Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

11 octubre 2010 1 11 /10 /octubre /2010 00:06

Geografía,

y Viabilidad Institucional de la Geografía.

  Ensayo, 1992 (6/8).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica;

http://espacio-geografíco.over-blog.es/;

México, 28 oct 10.

 

El Estado lo sabe, hoy más que nunca se ve presionado por los intereses y necesidades sociales; su superviviencia le va en juego, y coincidente con esas demandas, como sea y de donde sea, va a scara a ese geógrafo del próximo futuro.  La libertad y posibilidad de lograrlo, se dirige por vía ya de una nueva y origina institucionalidad, ya por vía del llamado “sector privado”.  Y esto último exactamente, es lo que rompe con cualquier esquema del pasado[b].

 

Las generaciones de 1987 a 1991, por lo menos, fueron víctimas de un verdadero “genocidio intelectual”; no sólo se les negó la teorización lograda en la década anterior, sino se retrocedió, a tal punto que hasta ahora dista mucho de tener una formación completa (y al parecer, más aún, de aceptarlo; y quien quiera ahondar más en el punto, indague sobre las resoluciones del IX Encuentro Nacional de Estudiantes de Geografía en México, de mayo de 1991); la ingeniería geográfica se rechaza por su contenido físico-matemático con el argumento de que la Geografía es una “ciencia social”, y la geografía teórica, a la vez, es rehusada por su contenido filosófico-histórico, con los más simples juicios: ya porque se considera de “ideas oscuras”, ya porque se afirma que ella “sólo confunde más”[c].  Paradójicamente, esta vieja concepción teórica y práctica de la Geografía ya estorba, obstaculiza el nacimiento de los nuevo, cumplió históricamente y lo hizo bien todo, hasta el momento de tener que “transferir la estafeta”; pero en su descargo, diremos que, de frente, tenía un momento histórico que no podía ver y en nada parecido a cualquier otro del pasado; y las cosas ya no fueron continua y linealmente como hasta entonces.

 

Tan vastas son las posibilidades y tan potenciales los medios de viabilidad, que no obstante lo expuesto en estos últimos renglones, dicho al revés, y de ahí lo paradójico, esta vieja concepción de la Geografía con su tradicional institucionalidad, podrá (o podría) continuar su existencia por “tradición universitaria”, prácticamente por siempre bajo las mismas condiciones, como una opción más en esa vastedad de posibilidades.

 

El mundo sigue su marcha, la historia transcurre en incontenible movimiento, no espera, y para 1992, puede decirse que habrán iniciado ya, en la práctica, otros proyectos de viabilidad de la Geografía en México.  Tendrán tanto más éxito, entre otros factores, cuanto con más completitud respondan a los requerimientos sociales ya directos, ya mediados por las políticas de gobierno[d].

 

Qué tanto la actual institucionalidad en su conjunto, o apenas algunos de sus miembros en particular, sabrán adaptarse a este proceso de modernización e incluso lo hagan suyo con firme decisión, es algo que quizá muy pronto podrá empezarse a ver[e].  Una de las primeras señales de ello, es precisamente esta Antología, para la cual, nuestra contribución debe tocar aquí a su fin[f].

 



[b] El modelo económico neoliberal se implanta en México a parir de 1982, pero durante el sexenio del gobierno correspondiente, existe más de teoría y preparativos, que de aplicaciones concretas.  Es en el sexenio de gobierno de 1988 a 1994, en cuya parte media se elabora este ensayo, en que de hecho se pone en práctica decididamente (y ya no se diga para el siguiente sexenio; y los dos más que le han seguido; tras la firma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, en ese 1994).  Todo lo cual, sin la intervención de un planteamiento científico de la Geografía, bajo la naturaleza alienante y de enajenación capitalista, derivó en oscurantismo.  Lo que estamos describiendo en esta parte del ensayo, es la visión de esa realidad concreta, cuyo acierto se ha verificado en la práctica histórico social de los casi últimos veinte años.

[c] Argumento textuales vertidos en la Mesa de Teoría de la Geografía, del IX Encuentro Nacional de Estudiantes de Geografía, mayo, 1991 (nosotros ahí presentes como observadores, solicitamos la palabra, no obstante, dada la gravedad de las afirmaciones, para que se hiciese una Memoria del evento y quedara consignado históricamente lo dicho.  Apenas hicimos esta propuesta, esas tesis oscurantistas se moderaron e incluso eludieron).

[d] Y exactamente dos años después, a partir de 1994, eso, justo, es lo que ocurrió.  En un ambiente de crisis económica y social, dominó la repuesta a los requerimiento sociales mediados por las políticas de gobierno, en este caso, a través de la SEP.  Y ello lo que quiere decir, es que dominó una geografía tergiversada, manipulada, para, “maquillada como nueva”, volver a engañar.  Se simuló así, el responder a las necesidades sociales de progreso reales, y, en consecuencia, el efecto fue el contrario: nos precipitamos al oscurantismo.

[e] Lo que hay de interesante en este pasaje, es que, por una parte, se nota que ya estábamos previendo nuestro involuntario retiro del escenario (lo que ciertamente, ocurrió un año después); pero, aunado a ello, el dejar a un sector posible de la institucionalidad, la viabilidad de esa nueva geografía que estábamos proponiendo.  Pero no fue el sector institucional progresista el que retomó la responsabilidad; mediocre, pusilánime, pero también, creemos, no pudiendo faltar éticamente a darnos los créditos (lo que lo emparentaba con el diablo), optó por el laissez faire, laissez passer, y fue lo más conservadurista, ignorante, reaccionario, retrógrada y oscuro de la intelectualidad burguesa capitalista en geografía, lo que, mediante el plagio, produjo el retorcido cambio.

[f] Con la aclaración, de que tal Antología, no se produjo; fue la renuncia de los autollamados “progresistas” a su propia y simulada posición.

 



Compartir este post

Repost0

Comentarios