Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

22 septiembre 2010 3 22 /09 /septiembre /2010 23:02

Un Artista del Pincel

para el Museo de las Ciencias.

  Artículo, 2010 (2/6).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica;

http://espacio-geografíco.over-blog.es/;

México, 27 sep 10.

 

Astronomía y Geología…, en realidad el asunto estaba fácil, no sólo conceptual, sino artísticamente.  ¿Cómo quedó nuestro cuadro?:

 

Pues bien, a reserva de que algún astrónomo proteste (nosotros, finalmente, qué sabemos de eso, ya porque seamos pintores, o hasta geógrafos), y reclame la ausencia o lo innecesario de algún elemento, podemos darnos por satisfechos.

 

Levantamos nuestro tiradero, medio limpiamos (pintores, artistas, ya saben, es el temperamento) y dejamos a que el conserje acabe de remediar los detalles del estropicio, y nos vamos con nuestros triques a la entrada de la siguiente Sala: Físico-Matemáticas.

 

¡Claro!, como buenos artistas de la pintura, por lo menos podemos ver el Sol, la Luna y las estrellas, pero si de algo no tenemos la menor idea, es de los asuntos físico-matemáticos (ya sea que seamos pintores, o hasta geógrafos).  Pero un buen pintor no se va a espantar por ello (el geógrafo, por lo menos, debiera preocuparse): él, dicho literalmente, pinta lo que ve (y alguna vez alguien que sabía del asunto, me explicaba que incluso, eso que “se ve”, no son propiamente figuras o estructuras, sino algo así como “manchas”, juegos de tonalidades, de luces y sombras, que integradas, hacen aparecer la imagen que se desea representar…; claro, está aún el asunto del estilo, las técnicas, el realismo, el abstraccionismo etc; pero eso se lo dejo a ustedes que sí saben del asunto).  El caso es que ahora hay que representar a la Física y a la Matemática.

 

Si se imaginan variantes al asunto, es como pensar en la portada apropiada para un libro de texto sobre la materia.  El cuadro, gráficamente, debe darnos una idea lo más clara y completa de lo que trata la misma.

 

Esto último es particularmente importante: no se trata de representar solamente el Universo, la Tierra, o el mundo material, tal cual; estamos frente a un “Museo de las Ciencias”, no un “Museo de Historia Natural”; y, en consecuencia, aquí lo esencial es representar simbólicamente esa apropiación de la realidad objetiva y concreta, en el pensamiento, de suyo subjetivo, pero objetivamente científico como reflejo de la realidad objetiva, en su forma abstracta.  Es decir, se trata de que el cuadro represente no sólo la realidad concreta, sino el pensamiento abstracto a manera del conocimiento dado sobre ella, e incluso de las formas de su obtención.

 

De este modo, era necesario colocar por ahí un telescopio clásico, pero también un radiotelescopio, como el Cuadrante Solar de Brhae, o el Diagrama de Herzprung-Russell; quizá un pequeño planetario mecánico, o una Esfera Armilliar.  Con todo ello, ya no sólo estamos refiriéndonos al campo y objeto de estudio (en este caso el Universo), sino mediante el instrumental, estaremos hablando en cierto modo, de eso abstracto que es el método para la obtención de ese conocimiento.  Al pintor le bastará con visitar una sola vez un observatorio astronómico y ver trabajar al astrónomo, luego representará todo ello sin pensar en sus implicaciones.  Para nuestro propósito, ya podemos comenzar a sospechar que, después de todo, el asunto no era tan simple.

 

La gente suele responder con cierto desden, porque, ante lo que parece evidente, asume que, a la pregunta, ya existe una respuesta conocida.  Pero apenas se le hacen ver esos detalles, entra en una reflexión más detenida en cada respuesta.

 

Así que, cómo representaríamos no sólo el mundo de la física, sino la ciencia misma reflejo objetivo de ese mundo; y un tanto más complicado, cómo lo haríamos en el caso de la matemática.

 


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Divulgación Científico-Geográfica
Comenta este artículo

Comentarios