Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

10 enero 2011 1 10 /01 /enero /2011 00:53

Editorial

 Elementos, JCMN, 1995

Los Elementos.  La determinante función que ha tenido la consideración de los Elementos en geografía, ha sido la de la abstracción y generalización de los fenómenos en ellos, como una vía para superar ese propósito que venía desde Vidal de la Blche.  Esa abstracción y generalización ha sido de la Crasis griega como la mezcla proporcionada de los Elementos, incluyendo el éter, el quinto Elemento o la "Quintaesencia": el espacio; mezcla virtuosa de la que surge la vida misma (vegetal, animal y social humana); al Continuum einsteniano como el Todo en lo uno eliminando el vacío; considerado entonces -como mejor lo expresa el geógrafo José C. Martínez Nava-, lo <<no-existente por no ser materia>>; para llegar en nosotros (el autor de este Blog), en la abstracción y generalización como el Vacuum, como la unidad material del mundo, en donde el vacío, finalmente, se reconoce real y objetivamente existente como una forma más, de las infinitas formas de la materia.

[Fuente: "Espacio Geográfico", Revista Electrónica de Geografía Teórica; http://espacio-geografico.over-blog.es/]

 

Hemos hecho evidente en las ediciones anteriores, la importancia de la abstracción y generalización, tanto de las relaciones entre los fenómenos (pasando de los fenómenos a los Elementos y de éstos a los estados de espacio), como del espacio (pasando de las propiedades particulares aisladas a la corografía, y de ésta al vacuum).  Proceso que los “geógrafos fenomenistas”, inexpertos en el hacer científico y su método, torpemente califican de “mecanicismo reduccionista”, no entendiendo realmente lo que ello significa, pues sería a su propio hacer a lo que tendrían que aplicar tal criterio, pues lo que pretenden no es otra cosa que entender, a su propio decir, al “espacio geográfico”, no por las propias leyes del espacio, sino bajo las leyes de las relaciones entre los fenómenos naturales y sociales.

 

Pero, dejando de lado esa acientificidad de la “geografía fenomenista”, toca insertar un artículo para comentar, como lo titulamos, el tortuoso camino al espacio, ahora, exponiendo el caso de la teoría de los Elementos  en el compañero José C. Martínez Nava; planteamiento suyo desde mediados de los años ochenta, que finalmente logra exponer en una modesta, pero enormemente valiosa publicación, en 1995.

 

Lo esencial a considerar aquí, es el énfasis ya no sólo de la dialéctica materialista, como lo ha sido en los casos de Riábchikov y Sáenz de la Calzada, sino esencialmente, en el criterio eminentemente espacista, en términos del concepto de espacio engelsiano clásico; esto es, donde el espacio, como forma de existencia de la materia, dirá Engels, se entiende como un concepto, cuya abstracción es reflejo objetivo de las propiedades espaciales objetivas de las cosas; de donde el espacio no existe como un “algo”, sino sólo existe, por decirlo así, como la geometría de las cosas o entre las cosas mismas.

 

Ese concepto de espacio expuesto por Engels en los años setenta del siglo XIX, conlleva aún la contradicción democritiana hasta entonces irresoluble, de lo existente entre dos átomos, por cuya respuesta se tenía, o el misterioso éter indemostrado (el quinto Elemento, o la “quintaesencia”), o el vacío absoluto entendido como “la nada”.

 

Mientras una cosa estuviese dada por las propiedades de su estructura y geometría, se entendería ese espacio que, en esa condición, no podía ser mas que una concepto plenista del espacio (es decir, del “espacio lleno” o discreto).  Pero el problema comenzaba cuando al hacer abstracción de la cosa misma, se dejaba así la pura geometría del vacío (es decir, del “espacio vacío” o continuo).

 

La solución al problema, primero, y la aceptación de esa solución, después, llevó más de un siglo resolverla, de hecho, sólo hasta fines del siglo XX, y ampliamente aceptada en el curso de la primera década del siglo XXI: al final, resultó que el concepto de espacio no sólo era reflejo objetivo de esa geometría de las cosas, sino del vacío mismo, real y objetivamente existente como un “algo”, como una forma más, de las infinitas formas en que la materia existe.  Y así, el concepto marxista del espacio, se enriqueció enormemente.

 

Sin embargo, para 1995 en que el compañero José C. Martínez Nava trabaja su planteamiento, ir más allá del concepto engelsiano clásico del espacio, ponía, a quien así lo osara, al borde de la metafísica.  De ahí que se entiende la razón por la cual no puede sino recurrir, al igual que Riábchikov en 1976, y que Sáenz de la Calzada en 1978, a la abstracción y generalización en la teoría de los Elementos, entre 1985 y 1995.

