Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

6 septiembre 2015 7 06 /09 /septiembre /2015 22:03

Centro Geo L.L TamayoCentroGeo; “J.L. Tamayo, A.C.”: Geomática.  Artículo, 2012.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

Espacio Geográfico, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geogrfico.over-blog.es/

16 abr 12.

 

En 1980 se funda Geocentro, en el ramo de la “mediana empresa”; en 1989, a partir de la Sociedad Mexicana de Teoría e Historia de la Geografía, sc (SMTHG, sc), como uno más de sus proyectos, fundamos Geoinformática, sa de cv, en este caso, con pretensiones muy modestas por razones no sólo económicas, sino de experiencia, en el ramo, a lo más, de la “pequeña empresa”, si no es que, definitivamente, en la “microempresa”.   Toca ahora referirnos a una empresa privada más en el ámbito de los servicios geográficos a partir de lo que se da en llamar, la “iniciativa privada”; esta vez, sin que tengamos con precisión el año de su fundación, y  que, ahora a partir de la Asociación Civil “J.L. Tamayo”, funda –con un nombre con poca creatividad que sólo invierte los términos de la primera fundada–, como “CentroGeo”.

 

A nuestra vista, CentroGeo se ubica más hacia un segmento nuevo en la iniciativa privada del hacer geográfico: la investigación y la educación técnica, ofreciendo diplomados y posgrados en el manejo de la nueva tecnología en el trabajo geográfico, esencialmente en la imagen de satélite y su procesamiento mediante técnicas automatizadas, a lo que, en general, s ha denominado como “geomática”.

 

Si hoy en día uno pone en un buscador por Internet las palabras: “geoinformática” y “gomática”, aparecen una gran cantidad de sitios referidos a ello; pero, así nos ha parecido en una revisión superficial, en “todos” los casos se da un error en común, producto del “pecado” de la “iniciativa privada”: la “mercadotécnia”; es decir, dicho por su parte más negativa, la ciencia del engaño para que se adquiera lo que incluso no se necesita; por la cual, la novedosa forma, se confunde con el contenido, y se ofrece como “ciencia nueva”, lo que no es más que nuevas técnicas empleadas en la “vieja ciencia”.  Es esa falta d erigor de la “ciencia burguesa” (en este caso de la ciencia del mercado, o de los conocimientos como asunto de comercio), que hace de los avances de la ciencia, meros “asuntos de moda”.  Y así, CentroGeo, se define como, “Centro de investigación en Geografía y Geomática”, preestableciendo que son dos cosas distintas.

 

Fuera de ello, la Geomática como la principal expresión de CentroGeo, es otro ejemplo de la revolución científico-técnica* que se está operando en este tiempo de principios del siglo XXI.

 

CentroGeo opera ligado a la esfera de la “ciencia oficial” del Estado, como con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología  (CONACYT), y su Sistema Nacional de Investigadores (SNI), por lo que ello, aunado a la caracterización de ese segmento de investigación y educación, hace de CentroGeo una especie de puente entre la geografía como asunto de Estado, y la geografía como asunto de desarrollo privado; por lo que no es propio referirlo a ningún ramo empresarial, sino como una fundación de fundamento de la ciencia y de la técnica en el capo de la Geografía.

 

*        A decir verdad, no sabemos si ello se estudia ya en las aulas de las carreras de Geografía de  unas cinco instituciones superiores en que dicha carrera se imparte, peo  -en una especulación muy subjetiva movida mas por la burla que por la razón objetiva– creemos que a quince años  de desarrollo que lleva por lo menos la “geoinformática” o la “geomática”, en esos estudios superiores no se conoce.

 



Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Historia de la Geografía en México
Comenta este artículo
6 septiembre 2015 7 06 /09 /septiembre /2015 22:03

Inversionistas de CapitalUn Portafolios de Trabajos Geográficos: Incidencia de Mercado.  Artículo, 2012 (6/).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

Espacio Geográfico, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

12 mar 12.

 

Transcurrieron quince años, no volvimos a estar interesados en la geografía operativa sino acaso como una vaga forma de realización profesional que, por supuesto, la geografía aplicada no nos podría dar sino muy limitadamente, siendo más del ámbito académico; pero que tampoco parecía poder hacerlo la geografía teórica, más propia, por su parte a un Instituto de Investigación.

