esta idea de la axiomatización en función de los principios, sino que el propio Newton mandó imprimir la obra de Varenio, de donde mucho de lo que metodológicamente es Newton, se debe a Bernardo Varenio.

 

En ese sentido, Varenio habla del método, como modo de comprobar la veracidad, particularmente, dice éste, por las “demostraciones, principalmente de las propiedades celestes”[4]; y acerca de la demostración, citamos de Varenio: “este uso es muy estricto y se adapta muy bien a la Geometría, Aritmética y la Geografía”[5].  Y, finalmente, dice Varenio; “También son probadas o puestas en claro muchísimas proposiciones con un globo terráqueo artificial y también un mapa geográfico”[6].

 



[1]       Varenio, Bernardo; Geografía General; Universidad de Barcelona; Colección “Pensamiento Geográfico” N° 2, Departamento de Geografía; Barcelona, 1974; p.134.

[2]       Ibid. p.134 (subrayado nuestro).

[3]       Ibid. p.135.

[4]       Ibid. p.140 (subrayado nuestro).

[5]       Ibid. p.140.

[6]       Ibid. p.140.

Compartir este post
Repost0
10 noviembre 2013 7 10 /11 /noviembre /2013 23:03

1911-Progreso-de-la-Geografia--Isidro-Rojas.jpgProgreso de la Geografía en México, 1911; de Isidro Rojas: último panegírico a la Geografía, en su esencia como geografía espacista, en México.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio –geográfico.over-blog.es/

31 oct 13.

 

En 1910, con motivo del Primer Centenario de la Independencia de México,  el jurisconsulto Lic. Isidro Rojas (1847-1924), con el gusto e interés por la geografía, recibió el encargo de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística (SMGE), desempeñando entonces en ella la función de Primer Secretario (tercero en orden luego del Presidente y Vicepresidente de la misma), de preparar un ensayo sobre el progreso de la geografía en México en el primer siglo de su independencia.

 

Isidro Rojas dio lectura a su estudio de cincuenta páginas, publicado tanto en el Boletín de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística en tres partes en los números 7, 8 y 9 de 1911[1], como en una edición íntegra en impresión por separado, de ese mismo año, el cual usamos como referencia.

 

Junto con los Apuntes para la Historia de la Geografía en México, de 1882, de Manuel Orozco y Berra, el documento, Progreso de la Geografía en México, 1911; de Isidro Rojas, constituye un estudio que complementa y detalla los datos para la historia de la Geografía en México hasta el momento en que está por terminar toda una época en que se prolongó a la geografía en México, como ciencia moderna ilustrada, un siglo más allá de lo que fue en Europa misma.

 

Este documento de Isidro Rojas detalla y amplía el informe con título semejante, presentado casi tres lustros antes a la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, por el Ing. Geog. Eduardo Noriega*, lo que, por demás, subraya la clara idea que hasta entonces se tenía de lo que constituía la esencia de la Geografía como ciencia, esto es: ser la ciencia de los mapas, y, como tal, tácitamente hasta entonces, la ciencia del espacio terrestre representado en dichos mapas.

 

A diferencia del trabajo de Orozco y Berra que es sólo relación de hechos, Isidro Rojas despunta ya, nuevamente, luego de poco más de un siglo después de José Antonio de Alzate y Ramírez, elementos de teoría geográfica, y así, apunta en la primera línea de presentación de su estudio: “se destaca la Geografía como…, el teatro de la Historia…, y asiento de todas las ciencias…”[2]; esto es que, en tanto todo lo que existe como fenómenos reflejados en esas ciencias, no puede sino existir ya como espacio continuo o bien como estado de espacio discreto coexistente en ese continuo, determinando las propiedades del mismo, la geografía para Isidro Rojas es el estudio de ese espacio en el que todo lo demás existe y determina sus propiedades, sin confundirse en sí mismo con las propiedades particulares de eso existente en el espacio, objeto de estudio de otras ciencias.

 

La Geografía, pues, como ciencia de los mapas (el espacio terrestre), tendrá en la exploración en extensión, la primera expresión de su método de investigación, y de este modo lo asienta Isidro Rojas al adentrarse en concreto en el progreso de la geografía en México.  Refiriéndose entonces a la geografía en el inicio de su desarrollo aquí, anota: “Encontramos sus primeros albores en las exploraciones…”[3], y a continuación relata el proceso de descubrimientos a partir de 1506, luego de los viajes de Colón.