 

Hay en ello un planteamiento marxista consecuente hasta donde la definición de espacio en éste era posible dado el avance de la ciencia, no obstante, calificando ese camino al espacio de tortuoso, por estar plagado de posibles desviaciones al estudio, nuevamente, de los fenómenos.

 

*

 

 

Brújula MaderaGeografía Teórica.

  q  El Tortuoso Camino al Espacio: La Teoría de los Elementos en el Lic. José C. Martínez Nava, 1995.  Artículo, 2011 (1/2)..

  q  Interpretaciones del Marxismo en Geografía.  Artículo, 2011 (3/3).

 


Compartir este post
Repost0
10 enero 2011 1 10 /01 /enero /2011 00:52

 Editorial

Los Cuatro Elementos y su Transformación 

Los Elementos.  Surgidos como un asunto básico de clasificación de las esencias para el estudio de la naturaleza entre los antiguos griegos, en una propuesta del Dr. Carlos Sáenz de la Calzada en 1978, se convertían en las generalizaciones teóricas más importantes para transitar del estudio del “estado de las cosas” (con sentido fenomenista), al estudio de los “estados de espacio”.

[Fuente: Los Elementos; Enciclopedia de Filosofía; Editorial Océano. “Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica; http://espacio-geografíco.over-blog.es]

 

Una versión independiente de la geografía como ciencia de los balances de energía entre los Elementos, de Riábchikov, 1976, nos la planteó en México el Dr. Carlos Sáenz de la Calzada en 1978, cuando nos impartía su curso de “Geografía Médica” en el 4º grado en la Facultad, entendida la Geografía como la “ciencia de las transiciones entre los Elementos”.

 

Entre balances de energía y las transiciones entre los Elementos hay, aparentemente, una equivalencia, pero, en realidad, es el caso que son categorías distintas en las que, en última instancia sus transiciones implican balances proporcionados de energía, pero por la manera en que tales transiciones pueden darse (físico-químicas o químico-biológicas), el concepto de transición es una categoría más general.

 

Sin embargo, tal teoría del Dr. Sáenz, no pasó –hasta donde sabemos– de la tesis enunciada, por lo que en lo concreto desconocemos la idea de fondo; de modo que la consideración sobre esta propuesta se refiere, más bien, al importante hecho de la generalización que se hace de las relaciones entre fenómenos como las relaciones entre los Elementos, dadas a manera de transiciones entre ellos.

 

La importancia de ello radica en el esfuerzo teórico; si bien en el ámbito de la “geografía fenomenista”; por superar su particularización de la geografía en los fenómenos, interfiriendo desventajosamente, con otras especialidades.

 

Así, la relación, por ejemplo, entre el agua y la tierra, más que un aspecto que devenga en un proceso erosivo o en una fertilización de los suelos, implica una multitud de factores más, incluso cuasi subjetivos, como la relación entre la fluidez y la solidez.

 

Este es un proceso importante que nos abstrae de los fenómenos concretos, y nos encamina a nuestro planteamiento de las transiciones entre los estados de espacio; en donde ya no estaríamos midiendo los fenómenos de precipitación, torrentes, caudales, pendientes, tipos de roca y suelo, existencia o no de tipos de vegetación; sino estaríamos midiendo, en términos de transiciones entre los Elementos, en su caso, por ejemplo, estados de viscosidad; luego, en un paso más de abstracción y generalización, pasando de los Elementos, a los estados de espacio de esas mediciones de viscosidad, estaríamos haciendo mediciones en el vacuum, que aún no podemos imaginar siquiera.

 

En la relación entre los fenómenos, siguiendo el ejemplo expuesto, la dificultad en la medición está en la inconsistencia de las unidades de magnitud: los mm de precipitación, por los m3/seg, por los grados de pendiente (en cierto modo todo ello hasta ahí manejable) y luego más complejo aún, por la dureza de la roca, vinculada a una escala, Escala de Dureza de Mohs; hasta hacerse incoherente al incluir el factor “tipo de vegetación”.

 

Al generalizar de los fenómenos a los Elementos, simplificamos a unidades derivadas de magnitud, en le caso de Riábchikov, el intento fue generalizar a unidades de energía entre los elementos, donde la cantidad de calor (m2kgSeg2), al flujo y balance tectonogénico y tecnógeno; pudiendo, evidentemente, manejar valores consistentes; pero que en el ejemplo, mencionando el caso de la viscosidad como una forma de transición entre los Elementos, lo que se tendría sería ya solamente una longitud, los metros (un valor de espacio), por la fuerza de presión dada, entre la unidad de tiempo (esto es, entre una unidad de espacio-tiempo) o m(kg/seg-1), o grado de viscosidad en las relaciones entre los estados de espacio.