 

Así, entre 2008 y 2009 laborando en el ámbito académico (privado), en el que se impartían estudios superiores hasta el posgrado, ocupando la posición de la Subdirección Académica, creímos que esa era una buena oportunidad para desplegar un proyecto educativo propio tanto por su forma, como por su contenido.  Y es por cuanto a la forma que elaboramos un trabajo mercadotécnico con una base geográfica, al que titulamos “Incidencia de Mercado”.  Se buscaba en él establecer las ventajas y desventajas de la institución respecto a su ubicación geográfica.  Empírica e intuitivamente se veían una serie de condiciones negativas, para las que formulamos una manera de valorarlas más objetivamente.

 

El resultado fue sorprendente en lo negativo para la institución, lo extendimos a la valoración de la ubicación de otras instituciones, pudiendo hacer una clasificación y jerarquización en un valioso análisis comparativo, que nos permitía definir la incidencia de mercado.

 

El ejercicio fue muy simple (una matriz), que más adelante, luego de todas estas introducciones, expondremos con detalle.  Sin embargo, no pasó del ejercicio teórico de una investigación aplicada, que infortunadamente no se tradujo en algo operativo, como consecuencia esencial, de la cerrazón de la directiva propietaria de la institución, pero también, porque nos movíamos más rápidamente a otros proyectos, que lo que en la práctica se desplegaban las posibilidades reales que suponíamos debían ser.  Una vez más, intentando lo operativo, lo que nos quedó fue un modelo de aplicación desdeñado.

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Historia de la Geografía en México
Comenta este artículo
31 agosto 2015 1 31 /08 /agosto /2015 22:05

Editorial

Proyeccion-de-Mercator 

El mapa como una abstracción del espacio geográfico, es la muestra de las cualidades más generales y esenciales de éste, tales que nos permite ir a las causas, esencia y verdad acerca de ese espacio.

 

*

 

La abstracción es el pensamiento de lo unilateral, lo simple, lo no-desarrollado, como momento de pensamiento opuesto a lo multilateral, lo complejo, lo desarrollado.  EN ese sentido, y sólo en ese sentido, la abstracción significa una “extracción” o “aislamiento” de ciertas cualidades, de modo que ello nos permite incidir en el conocimiento de las causas, de la esencia y de la verdad acerca de algo.

 

Al elaborar la axiomatización de la geografía, lo que en esencia estamos haciendo al aislar las cualidades más esenciales en los postulados, principios y axiomas, es precisamente ese esfuerzo de abstracción, de modo que un axioma representa un momento de máxima abstracción de las cualidades más esenciales, en este caso, del espacio geográfico, en tanto su objeto de estudio, a partir del cual es posible ir reconstruyendo al mismo como un todo multilateral, complejo y desarrollado.

 

Una manera de entender esto en geografía, es cuando vemos el pensamiento abstracto expresado en un mapa; que simplifica, que generaliza, que muestra sólo una parte, opuesto al momento del pensamiento concreto, en el que se tiene los fenómenos tal cual son.

 

De esta manera, en la teoría, la axiomatización es esa abstracción que nos mueve a las cualidades más generales y esenciales del espacio y de la ciencia de la geografía como su reflejo.

 

*

Proyeccion-de-MercatorFilosofía de la Geografía.

 

 

[____]  El Fenómeno Objetivo del Espacio.  Preliminares de la axiomatización de la geografía en tanto ciencia rigurosa.  Axiomatización del espacio  (3/).

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en "Espacio Geográfico" - Revista; Segunda Época
Comenta este artículo
31 agosto 2015 1 31 /08 /agosto /2015 22:04

El Fenómeno Objetivo del Espacio.  Preliminares de la axiomatización de la geografía en tanto ciencia rigurosa.  Axiomas del espacio (3/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

15 ene 13.

 

El espacio, pues, tiene la característica de identificarse con todo, pero, a la vez, el espacio se distingue de cada cosa, de modo que el espacio se apega a la ley de identidad, por la cual el espacio tiene sus específicas propiedades.

