Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

13 mayo 2010 4 13 /05 /mayo /2010 08:02

 El Marco del Sistema del Mundo.

  Ensayo, 1987 (2/3).

Dr. Luis Ignacio Hernánde Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 17 may 10.

 

 

I  Fundamentos Matemáticos del Mundo

 

1  Explicación sistemática de la física del mundo.

 

En el curso de la historia del pensamiento sistemático de la humanidad, ha habido tres constidades fundamentales en la expresión de todo saber: espacio, tiempo, y masa.

 

De qué concepto se tenga de cada uno de ellos en cada momento de la historia, se caracterizará todo el saber de esa época dada.

 

Hasta fines del siglo XVII, desde la flor del pensamiento de Newton, tras casi veinte siglos de una manera establecida de entender el mundo, aparecen los “Philosophiae Principia Mathematica” (1687).

 

Ahora, con ello, la masa no sólo será lo corpóreo-sustancial, sino, matemáticamente, la masa será una definicición de la relación de magnitudes: la cantidad de sustancia, en un espacio o vulumen dado; el tiemo, un espacio o distancia recorrida, a una velocidad dada; y el espacio, un movimiento rectilíneo uniforme, en un tiempo dado.

 

En un principio era relativamente sencillo manejar más las masas, los llamados estados discontinuos o discretos; que los estados continuos espacio y tiempo; de ahí que para éstos se tuviera desde la idea de su naturaleza meramente abstracta; irreal, hasta su condición discreta intangible en forma del éter aristotélico, o bien su ser continuo a manera del vacío absoluto newtoniano.

 

Sin embargo, el primer gran paso en el camino que guía hay en día el desarrollo de la ciencia, había sido dado: la dependencia funcional del espacio y tiempo, es decir, en donde un concepto ayuda a definir al otro en una fórmula (por ejemplo, espacio es igual a velocidad por tiempo, e = vt; tiempo es igual a espacio entre velocidad, t = e/v), aun cuando se laes considere independientes y absolutos, como una forma incipiente del campo unificado; el cual consiste en el entendimiento de la realidad en todas sus interacciones físicas (nuclear, electromagnética y gravitacional), como un todo único, decrito o explicado en un sistema de ecuaciones.  Eso es lo que en el fondo, esencialmente, daba en la obra de Newton, el verdadero marco del sistema del Universo.

 

 

2  Base de la proyección de toda ciencia contemporánea.

 

En la explicación sistemática de la física del mundo en los “Principia…”, radica la base de la proyección de toda la ciencia contemporánea.

 

Newton sistematizó este conocimiento partiendo de la exposición de sus tres leyes fundamentales (de inercia, fuerza y acción-reacción); luego analizó su carácter universal en la mecánica del mundo, en su ley de la gravitación universal.

 

Si en algún punto Newton habría de ser superado, ese sería en los conceptos de espacio y tiempo; y por allí enfilaron las revisiones filosófics de Kant, Hegel y Feuerbach; las reconsideraciones matemáticas de Lobachevski, Bolyai y Riemann, y los nuevos estudios físicos de Maxwell, Mach y Cliford, en la búsquedad y explicación, más que de la naturaleza del espacio y el tiempo, de otros sistemas de referencia.

 

Perfiladas las ciencias de la filosofía, la matemática y la física en esa tarea, poco más de dos siglos despuñes de publicados los “Principios Matemáticos de la Filosofía Natural”, furctifica la idea de una unidad –más que una mera dependencia funcional– de espacio y tiempo, entre otros, con Minkowski, Lorentz y Einstein.

 

Por otra parte, Einstein demuestra la unidad e identidad de masa y energía, con lo qu no sólo se da una reducción de las cantidades fundamentales del mundo en espacio-tiempo y masa, sino como, espacio-tiempo y energía, que con la introducción del concepto de “campo” con Faraday a partir de sus estudios electromagnéticos, se prepara el terreno para esa simplificación mayor, precisamente: la del campo unificado.

 

La obra de Newton no únicamente trasciende en el mundo de la física; su obra completa habrá de influir poderosamente en todos los campos del saber y vida de la sociedad; particularmente con sus “Principia…”, dejará el modelo de la ciencia moderna y contemporánea, cuyas extensiones arbitrarias de la física a otras ramas del conocimiento, arrojarán las nuevas formas metafísicas en la ciencia.

 

 

II  Ámbito en que Surgieron los “Principia…”

 

1  La sociedad en el siglo XVII en Inglaterra.

 

La sociedad en el siglo XVII, paticularmente en Inglaterra, es la del nuevo sistema económico-social capitalista ya establecido, con su correspondiente burguesía progresista en el poder.