 

Por supuesto, la pretensión no sería ya el conocimiento del fenómeno como tal entendido bajo sus propias leyes; pero justo eso es lo que se ha querido superar, dejándolo al especialista en ello.  Ahora sería el conocimiento en este caso, de las Elementos (o incluso, más aún, de los estados de espacio) entendidos bajo sus propias leyes, que ahora van siendo ya, leyes geográficas. Lo cual significa el desarrollo del conocimiento de esta ciencia.

 

*

 

Astrolabio[..] La Geografía como las Transiciones Entre los Elementos, del Dr. Carlos Sáenz de la Calzada, 1978.  Artículo, 2011.

[..] Interpretaciones del Marxismo en Geografía.  Artículo, 2011 (2/3).

 

 

 

 

 


Compartir este post
Repost0
10 enero 2011 1 10 /01 /enero /2011 00:51

 Editorial

Estructura y Dinámica de la Esfera Geográfica 

Estructura y Dinámica de la Esfera Geográfica, 1976.  Importante y representativa obra del pensamiento geográfico soviético.  Un intento de abstracción y generalización de los fenómenos, en el estudio de los balances de energía entre los Elementos.

[Fuente: “Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica; http://espacio-geografíco.over-blog.es]

 

En una posición materialista y dialéctica, aun cuando Hettner no lo reconocía así explícitamente (y menos aún en la Alemania en un ascenso del nazismo lo podía hacer), éste, en su obra La Naturaleza y los Cometidos de la Geografía, afirmaba: “la verdadera distinción entre las cienicas se establece por los objetos de estudio” (GeoCrítica Nº70, julio de 1987, p.26).  Criticaba a aquellos que hablaban de las múltiples “geografías” y no reconocían a la Geografía como una ciencia única; y esa unidad de la Geografía, Hettner la veía en el objeto de estudio de ésta, definido como “la ciencia del ordenamiento del espacio” (Op. Cit. p.30).

 

Hettner, como tantos otros autores desde la época misma de Estrabón, reconocía dos corriente del pensamiento geográfico, que con distintas denominaciones que las caracterizaban, nosotros preferimos identificarlas, a una, como la “geografía fenomenista”, y a la otra como la “geografía espacista” (que Hettner llamaba regional o corológica); y de ahí que este autor hiciera una de las afirmaciones más valiosas para el pensamiento geográfico contemporáneo: “Únicamente –dice Hettner– cuando concibamos los fenómenos como propiedades de los espacios terrestres, estaremos haciendo geografía” (Op. Cit. p.38).

 

Nosotros termninamos nuestra tesis de Licenciatura sobre los fundamentos de la Geografía: “Geografía: Fundamentos de su Teoría del Conocimiento”, desde fines de 1981 (la retuvimos todo 1982 porque creíamos que lo dicho ahí era algo difícil de aceptar, y la cual presentamos a principios de 1983, presionados por razones de contr5atación de empleo), pero no conocimos este trabajo de Hettner que hubiera salvado todas nuestras aprensiones, sino hasta luego de su edición en español en 1987, por la revista GeoCrítica; por lo que podemos decir que, independientemente, habíamos llegado exactamente a la misma conclusión.

 

Entender los fenómenos como propiedades de espacio, es condición previa necesaria para procesar una generalización teórica mayor: la subsunción de los fenómenos en el espacio, lo que Hettner expuso en la siguiente forma: “Si concebimos la naturaleza y el hombre desde el punto de vista corológico, resulta igual en todos sus puntos fundamentales, y no conduce en absoluto a dos corrientes distintas dentro de la geografía” (Op. Cit. p.41).  Esta es la premisa corológica por la que “resulta igual en todos sus fundamentos” (es decir, independientemente de la naturaleza de los fenómenos), suprimir el estudio de los fenómenos como tales.  Pero más allá de esa importante generalización teórica, el resultado es que , decía Hettner: suprime a su vez , esas dos corrientes distintas  dentro de la Geografía, prevaleciendo sólo la geografía como ciencia del espacio.

 

Ese postulado de los fenómenos como atributos del espacio, expuesta en forma inversa, lleva a Hettner a asumir la noción marxista del espacio (así no lo declare explícitamente o haya llegado a ello independientemente), por la cual, dicho en sus propias palabras: “El espacio como tal es un concepto; (su) significado sólo lo adquiere a través de su contenido” (Op. Cit. p.42), lo que en la definición marxista se expone como que : <<El Espacio como tal es un concepto, reflejo de las propiedades espaciales de las cosas>>.