 

De que el ordenamiento y clasificación de espacio en su diversidad, es posible, de ello puede derivarse sin dificultad un hecho de evidencia o primer axioma: el que el espacio tiene una estructura básica, común a todas las cosas en que se diversifica (algo así como el agua que adopta la forma del recipiente), lo mismo del campo de gravedad de la Tierra en interacción con el campo de gravedad de la Luna, o su campo magnético, que de la Tierra misma y todas sus formas particulares.  Esa estructura básica es precisamente la dimensionalidad; propiedad que no puede dejar de estar presente, ya en las cosas, ya en el vacío dejado por la cosas sustancial, o en el vacío independiente de la cosa o entre las cosas.  Esa dimensionalidad, en su geometría, da lugar a siete posible estructuras del espacio geográfico con origen en el centro de la Tierra, y con ejes fundamentales de simetría, dados por el eje de rotación, y los ejes ecuatorial mayor y menor.  En cinco de esos siete casos, el eje polar se comporta como referencia fija de variaciones en los ejes ecuatoriales mayor y menor, y en los dos casos restantes el eje polar se inclina, con variaciones diferenciadas de los ejes ecuatoriales.  De este modo, el eje geométrico de rotación, no sólo es susceptible de variar en su distancia, sino en el ángulo respecto del plano de la eclíptica para modificar las dimensiones geométricas y la estructura del espacio continuo, sino el eje de rotación de masa en la estructura del espacio discreto, desplazado en unos 5 km del eje geométrico de rotación, al variar de manera consustancial a la dimensionalidad geométrica, varía la dimensionalidad de masa, teniendo una variación diferencial con los ejes de simetría ecuatoriales mayor y menor, en una triaxialidad asimétrica.  Es en ese sentido precisamente que tanto Kósirev como Katterfeld, hablan del espacio como una fuerza o fuente de energía.

 

Pero, en suma, con ello se da una conclusión sorprendente que se constituye como segundo axioma: el espacio se mueve, cambia, se retuerce, se transforma, evoluciona.  La estructura del espacio, su dimensionalidad, no es rígida.  Así, se puede decir que existe el espacio como el espacio mismo (e = e), pero a su vez, se pueden referir conjunto s de espacios [e – (e - 1)], como los estados continuos y los estados discretos; o bien puede hablarse de conjuntos de estados de espacio continuos, o conjuntos de estados de espacio discretos, y así sucesivamente, al punto en el que, finalmente, el espacio dialécticamente en forma inversa, se identifica no sólo con cada cosa, sino a su vez se distingue de todo.  Tal situación filosóficamente nos pone de frente al origen cosmogónico mismo; el que en un principio fue el vacío, y de su infinitesimal perturbación, fueron surgiendo poco a poco todas las partículas y formas discretas.

 

Eludiremos tal análisis, asunto más propiamente de la astrofísica.  Pero parte de él es el origen de un espacio particular: el espacio terrestre.  Y al exponerlo así, salta a la vista otro hecho de evidencia o tercer axioma: cada espacio concreto considerado, es un caso, ya particular de otro espacio, o bien una generalización de otros casos particulares, a manera de transferencia de unos espacios en otros.

 

Así, a los estudiosos del espacio se nos plantea el problema de determinar cuántos tipos de espacio hay; es decir, establecer su orden y clasificación; pero, en particular, a los estudiosos del espacio como el caso particular del espacio terrestre, se nos plantea, a partir de su origen y evolución, establecer el orden y clasificación de los estados de espacio que subordina.  Tal orden, en consecuencia, habrá de descubrirse en el origen y evolución del espacio terrestre mismo.

 

 

El movimiento y transformación del espacio implica cambios en su estructura, esto es, en su dimensionalidad, y en ese sentido, en un cuarto axioma: los ejes de simetría del espacio, son susceptibles de variar la métrica de sus distancias, alargándose o acortándose; sino más aún, como quinto axioma: los ejes de simetría pueden variar sus ángulos entre sí.  Estas variaciones no son ni adimensionales (puntuales), ni exclusivamente unidimensionales (a lo largo de un eje), sino, en un sexto axioma: esas variaciones son proyectadas en la sección de los planos de simetría, y en esa medida, en la volumetría misma del espacio, ejercidas por la fuerza tanto gravitacional o centrípeta, como centrífuga, y por asimetría.  Esas variaciones en los ejes, ángulos y planos de simetría, determinan, en su combinación, en un séptimo axioma: el que hay una clasificación en siete tipos posibles de estructuras del espacio (tomadas del análisis cristalográfico).

