Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

3 febrero 2011 4 03 /02 /febrero /2011 00:09

Ex-Libris InvertidoGeografía Básica.  Libro Básico de Consulta, 1994 (9/).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografíco.over-blog.es/;

03 mar 11.

 

 

3  El Período Conjetural.

 

El período conjetural es aquel en el que se hacen presunciones fundadas en probabilidades y suposiciones, que va, del inicio del esplendor griego, al renacentista del siglo XII, con sus autores y aportaciones al saber geográfico en el conocimiento del espacio terrestre en este periodo histórico, como Anaximandro (611-547 ane), quien ahora anuncia este período, al construir el primer mapa del mundo hasta entonces conocido, llamado “Perimetrón” (“Medida del Horizonte”) [fig.27-28]; valiéndose de los conocimientos aportados por los exploradores, que entre ellos, los griegos como Pitheas, “insigne geógrafo y marino marsellés, descubridor del Mar del Norte y Gran Bretaña”[1]; y, en sentido opuesto, el griego Scylax de Caryanda al servicio del persa Darío, que exploró el Índico en el Mara Arábigo, desde el Río Indo hasta Egipto, ruta que dos siglos después intentó reproducir Alejandro Magno con su almirante Nearcho.  Y, por último, explorándose hacia el noreste, con Proclo, la región del Mar Caspio.


Fig-27-Perimetron-de-Anaximandro.jpgFig-28-Cosmogonia-de-Anaximandro.jpg

 

Otras importantes aportaciones al saber geográfico fueron hechas por Eudemo, que hacia el 350 ane, determinó la posición del ecuador (de equal, igualdad, línea que divide a la esfera terrestre en dos hemisferios o semiesferas iguales, y que se define por el punto de máxima perpendicularidad de incidencia de los rayos solares en el curso de un año), y la posición de los Trópicos (de tropos, movimiento; líneas cuyo trazo se define por el punto de máximo desplazamiento aparente del Sol sobre el horizonte en dirección norte o sur o en el curso de un año), a los 24º de latitud, lo que revela nuevas propiedades en el conocimiento del espacio geográfico, es decir, las propiedades de su movimiento relativo, por el cual se entiende que está fijo e inamovible, respecto del movimiento aparente de la bóveda celeste, en el que es posible conocer la posición de los astros mediante un Sistema de Coordenadas Horizontales (es decir, determinadas a partir del horizonte) [fig.29], dadas por una Altura (ángulo entre 0º y 90º de altitud sobre el horizonte), y un Azimut (ángulo entre 0º y 360º medidos a partir del polo sur en sentido directo (o de las manecillas del reloj), sobre la base de las presunciones de Pitágoras, de que la Tierra sería una figura geométrica de una esfera perfecta, que respondería a la intención de los dioses; y los supuestos probabilísticos dados por las observaciones de Aristóteles de la curvatura de la Tierra en el disco de la Luna.


Fig-29-Coordenadas-Horizontales.jpg

 

Con Eudemo deben surgir, en consecuencia, los conceptos de Latitud (de lato, extenso, plano, ancho), para definir el arco en la superficie terrstre, determinado por un ángulo medido  entre 0º y 90º, considerado entre el ecuador y cada uno de los polos; y Longitud (de largo, por oposición a la latitud, determinando así el sistema de referencia matemático del espacio tridimensional), para definir el arco en la superficie terrestre, determinado por un ángulo medido entre 0º y180º en dirección al Este, y de igual modo al Oeste (sumando los 360º de la circunferencia terrestre), considerado a partir de un Meridiano Central (de Meridiano, “medio día”, o posición más alta del Sol en la bóveda celeste, o punto conocido como Cenit), y en todo ello la base del concepto de Coordenadas Geográficas (fig.30).


Fig-30-Coordenadas-Geograficas.jpg

 

Contemporáneo de Eudemo, fue Dicearco (326-296 ane) Discípulo de Aristóteles (384-322 ane), encargado por el Liceo para determinar un método para medir la altura de las montañas; lo cual significa los primeros antecedentes del conocimiento de las propiedades tridimensionales del espacio; e intentar, sin éxito, la medición de la circunferencia terrestre; y, además, quien construye un mapa del mundo habitado (mapa del Ecumene); que se caracteriza por darle un sistema de referencia métrico (semejante a una red cartesiana actual), apoyada en una línea base sobre el paralelo de 36º de latitud norte, conocido como “Paralelo de Rodas”, y que Dicearco llamó Diafragma (de dia, entre; y phrassein, separar), siendo precisamente Rodas la isla por cuyo meridiano, Dicearco trazó el eje para el control de las distancias este-oeste.