 

El temor del geógrafo a hacer una ciencia que “se limita” a la geometría de las cosas”, examinado simplemente así, pareciéndole poco relevante, lo ha vuelto una y otra vez,  al estudio de los fenómenos como tales.  Pero, un esfuerzo de generalización teórica en el ámbito de los fenomenista en geografía, en ese sentido, dio lugar a la versión de la Geografía como, <<La ciencia de los balances de energía entre dichos fenómenos, generalizados como los Elementos>> (agua, tierra, aire y fuego), planteada por Riábchikov, en su obra “Estructura y Dinámica de la Esfera Geográfica”, 1976, cuyo artículo comentamos en esta ocasión.

 

*

Sextante Geografía Teórica .

[.] La Geografía como la Ciencia de los Balances de Energía del Sistema Terrestre, de Riábchikov, 1976.  Artículo, 2011 

[.] Interpretaciones del Marxismo en Geografía.  Artículo, 2011 (1/3).

[.]  Breve Comentario Acerca de la Gnoseología de Karl Ritter en su Geografía.  Artículo (2/2)

 

Compartir este post
Repost0
10 enero 2011 1 10 /01 /enero /2011 00:50

Editorial

 

  Geografía Económico Cuantitativa; Gráfica  Geografia-Economico-Cuantitativa-Calculo.jpg

La geografía regional, como geografía económico-estadística cuantitativa.  El modelo más concreto de los abstractos modelos cuantitativos basados en geometrías euclidianas, analíticas, de conjuntos, topológicas o de fractales.

[Fuente: Introducción al Concepto de Regionalización; Serie Varia; Instituto de Geografía, UNAM; México, 1975; pp 10-12]

 

Finalmente pudimos disponer de este medio para publicar, pero, la adversidad ha sido endemoniadamente implacable: un relámpago nos quemó nuestro equipo de cómputo, estndo sin capacidad económica pra repararlo.  Hemos solicitado el apoyo moral de nuestros lectores sistematicos, confiando en que sea.  Entre tanto, desde la absoluta incomodidad de sde un ciber, intentaremos publicar por lo menos, uno a la vez conforme los vamos transcribiendo.

 

Tenemos, ahora en munuscrito, los últimos cuatro o cinco artículos que nuestro compromiso moral profesional mínimamente nos impone, para dejar a las nueva generaciones, si es que ya no pudiésemos seguir publicando.  Si nuestros lectores, que son los únicos interesados en ésto, nos hacen ese honor.

 

Toca, ya ahora en estas anómalas ediciones, continuar con el resumen histórico del pensamiento geográfico exponiendo esa variante de la mal llamada "geografía cuantitativa" (como si ello formase una "geografía distinta" y no un desarrollo teórico de una única y misma geografía), en el modelo cuantitativo de regioonalización geoeconómica dado entre los años sesenta a setenta.

 

Y, omitimos ya todo otro artículo dadas las incomodidades, y, asimismo, consecuentes con nuestras conclusiones, no hemos aceptado la inserción de anuncios comerciales, y hemos eliminado toda referencia a un acto de comercio con nuestras "artesanías profesionales": todo lo que se ofrece en este Blog, es ahora gratuito.

 

*Macroregionalización Geoeconómica Mundial 

Geografía Teórica.

 

[.] La Teoría de la Regionalización, en la Teoría Contemporánea del Objeto de Estudio de la Geografía.  Artículo, 2011.

 

Compartir este post
Repost0
10 enero 2011 1 10 /01 /enero /2011 00:49

Editorial

Modelo-de-von-Thunen.jpg 

La Geografía Económica Regional. Con algunos antecedentes, una idea muy natural, inherente al pensamiento geográfico, se expresa en los trabajos del economista Johann Heinrich von Thünen (1783-1850), con quien se considera que da inicio la teoría en este campo al hacer sus estudios económicos en las relaciones urbano-rurales, auxiliándose de la geografía.

[Fuente: www.edumed.org]

 

*

 

El desarrollo positivo de la Geografía, su progreso conforme da cuerpo a la teoría de sí misma fundada en lo mismo que poco a poco va descubriendo acerca de su objeto de estudio, elaborando sus postulados, principios categorías, leyes y teorías propias; entre las décadas de los años cincuenta a setenta, paralelo al cuantitativismo que buscaba el rigor reflejado en un aparato matemático, se desarrolló muy directamente, a su vez, la hettneriana "geografía regional".