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo
30 agosto 2015 7 30 /08 /agosto /2015 22:05

Editorial

 Espacio Geográfico, Estructura

El espacio geográfico resultó ser algo más que la “superficie terrestre”, y de ésta entendida como la suma de sus fenómenos particulares.  El espacio geográfico es el espacio de la Tierra (y más aún, el espacio de todo otro astro); es la Tierra misma como un sólido o espacio plenista, y es su entorno o espacio vacuista, determinado por su campo de gravedad.

 

*

 

Entender lógicamente los fundamentales procesos de síntesis, de abstracción y generalización, nos permitió resolver lo que por mucho tiempo estuvo ahí en la incertidumbre, sin que supiéramos qué hacer con ello: el concepto de “estados de espacio”; pudimos entender, así, que éste no podía ser sino una abstracción y generalización de los estados particulares discreto-continuos del espacio geográfico general, y ello fue determinante para avanzar en la solución de dos teorías: la teoría unificada de la geografía (su unidad no era ningún mito, sino un problema de fundamental importancia y de ineludible necesidad resolver), y la teoría del espacio geográfico, fundamento necesario de la geografía como ciencia moderna ilustrada.

 

Si la geografía es la ciencia del estudio del espacio, no hay un paso que se pueda dar adelante en ella sin una definición del mismo, y más aún, sin toda una teoría rigurosa de dicho espacio geográfico.  Si la teoría unificada se resolvía en el proceso de la síntesis que resultaba de los procesos históricamente dados de abstracción y generalización de los conceptos de “espacio” y “fenómenos”, la teoría del espacio geográfico resultó ser de un grado de complejidad mayor: tenía que ser resultado, ahora, de ese proceso de abstracción y generalización de lo sintetizado en el concepto de espacio mismo.

 

*

Espacio Geográfico, EstructuraFilosofía de la Geografía.

 

[____]  Elaboración de una Teoría Geográfica.  Síntesis de la Geografía en la Teoría del Espacio Geográfico (5/)

 

Operación de un ContratoHistoria de la Geografía en México.

 

[____]  Un Portafolios de Trabajos Geográficos: Logística de Materiales (5/)

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en "Espacio Geográfico" - Revista; Segunda Época
Comenta este artículo
30 agosto 2015 7 30 /08 /agosto /2015 22:04

Elaboración de una Teoría en Geografía. Síntesis de la Geografía en la Teoría del Espacio Geográfico (5/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http//:espacio-geografico.over-blog.es/

22 jun 12.

 

El conocimiento profundo en geografía en ese proceso de abstracción, generalización y síntesis, ameritó el nuevo escrutinio del concepto de relación.  Como consecuencia de todo ello, en el N° 20, del 21 de mayo de 2012, publicamos el artículo, “De los Elementos a los Estados de Espacio en Geografía”, en el que mostramos cómo se nos acabaron de esclarecer  los fundamentos de la teoría del espacio geográfico.  Lo que titulamos como Edición Especial 2, del N° 22, del 04 de junio de 2012, fue la publicación de las primeras notas más generales esenciales para dicha teoría.

 

Todo dio un giro, y de hecho iniciamos una Nueva Época para la Revista y suspendimos la investigación aplicada que veníamos realizando, y nuestro trabajo teórico se centró con peculiar énfasis en la realización de los argumentos de la teoría del espacio geográfico, redactando para el N°01 de la Nueva Época, un nuevo artículo sobre la importancia del proceso de abstracción y generalización, exponiendo el paso de lo aparente, del fenómeno, a la esencia subyacente; y esos argumentos de la teoría, desde la analogía, en el N° 02, y un problema tampoco nunca antes tratado: el problema de la cantidad de información como otro ángulo del proceso de abstracción, analizado en el N° 03, todos esos números publicados en el mes de junio de 2012.

 

Y a partir de junio, comenzamos a revisar la historia sobre la base de dicha teoría del espacio, con más que sorprendentes resultados: el rescate del valioso trabajo  de Cosmas Indicopleustes, el profundo significado renacentista del trabajo de Toscanelli como de Behaim; y el esclarecimiento de una época compleja en el desarrollo del pensamiento geográfico, como lo fue el período de la Ilustración, como origen de la ciencia moderna; las esenciales contribuciones de Humboldt bajo la interpretación de la teoría del espacio, hasta llegar, nuevamente, a De la Blache, De Martonne, y Hettner.

