Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

5 abril 2010 1 05 /04 /abril /2010 08:02

Clich--Filosof-a

Dialéctica del Camino

de la Investigación Científica (2/2).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 05 abr 10.

 

 

24      En este punto, es en donde la lógica entra en escena en lo que ahora será ya, el método de exposición.

25      Debe exponerse demostrando la tesis que se sustenta; y ello, científicamente, debe hacerse con arreglo a la lógica, siguiendo la estructura del silogismo (por lo regular, convenientemente, ya en el modo BARBARA, o en el modo DARii, de la primera figura del silogismo; en todo caso, habrá de estudiarse lógica).  Un ensayo, breve como un artículo o extenso como una tesis académica, debe hacerse en la idea de que: <<dado esto, que antes otros han demostrado verdadero y en lo que nos apoyamos; y en tanto que, esto otro, que nosotros planteamos como descubrimiento nuevo relacionado a lo históricamente dado; luego entonces, queda demostrada tal cosa.  Es decir que:

Dado .................... B = C (premisa antecedente),

y en tanto que ...... A = B (premisa tesis);

luego entonces …, A = C.(hipótesis verificada)

En este silogismo en el que “B” representa el llamado “término medio”, se suprime, al sólo mediar o enlazar entre una premisa y otra, arrojando el consiguiente como un conocimiento nuevo demostrado.

Obsérvese que partimos de enunciar una tesis, y luego enunciamos una hipótesis a verificar; pero en ambos casos aparece el sujeto “A”, acerca del cual estamos afirmando algo, sometido a dos condiciones de prueba distintas, “B” y “C”.

La premisa antecedente se construye, simplemente, tomando como sujeto el predicado del juicio de tesis, “B”; y tomando como predicado, el predicado mismo del juicio de hipótesis, “C”.

Ejemplo:

<<Todos los que saben Lógica (B), son inteligentes (C)>>

<<Todos nosotros (A), sabemos Lógica (B)>>,

<<Luego, Todos nosotros (A), somos inteligentes (C)>>

Lo que haya que redactar en el trabajo, tendrá que ser argumentando ofreciendo las pruebas de veracidad de lo que se enuncia en dichos juicios.

26      La hipótesis que apareció al principio como condición necesaria en el proceso o método de investigación; en el proceso o método de exposición, será argumentada dando pruebas de su veracidad, en un capítulo último del ensayo.  La demostración de la veracidad de la hipótesis, es condición lógica de la demostración de la veracidad de la tesis.

27      En consecuencia, la estructura del ensayo se arma, de acuerdo con la estructura misma del silogismo.  Los argumentos que se den en la prueba de la veracidad de cada premisa, en su conjunto, deben responder, pues, a esa idea de: dado que/ siendo esto/ luego entonces...

28      Ejemplo de esquema con el silogismo del punto 24 (sin capítulo de refutación de tesis contrapuesta):

 

Introducción.

Una vez que se tiene todo el trabajo terminado, a su vista se redacta la Introducción al trabajo, que no es más que la presentación del trabajo, sus motivaciones, sus resultados o complejidades, la forma en que se estructura, y los fundamentos teóricos en que se sustenta (entre otros aspectos particulares según el caso y los criterios del autor).

 

I  Cap.  <<Fundamentos Teóricos>>; que como título apropiado podría ser algo relacionado al tema tratado, por ejemplo: Nuestra Inteligencia y el Raciocinio.

Dividido apropiadamente en subtemas, aquí se explica al lector, y por respeto a él, cuáles son nuestros fundamentos teóricos o “marco teórico”, el cual se divide en tres niveles: a) gnoseológico nuestro sistema filosófico; b) temático, los autores y teorías históricamente dadas en que nos apoyamos; y, c) específico, los autores, teorías, así como las mediciones y experimentos específicos utilizados.

 

II Cap. <<Todos los que saben Lógica, son inteligentes>>, que como título más propio (menos lógico-formal) del capítulo, podría ser simplemente, por ejemplo: “Lógica e Inteligencia”.

