Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

1 mayo 2011 7 01 /05 /mayo /2011 23:01

Ícono Educación El Estudiante Universitario Actual. Ensayo, 2004 (1/4).

Dr. Luis Ignacio Hernandez Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over.blog.es/

La Tierra, 1 (jN, lW); 02 may 11.

 

Prefacio.

 

Escribimos este ensayo un día 2 de agosto de 2004.  Concluíamos el primer semestre de la Maestría en Educación Superior, y habíamos decidido hacer una investigación de tesis sobre el tema de la evaluación académica al estudiante durante un curso, para tratar de resolver el que quizá sea el problema más grave de la educación privada: la negociación de calificaciones, problema que vulnera la ética del docente, ante el hecho de que, por más apoyo que simule la institución, el docente sabe que lo que está de por medio es la fuente de ingresos de la “empresa educativa” y con ello su propia suerte en el empleo.

 

La decisión para tratar tal tema, se enfatizó precisamente porque acababa de tener un par de conflictos con dos grupos, en uno de los cuales lo lamenté profundamente por una estudiante enormemente valiosa.

 

Es pues, una reflexión dada en un momento de un particular estado de ánimo, pero en el que se estableció, ya desde ahí, la tesis misma a demostrar; como dijera Aristóteles, la tesis, en tanto “el juicio lógico indemostrado”.

 

Ahora transcribimos tal ensayo redactado entonces de una sola vez, omitiendo la referencia a aquellos grupos, y dividiendo el escrito en apartados.

 

 

Fundamentos de la Visión del Mundo

del Estudiante Actual.

 

El estudiante universitario actual[*], está en tal situación, que ya quisiéramos que por lo menos hubiera una educación positivista, es decir, de una reverencia por la ciencia así fuese con todo lo limitado de esa filosofía [positivismo].  Pero el estudiante universitario actual, influido poderosamente por la filosofías idealistas y el subjetivismo de estas (de manera absolutista en la última década), se encuentran inmersos en el interés por la empiria de las puras sensaciones, sin que lo demás amerite conocerse [kantismo].

 

Ajenos, en general, de manera total y absoluta al conocimiento científico, y apenas aproximado a éste vía el idealismo filosófico subjetivista, su aproximación al conocimiento de la verdad, se reduce tan sólo, a “la verdad” como lo útil práctico subjetivamente determinado (es decir, “la verdad” de cada cual según su emotividad) [pragmatismo y existencialismo]; en ese sentido, el mundo –según estas cosmovisiones– es como cada cual lo ve, no como lo es en la realidad objetiva y concreta; haciendo suyo el irracionalismo o intuicionismo propios del antimoralismo [de la nietzscheana “filosofía de la vida”], supeditándolo todo al voluntarismo, y más grave aún, al reducido conocimiento entendido en la “meritocracia” (papeles como instrumento de poder; “sabe” el que tiene “los papeles que lo demuestran”, y “sabe tanto más”, cuantos más papeles y cuantas mejores calificaciones).  Es natural, en es lógica esquizofrénica nos pone el sistema a todos en su momento.

 

Les es inherente, en consecuencia, aquel principio de la economía en el pensar [empiricriticismo], que sin el menor esfuerzo por el pensamiento abstracto que supone la actividad científica, dan validez en calidad de verdad, al puro y simple conocimiento cotidiano [neopositivismo]

 

El mundo es, funcionalmente, según le acomode a cada cual (la verdad se complementa así como lo útil práctico funcional, es decir, lo que funciona mejor subjetivamente), a lo que se agrega la fuerte influencia de la religiosidad, de lo “sobrenatural”, que de suyo hace en su pensamiento la a-historicidad y con ello la descripción e interpretación a-clasista, inherente a la ideología de su condición económico-social [funcionalismo]

 

En este mundo todo es, pues, para el actual estudiante universitario en general, relativismo [racionalismo crítico], negándose la posibilidad de conocer el mundo en su objetividad y esencialidad, y haciéndose culto “oficial”, en los últimos diez años, a la determinación subjetiva de lo significativo en el conocimiento [neokantismo], sin que, por definición dadas todas esas influencias filosóficas e ideológicas, pueda elevarse a lo significativo esencial objetivamente dado.

 



[*] El estudiante universitario, en particular de la escuela privada, en el primer lustro del siglo XXI.

 



Compartir este post

Repost0

Comentarios