 

Toca ahora, en este artículo, referirnos a lo nuestro[a]: a la síntesis de la geografía en la teoría del espacio, cuya historia particularmente arranca en los antecedentes de Hettner, y comienza a ser propia a partir de 1981.

 

Ante una geografía que a fines del siglo XIX había extraviado totalmente su camino, Vidal de la Blache levantó la voz y dijo: <<La Geografía es la ciencia de los lugares, de la localización, y no de los hombres>>, y su discípulo Emmanuel de Martonne consolidó la escueta idea en la definición de que: <<La Geografía es la ciencia de la consideración de la distribución, causas y relaciones en la superficie terrestre, de los fenómenos tanto naturales como sociales>>.  A su entender, en los inicios del siglo XX, no se trataba en geografía, ni del estudio de los fenómenos como tales, ni de la totalidad de todos ellos, ni, menos aún, de su parcialidad de lo social.

 

Con ello, una primera generalización teórica de la geografía como ciencia moderna ilustrada, había sido dada; ciertamente de manera bastante tardía, pero la complejidad del objeto de estudio así lo imponía; la esencia subyacente al estudio concreto de los fenómenos, comenzaba a aflorar, y el espacio como el objeto real de estudio se comenzó a ver en algunas de sus propiedades: el lugar, la localización, la distribución, las relaciones (supuestas en sus interacciones físicas externas), y la superficie terrestre.

 

En el desarrollo positivo que es principio de la ciencia de la modernidad; ese por el cual el conocimiento nuevo aparece, y sólo puede aparecer, sobre la base del conocimiento vigente de su propio desarrollo antecedente, justamente ese contenido en el método hipotético-deductivo; no podía pasar mucho tiempo para que una mente ilustrada como la de Alfred Hettner, retomando esos atisbos del objeto de estudio que por tanto tiempo había permanecido oculto, elaborase una segunda abstracción y generalización teórica[b], y haciendo en realidad de la suma de aquellas propiedades particulares la síntesis, concluyó que: el objeto de estudio de la Geografía, es el espacio.

 

Necesariamente ese era el consiguiente lógico.  El siguiente problema vino  en la conceptualización del mismo.  Si de suyo ese era todo un problema, más complejo se hace aún el análisis histórico que permite el rescate de Hettner en ese proceso de abstracción y generalización, cuando hay que rastrear las interpretaciones dadas a su trabajo.

 

 

[a]    El salto de Hettner a nosotros pasando por alto los aportes de Carlos Sáenz de la Calzada Gorostiza y Alexandr Maxímovich Riábchikov, se produjo porque hasta ese momento aún no veíamos en ellos su contribución en la parte de su abstracción y generalización.

[b]    En realidad, al profundizar los estudios de la historia contemporánea, esa contribución de Hettner, cronológicamente ocupa un cuarto momento histórico.

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo
30 agosto 2015 7 30 /08 /agosto /2015 22:03

GeocentroGeocentro: una “DGG del INEGI” de Mediana Empresa.  Artículo, 2012.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

Espacio Geográfico, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

09 abr 12.

 

Geocentro, en las formalidades de la clasificación de empresas, quizá pertenezca aún a la “mediana empresa”, pero por lo que históricamente significa en la historia de la ciencia y de la Geografía en México, simplemente, es la más grande de las empresas.

 

Ello es así, porque inauguró –en la plenitud de la idea de los servicios geográficos, más allá de los aspectos especializados de empresas antes ya existentes, principalmente, por ejemplo, de aerofotogrametría o de ingeniería y planeación–, los servicios geográficos profesionales fuera del ámbito del Estado, y, por lo tanto, como empresa privada.

 

La principal forma en que esta epresa se presenta –siendo, al parecer, un consorcio–, es bajo la denominación de “Sistemas de Información Geográfica, S.A”.  Quisimos verificar estos datos históricos y de organización a través de Internet, pero infortunadamente ahora sólo aparece una dirección de referencia sin más información (grave error que no nos explicamos, y su primera consecuencia queda expresada aquí, en las limitaciones de este artículo); hurgamos entonces entre nuestros papeles, y encontramos una carpeta promocional, de la cual abtuvimos los datos que aquí usamos.