 

El centro de desarrollo de la ciencia; la técnica y la cultura en general; se traslada a ese país conjuntamente con Francia.

 

Las trabas feudales en lo económico y lo político prácticamente se habían roto ya en el curso de los siglos anteriores, la ciencia de los geógrafos de los siglos XV y XVI; de Copérnico y sus sistema heliocéntrico; de F. Bacon y las bases de la inducción científica; de Bruno y su concepciónmaterialista del mundo; de Brhae y su acumulación de observaciones astronómicas; de Galileo y sus leyes del movimiento de los cuerpos; de Kepler y sus leyes de las órbitas planetarias; de Descartes, que como Galileo, antecede a Newton en algunos descubrimientos enla física y matemáticas; había contribuído a ese rompimiento.

 

Quedaba sólo consolidar el nuevo sistema económico-social, y su consecuencia fue la ciencia de Torricelli y sus estudios sobre la resión atmosférica; de Pascal, que siguiendo independientemente los mismos estudios de Torricelli, concluye sobre la creación del vacío; de Boyle y su discípulo Hooke, y sus estudios sobre las presiones y los gases; de Gassendi y las nuevas ideas atomísticas; de Huggens y sus estudios de óptica, así como de la introducción de nuevos conceptos como el de “onda”; sobre las variaciones de las oscilaciones de un péndulo bajo el influjo de la gravedad y la posición geográfica; hasta llegar a Newton; propiciando todo esto, la caída de los últimos reuctos de las viejas teorías aristotélico-escolásticas, lo cual permitió ocupar más las mentes de los pensadores en aspectos técnicos de producción y transporte, que en disquisiciones filosóficas bizantinistas.

 

El jjuicio religioso y sus criterios teológicos seguían siendo un pesado fardo para el pensamiento científico, pero hacia mediados del siglo XVII, ya no era lo suficientemente pensado como para aplastar a la ciencia.

 

El ambiente cultural en Inglaterra a fines del siglo XVII, era de ferviente creatividad e indagación de la naturaleza, fomentada desde un siglo antes por el Colegio Gresham (fundado por el rico comerciante y financiero londinense, cuyo nombre tomó dicho Colegio), y por la Royal Society, fundada en 1662; y en ese panorama, la obra de Newton, esencialmente sus “Principia…”, fue cimera no sólo por ser síntesis de las investigaciones de los últimos tres siglos, sino a su vez, por lo expresado en el título: “Philosophiae Naturalis…”, la que en calidad de ciencia tenía la pretención, desde la época de la ciencia griega, del conocimiento de la naturaleza en su conjunto en una síntesis de sus conexiones y relaciones, con la agraviante de suplantar estas conexiones reales, con ideas especulativas; que incluso en el medievo presuponía el conocimiento de Dios a través de la contemplación de la naturaleza.

 

La renacentista “Filosofía Natural” de Newton, esbozaba muy bien los propósitos expuestos en el subtítulo de sus “Principia…”: “Marco del Sistema del Universo”, que con el espíritu de romper, con base en principios matemáticos, el sentido especulativo de la “Filosofía Natural” del medioevo, juega un papel enormemente progresista, y con ello prácticamente se cierran las pretenciones totalizadoras del conocimiento del mundo, históricamente dadas, de la “Filosofía Natural”.

 

 

2  La Fïsica en el siglo XVII.

 

Hacia el último tercio del siglo XVII, el desarrollo de los conocimientos cietíficos en el campo de la física, había llegao a tal punto, que Newton ya resultaba una necesidad histórica.  No causalmente s suscitaon las polémicas de crédito en los descubrimientos entre éste y Hooke, Huggens, o con Halley o Leiniz.

 

La acumulación de conocimientos desde Copérnico, Galileo, Kepler y Descartes; de Gilbert acerca del magnetismo y la acción a distancia, y la idea de una fuerza equilibradora a los efectos de la fuerza centrífuga sde los planetas, posibilitaron los descubrimientos de Huggens de 1673 sobre esta última, lo que de acuerdo a la tercera ley de Kepler, permitiría simplificar la fuerza de gravedad –opuesta o de equilibrio a la fuerza centrífuga–, como inversamente proporcional al cuadrado del radio o distancia (F : 1/r2).

 

Newton no conoció el valor de la constante de proporcionalidad G, éste fue descubierto mucho después por Cávendish, mediante su balanza de torsión; pero en sí, la ley estaba ya expuesta, y con ella el propçosito de Newton de proporcionar los fundamentos o principios matemáticos del marco del sistema del Universo.

 



Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Divulgación Científico-Geográfica
Comenta este artículo

Comentarios