Dividido apropiadamente en subtemas, aquí se aportarían todos los argumento demostrativos, particularmente históricos (antecedentes), acerca de la importancia de la Lógica y su significado en la inteligencia, así como lo que históricamente se ha entendido por inteligencia, asumiendo una posición en nuestro marco teórico gnoseológico (el fundamento filosófico).

 

III Cap. <<Todos nosotros, sabemos Lógica>>; título que podría quedar simplemente como, “Saber Lógica”.

Dividido apropiadamente en subtemas, aquí se aportarían todos los argumento demostrativos, en particular sobre la tesis que sostenemos), y en este caso, acerca de que realmente “todos nosotros sabemos Lógica”, mediante la muestra de pruebas experimentales hechas (trabajo de campo), y ejemplos de su aplicación que demuestren su relación directa con la inteligencia, en una posición en nuestro marco teórico temático (los autores y teorías en que nos apoyamos).

 

IV Cap. <<Luego, Todos nosotros, somos inteligentes>>; que cuyo título podría quedar como, “La Inteligencia”.

Dividido apropiadamente en subtemas, aquí se aportarían todos los argumento demostrativos, ahora, relativos a la verificación de la hipótesis; es decir, acerca de que realmente “todos nosotros, somos inteligentes”; mediante el comentario positivo de las pruebas experimentales hechas en el trabajo de campo, y de los ejemplos de su aplicación que demostraron su relación directa con nuestra inteligencia; en una posición en nuestro marco teórico específico (los autores, teorías, y casos específicos en que nos apoyamos).

Conclusiones

Bibliografía

29      Así, cada premisa constituye un capítulo del trabajo, pero a la estructura o esquema del ensayo sólo habrá que anteponerle obligadamente por método formal de exposición, un primer capítulo en el que orientamos al lector acerca de nuestros fundamentos teóricos.  En trabajos de posgrado, conviene insertar un segundo capítulo en el que se refuta (se demuestra la falsedad), de la tesis contrapuesta, de haberla, a la tesis que sostenemos.  Finalmente, por formalismos, se exponen unas conclusiones, el compendio bibliográfico consultado, quizá algún índice especial o anexos, y se elabora la introducción a la vista de lo hecho, para introducir al lector al trabajo.

30      El análisis crítico es pues, precisamente el enjuiciamiento que hacemos con rigor lógico, demostrando la veracidad de lo que afirmamos.  Con ello queda dada la explicación completa y rigurosa, de cuya redacción queda expuesta la síntesis del trabajo, en lo que se suele llamar, el informe, o el documento en sí.

31      Hoy, el denominado “posmodernismo”, en una posición absolutamente oscurantista, intenta sustituir el método científico de la modernidad; el método científico de la Ilustración; con lo que llaman el “paradigma de la ciencia de la posmodernidad”; en donde se suprimen la objetividad, la causalidad, la hipótesis, la lógica, y la predicción científica; es decir, los criterios fundamentales de la verdad; la cual la hacen enteramente relativa (cada cual tiene su verdad), lo cual equivale a que la verdad como tal, no existe, sino sólo las meras opiniones de cada quien, denominadas como su verdad.

La manera de elaborar un ensayo para esta posición ideológica (formada por varias corrientes filosóficas, principalmente como, el existencialismo, el pragmatismo, el funcionalismo, la filosofía analítica o lingüística, el racionalismo crítico, y, relevantemente, el llamado embusteramente, “neomarxismo”); es mediante lo que su principal teórico, Edgar Morin, llama el “método dialógico” del “pensamiento complejo”, de estilo ensayístico literario, en el que se escribe supuestamente con “libertad” y “creatividad”, e incluso en el estilo de redacción en primera persona; pero, evidentemente, en donde se pierde todo rigor demostrativo del conocimiento verdadero.

 



Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía
Comenta este artículo

Comentarios