 

 Un segundo aspecto acerca del método, lo hace ver en la preocupación por el rigor científico en el levantamiento cartográfico a partir de la observación astronómica para fijar con mayor precisión los puntos de latitud.

 

Así, destaca en este estudio de enorme valía para la teoría e historia de la geografía en México, una gran cantidad de personajes en el trabajo operativo, que ya futuros estudiosos de la geografía en este campo de investigación tendrán que rescatar para enriquecer en su justo valor el desarrollo de esta ciencia en México.  Entre dichos personajes cabe resaltar de manera especial la referencia que Isidro Rojas hace de Carlos de Sigüenza y Góngora, como “el primer autor mexicano de una Carta general de la Nueva España”[4], como a su vez extraña el tratamiento de soslayo del dato de la Carta General elaborada por José Antonio de Alzate y Ramírez en 1767, tomando como referencia éste la Carta misma de Sigüenza.

 

No obstante, aportando tácitamente a los fundamentos de la teoría de la geografía, Isidro Rojas asienta: “No es, por lo tanto, aventurada la afirmación de que la geografía tuvo más incrementos en el último tercio de este siglo [s.XVIII] que en todos los tiempos precedentes[5], aludiendo con ello a la exploración, las observaciones astronómicas, y la elaboración cartográfica del territorio de la Nueva España.

 

Y tras la muy interesante frase que anota: “No podría decirse, sin embargo, que la ciencia hubiera llegado a su perfección”[6], Isidro Rojas no se refiere a la perfección en la teoría de la Geografía como ciencia moderna ilustrada tal cual lo estaba siendo en las demás ciencias particulares determinando con rigor su objeto de estudio y método, sino limitadamente a la perfección en los resultados de su campo operativo: el levantamiento de la Carta Geográfica General en una proyección rigurosa, de la cual pudiera derivarse luego en diferentes escalas para sus aplicaciones temáticas; pero perfección teórica que poco podría importar en profundizar en su esencia, justo en ese momento histórico del máximo esplendor del positivismo de la época porfiriana al que Isidro Rojas respondía necesariamente.

 



[1]       Rojas Isidro; Progreso de la Geografía en México; Boletín de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística; Quinta Época, Tomo IV, N° 7, 8 y 9 de 1911.

*       Noriega, Eduardo; Los Progresos de la Geografía en México; Boletín de la SMGE, 1897.

[2]       Rojas Isidro; Progreso de la Geografía en México; Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística; México, 1911; p.3.

[3]       Ibid. p.4.

[4]       Ibid. p.8.

[5]       Ibid. p.9 (subrayado suyo).

[6]       Ibid. p.9.

Compartir este post
Repost0
10 noviembre 2013 7 10 /11 /noviembre /2013 23:02

Mar; 8 Mmm“Periquín Plumero”: una ética nicomaqueana en su tema más escabroso, como más esencial.  Amor e Identidad. (13/…)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geogrfico.over-blog.es/

abril 13.

 

El quinto nivel de identidad a considerar, se torna incluso delicado.  Es un nivel complejo, no sólo porque imponga la reflexión, sino porque esa reflexión, además, reclama de cierta teoría, es decir, de ciertos conocimientos fundados con la mayor rigurosidad posible: es el de la identidad moral.

 

Pudiera parecer que se resuelve espontáneamente en el trato cada vez más íntimo, y de hecho así se considera y opera en lo general, dad, precisamente, la ausencia total de esa teoría de la moral, es decir, del desconocimiento de la Ética como ciencia que nos ilustra sobre esta identidad.  La valoración de un acto moral, ya de una escena de una película o de la vida real, si es igual en ambos, las cosas van bien, pero si se difiere, y en ello los valores son más contrastantes, hay que poner atención.  Será la manera de enfrentar la vida en pareja, y una diferencia sutil en este aspecto de lo moral, será, inevitablemente, una poderosa y definitiva fuente de desavenencia.  Y esto no es asunto de que “cada cual es diferente” y hay que ser tolerante con la manera de ser y de pensar de cada cual, no, este es una asunto de necesidad e identidad para poder enfrentar juntos los problemas de la vida.

