Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

13 noviembre 2009 5 13 /11 /noviembre /2009 10:17

Cliché Espacio Geográfico, Revista 2010

Comentario a, Geografía: Fundamento...”.

  La Base Metodológica de la Geografía en la Física.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 29 abr 10.

 

En el estudio del espacio como tal, incluso considerado como un fenómeno más en la infinita diversidad de los fenómenos de la naturaleza, la matemática nos acerca a su comprensión a partir de su definición misma; pero ello no ocurre ajeno a las categorías de la propia física.

 

Tanto la matemática como la física, aplicadas al conocimiento de la Tierra, se hacen geografía a través de las geociencias como la Geodesia y la Geofísica; el conocimiento de éstas da al geógrafo las bases metodológicas para el estudio de esa faceta especial del estudio de la Tierra, como lo es el espacio que determina.

 

Esas bases no son para estudiar la estructura y dinámica de la masa terrestre (asunto propio de geodestas y geofísicos), sino, con esos elementos, estudiar aquello que ninguna otra ciencia estudia, porque, justo, esa es la faceta de la realidad de la cual la ciencia de la geografía es el reflejo de su conocimieto.

 

Desde Hettner en los años veinte a treinta del siglo XX, aun cuando los planteamientos de éste fueron dejados de lado y olvidados; redescubiertos por nosotros independientemente entre los años setenta ochenta de ese mismo siglo; así, por lo menos por treinta años ya; los geógrafos entendemos –unas veces más, otras veces menos; unas de un modo, otras de otro modo– que el objeto de nuestro estudio es el espacio terrestre.  Hasta fines de los años ocheta, en México, ello fue incluso puesto en duda; pero luego delos años noventa y a la fecha, por una vía tortuosa y trágica, pero finalmente se aseptó ello, y hoy está claro para todo geógrafo, que en geografía todo es asunto del espacio…  Sólo que, los geógrafos…, aún no tenemos ampliamente una teoría del espacio terestre; esto es, aún no tenemos ampliamente una teoría acerca de nuestro propio objeto de estudio; y, en consecuencia, fácilmente nos perdemos, y acabamos habilitándonos de geomorfólogos, de meteorólogos, de hidrógrafos, de edafólogos, de botánicos, de ecólogos, de economistas y sociólogos, etc. (rara avis es el geógrafo, que cree que el espacio terrestre es el estudio de esos fenómenos como tales).

 

Más aún, la falta de una formación realmente científica, le impide al geógrafo actual abordar con entusiasmo el desconocido mundo de su objeto de estudio, el proponerse descubrirlo metódica y sistemáticamente; más bien, disciplinado a retomar siempre de lo que los demás han hecho, espera, estupefacto y temeroso, a que “alguien” le diga qué es ese espacio que debe estudiar, cuando todos los demás están esperando de él el conocimiento acerca del mismo.  Es decir, que el geógrafo actual, es incapaz de hacer su propia geográfía.

 

Si finalmente para los años noventa del siglo XX había quedado dicho y aceptado que el objeto de estudio de la Geografía es el espacio terrestre, el joven estudioso de la Geografía tenía todo el derecho a preguntar, <<¿y qué es eso?>>; pero, no obteniendo respuesta –y aún la hubiese obtenido en algún sentido–, a partir de ahí quedaba en su responsabilidad histórica la respuesta más acabada.  Pero se fueron veinte años más, y entre las generaciones de jóvenes estudiosos de la geografía en ese lapso, no pareció haberse dado el paso siguiente.  ¡Joven estudioso de la geografía, no preguntéis más qué es el espacio geográfico o terrestre, elabora la teoría científicamente fundada de su respuesta!, eso es hoy, hacer de manera consistente, geografía (cierto, tampoco es un apacible, mullido y colorido camino, sino lo será, como siempre ha sido, en lucha contra las tinieblas del oscurantismo de aquellos que no saben, que no quieren saber, pero que dicen que saben; y en el más absoluto bizantinismo escolástico os confunden con fruslerías).

 

Cierto es, una institucionalidad oscurantista en México ha velado por todo este tiempo el camino correcto (la metodología correcta); pero, cierto es, también, ha faltado en el joven estudioso de esta ciencia el sentido crítico propio del científico.

 

Esa Geografía científica hecha por un geógrafo científico necesaria al siglo XXI, no podrá ser sin una sólida formación –que a nosotros escapó– en geodesia y geofísica, como fundamento sobre el cual se elabore la propia metodología geográfica del estudio de la categoría de espacio.  Hasta entonces, todo lo que hoy se hace, no será sino florilegio propio y natural de una época de inmadurez de esta ciencia.

 


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Tesis y Monografías
Comenta este artículo

Comentarios