 

En su presentación como Sistema de Información Geográfica, S.A., expone haberse fundado en 1980.  En esas circunstancias, est año parece ser clave en el inicio de una revolución de pensamiento geográfico particularmente en mMéxico: ese momento fue, a su vez, el de nuestra convicción del espacio como el objeto de estudio de la Geografía; pero también, de las publicaciones de las Síntesis Geográficas de la Dirección General de Geografía, INEGI, con una clara concepción de la metodología geográfica científica; y sólo dos años después, se introdujo al mercado la computadora personal y los sistemas automatizados para el manejo de imágenes de satélite.

 

El inicio de la década de los ochenta, fue, pues, un momento histórico de replanteamentos teóricos y nueva incidencia de la Geografía en el ámbito económico-social nacional.  Se hacía necesario no sólo renovar el conocimiento geográfico del territorio de México a la luz de los nuevos avances científico-técnicos, sino, además, hacerlo –cartográficamente hablando– en una escala mayor y una cartografía temática más específica y diversificada, que aquella a la que la Dirección General de Geografía lo vení ahaciendo, y dado que, por razones económicas de costeabilidad para las que dicha insitución estaba sobrada, paradójicamente no podía hacerlo en esas mayores escalas (sin mebargo lo intnetó, por ejemplo, para la Cartografía Urbana en 1:10,000, que finalmente acabó abandonando).  Ese era, entonces, por sus costes de operación, , una tarea natural a la empresa privada en este sistema económico-social, y en ello surgió Geocentro.

 

Si la DGG del INEGI estaba para las soluciones de Estado, Geocentro-SIGSA, entonces, como una “DGG del INEGI” en pequeño, estuvo, opeativamente, en posibilidad de ofrecer servicios a usuarios particulares acorde a sus necesiadades.  Y aún así, era ya tal la necesidad de esa nueva geografía, que dichos usuarios particulares lo fueron, en principio, las mismas dependencias del Estado, para las que no era suficiente la información de la DGG que trabajaba en la escala base de 1:250,000, avanzaba el cartografiado del territorio en escala 1:50,000; cuando, por ejemplo, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (SEDUE), requería escalas hasta de 1:1000.

 

La importancia histórica para la ciencia y la Geografía en México de Geocentro es tal, que –debemos decirlo, no sin pena ajena, y en el ridículo histórico de la geografía académica institucional–, que en esos años, Geocentro realizó el trabajo de edición e impresión del Atlas Naconal del Insitituto de Geografía, lo que revela el pobre trabajo geográfico que se hacía en éste, que hacía incosteable tener su propia editora e impresora de mapas.

 

Geocento es, ues, para decirlo en el argot, una baliza en el horizonte histórico del desarrollo de la Geograía en México; suimportancia histórica correspondió, precisamente, a su necesidad para el desarrollo económico del país.

 


Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Historia de la Geografía en México
Comenta este artículo
30 agosto 2015 7 30 /08 /agosto /2015 22:03

Análisis de Costos de OperaciónUn Portafolios de Trabajos Geográficos: Logística de Materiales.  Artículo, 2012 (5/).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

Espacio Geográfico, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

05 mar 12.

 

Luego de 1995, en México se vivió la peor crisis de su historia; se expandió al desempleo, y e el ámbito laboral dominó la cofradía burocrática en donde el empleo se tenía no por el saber o las capacidades, sino por el amafiamiento de grupos de poder.

 

Había quebrado “Geoinformática” y de pronto nos encontramos en el desempleo.  Nuestra experiencia del trabajo geográfico estaba en la dependencia de Estado, y comenzamos a hacer un amplio como inútil recorrido por ellas: pura administración, pues el verdadero trabajo productivo era dado a contrato a empresas privadas (con todo lo que en ello hay de corrupción); ese círculo cerrado de pequeños o grandes mafiosos protegiéndose en su incompetencia los unos a los otros; el no formar parte real de esos “equipos” con exclusivos intereses políticos, etc.  En ese ambiente cerrado y agudizado cada vez más por la crisis económica campeante, hicimos, porque no podíamos sino hacerlo, el intento por ubicarnos en un empleo.

 

Esa diversidad de experiencias negativas vividas, manifiestas en toda su crudeza ya por nuestra directa apreciación o incluso entre sincera y únicamente expuestos, contribuyeron poderosamente a afirmar nuestra definición profesional en el campo de la geografía teórica.  Ya no se hacía ello una libre elección, sino un confinamiento obligado.