 

Este desarrollo teórico encontró su mejor expresión al pasar de la regionalización natural, en algunos casos denominada un tanto limitativamente, "regionalización biogeográfica", a la regionalización económica, por su parte denominada, de manera igualmente un tanto limitativa, "regionalización geoeconómica".  La Geografía parecía haber encontrado la solución a su problema teórico fundamental: el estudio de lo natural se daba en su regionalización correspondiente, que era base, al mismo tiempo, de la regionalización geoeconómica; esa solución era, en suma, la de la Geografía como una ciencia social en función de lo natural, que, no obstante, aún seguía dejando un fudamento cuestionable.

 

Así, hasta los años setenta, una combinación del planteamiento cuantitativo quedaba dado a su vez, en la geografía económica regional, que para entonces, consecuentemente, constituía la expresión más avanzada del hacer geográfico.  Aún más, ambos desarrollos teóricos tuvieron una solución semejante en los estudios geográficos con fines de planificación económico-social; por lo demás, por entonces éstos con una fuerte influencia proveniente de los países socialistas que demostraban su consistente desarrollo social fundados en una economía planificada, en donde, por demás, se cumplía con el propósito de la organización del espacio.

 

En ese estado de desarrollo de la Geografía nos tocó ingresar a los estudios profesionales de la misma (1975), y a no mucho, buscando como estudiantes precisar en nuestra formación qué era la Geografía, llegábamos a la temporal conclusión, consecuentemente, de que ésta, al final, era una ciencia de la planificación.  Otros dos años después, nos tocaría a nosotros volver a replantear las cosas.

 

*

 

Ícono Geografía Teórica (Brújula)-copia-2  Geografía Teórica. 

 Datos Sobre la Crítica de Schaefer a Hartshorne. Resumen, 2011 (7/7). [*]

 Comentario al Artículo: "Algunas Cuestiones en Torno a las Distribuciones Espaciales", de Michael F. Dacey, 1975. (3/3).

 Breve Comentario Acerca de la Posición Gnoseológica de Karl Ritter.  Artículo, 2011 (1/2).

Crítica a la Crítica "Posmodernista", en su Crítica al Neopositivismo.  Artículo, 2011.

 


Compartir este post
Repost0
10 enero 2011 1 10 /01 /enero /2011 00:48

Editorial

 Planificacion-Geoeconomica-Reginal--Teoria-de-Conjuntos-.jpg

La Planificación Geoeconómica.  Ha sido en la planificación geoeconómica regional en donde se ha hecho más evidente la necesidad de la aplicación matemática para la solución de distribuciones espaciale, y en ello importará no sólo la ubicación espacial, por ejemplo, de las fábricas, sino el hecho de si las fábricas son de ladrillos o de productos alimenticios y su rendimiento en el tiempo; pero no interesará en absoluto el proceso químico de la argamasa en la producción de esos ladrillos, o la biología o economía de los productos alimenticios.

[Fuente: Jurguín, Y; Bueno, ¿Y Qué?; Editorial Mir, Moscú; Fig. 37, p. 66].

 

*

 

La definición filosófica marxista más esencial de la matemática, fue dada por Engels: "La matemáticas es una ciencia, que tiene como objeto las formas espaciales y las relaciones cuantitativas del mundo real"; y bien ello mismo se podría decir de la Geografía en la que la definición implicaría la particularización al espacio terrestre y sus propias relaciones cuantitativas.

 

Y ello es así, justo porque, como decían Keckerman y Varenio, la Geografía es una ciencia "mixta", en donde dicha mixtura o mezcla no se refiere a reunión mecánica con otras ciencias, sino a la aplicacion metodológica de una más general, en el estudio de un objeto más particular dado en otra; en este caso, de la aplicación de la metodología de la matemática, en el estudio geográfico del espacio terrestre.

 

Esas realciones cuantitativas a que alude Engels, se refieren a los aspectos inestables que caracterizan a los cambios; esto es, al despliegue del vacuum como el espacio continuo, o al desarrollo de los estados discretos de espacio.  Esa matemática es la que ha permitido describir esas características desde una trigonometría plana elemental en la agrimensura, hasta la teoría de las distribuciones espaciales dada en función de la teoría matemática de conjuntos, como es el caso del artículo Dacey que continuamos comentando esencialmente en este número.

 

*

 

Ícono Geografía Teórica (Brújula)-copia-2  Geografía Teórica. 

 Datos Sobre la Crítica de Schaefer a Hartshorne. Resumen, 2011 (6/). [*]

 Comentario al Artículo: "Algunas Cuestiones en Torno a las Distribuciones Espaciales", de Michael F. Dacey, 1975. (2/3).

 

Ícono Filosofía-copia-1 Filosofía.

 La Matemática como Categoría Filosófica, y su Apliación Geográfica.  Articulo, 2011.