 

El período conjetural alcanza su máximo desarrollo con las contribuciones de Eratóstenes (276-196 ane), al saber geográfico espacista, pues es él quien logra determinar lo que Dicearco no consiguió: el método de cálculo para el conocimiento del perímetro de la Tierra, con lo que el espacio terrestre, reducido en ese entonces por autoridad filosófica aristotélica a la superficie del planeta, pudo ser determinado con precisión y a escala (fig.31-32).

 
Fig-31-Reproduccion-de-Mapa-de-Eratostnes.jpgFig-32-Proyeccion-Sinusoidal.jpg

 

Eratóstenes es, finalmente, quien resume todo este saber acerca del espacio terrestre, y lo sistematiza en un saber único que denomina “Geografía” /de Ge, o Gea, deidad de la Tierra de los griegos; y graphé, descripción), es decir, el estudio de la Tierra en cuanto a sus propiedades espaciales más generales relativas a su forma, dimensiones, estructura y composición, en su obra de tres libros, perdida, y que en nuestra interpretación (siguiendo a Estrabón y a Vivian de Saint Martin), consistirían en: I  Análisis Bibliográfico y Geografia Descriptiva Natural (del Mediterráneo o mundo conocido); II  Geografía Descriptiva Social (del Mediterráneo o mundo conocido); y III  Cartografía o Geografía Matemática[a].

 

En las características de la cartografía, de este período se tiene ya un cambio notable, como hemos visto, con las aportaciones de Dicearco, se agrega a la referencia física (dada por el medio geográfico), y astronómica (dada por la orientación), el sistema de referencia métrico.  Es decir, Eratóstenes retomó el diafragma y el eje de Rodas de Dicearco, como referencia de sus medidas de control en el mapa.

 

En el formato predominante en el mapa de Eratóstenes, se aprecia ya el punto de vista vertical, perpendicular a éste.  En función de dicho sistema coordenadas métricas, resultado del direccionamiento del espacio terrestre y de la precisión de su simetría, de manera natural (esto es, sin representar la Rosa de los Vientos), se dio a su vez la orientación, y más importante aún, plenamente determinada la magnitud del espacio terrestre, o su distancia real, fue posible construir ahora el mapa rigurosamente a escala; es decir, con una distancia gráfica en proporción a esa distancia real, finalidad y esencial importancia que tuvo el diafragma.

 

A Eratóstenes le siguieron Crates (cfr. 150 ane), constructor, en consecuencia, delprimer Globo Terráqueo (fig.33), en el cual se conjetura acera de la necesaria existencia por simetría, de ciertas masas continentales equidistates y de contrapeso al Ecumene (o tierra habitada y habitable, que era su mundo conocido), las cuales llamó: Periécos, a aquella masa continental que debería estar sobre el mismo perímetro del Ecumene (y que correspondió a aproximadamente América del Norte), Antecos, a aquella masa continental al sur sobre el mismo meridiano central del Ecumene (correspondiente a África); y Antípodas, a aquella masa continental diametralmente opuesta en la esfera  terrestre, al Ecumene (y que correspondió a Australia).

 
Fig-33-Globo-de-Crates.jpg

 

Hiparco (190-120 ane), tan importante como Eratóstenes, de hecho su complemento; cuya trascendente y principal aportación, consistió en el diseño del sistema de referencia matemática, o geométrico, que propiamente pasó a ser el sistema de coordenadas geográficas, para construir, con base en ellas, sus Proyecciones Cartográficas, empezando por su Proyección Equirectangular (fig.34); y su sistema de Proyecciones Planas (fig.35); y quien precisó la latitud de los Trópicos a los 23º 27’ (fig.36).


Fig-34-Caneva-Proyeccion-Equirectangular-de-Hiparco.jpgFig-35-Proyecciones-Planas-de-Hiparco.jpgFig-36-Determinacion-de-Tropicos-y-Ciculos-Polares.jpg 



[1] Maluquer de Mores, Juan; et al, La Conquista de la Tierra; Salvat Editores, Colección Biblioteca Salvat; 1ª Edición, Navarra España, 1972; p.20.

[a] Claramente, una interpretación geográfico fenomenista.

 



Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Tesis y Monografías
Comenta este artículo

Comentarios