Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

19 julio 2010 1 19 /07 /julio /2010 08:14

Los Métodos

de la Teoría del Conocimiento en Geografía.

  Curso, Universidad de Guadalajara, 1985 (14).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica,

http://espacio-geografico.over.blog.es/;

México, 02 sep 2010.

 

 

c)  Formas Lógicas del Conocimiento.

 

Hemos visto en el apartado sobre el concepto de la teoría del conocimiento, cómo con base en la teoría del reflejo se da el proceso de la sensación a la percepción y de ésta a la representación de la imagen del objeto en el cerebro humano.

 

Sin embargo, agregamos también que estos tres momentos del proceso del conocimiento sólo constituyen las formas básicas, a partir de las cuales se salta al pensamiento lógico abstracto, que se efectúa en otras tres formas fundamentales: conceptos, juicios y deducciones.

 

Se apuntó allí mismo sobre el problema de la primacía del concepto o juicio, y se dejó su solución a este apartado, con el antecedente de que su solución partiría del análisis de la teoría del reflejo.

 

Qué obró primero en el cerebro como producto del reflejo de la realidad objetiva: el concepto, o el juicio.  Habíamos dicho ya que el juicio era una concatenación de conceptos, tanto como el concepto, la enunciación de un juicio, y en ello radicaba el problema planteado.

 

A pesar de todo, debe señalarse, que tal problema no tiene razón de ser en esencia, considerando que el concepto se forma como producto del juicio, tanto como nuevos juicios habrán de se formulados, incluyendo los conceptos a dados.

 

La razón de tal tesis se basa en que el juicio es una concatenación, los cuales están a su vez definidos por juicios.

 

No obstante, la idea anterior deja un sabor a primacía del juicio sobre el concepto, y no deja muy clara la interpretación dialéctica y la transformación del uno en el otro; por lo que puede agregarse, para explicarlo de otro modo (como lo hace Ushinski), que el juicio es el concepto, pero en el proceso de su formación; de tal modo que un juicio acabado es precisamente un concepto.  Aun cuando aquí, por lo contrario, pudiera quedar un dejo de primacía del concepto sobre el juicio; pero resuelve el problema de las transformaciones de uno en otro.

 

Para Kopnin, la solución completa está en abandonar la idea de una forma esencial del pensamiento, pues la riqueza del contenido de esto se expresa multilateralmente, incluyéndose desde luego en ello el razonamiento.

 

Por lo tanto, razonamiento, juicio o concepto, son tres partes integrantes dialéctica e indisolublemente unidas, interpenetrables las unas en las otras, y transitables las unas en las otras, del pensamiento.

 

El concepto refleja las propiedades más generales y esenciales de los fenómenos, pero para encontrar otras propiedades, “es preciso abarcar el objeto en su conjunto, exponer toda una serie de juicios sobre sus diversos aspectos.  Lo esencial es el fenómeno no puede determinarse sin todo un sistema de conocimientos”[1]; y todo esto nos hace ver que en cierto sentido; por ejemplo, del concepto como reflejo de lo universal del fenómeno, del juicio como reflejo de lo multilateral del fenómeno; o del razonamiento como reflejo de lo esencial del fenómeno; uno de estos tres elementos parece tener primacía sobre los otros en cada caso; sin embargo, una expresión dialéctica es la conjunción de todo ello, por lo que dicha primacía, si bien existente en cierto modo, es relativa.

 

Así, el juicio, que no sólo refleja los caracteres cualquiera del objeto, se convierte en el concepto cuando el mismo refleja dichos caracteres en calidad de generales y esenciales, todo lo cual se ha ejecutado a través del razonamiento; de ahí que pueda decirse a pesar de todo, que el juicio constituye el eslabón fundamental del pensamiento, que transformado a concepto, manifiesta el conocimiento de la ley y de la esencia de los fenómenos.

 

A un concepto universal de alto grado de generalización, se le considera como una categoría, la que por asociación, constituye un juicio altamente elaborado a través del cual se manifiesta el conocimiento de la ley y esencia de los fenómenos, y si se comprende que el conocimiento científico tiene por fin la aprehensión de la esencia del fenómeno, de la ley de su dinámica y desarrollo, se comprenderá la importancia dialéctica trascendente que tiene el juicio, el razonamiento, y, finalmente, el concepto en calidad de categoría.

 

En correspondencia con ello, podemos calificar los juicios en 1) de lo singular, 2) de lo particular, 3) de lo universal.  En el juicio de lo singular se asienta un hecho, como por ejemplo: “la inclinación del eje de rotación de la Tierra respecto a la eclíptica, determina las zonas climáticas”.  El juicio de lo particular, establece las transiciones, de una forma de movimiento de la materia en otra, de una forma de existencia de la materia en otra, de una premisa o condición de existencia de la materia en otra, que como ejemplos respectivos pueden señalarse los siguientes: “el movimiento mecánico puede transformarse en calor”, “un objeto que se mueve a velocidades próximas a la de la luz, contrae su espacio, y “la alteración de un tiempo dado del conjunto de los fenómenos meteorológicos, transforman las condiciones climáticas”.

 

Toda vez que hemos hablado de los vínculos del juicio y el concepto principalmente, conviene, por último, detenernos en el aspecto de estos vínculos, con el razonamiento.

 

En primera instancia, este engendra los juicios y conceptos, y suele estudiársele tanto en la lógica formal como en la dialéctica.

 

El estudio del razonamiento en la lógica formal se plantea respecto a su estructura, a sus reglas; mientras que en la lógica dialéctica se refiere al estudio del razonamiento en la teoría del conocimiento, en la dinámica del conocer y del pensar hacia la verdad, del papel de la deducción en la formación y desarrollo de las teorías científicas.

 

No obstante, todo lo antes dicho sólo constituye el proceso más general y esencial del conocer, independiente de que dicho proceso del conocer sea a no científico; de ahí que, considerando en particular el conocimiento científico; de ahí que, considerando en particular el conocimiento científico, la teoría del conocimiento debe abordarse más allá que por sus exclusivas formas lógicas; es decir, desde le punto de vista de su metodología, expresada en el movimiento del pensamiento (o sea, de la suma de las formas lógicas y de sistematización del conocimiento), en su paso de lo empírico a lo teórico.

 



[1]     

 


 

Compartir este post

Repost0

Comentarios