Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

10 abril 2011 7 10 /04 /abril /2011 23:10

Ícono GeoeconomíaGeografía Económica y Política Mundial.  Tres Conferencias.  Monografía, 2006 (10/).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri. 

"Espacio Geográfico", Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

12 may 11.


Recursos Naturales Hidrográfico-Oceanográficos

 

En tercer orden, la historia natural de la evolución de la Tierra llevó a la aparición de la hidrósfera.  En su origen, una superficie terrestre de elevada temperatura como consecuencia del incesante impacto sobre la superficie terrestre de aerolitos que transformaba la energía cinética en calorífica, produjo la evaporación del agua contenida en las rocas, formando a su vez el vapor de agua de la atmósfera en grandes cantidades; el que, condensado, se precipitó diluvialmente por siglos (en un principio, lloviendo incluso sólo en el aire, pues esa lluvia, antes de tocar el suelo, se volvía a evaporar); hasta que, enfriada la superficie terrestre, esa agua escurrió formando los ríos, lagos y océanos.

 

Aparece aquí, entonces, el recurso agua, a partir de su condición, ya fluvial (ríos), ya lacustre (lagos); o bien marina u oceánica, en donde, de la evaporación de aguas someras costeras formadoras de las salinas, el oleaje y marea oceánica, constituyen recursos naturales derivados.  El recurso hidrológico tanto en lo fluvial, como en el pluvial, será de fundamental importancia para el sostén de la vida en la superficie terrestre; de ahí que la formación, en cuarto orden histórico-natural, de la biomasa, nos de lugar a los recursos naturales de la vegetación y el suelo.

 

Y si algún recurso va a ser fundamental para el siguiente escalón de la evolución de la historia natural, ese será precisamente el recurso suelo, que determinará, junto con el clima y condiciones hidrográficas, la producción alimenticia de la especie humana.

 

Del total de 510 millones de km2, los océanos constituyen una extensión de 360 millones de km2.  La suma de la longitud de los 78 principales ríos del mundo (cuya longitud es hasta los 1,500 km), alcanza poco más de los 200,000  km* (tanto como cinco vueltas a la Tierra), y la suma del total de los ríos, según Riábchikov, arroja un volumen de agua 1.2 millones de km3.   Unos 20 cuerpos lacustres importantes en todo el mundo, con una extensión total de poco más de 1 millón de km2, aportan 750 millones de km3 adicionales, entre las fuentes de agua dulce del planeta** (Lam.38).

 

Esta agua dulce significa el recurso vital más importante, ya en sí para su uso y aprovechamiento como condición de necesidad para el mantenimiento humano, o bien como un recurso de sanidad.  Pero, a su vez, será fundamental para su uso y aprovechamiento en el riego agrícola.  No obstante, en su condición más natural, el agua fluvial derivará como recurso energético productor de electricidad, o bien el agua lacustre como recurso alimenticio en la pescadería.

 

La abundante lluvia en las zonas convectivas tropicales continentales, genera a su vez grandes ríos; como el Amazonas o el Congo; pero que la mayor parte de su trayecto ocurre por extensas planicies selváticas, no pudiéndose utilizar como fuente de recurso energético, pero a su vez, tampoco como recurso de riego en una zona donde la lluvia resuelve esa parte, o los suelos no son propicios para fin agrícola.

 

Otra situación se da con las lluvias de las zonas convectivas templadas y frías, en donde, en las fuentes montañosas de otros grandes ríos como el Mississippi-Missouri, que nace en las Montañas Rocallosas en los Estados Unidos, el Tajo y el Ebro, cuyas nacientes se localizan en el Sistema Ibérico, la Cordillera Cantábrica o los Pirineos; o el Sena, el Rhin, o el Ródano, con sus nacientes en los Vosgos y el Jura al pie de los Alpes, lo mismo que el Po, o el Danubio, el Dnestr, el Dnepr, el Don, o el Volga, hasta aquí, todos ellos en Europa al igual que en los Estados Unidos, entre los 40º y 50º de latitud norte; o los mismos Sir-Daria y Amu-Daria en el Asia Central; o bien el Amur, el Hoang-Ho, o el Yangtse; es posible construir en sus cuencas altas represamientos para el riego, y en ellos, plantas generadoras de energía eléctrica (Lam.39).

 



* Guía Mundial, Almanaque Anual 2005; Editora Cinco, México, 2004 (v. Ríos Más Largos del Mundo, p.101)

** Riábchikov, A.M; Estructura y Dinámica de la Esfera Geográfica; Editorial Mir, Moscú, 1976. (v. Apéndice)

 



 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios