Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

13 noviembre 2009 5 13 /11 /noviembre /2009 10:28

Cliché Espacio Geográfico, Revista 2010

“Geografía: Fundamento de su Teoría del Conocimiento”.

 Resumen y Perspectivas de la Investigación Geográfica.

  Conclusiones.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 20 may 10.

 

 

4  Resumen y perspectivas de la investigación geográfica

 

 

a) Resumen de la investigación geográfica.

 

Hemos visto en el curso de esta tesis, cómo la investigación geográfica desde su origen; sistematizado entre los griegos, en el mundo árabe, en la época moderna renacentista e ilustrada y en la época contemporánea; no ha seguido una misma línea de desarrollo, sino que se ha movido sobre dos líneas de escuela de pensamiento, que le ha llevado paso a paso al conocimiento, hasta nuestros días, exclusivamente de los sistemas de referencia del espacio geográfico; pero el espacio geográfico como tal hasta hoy, es que debe venir a ocupar el centro del tratamiento en la verdadera investigación  causal geográfica.

 

Ha sido ésta una evolución lógica del quehacer geográfico; que antes que confinarla como una disciplina de conocimientos acabada, enciclopéica, meramente descriptiva, de corte “humanista” (concepto por el cual erróneamente en nuestra sociedad capitalista se entiende “inútil”, por improductiva), nos deja en claro que la geografía es, por el contrario, una ciencia infinita, aperceptiva, profundamente compleja, a la altura de las ciencias más prestigiadas; no tanto por su presencia histórica, como es en la geografía misma, sino por su nivel de abstracción y concreción científica.

 

Pero la geografía, como cualquier otra disciplina de conocimientos, según puede apreciarse en la historia de la ciencia, tiene sus propios problemas, el principal de los cuales consiste en superar su actual estado  precientífico,  limitado al conocimiento exclusivo de los sistemas de referencia del espacio, sin llegar a abordar el objeto final de su investigación: el espacio mismo.

 

 

b)  Perspectivas de la investigación geográfica.

 

Visto el problema a superar, el obstáculo se torna ahora en encontrar ya no el camino, el cual se cifra en el estudio del espacio, sino en los medios para avanzar por él.

 

Es obvio que esta tesis no se puede pretender dar los medios acabados, específicos y concretos a la futura investigación geográfica; hasta aquí nos hemos circunscrito a destacar el problema a superar.  No obstante, si el camino ha de ser el estudio del espacio geográfico, de inmediato puede verse que el elemento fundamental, aun cuando no el único, de la metodología de investigación geográfica, ha de ser la construcción y análisis cartográfico.

 

La carta geográfica es el medio que representa el espacio para su estudio, ya que en ella se contienen los diversos sistemas de referencia y el conjunto de elementos y propiedades del espacio geográfico mismo, sus aspectos cualitativos, cuantitativos y matemáticos.

 

De este modo, puede decirse por ahora, que la metodología básica geográfica (de una geografía científica), está en el estudio escalimétrico, en donde la escala geográfica no debe entenderse como la simple razón de proporcionalidad, sino como el aspecto de la sucesión cuantitativa ordenada de la representación gráfica del espacio real, con lo que se tiene a la escala como la graduación del espacio, mediante la cartografía derivada.

 

La metodología básica de esta geografía científica prosigue en el estudio axonométrico bidimensional y tridimensional con sus funciones cualitativas y cunatitativas en la representación del espacio.

 

Tal metodología, por el momento, se completa hasta llegar a los múltiples aspectos del análisis estereométrico.

 

El geógrafo científico del futuro, habrá de ser la imagen y semejanza del geógrafo científico de la Antigüedad griega, del geógrafo científico del mundo árabe en la Edad Media, y del geógrafo científico de los primeros tiempos del Renacimiento; esto es, la imagen y semejanza del estudioso que frente a sí despliega un mapa sobre el cual registra los nuevos descubrimientos geográficos y considera, compás de puntas en mano, los valores cuantitativos escalares comparados con el globo terráqueo; que como modelo de la tierra se encuentra allí a su lado; así como el instrumental propio de observación y medición espacial.

 

Esta es pues, la perspectiva de una geografía  eminentemente científica.