 

Habrá de estudiarse sistemáticamente, cual lectura de libro sagrado, la ciencia de la moral, la Ética; y esencialmente la ética marxista, esa Ética general de “Periquín Plumero”, sobre cuya base se exponen estos consejos de una ética particular o nicomaqueana.  Más ya no podemos (y creo que ni debemos) hacer más.

 

Queda un sexto y último nivel de identidad, el más escabroso, pero el más esencial: la identidad en la relación sexual.  Aquí tenemos que imaginarnos los dos extremos más extremos posibles, y se me ocurre, por un lado (francamente en este extremo no creo que haya algo “más allá”), el acto de relación sexual satisfecho exclusivamente en la inseminación artificial.  Luego, en el extremo opuesto, precisar qué es lo más extremo, está más difícil; podemos imaginar cualquier acto de relación sexual satisfecho en alguna forma sado-masoquista, incluso próxima a una satisfacción entre psicópatas.

 

Recordemos, es relación biosocial, aquí no rigen reglas morales, por lo tanto, ni un extremo puede calificarse de “ridículo”, ni el otro valorarse como un acto de “máxima perversión”; todo el asunto es simple: qué acto de relación sexual satisface por igual a ambos; justo este es el problema de identidad aquí.  ¿Entre qué extremos, de esa amplia gama, está lo que satisface a cada cual, de modo de modo que en la coincidencia se de la identidad?

 

Le llamamos relación biosocial, justo porque, aun siendo un acto puramente biológico, natural, éste está determinado inevitablemente por las relaciones sociales eminentemente morales, lo que es justo, en principio, lo que fija esos extremos.  Pero otro factor igualmente importante, lo es la experiencia de vida, la cual, en una pareja joven, con la relatividad de las cosas, no puede asumirse que sea mucha.  No obstante, con ello, debemos fijarnos en las características extremas de la satisfacción sexual, que ya con la experiencia, esos límites podrían, seguramente, ampliarse.

 

A alguno de ambos, por poner sólo un ejemplo, le podría causar placer la oralidad; pero si a alguno de ambos ello le pareciera, por decir algo, “sucio” o “inmoral” –y esto no debe tomarse a la ligera–, cierto es que podrían cambiar las cosas con la experiencia, pero ello podría ser, incluso, no en un sentido positivo, sino, peor aún, negativo; y ya Sigmund Freud hizo de la frustración sexual la base de su teoría del psicoanálisis.

 

Habrá de hacerse un esfuerzo por fijar esos límites con toda apertura, sin prejuicios, y de haber diferencias, recurrir a una asistencia médica especializada (evitando lo que de suyo arroja más prejuicios, como la asesoría religiosa, o las terapias propias para un problema que no es, en principio, de orden psicológico –acaso lo podría ser como consecuencia, con posterioridad–, sino de influencia moral en un ámbito de placer natural), que genere confianza en los hechos, que ayude a romper prejuicios y que ajuste esa identidad tan esencial.

 

El libre juego de estas identidades se ha dejado por siempre a lo espontáneo, justificable sólo en los dos primeros niveles; pero el desarrollo y progreso social exige ya a las nuevas generaciones una formación más culta con la cual abordar las relaciones de pareja con mayores fundamentos teóricos, que haga la vida de la misma, y del conjunto de ellas, la propia vida social en algo más armonioso en un arreglo ético-estético.  Con todo, vivimos en una sociedad capitalista en donde todo se corroe, y, en prevención de ello, el último consejo: el casarse, no ocurre, como erróneamente se cree, al momento de firmar un Acta Matrimonial (de mater, madre; acto por el cual una mujer se dispone a ser madre), ello es sólo la confirmación ante la sociedad, de lo que ya se ha decidido antes, y con ello moralmente se ha consumando simplemente en el acto de aceptarlo; el matrimonio, el casamiento, se produce, pues, desde el momento mismo en que el hombre se lo pide a la mujer, y ésta lo acepta.  Pero luego está el problema del patrimonio (de pater, padre, y en particular, referido a la heredad).  Aquí lo recomendable es el casarse por la egoísta fórmula de “bienes por separado”, pero en realidad para facilitar el aspecto legal; pues dado por supuesto que tal hecho es secundario en tanto está por encima de ello la relación moral, el asunto es facilitar no sólo el riesgo de la separación, sino principalmente el de la heredad.  Y ello no hace más que confirmar, como hemos dicho antes, que el progreso social exige ya a las nuevas generaciones una formación más culta con la cual abordar las relaciones de pareja con mayores fundamentos teóricos, que haga la vida de la misma, y del conjunto de ellas, la propia vida social en algo más armonioso en un arreglo ético-estético.

 

Compartir este post
Repost0
10 noviembre 2013 7 10 /11 /noviembre /2013 23:01

Mayor AprendizajeEl Problema de Esencia de la Educación Básica en México

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

Bitácora de Navegación N° 15, 11 nov 13.

17 oct 13.

 

El siguiente argumento lo hemos verificado reiteradas veces; hágase una pequeña encuesta con la siguiente pregunta:<<¿En qué época, en los años cuarenta del siglo XX, o en los años dos mil de este siglo XXI, puede decirse que se da un mayor aprendizaje en la educación básica en México?>> (y entiéndase “aprendizaje” como conocimiento adquirido, y no, como mal interpretan no pocos jóvenes en la actualidad, como disponibilidad de tecnología e información).

 

La respuesta inmediata es mayoritaria en la opinión de que se aprendía más en los años cuarenta, y luego de pensar dos veces, a ello se agrega lo que había tenido duda.  SI esos resultados los ponemos en una gráfica, éstos nos aparecerán de la siguiente manera:

 

Mayor Aprendizaje

La mayoría acaba opinando que antes, en los años cuarenta, se aprendía más.  Sólo algunos jóvenes, confundiendo disponibilidad de tecnología e información –a pesar de hacerles la observación–, creen que hoy se aprende más.

 

 

Luego, considérese cuál podría ser el trazo de una línea en la gráfica que representara la evolución y desarrollo de la teoría pedagógica; que en México ha venido desde la lancasteriana del siglo XIX, la positivista (oficial en México desde la Escuela Nacional Preparatoria entre 1867 y 1912); la anarquista (1910-1930); y podría excluirse la socialista, aun cuando oficial, sólo del breve período de 1934 a 1940; la conductual (1940-1970), de la llamada “Educación Nacionalista”; la de la llamada Tecnología Educativa (de los años sesenta-setenta), simultánea a la pedagogía del pragmatismo (oficial desde el Colegio de Bachilleres, en su origen); y del estructural-funcionalismo (oficial desde el Colegio de Ciencias y Humanidades, UNAM); hasta llegar, por último, a la teoría pedagógica del constructivismo de los años ochenta en adelante (oficial desde la Secretaría de Educación Pública).

 

Una gráfica teórica de esa evolución, necesariamente trazaría una curva continua ascendente, puesto que cada teoría científica supera a las anteriores, apoyándose en ellas mismas.

 

Evolución Teórica de las Teorías Pedagógicas 

Curva teórica de la evolución de las teorías pedagógicas.

 

Si esa misma evolución de las teorías pedagógicas las consideramos empíricamente por sus resultados, la gráfica aparecerá de la siguiente manera:

 

 Evolucion-de-las-Teorias-Pedagogicas--por-sus-resultados.jpg

Curva empírica de la evolución de las teorías pedagógicas (propuesta arbitraria aproximativa).  Obsérvese que de 1940 al 2010, se da en general una tendencia decreciente, enfatizado por la curva de línea de tendencia potencial.

 

Sin embargo, omitamos de momento la valoración conforme a los resultados dados en la práctica, y partiendo, como hemos dicho, del criterio de que cada teoría pedagógica es igualmente válida ya que atiende a resolver un aspecto dado de la educación, bien podemos, en general, entonces, afirmar que, no sólo teóricamente, sino en la práctica, ese trazo es de una línea de evolución y desarrollo ascendente de manera continua, ya que cada teoría científica se hace sobre la base de la anterior para proponer nuevos adelantos.

 

Así, basta confrontar (y mezclar) las gráficas de la encuesta sobre el mayor aprendizaje antes o ahora, con la gráfica de la necesaria evolución científica de las teorías pedagógicas, para que salte a la vista un sobrecogedor problema:

 

 

Cruce de la Evolución del Aprendizaje, con la Evolución P

Aquí, de fondo, hay un sobrecogedor problema de lesa humanidad.