 


Compartir este post
Repost0
10 enero 2011 1 10 /01 /enero /2011 00:47

Editorial

 Nuevas-Tendencias-en-Geografia--Richard-J-Chorley-copia-1.jpg

La Discusión Teórica Comienza a Agudizarse.  Luego de la polémica de Schaefer hacia Hartshorne en el primer ustro de los años cincuenta, que a la vista del pragmatismo negaba lo aportado por Hettner en un análisis empirista objetivo y materialista con atisbos de dialéctica, y por lo tanto, muy próximo a una solución marxista, vino un período de reflexión obligado.

[Fuente: “Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica; http://espacio-geografico.over-blog.es/]

 

*

 

Volver a pensar la geografía desde el espacio y la marxista dialéctica materialista, era lo objetivo en el paso lógico necesario dentro del desarrollo positivo de esta ciencia.  Y, por supuesto, el pragmatismo norteamericano no podía aceptar tal propuesta, y gustosa de crear confusiones con apreciaciones subjetivas, comenzó a plantearse nuevas direcciones o  tendencias en geografía en la búsqueda de alternativas.

 

Algo que aparecía como científicamente superior a lo planteado por Hettner y difundido por el propio norteamericano y partidario del pragmatismo, Richard Hartshorne, fue, entonces, la "innovación" de la "geografía cuantitativa".  No obstante, como ello se refería al método y no alteraba en lo más ínfimo ningún fundamento teórico hettneriano referido por su parte al objeto de estudio, ello acabó reforzando aquel fundamento teórico en el siguiente paso en el desarrollo positivo de esta ciencia; repercutiendo, esencialmente, en cuanto a romper con la tendencia reduccionista del estudio del espacio por el pretendido estudio mediante las leyes de los fenómenos ya naturales como sociales o por la síntesis de las relaciones entre ambos, y no por las propias leyes del espacio mismo.

 

Así, en el desarrollo positivo de la Geografía, en tanto ciencia rigurosa, se ha pasado, primero, del enunciado acerca de la esencia lo geográfico de Vidal de la Blache, a la definición del objeto de estudio por Emmanuel de Martonne, y de ahí a teorización general por Alfred Hettner; luego una categorización adicional por Richard Hartshorne, y al pasar a la segunda mitad del siglo XX, se adiciona la necesidad de la aplicación del lenguaje más riguros en la descripción dado el caso complejo de las propiedades del espacio mediante el recurso matemático, y se inserta en el trabajo geográfico lo cuantitativo (en el que, en ese momento, vagamente se identifica y confunde lo abstracto con lo subjetivo), entre los años cincuenta y prinicpalmete sesenta del siglo pasado.  Esa cuantificación se refiere esencialmente al método en el desarrollo del conocimiento del objeto de estudio, y no a éste como tal, pero resulta importante su análisis, para poder ver cómo, reflejado en él, se descubren las categorizaciones de las propiedades del objeto de estudio mismo (a la manera como, en la técnica, un desarmador con punta de estrías o una llave allen, nos adelantan la naturaleza de la cabeza del tornillo).  Como método, es un recurso, tan valioso como cualquier otro que se propusiese; esto es, que, en el método, no se habla de absolutos.  Cuando el idealismo pragmático norteamericano vio los resultados del "cuantitativsmo", esta "tendencia de moda" desapareció así como había empezado, y su omisión, luego de medio siglo, ahora habla del atraso de la Geografía por ese mismo lapso en ese punto.  Y así, publicamos ahora, un comentario al histórico trabajo sobre la aplicación matemática de la teoría de conjuntos a las distribuciones espaciales en geografía, de Michael F. Dacey, publicado en 1975 en la antología: "Nuevas Tendencias en Geografía", de Richard J. Chorley.

 

*

 

Ícono Geografía Teórica (Brújula)-copia-2  Geografía Teórica. 

 Datos Sobre la Crítica de Schaefer a Hartshorne. Resumen, 2011 (5/). [*]

  Comentario a, Algunas Consideraciones en Torno a las Distribuciones Espaciales, de Michael F. Dacey, 1975.  Artículo, 2011 (1/3).


 

 

Ícono Filosofía-copia-1 Filosofía

   El Reduccionismo en la Ciencia.  Artículo, 2011.

 

 

 


 




Compartir este post
Repost0
10 enero 2011 1 10 /01 /enero /2011 00:46

Editorial

Mapa-DInamico-Geopolitica-del--Nvo-Orden-Mundial-.jpg 

Mapa Dinámico de la Geopolítica del Nuevo Orden Mundial.  En el avance del imperialismo norteamericano al centro de Asia, Irán fue un gran obstáculo insalvable, militarmente no se pudo cercar a China, y se necesitó un cambio geoestratégico que implicó el despliegue de la tecnología armamentista vinculada al Proyecto Blue Beam, sacrificándo lo mismo a Japón que a la Unión Europea, que subordinadas política y económicamente, las dispone como piezas en la nueva y futura estrategia contra China.

