Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

29 marzo 2010 1 29 /03 /marzo /2010 09:05

 Para Entender el Origen

de la Geografía Contemporánea en México.

Artículo, 2010 (5/7)

 Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 12 abr 10.

 

 Paso ahora al segundo dictamen, sobre la crítica al programa.

 

La Comisión, en su dictamen ampliado del 16 de octubre, consideró que “la crítica escrita del programa también es ocnfuso en sus juicios…”, citando un pasaje de mi documento.

 

Permítaseme, con el ánimo de ser más explicativo en mi argumentación, recoger antes una anécdota sobre Albert Einstein.

 

Como todos sabemos, la teoría de la relatividad de Einstein, prescinde de una noción absoluta del teimpo y del espacio, y con ello, de alguna referencia newtoniana para los cuerpos en movimiento.

 

Alguna vez, estando Einstein en el Metropólitan Opera House de New York, le pasaron una nota bromista en que se le decía: “no hay, pues, poste amarre en el Universo”…  Einstein tomó la nota y escribió a su vez: “Correcto”; así es, no hay poste de amarre en el Universo, es lo que agregaba de hecho Einstein a la nota.

 

Ahora retomo la cita que la Comisión Dictaminadora considera confusa en sus juicis: “Este curso (se sobreentiende el curso bajo el programa “Historia de las Ciencias Geográficas”) que evidentemente se ve dirigido a una idea, encuentra aquí la culminación del proceso de desvirtuación delpensamiento geográfico objetivo; es decir, del pensamiento geográfico deducido de la historia sin “prejuicios” o ideas “preestablecidas”, en el sentido de forzar mecánicamente los hehcos de la realidad objetiva” (Anexo; p.24).

 

Al igual que Einstein, no me queda más que agregar: correcto; y repetir la cita tal cual.

 

La cosa es más grave que la acusación sobre la “confusión de sus juicios” en esa cita.  Es que la Comisión Dictaminadora recoge dicha cita –contra todos los cánones de la crítica reponsable y seria– fuera de todo contexto.

 

Primero, se me pide un tema para el cual, dependiendo de la concepción del mundo de exponente del mismo, habrá variadas respuestas, de las cuales, alguna refeljará más acertadamente la realidad.

 

Segundo, se me pide un tema específico de un programa hecho a criterio de él o los titulares de la materia (concretamente el Tema 8: “Teoría Geográfica y Sistema Social”).

 

Tercero, independientemente de lo anterior, el tema no supone unicedad, ni uniformidad ni homogeneidad de teorías, como de condiciones en sistema sociales diversos.

 

Por lo tanto, es con esta última idea que se inicia el docuemnto a que nos referimos (la crítica escrita al programa); y así, la diversidad de teorías sobre el saber geográfico en su forma mas general y esencial, se discute a partir de allí hasta la p.15; última de la primera parte del documento en dos partes, con  un total de 29 cuartillas.

 

La segunda parte, se refiere, de acuerdo a su subtitulación, a: “Observaciones Específicas al Programa Vigente”, mismo del cual se extrajo el tema de evaluación didáctica.

 

En esta parte, se hacen breves observaciones tema por tema del programa, desde la Introducción; y se va desentrañando la secuencia lógica del programa en sí, hasta llegar al Tema 8: “Teoría Geográfica y Sistema Social”, el cual, por cierto, se trata en dos y media cuartillas, cuando los temas restantes se tratan en no más de una cuartilla, a excepción del Tema 5, que a su vez se analiza en casi tres cuartillas (es decir, se analizan ocho temas del programa vigente, en once cuartillas).

 

Así se llega a la p.24, en donde parcialmente se concluye con la cita recogida en el dictamen ampliado.

 

Lo que se ha venido desentrañando hasta aquí, en la lógica intrínseca del programa vigente, es que se afirma que: 1) la Geografía es una ciencia, rigurosamente dicho; 2) la Geografía como ciencia es una ciencia eminentemente social; 3) la Geografia como ciencia social, se refiere a una síntesis de la realidad objetiva reflejada en las ciencias especiales, ubicadas como “ramas” de la Geografía; 4) la geografía, en consecuencia, cifra su objeto de estudio en la relación naturaleza-sociaedad, en una pretendida “unidad del mundo”; 5) la Geografía como ciencia social de síntesis, constituye así, un sistema de cienicas reflejo del mundo, de las cuales representa su unidad; 6) la Geografía, como ciencia social de síntesis de un sistema de ciencias, tiene, por lo tanto, como toda ciencia que, en tanto tal, estácompuesta de torías; sus propias teorías, que no pueden estar mas que referidas necesariamente a la problemática social respecto ala naturaleza; y 7) las teorías que en tanto geográficas habrán de ser eminentemente sociales, tienen su expresión más general en los aspectos de población, agrario-rurales, urbano-industriales, y estudios geopolíticos; por lo menos, esencialmente.  Y estos mismos puntos se exponen entre las pp.25-26, a manera de explícita conclusión.

 

Ese es el contexto en que está la cita referida en el dictamen ampliado, y que se usa “como muestra” o ejemplo para demostrar, pretendidamente, que la crítica escrita es confusa en sus juicios, cuando en realidad, no es mas que un párrafo que explica la naturaleza del curso de Historia de la Geografía, bajo ese programa; que, como tal, no es mas que una interpretación de la naturaleza de esa ciencia y de su historia.

 

Los siete puntos enumerados, constituyen una desvirtuación del pensamiento geográfico verdaderamente objetivo; es decir, objetivo, en tanto deducido de la historia sin ideas preestablecidas (como el que la Geografía es ciencia, que ésta es ciencia social, que como ciencia social lo es a la vez de una síntesis de un sistema de ciencias; lo cual no se ha demostrado aún ni filosófica, ni históricamente, en ninguna parte del mundo, como así lo hacen ver Daus, Capel, Reynaud, Ortega, Lacoste, etc), forzando así, mecánicamente, los hechos; siendo el Tema 8 donde encuentra su culminación, tal proceso de desvirtuación.  Así es como el curso –bajo este programa– se ve dirigido a una idea, por demás preestablecida, de ser ésta una ciencia social de síntesis de un sistema de ciencias, y que, por lo tanto, sus teorías serán eminentemente sociales, acerca de la unidad del mundo.

 



 

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Historia de la Geografía en México
Comenta este artículo

Comentarios