 

 

Conclusión

 

La geografía científica, en nuestra muy particular apreciación, es precisamente la geografía concebida en la escuela de pensamiento espacial-cartográfica.  Es la geografía que hemos considerado en la Antigüedad en la línea de Anaximandro a Ptolomeo, en la Edad Media de Shirakatsi a Edrisi y en el primer periodo del Renacimiento, de Toscanelli a Mercator; y que desde el lado fenomenológico-historiográfico ha sido llamada simplemente como cartografía, es decir, como una ciencia más forma parte del saber geográfico.

 

Esto quiere decir que la geografía ha desarrollado un contenido científico desde su origen, pero que ha sido olvidado, prácticamente desde mediados del siglo XVII, tras la obra de Varenio.

 

Un siglo antes, el último de los geógrafos notables en esa línea, fue Mercator: más popularizado por los geógrafos descriptivos enciclopedistas que han reclamado para su saber la verdadera y científica geografía, como un pensador de una de las “ciencias geográficas”, reconociéndolo tan sólo como un “cartógrafo”.

 

Hacia este siglo, son sus contemporáneos Nicolás Copérnico, Giordano Bruno, Galileo Galilei y Johann Kepler, quienes inician el asedio a las teorías aristotélico-ptoloméicas.

 

El concepto de espacio Aristotélico como un continuo bidimensional es desechado, y los ejes de un sistema de coordenadas tridimensionales para el Universo, son desplazadas de su origen en la tierra a su origen en el Sol.

 

Hasta entonces, el espacio bidimensional aristotélico era fácilmente representable en un plano.  Hablando en particular del espacio geográfico, éste, considerado como la simple superficie terrestre, era relativamente fácil representable en un mapa o carta geográfica,  Los geógrafos posteriores a Mercator; precisamente los contemporáneos a Newton, quien puso punto final al aristotelismo; tendrían que vérselas nuevamente con la discusión del concepto de espacio y su representación en un sistema de tres valores.  El espacio pasó a ser, el espacio adyacente a la superficie terrestre, y no la superficie terrestre misma.

 

Pero la geografía en esta escuela de pensamientos espacial-cartográfica, encontró limitaciones insalvables: el  concepto de espacio newtoniano como el vacío absoluto, y el estudio y representación de tal espacio como espacio geográfico.

 

Hasta en tanto no se desarrollaron otrás ciencias, principalmente la física y las matemáticas, esta escuela de pensamiento geográfico permaneció en el olvido por alrededor de tres siglos, suficientes para que varias generaciones de geógrafos formados en el pensamiento fenomenológico-historiográfico, pudieran considerar ajena, e incluso dar por muerta, esa "tendencia cartográfica"  en geografía.

 

Definido en el fundamento teórico del conocimiento de la geografía como objeto de estudio, el espacio terrestre adyacente a su superficie, en tanto determinado por ésta, dicha disciplina de conocimientos puede ubicarse en el cuadro de la clasificación de las ciencias  en la esfera de las ciencias naturales, dado que su objeto de estudio se refiere en particular al espacio como atributo físico de la realidad.

 

Lo anterior define perfectamente el campo metodológico de la geografía como ciencia que parte de postular, que todo hecho geográfico es un hecho espacial manifestado por sus interacciones físicas externas, cuya investigación causal se da en el campo de la física y cuya descripción se resuelve mediante el formulismo matemático; a partir de lo cual, sus principios, como leyes más generales del saber geográfico referido al espacio y sus propiedades, adquieren una coherencia lógica en el cuerpo teórico-metodológico: el principio de la interacción física externa, el principio del orden de coexistencias, el principio de la relación universal, y el principio de localización, los cuales ajustan  perfectamente como leyes generales de propiedades espaciales.

 

Evidentemente, deja de considerarse la causalidad como un principio, dado que aquí la Geografía tiene definido un carácter causal.  Se estudia la causalidad de las propiedades espaciales, las cuales habrán de constituir el objeto de su investigación bajo un aparato bien definido de categorías fundamentales; es decir, de conceptos relativos a propiedades espaciales tales como la localización, posición, distribución, ubicación, conexión, lugar, etc; que permitan expresar teorías eminentemente geográficas (esto es, en las que no intervengan de manera fundamental, conceptos de otras especialidades para explicar la esencialidad de una teoría geográfica), de donde se derivará el carácter teórico-hipotético, y el descubrimiento y establecimiento de leyes que rigen independientemente de nuestra voluntad y pensamiento, la faceta geográfica de la realidad, que dicho en oros términos, es la faceta espacial de la realidad adyacente a la superficie terrestre.

 

Este fundamento de la teoría del conocimiento geográfico, sobre la base de la posibilidad del conocimiento esencial de la realidad objetiva en su faceta espacial, y en oposición al fundamento de la teoría del conocimiento que se limita a la descripción pura de los hechos dando lugar a un saber enciclopédico; habrá de posibilitar la construcción de una geografía auténticamente científica.

 

 

Bibliografía

 

Abeti, G; Historia de la Astronomía; Fondo de Cultura Económica, Breviarios Nº 118; México, 1978.

Abbagnano, Nicola; Diccionario de Filosofía; Fondo de Cultura Económica; México, 1966.

Arkadi, et al; Metodología del Conocimiento Científico; Academia de Ciencias de Cuba-Academia de Ciencias de la URSS; Editorial Presencia Latinoamericana; La Habana, 1981.

Baber, Johon-Normand, Leonard; The History of Geography; Oxford, Brasil, 1968.

Bassols Batalla, Ángel; Geografía para el México de Hoy y Mañana; Editorial Nuestro Tiempo; México, 1971.

Brenal, John D; La Ciencia en la Historia; Nueva Imagen; México, 1981.

Beskin, N.M; Representación de Figuras Espaciales; Ediciones Mir, Moscú, 1977.

Boorstin, Daniel J; El Espíritu Explorador; Editores Asociados; México, 1978.

Broek, Jean O.M; Geografía: su Ámbito y su Trascendencia; UTHEA; México, 1967.

Claval, Paul; Evolución de la Geografía Humana; Oikos-Tau; Barcelona, 1974.

_ La Nueva Geografía; Oikos-Tau. Col. Qué sé? Nº 118, Nueva Serie; Barcelona, 1979.

Chorley, Richard J; Nuevas Tendencias en Geografía; Editorial IEAL, Col. Nuevo Urbanismo, Nº 15.

Clouzier, René; Les Etapes de la Geographie; Press Universitarios de Francia; París, 1949.

Courdec, Paul; La Relatividad; Eudeba, Cuadernos Nº 95; 6ª edición, Buenos Aires; 1977.

Crone, G.R; Historia de los Mapas; Fondo de Cultura Económica, Breviario Nº 120; México, 2ª edición; México, 1966.

Daus, Federico A; Qué es la Geografía; Editorial Columbia, Col Esquemas Nº 53; Argentina, 1966.

Deschamps, Hubert; Historia de las Exploraciones; Oikos-Tau, Col. Qué Sé?, Nº 27; México, 1971.

Dollfus, Oliver; El Análisis Geográfíco; Oikos-Tau, Col. Qué Sé?, Nueva Serie Nº 118; París, 1978.

_ El Espacio Geográfico; Oikos-Tau, Col. Qué sé? Nº 111, Nueva Serie; Buenos Aires, 1976.

Dynnik, et al; Historia de la Filosofía; Grijalbo, T.I; México, 1968.

Einstein, Albert; La Relatividad; Grijalbo, Col. DINA; México, 1970.

Enciclopedia de la Ciencia y de la Técnica; Editorial Océano-Danae; España,

Engels, Federico; Dialéctica de la Naturaleza; Grijalbo; México, 1961.

_ Antiüring; Grijalbo; México, 1979.

Espasa-Calpe; Diccionario Enciclopédico; editorial Espasa-Calpe; Madrid, 1979.

Estrabón; Geografía. Prolegómenos; Editorial Aguilar; Madrid, 1980.

Farrington, Benjamín; Ciencia Griega; Editorial Icaria Nº 26; Barcelona, 1979.

Gortari, Éli de; Dialéctica de la Física; Grijalbo; México, 1979.

_ La Metodología: una Discusión y Otros Ensayos Sobre el Método; Grijalbo; México, 1980.

Guerásimov, I; El Hombre la Sociedad y el Medio Ambiente; Academia de Ciencias de la URSS-Instituto de Geografía de la URSS; Editorial Progreso; Moscú, 1976.

Hale, John R; La Edad de la Exploración; Time-Life; México, 1974.

Herder, Verlag; Diccionario de Física; Editorial Rioduero; Madrid, 1972.

_ Diccionario de Geografía; Editorial Rioduero; Madrid, 1972.

Heodoto; Historias; UNAM, 1976.

Jammer, Max; Conceptos de Espacio; Grjalbo; México, 1970.

Jean, James; Historia de la Física; Fondo de Cultura Económica, Breviarios Nº 84; México, 1968.

Joly, Fernand; La Cartografía; Editorial Ariel, Col, Elcano Nº 10; Barcelona, 1979.

Jurguin, Y; Bueno, y qué?; Mir, Col. Ciencia Popular; Moscú, 1973.

Kedrov, B.M; Clasificación de las Ciencias; Editorial Progreso, en dos tomos; Moscú, 1974.

Kopnin, P.V; Lógica Dialéctica; Grijalbo; México, 1979.

Kretschener, Konrad; Historia de la Geografía;

Kurganoff, V; Introducción a la Teoría de la Relatividad; Editotial Labor Nº 146; México 1973.

Kursanov, G; Problemas Fundamentales del Materialismo Dialéctico; Editoriales Palomar; México, 1966.

Macgenau-Berganin, Henry; El Científico; Time-Life; México, 1974.

Maluquer de Mores, Juan; et al; Introducción; en “La Conquista de la Tierra”; Salvat, Col. Biblioteca Salvat Nº 56; México, 1970.

Meliujin, Serafín T; Dialéctica del Desarrollo de la Naturaleza Inorgánica; Grijalbo; México, 1963.

_ El Problema de lo Finito y lo Infinito; Grijalbo; México, 1960.

Mosqueira, Salvador R; Cosmografía y Astrofísica; Editorial Patria; México, 1978.

Newman, James R; El Mundo de las Matemáticas; Grijalbo, Enciclopedia Sigma, T,IV; México, 1969.

Parian, Brice; Historia de la Filosofía; Siglo XXI; México, 1972.

Parry, J.H; Prólogo; en Hale, John R, “La Edad de la Exploración”; Time-Life; México, 1977.

Pierre, George; Los Métodos de la Geografía; Oikos-Tau, Col. Qué Sé? Nº 96; Barcelona, 1973.

Raisz, Erwin; Cartografía; Editorial Omega, Barcelona, 1974.

Riabchikov, A.N; Estructura y Dinámica de la Esfera Geográfica; Mir, Moscú, 1976.

Rosental, M.M-Iudin, P.F; Diccionario Filosófico; Editorial Pueblos Unidos; Montevideo, 1965.

Sáenz de la Calzada, Carlos; Geografía General; Editorial Esfinge, México, 1977.

Saint-Martín, Vivien de; Historia de la Geografía; Montaner y Simón, Nueva Geografía Universal T.I; 1878.

Salvaggi, Filipo; La Estructura de la Materia; Editorial Herder, Barcelona, 1970.

Sánchez, Pedro C; La Geodesia a Través de la Historia; IPGH, México,

Sánchez Molina, Antonio; Geografía Física y Humana; Trillas; México, 1971.

Sneyder, Ernest E; Historia de las Ciencias Físicas; Labor, Nueva Colección Nº 157; Barcelona, 1973.

Stamp, Dudley; Geografía Aplicada; Eudeba; Argentina, 1965.

Spirkin, A; La Ciencia; Grijalbo, Col. 70’s Nº 26; México, 1968.

Terán Álvarez, Manuel de; La Situación  Actual de la Geografía y las Posibilidades de su Futuro; en “El Hombre y la Tierra”; Enciclopedia Labor, T.IV; Editorial Labor; México, 1958.

Tomilin, A.N; Algo Ameno e Interesante Sobre Cosmogonía; Mir; Moscú, 1975-1979.

Vivó Escoto, Jorge A; Geografía Física; Editorial Herrero; México, 1975.

Wooldridge-Est, Gordon; Significado y Propósito de la Geografía; Editorial Nova, Buenos Aires, 1957.

 



Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Tesis y Monografías
Comenta este artículo

Comentarios