 

Las trazas se cruzan!  Y…?  Pues que, entonces, cómo explicar que, teniendo que ser las teorías pedagógicas cada vez necesariamente mejores, el aprendizaje sea cada vez peor

 

Luego entonces, qué explicación tiene tal hecho: el que teóricamente de manera necesaria las teorías pedagógicas sean cada vez mejores y el aprendizaje sea cada vez peor.

 

Y la respuesta sobrecogedora es que: tales teorías pedagógicas, ciertamente han sido cada vez mejores, pero elaboradas precisamente para obtener perversamente, en un atentado genocida a la sociedad, esos resultados de menor aprendizaje, aparentando “mayor ciencia”, dando una masa de población cada vez más impreparada, que sea susceptible de ser utilizada como mano de obra barata en el “competitivo” mercado capitalista de una mano de obra de hambre en las regiones de Asia, sin que, además sea capaz de cuestionarse el orden de cosas.

 

La perversa política educativa del Estado hasta lo genocida (ese acoso sistemático para hacer daño, en este caso, a las generaciones futuras), consiste en que: 1) el Estado, primero, en sus legítimos atributos, impone una dada formación al profesorado normalista; 2) luego, impone en la educación básica una determinada teoría pedagógica en cuyos fundamentos teóricos y didácticos capacita al profesorado para esa aplicación; 3) el profesorado así oficialmente capacitado, de manera histórica se ha mostrado en todos los casos, dispuesto a la aplicación de la normatividad del Estado, entendiendo en ello su responsabilidad profesional (el concepto de “Normalista”, se refiere a ese profesional dirigido a aplicar las normas del Estado en la educación básica, en la cual, y correctamente, no existe, como en la educación superior, la llamada “libertad de cátedra”); 4) se examina al profesorado, por los resultados del aprendizaje en los estudiantes de educación básica, con los resultados negativos de todos conocidos, y mediante ese mecanismo, primero, la responsabilidad del Estado que impuso una educación así, se traslada al docente; y 5) de este modo, quien realmente ha reprobado en su normatividad pedagógica, ha sido el Estado y su dependencia particular encargada, la Secretaría de Educación Pública (SEP), y, más aún, engañando deliberadamente a la sociedad.

 

De este modo, rigurosamente hasta ahora, el profesorado ha aplicado en esa normatividad, la norma pedagógica y didáctica, por lo que, luego entonces, es el Estado el responsable de los resultados educativos, en los cuales el profesorado sólo ha sido un medio con el cual se ha operado esa política oscurantista de una pobre calificación de la fuerza de trabajo.

 

La “Alianza para la Calidad Educativa” (ACE), reduce la educación a esa calidad dada en dos cualidades básicas: 1) la formación en habilidades, y 2) la formación en capacidades competitivas (es decir, de la capacidad que, según la teoría pedagógica, le compete al individuo, en este caso, al niño), discriminándose en dos competencias básicas: a) la afín a un casco y un zapapico; o b) la afín a un casco y un fusil.  Por lo tanto, aquí no es que el proyecto educativo de la SEP (la burguesía), haya “fracasado”, sino, por todo lo contrario, ha sido un éxito histórico consistente, es decir, ha obtenido sistemáticamente lo que deseaba obtener: un proletariado sin la ciencia, desarmado para poder transformar el mundo, y alienado en el subjetivismo metafísico, convertido a una nueva esclavitud.  Y frente a tal agresión oscurantista llevada al extremo metafísico, el profesorado ha respondido ya, rompiendo con esa genocida normatividad, con un Programa Nacional Alternativo de Educación y Cultura (PNAEC), cuya calidad, en éste, se da en las cualidades de una educación científica: de una formación en el juicio intelectivo dado en la demostración de la verdad objetiva, y de esa objetividad como el reconocimiento del mundo que nos rodea; en la causalidad, de la lógica, y de una verificación en la práctica histórico-social y en el experimento, de modo que, con todo ello, sea posible la predicción científica.  De una educación en la formación del juicio moral fundado en la ciencia de la Ética.  Y de una educación en la formación del juicio estético de apreciación de lo bello y el arte en la ciencia de la Estética.

 

Conjunto-de-Cualidades-que-Hacen-la-Calidad-de-la-Educacio.jpg 

Conjunto de cualidades que hacen la calidad de la educación.

[Clik en la imagen para amplificar]    

 

Todo esto es lo que defendemos, todo esto es lo que hemos promovido entre los docentes de educación básica, en cuyas manos se deposita la trascendente formación elemental de las futuras generaciones.

 

Compartir este post
Repost0
3 noviembre 2013 7 03 /11 /noviembre /2013 23:05

Editorial

La-Tierra-de-Noche-desde-la-EEI.jpg 

Panel de Celdas Fotoeléctricas: fin de la Era del Petróleo, y solución necesaria y urgente al problema del calentamiento global que amenaza con la extinción misma de la especie humana.  Para el 2029, el 100% de la energía básica deberá provenir de las celdas fotoeléctricas, justo cuando se estarán alcanzando, por ahora de manera inevitable, los 2°C promedio de elevación de la temperatura global.  Fundamento suficiente en la ciencia y tecnología para el optimismo por el futuro de la humanidad.

[Fuente: Agencia Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA); Paneles Solares de la Estación Espacial Internacional]     

 

*

 

Hasta principios de octubre, hace justo un mes, nuestra preocupación central absoluta estaba en lo que en ese momento nos parecía ya un proceso irreversible de la humanidad camino a su extinción entre 2080 y principios del siglo XXII, dado que no teníamos a la vista los hechos concretos para evitarlo.  Nos pusimos a investigar las posibilidades científico-técnicas para resolver el problema en su esencia, y, en efecto, hay fundamentos suficientes para el optimismo: a un ritmo exponencial en el mundo, se está convirtiendo el consumo de energía basada en el petróleo, por la energía fotoeléctrica (junto con otras fuentes alternativas), si en este momento hay apenas un reemplazo del 10%, se espera que para el año 2029 la sustitución sea ya del 100% (y aún creemos difícil que se logre alcanzar la meta).

 

Para entonces, el Casquete Polar Ártico, desde el 2020, se derretirá ya completamente cada verano, y para el 2030 se prevé que se alcancen los 2°C promedio de elevación mundial de la temperatura (y con datos muy variados, hasta los 2 m de elevación del nivel del mar).

 

Si para entonces por lo menos disponemos de un porcentaje mayoritario de sustitución y logramos ir parando desde ahora las refinerías de petróleo como fuentes de energía básica, quizá logremos evitar que se llegue a los 3°C promedio de elevación de la temperatura global, o, por lo menos, diferir tal situación y poder pensar en la posibilidad de revertir la temperatura ambiente mundial nuevamente.

 

El capitalismo tiene su propia lógica natural, no se le puede pedir que se suicide en nombre de la humanidad, cuando en su propio nombre está dispuesto a acabar con la humanidad atribuyéndolo al “destino”.  Ello nos impone, ya desde ahora, una lucha abierta por esa conversión tecnológica, pero, no obstante, de la cual no depende por sí sola la solución; se hace necesario cambiar el modelo económico de la actual economía de mercado que devasta la naturaleza haciendo de los recursos naturales “mercancía sujeta a la ganancia máxima”, por un modelo de economía planificada, si se quiere, en un proceso de transición en donde coexistan una producción privada capitalista, y un severo control de producción, distribución y consumo por parte del Estado, bajo un régimen de democracia popular: he aquí los objetivos esenciales de la lucha social y de conciencia de las nuevas generaciones.

 

*

1650 Geografía General; Bernardo VarenioFilosofía de la Geografía.

 

[ ____]  Qué es la Geografía,  Elementos de la Ciencia Moderna: Geografía General, 1650; de Bernardo Varenio.  (28/)

 

 

1881 Apuntes para la Historia de la Geografía en México,Historia de la Geografía en México.

 

[ ____]  Apuntes para el Curso de Geografía, 1892; Primera Abstracción y Generalización de los Fenómenos en Geografía; de Miguel E. Schulz.  (5/5).

 

 

04 Periquín Plumero y lo ético-estéticoFilosofía.

 

[ ____]  “Periquín Plumero”, una ética nicomaqueana en su problema más escabroso como más esencial.  (12/).

 

Nuestra Pequeña Narrativa de Lucha ProletariaNuestra Pequeña Narrativa de Lucha Proletaria.

 

[ ____]  El Problema de Esencia de la Energía.

 

Compartir este post
Repost0