[Fuente: “Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica; http://espacio-geografico.over-blog.es/]

 

*

 

A mediados de noviembre de 2010, un misil cruza el cielo de los Estados Unidos, es lanzado desde un submarino frente a las costas de California, y Rusia se encargará de hacer saber que fue chino.  Un objeto no identificado aparece estacionario en la proximidad de la trayectoria del misil y emite un destello a su paso..., ¿el misil fue desactivado, hubiera estallado en realidad, fue la respuesta a un posible estallido antes, de una planta nuclear en el centro de China que a su vez se enredó con asuntos de ovnis y auroras Blue Beam?  Como quiera que fuese, el hecho es que, al parecer -es difícil afirmar aquí- los EU dieron un cambio brusco en su estrategia político-militar.  Cuatro meses después ocurren los hechos del Sismo y Tsunami de Japón, con lo que se pone fin a su hegemonía en el Tratado Comercial de Asia Pacífico como al tratado mismo, y éste queda nuevamente a merced de los EU; y simultáneamente empiezan a estallar las "revolicones twitter" en el mundo árabe por todo el norte de África y extendiéndose, cuando quizá ese no era el proposito, hasta Qatar, luego interviene la OTAN con el abal de la inefable ONU, y los Estados Unidos comprometen a la Unión Europea para intervenir, eximiéndose ellos mismos en la operación, con lo que comienza una migración tanto de población refugiada como de desempleados hacia Europa, que argumenta no poder recibir a los dos a tres millones de migrantes.  Y, entretanto, han caido en crisis Irlanda, Islandia, Portugal, Grecia, y en ello se perfila la económicamente irrescatable España, y con ello se pone en perspectiva el fin del Tratado Maastritch.  El "mago de los rescates" de las economías quebradas, el Presidente del Fondo Moneario Internacional (FMI) y candidato a la presidencia de Francia cae en desgracia de la noche a la mañana.  Visto de conjunto, no es más que el imperialismo noteamericano que no pudo contra China, y, en una variante estratégica, se deshace de rivales en la hegemonía imperial, en el proceso de instaurar su "Nuevo Orden Mundial".

 

*

 

Ícono Geografía Teórica (Brújula)-copia-2  Geografía Teórica. 

 Datos Sobre la Crítica de Schaefer a Hartshorne. Resumen, 2011 (4/). [*]



 Geopolítica del Nuevo Orden Mundial  Geografía Aplicada: Política y Geopolítica.

 Elementos de la Geopolítica en el Conflicto Árabe Actual, Artículo, 2011.

Análisis de lo Concreto en la Caracterización del Momento Actual, A Fines de 2011.  Ensayo,  2011 (2/2).

 

Icono-Geografia-Operativa.jpg Geografía Operativa: Como se Hace la Geografía Espacista.

❏ Cómo se Hace una Investigación Científica en Geografía. [*]


 

Ícono Filosofía-copia-1 Filosofía.

 La Dialéctica de la Descricpión en Gegrafía.  Artículo, 2011 (2/).


 




Compartir este post
Repost0
10 enero 2011 1 10 /01 /enero /2011 00:45

Editorial

Escher---Crisis-del-Fundamento-.jpg 

Crisis del Fundamento.  La desorientación y confusión originada por la deficiencia o falta de fundamentos, es representada visulamente en este cuadro de Escher mediante un "objeto imposible". Una ciencia de la geografía sin elaboración teórica, es, literalmente, una ciencia de la geografía sin brújula ni mapa, y más aún, sin saber que lo necesita.

[Fuente: “Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica; http://espacio-geografico.over-blog.es/]

 

*

 

Sin lugar a dudas, como se suele decir, aprende más quien enseña; y justo ello es lo que ahora nos ha ocurrido en los trabajos de las asesorías con las que hemos tenido oportunidad de compartir, resolviendo dudas específicas y volviendo a los conceptos básicos, como ha sido el caso de buensa parte de los artículos de filosofía que hemos venido insertando, y en particular el que ahora publicamos con el título de La Dialéctica de la Descripción en Geografía, con el cual, incluso, hemos podido resolver en la asesoría un orden en la sistemática de investigación del espacio terrestre.

 

Así, de pronto, se han agolpado una gran cantidad de temas esenciales a tratar, los cuales se han venido tratando en esa comunicación reservada, y a los cuales les daremos su debido momento y lugar.  Indudablemente, estamos transitando a una nueva etapa en el desarrollo del conocimiento geográfico, lo que para sus protagonistas será de incalculable saisfacción profesional andando el teimpo.