 

Pero en ese proceso se dio un caso particularmente interesante que nos permitió, necesariamente poner a prueba nuestro desplante profesional y capacidades reales.  Visitamos la Comisión Federal de Electricidad, nos informamos de las áreas de trabajo, y ubicamos aquella en la que podríamos desempeñarnos.  Luego nos entrevistamos con el encargado directo del área y planteamos la posibilidad de colaborar con la dependencia, solicitándole nos planteara un problema crítico a resolver en su Departamento.  Accedió de buena manera y nos expuso un problema de logística en el tendido de líneas de conducción.  En la solicitud de materiales, específicamente en la cantidad de metros de cable, o se excedía, o quedaban faltantes.  Y el problema lo entendimos de inmediato, cuando a nuestra vista desplegó, siendo 1995 o 1996, un mapa de la Secretaría de la Defensa Nacional 1:500,000, con cuya base cartográfica trabajaban.

 

Esa situación era extrema y nos facilitó de inmediato entender el problema y ver su solución; para ello hubiera sido posible deducirlo incluso me hubieran desplegado una cartografía 1:50,000 de la DGG.

 

Sorprendido, pregunté si no tenía un brigada topográfica, a lo que, evidentemente respondió que sí…, pero; producto de esa cofradía, el topógrafo podría saber cualquier cosa, menos de obtener una distancia con el teodolito, a tal punto que nos preguntó si en este caso nos podríamos encargar de la brigada.  Una intuición ante mi obvia respuesta afirmativa, me auguraba ya un empleo seguro ahí; y me comprometí a entregarle un informe que mostrara la solución al problema.

 

Unos días después nos volvimos a ver, y le puse en sus manos el Informe: un breve atlas cartográfico con mapas a escalas incluso 1:5000 (hechas por transformación de escala, pero afirmando la verificación de campo en su real construcción).  Literalmente quedo estupefacto, y yo resultaba el más sorprendido.

 

En el acto se levantó y me condujo con su superior; le puso frente a sí el Informe, a la vez que le decía: “aquí está la solución al problema”, y me presentó.  Luego de los protocolos, aquel comenzó a revisar ese breve atlas cartográfico en donde el riesgo de error en la logística de materiales se hacía despreciable.

 

Aceptó que esa era la solución, por formalismo exploró acerca de nuestra función profesional.  Todo ello con gesto adusto, como poniendo todo al filo; y entonces su expresión –dirigiéndose a su subordinado– fue la siguiente: “Mira, por respeto aquí al Licenciado, te voy a mostrar algo…”, y al tiempo que sacaba de un cajón de su escritorio un oficio que ponía en sus manos, pidiéndole reserva, e indicándole que le recomendase a su gente se aplicara al trabajo.

 

Para entender la situación no necesitaba más, pero, por sí no fuera suficiente, de reojo sólo vi palidecer al otro compañero conforme leía: evidentemente, iban a vivir su recorte de personal, que de igual manera se venía dando en todas las dependencias.

 

Entendimos, agradecimos la confianza, y nos despedimos.  Para efectos prácticos, seguimos sin trabajo; pero en el plano de nuestra formación profesional en las experiencias del llamado ”mercado laboral”; no teníamos ya duda alguna acerca de nuestras capacidades profesionales, y menos aún, que esas capacidades estaban  de las falsas aplicaciones y simulada operatividad posible del geógrafo en este país, como, al mismo tiempo, de las funciones esenciales de éste.

 

Y ahí abandonamos para siempre toda expectativa en esos campos del “desarrollo profesional”.  Esa infructuosa búsqueda comenzó a afectarnos profundamente en el ánimo, y decidimos volver a lo que alguna vez habíamos ejercido: la educación.  Ubicados en ella, se hicieron lo mismo la depauperación y el quiebre en el proyecto de vida, que el descanso psicológico.  Y hubo de transcurrir una docena de años, antes de que volviésemos a estar en posibilidad de producir nuevamente lo nuestro: la geografía teórica.

