Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

30 agosto 2015 7 30 /08 /agosto /2015 22:03

Análisis de Costos de OperaciónUn Portafolios de Trabajos Geográficos: Logística de Materiales.  Artículo, 2012 (5/).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

Espacio Geográfico, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

05 mar 12.

 

Luego de 1995, en México se vivió la peor crisis de su historia; se expandió al desempleo, y e el ámbito laboral dominó la cofradía burocrática en donde el empleo se tenía no por el saber o las capacidades, sino por el amafiamiento de grupos de poder.

 

Había quebrado “Geoinformática” y de pronto nos encontramos en el desempleo.  Nuestra experiencia del trabajo geográfico estaba en la dependencia de Estado, y comenzamos a hacer un amplio como inútil recorrido por ellas: pura administración, pues el verdadero trabajo productivo era dado a contrato a empresas privadas (con todo lo que en ello hay de corrupción); ese círculo cerrado de pequeños o grandes mafiosos protegiéndose en su incompetencia los unos a los otros; el no formar parte real de esos “equipos” con exclusivos intereses políticos, etc.  En ese ambiente cerrado y agudizado cada vez más por la crisis económica campeante, hicimos, porque no podíamos sino hacerlo, el intento por ubicarnos en un empleo.

 

Esa diversidad de experiencias negativas vividas, manifiestas en toda su crudeza ya por nuestra directa apreciación o incluso entre sincera y únicamente expuestos, contribuyeron poderosamente a afirmar nuestra definición profesional en el campo de la geografía teórica.  Ya no se hacía ello una libre elección, sino un confinamiento obligado.

 

Pero en ese proceso se dio un caso particularmente interesante que nos permitió, necesariamente poner a prueba nuestro desplante profesional y capacidades reales.  Visitamos la Comisión Federal de Electricidad, nos informamos de las áreas de trabajo, y ubicamos aquella en la que podríamos desempeñarnos.  Luego nos entrevistamos con el encargado directo del área y planteamos la posibilidad de colaborar con la dependencia, solicitándole nos planteara un problema crítico a resolver en su Departamento.  Accedió de buena manera y nos expuso un problema de logística en el tendido de líneas de conducción.  En la solicitud de materiales, específicamente en la cantidad de metros de cable, o se excedía, o quedaban faltantes.  Y el problema lo entendimos de inmediato, cuando a nuestra vista desplegó, siendo 1995 o 1996, un mapa de la Secretaría de la Defensa Nacional 1:500,000, con cuya base cartográfica trabajaban.

 

Esa situación era extrema y nos facilitó de inmediato entender el problema y ver su solución; para ello hubiera sido posible deducirlo incluso me hubieran desplegado una cartografía 1:50,000 de la DGG.

 

Sorprendido, pregunté si no tenía un brigada topográfica, a lo que, evidentemente respondió que sí…, pero; producto de esa cofradía, el topógrafo podría saber cualquier cosa, menos de obtener una distancia con el teodolito, a tal punto que nos preguntó si en este caso nos podríamos encargar de la brigada.  Una intuición ante mi obvia respuesta afirmativa, me auguraba ya un empleo seguro ahí; y me comprometí a entregarle un informe que mostrara la solución al problema.

 

Unos días después nos volvimos a ver, y le puse en sus manos el Informe: un breve atlas cartográfico con mapas a escalas incluso 1:5000 (hechas por transformación de escala, pero afirmando la verificación de campo en su real construcción).  Literalmente quedo estupefacto, y yo resultaba el más sorprendido.

 

En el acto se levantó y me condujo con su superior; le puso frente a sí el Informe, a la vez que le decía: “aquí está la solución al problema”, y me presentó.  Luego de los protocolos, aquel comenzó a revisar ese breve atlas cartográfico en donde el riesgo de error en la logística de materiales se hacía despreciable.

 

Aceptó que esa era la solución, por formalismo exploró acerca de nuestra función profesional.  Todo ello con gesto adusto, como poniendo todo al filo; y entonces su expresión –dirigiéndose a su subordinado– fue la siguiente: “Mira, por respeto aquí al Licenciado, te voy a mostrar algo…”, y al tiempo que sacaba de un cajón de su escritorio un oficio que ponía en sus manos, pidiéndole reserva, e indicándole que le recomendase a su gente se aplicara al trabajo.

 

Para entender la situación no necesitaba más, pero, por sí no fuera suficiente, de reojo sólo vi palidecer al otro compañero conforme leía: evidentemente, iban a vivir su recorte de personal, que de igual manera se venía dando en todas las dependencias.

 

Entendimos, agradecimos la confianza, y nos despedimos.  Para efectos prácticos, seguimos sin trabajo; pero en el plano de nuestra formación profesional en las experiencias del llamado ”mercado laboral”; no teníamos ya duda alguna acerca de nuestras capacidades profesionales, y menos aún, que esas capacidades estaban  de las falsas aplicaciones y simulada operatividad posible del geógrafo en este país, como, al mismo tiempo, de las funciones esenciales de éste.

 

Y ahí abandonamos para siempre toda expectativa en esos campos del “desarrollo profesional”.  Esa infructuosa búsqueda comenzó a afectarnos profundamente en el ánimo, y decidimos volver a lo que alguna vez habíamos ejercido: la educación.  Ubicados en ella, se hicieron lo mismo la depauperación y el quiebre en el proyecto de vida, que el descanso psicológico.  Y hubo de transcurrir una docena de años, antes de que volviésemos a estar en posibilidad de producir nuevamente lo nuestro: la geografía teórica.

 


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Historia de la Geografía en México
Comenta este artículo

Comentarios