 

*

 

Ícono Geografía Teórica (Brújula)-copia-2  Geografía Teórica. 

 Datos Sobre la Crítica de Schaefer a Hartshorne. Resumen, 2011 (3/). [*]

El Desarrollo Positivo de la Geografía.  Artículo, 2011 (2/2).

 

Mapa DInámico Geopolítica del Política, y Geopolítica.

 Análisis de lo Concreto en la Caracterización del Momento Actual, a Fines de 2011.  Ensayo, 2011 (1/2).

 

 

Ícono Geoeconomía  Geografía Aplicada: Educación.

 Geografía Económica y Política Mundial.  Tres Conferencias.  Monografía, 2006 (20/20).

 

Ícono Filosofía-copia-1 Filosofía.

 La Dialéctica de la Descricpión en Gegrafía.  Artículo, 2011 (1/).


 

Ícono Educación Educación.

 Transición a una Educación Oscurantista.  Ensayo, 2004 (3/3).


 


 

 

Compartir este post
Repost0
10 enero 2011 1 10 /01 /enero /2011 00:44

Editorial

 Gnoseologia-de-Marx-copia-1.jpg

La Gnoseología de Marx.  Éste funda la teoría del conocer en el reflejo objetivo de la realidad objetiva, a partir de las sensaciones, mediante las cuales se genera una percepción de esa realidad, donde la representación de la misma se elabora en los conceptos.  Parte de esa realidad objetiva son el espacio y el tiempo, y de la percepción y representación de ello, se forman los conceptos que reflejan su realidad; de modo que estos no son conceptos abstractos cómodos para ordenar la realidad, sino expresión de algo que le ha ocupado a la humanidad toda su historia, hasta aquí, para resolverlo.

[Fuente: “Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica; http://espacio-geografico.over-blog.es/]

 

*

 

El documento, Excepcionalismo en Geografía, obra de Fred K. Schefer de 1953, ciertamente un escrito esencial en el desarrollo del pensamiento geográfico contemporáneo, resulta un trabajo de difícil lectura, dado los fundamentos gnoseológicos desde donde se critica, como desde los fundmentos de lo que es criticado.  Tal lectura, pues, no puede hacerse con éxito, si se desconoce los sistemas filosóficos que se están expresando en la argumentación de crítica como en los argumentos refutados.  Sólo que en ello existe la agravante de que ninguno, ni Schaefer que critica, ni Hartshorne ni Hettner que son criticados, han explicitado sus propios fundamentos gnoseológicos; éstos tienen que deducirse del conjunto de las categorías esgrimidas y ciertos principios metodológios que se ponen en juego.

 

Kant, sujeto en interdicto en el debate, es del único del cual podemos saber de fijo sus fundamentos gnoseológicos, de suyo, particularmente complejos.   Tener una interpretación correcta de lo aportado geográficamente por Hettner, al que Schafer le adosa infundadamente lo dicho filosóficamente por Kant, como entender lo realmente hecho por Hartshorne respecto a Hettner, resulta esencial para poder aportar lo que sigue en el desarrollo positivo (es decir, fundado en lo vigente de su propio desarrollo), del pensamiento geográfico.

 

En mucho por un desconocimiento de estos textos, pero más aún por la incorrecta interpretación que se ha hecho de ellos en esa insuficiencia del contexto filosófico, ello es en buena parte la cuasa del atraso teórco en la ciencia de la Geografía.  De su reanálisis es de lo que nos hemos venido ocupando aquí, acompañandolo de textos sobre los fundamentos filosóficos, como lo es ahora acerca del fundamental texto acerca de la categoría de causalidad o determinismo, por la que Schaefer llega a una conclusión erronea acerca de la continuidad de esta ciencia.

 

*

 

Ícono Geografía Teórica (Brújula)-copia-2  Geografía Teórica. 

 Datos Sobre la Crítica de Schaefer a Hartshorne. Resumen, 2011 (2/). [*]

El Desarrollo Positivo de la Geografía.  Artículo, (1/2).


Ícono Geoeconomía  Geografía Aplicada: Educación.

 Geografía Económica y Política Mundial.  Tres Conferencias.  Monografía, 2006 (19/).

 

 

Ícono Filosofía-copia-1  Filosofía.

  La Causalidad, el Conocimiento del Todo, de la Esencia, o del Fenómeno.  Artículo, 2011.


 

 

Ícono Educación Educación.

 Transición a una Educación Oscurantista.  Ensayo, 2004 (2/3).


 

 




Compartir este post
Repost0