 


Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Historia de la Geografía en México
Comenta este artículo
23 agosto 2015 7 23 /08 /agosto /2015 22:05

Editorial

Aristoteles.jpg 

Aristóteles(384-322 ane)  ¿Cómo entender el espacio como el vacío (ese ápeiron o lo indefinido), cuando por éste se entiende la ausencia de algo, donde lo que queda es “la nada”?  Luego, para Aristóteles, el espacio no podía ser sino el lugar que ocupa un cuerpo, incluso como la superficie misma que lo abraza.  Así, el concepto aristotélico del espacio perduró por siglos, incluso en la dialéctica materialista hasta los años ochenta del siglo XX, en donde el concepto de espacio independiente de la materia en su forma de vacío, se calificaba de metafísica.

 

*

 

El avance del conocimiento, en mucho, se pone de manifiesto con la precisión de los conceptos.  Así, algunos aspectos de lo que hace treinta años ubicábamos como postulados del espacio, ahora, precisando su esencialidad, les hemos dado el rango de principios, esto es, de leyes más generales y esenciales, e incluso, algunos enunciados entonces como “principios”, ahora, por su real situación de particularidad, los consideramos tan sólo como categorías acerca de las propiedades del espacio.

 

En este artículo acerca de los preliminares de la axiomatización de la teoría de la geografía en su fundamentación científica hipotético-deductiva, dada en los principios o leyes más generales y esenciales del objeto de estudio de que es reflejo, se pone en evidencia este proceso de profundización y precisión del conocimiento en un mayor rigor lógico, en el que, más aún, están los postulados y principios del espacio, no puede haber sino la más plena identidad con los mismos en la geografía como ciencia de la cual es reflejo en el conocimiento.

 

*

AristótelesFilosofía de la Geografía.

 

[____]  El Fenómeno Objetivo del Espacio.  Preliminares de la axiomatización de la geografía en tanto ciencia rigurosa.  Postulados y Principios del Espacio (2/).

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en "Espacio Geográfico" - Revista; Segunda Época
Comenta este artículo
23 agosto 2015 7 23 /08 /agosto /2015 22:05

Editorial

La Síntesis Combinatoria y la Unidad de la Geografía (Gro 

El Mito de la Unidad de la Geografía, 1976; Alan Reynaud.  La imposibilidad de una unidad y síntesis de la heterogeneidad planteada en la geografía hasta los años setenta del siglo XX, tuvo como solución última su negación, haciendo con ella la negación misma de la geografía como ciencia.

[Fuente: Revista Geocrítica; famosa caricatura en la que se representa el problema de la síntesis y la unidad en Geografía]

 

*

 

El año 2012 representó para nosotros un salto cualitativo de enorme trascendencia; fue como si de golpe cerráramos aquella brecha de quince años que se nos impuso entre 1994 y 2009 tras la crisis económico-social y estuviésemos, por un lado, de nuevo en la plena continuidad de nuestro trabajo, pero, por otro lado, con las implicaciones de esos quince años de madurez en los que continuamos nuestro desarrollo profesional en otras áreas (una Maestría en Educación Superior, y luego el Doctorado en Filosofía), con lo que, al volver, nos dio otra visión, como “desde fuera”, de la problemática de la geografía y sus fundamentos como ciencia, con lo que se agudizó nuestra capacidad de crítica.

 

Eso aparentemente complejo, la Lógica, la habíamos reestudiado hacia fines de los noventa acabando de entender lo que insuficientemente comprendimos de ella en nuestro bachillerato, y ello fue determinante para una reelaboración de nuestra noción de la ciencia y el método hipotético-deductivo de la ciencia de la modernidad ilustrada.  Sin una comprensión seria de la lógica, es del todo imposible entender lo que real y dialécticamente, más allá de una noción mecánica de reunir lo separado, significa la noción de síntesis.  Y a la vez, sin una idea clara del proceso de síntesis, no se puede apreciar el papel fundamental para el pensamiento científico de los procesos de abstracción y generalización, sin lo cual tal pensamiento científico no puede ser en su profunda expresión.

 

*

La Síntesis Combinatoria y la Unidad de la Geografía (GroFilosofía de la Geografía.

 

[____]  Elaboración de una Teoría Geográfica.  Antecedentes (4/)

 

Amanalco parte CentralHistoria de la Geografía en México.

 

[____]  Un Portafolios de Trabajos Geográficos: Desarrollo Urbano y Reserva Territorial (4/)

 

 

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en "Espacio Geográfico" - Revista; Segunda Época
Comenta este artículo