Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

16 septiembre 2012 7 16 /09 /septiembre /2012 22:03

Cuestionamiento Político Acerca de “Ellos Son 132”, de un Navegante del “Espacio Geográfico”. (2/…)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

1° sep 12.

 

Lo Esencial de una Caracterización Política.

 

La caracterización política esencial de los movimientos sociales, es por sus objetivos, puesto que por ellos se responde a los intereses primarios de unas u otras clases sociales o sectores de transición entre ellas.  Todo ello deriva de la condición histórica antecedente por la cual un movimiento social dado es, pero a su vez, por la cual se diferencia de otros; esto es, por aquella condición en la cual, todo objetivo de un movimiento social, naturalmente, responde no a una sociedad en abstracto que se enfrenta al poder de un Estado en abstracto, como lo creyera Hegel; sino a los intereses concretos de las clases sociales concretas que se debaten en esa lucha social, como lo concluyera Marx.  En ese sentido, políticamente todo se reduce a comprender quién (qué clase o sector de clase social) y cómo, domina en la correlación de fuerzas de esa lucha social.

 

Lo primero a entender aquí, es que ningún movimiento social se puede comprender ajeno a ciertos antecedentes históricos que son los que le determinan.  El 15-M, contra todo lo que se diga, no surgió al llamado del espontáneo “Twitter”, como lo había sido en el caso de la Plaza Tahrid en Egipto.  Hubo el “Twitter”, sin duda, eso es lo que congregó en la Plaza del Sol, pero en el teclado también estuvo la mano del Estado.   El problema estaba en que, de mano del Estado o no, esa insurrección se iba a dar; lo que hizo el Estado fue adelantarse, tratar de montarse en el proceso y dirigirlo; y el acertijo se transformó en cómo dar la lucha por los propios y verdaderos intereses populares a pesar de ello.

 

Que el Estado interfiera es inevitable; él mismo, en ciertas circunstancias, genera movimientos para “desactivar”, “descabezar”, “distraer”, etc; plaga de agentes, infiltra espías, intimida con provocadores.  El reto del Estado es contener y derrotar el movimiento (empezando por controlar su “espontaneidad”).  El reto  de la insurrección popular es sortear esos escollos y avanzar a pesar de todo…, hasta donde se pueda.  Y se podrá, tanto más tanto menos, tanto con ciertas cualidades o con otras, dependiendo de la correlación de fuerzas entre las clases sociales.

 

Examinemos lo que, siendo de acá, podemos y debemos entender mejor, y puntualicemos los antecedentes evitando la innecesaria narrativa de lo que todos se supone sabemos: 1) el origen de clase social del “movimiento 132”, es eminentemente pequeñoburgués, cuando no, francamente burgués, son pues, los hijos de los empresarios o comerciantes de mediana empresa, o simplemente jóvenes que añoran un futuro en esa condición (lo que se da en llamar ambiguamente como “clase media alta o acomodada”), y en su inevitable proceso de proletarización, se declaran como “futuros empresarios con conciencia y responsabilidad social”; es decir, como “capitalistas, como explotadores, buenos”, al final, simples capitalistas que forman parte de un orden de cosas ante el cual el proletariado históricamente lucha por destruir; 2) luego, en el proceso de socialización y lucha, se ha dicho que el “132” ya no es el original (el “feo burgués”), que se hizo “Generación.mx” (el “malo burgués”), y que ahora es un “132 legítimamente social” (el “bueno”, el proletario); en realidad, todo eso, sean los “buenos” los “malos” o los “feos”, para efectos prácticos, es absolutamente irrelevante; recordemos que hemos dicho que lo importante es cómo, a pesar de todo, se impulsan los objetivos en el interés del proletariado (la amplia mayoría de la sociedad); y luego se ve la correlación de fuerzas para lograrlo; de modo que, 3) expongamos los seis objetivos de su lucha expuestos en su llamado “Pliego Petitorio”:

 

1      “Democratización de los Medios”  A mí, como méndigo desarrapado de esta sociedad con el Carnet Nº 1 como tal, sin empleo, sin ingresos, sin nada, ¡qué rayos me puede importar que los medios estén monopolizados o no!, cuando que los medios, por ser de interés social, ni siquiera deberían de estar en manos de particulares, sino del Estado en nombre e interés de la sociedad, siendo esa su verdadera democratización.  Esta patraña es confundir la democracia (el poder del pueblo), con la “libre competencia” (el mercado capitalista).

2      “Reforma en Educación” o “Educación Científica”.   Expuesta la demanda como petición de reforma, su solución es simple: <<Decreto de Rey; “Hágase la reforma educativa…”, (firma al calce bajo sello lacre: “Yo, el Rey”)>>.  ¿Y…?, ¿cuál, cómo , dónde, por qué, para qué?  Esta no es una “demanda concreta”.  Si se piensa como demanda de “Educación Científica”, ¿qué la que se imparte no lo es?, ¿por qué, cómo, para qué, dónde?; ¡y claro que no es científica!, pero, entonces, ¿qué es una educación científica, cómo, cuando, dónde, por qué, para que?  Tradúzcase, pues, a lo concreto: <<Queremos una educación científica consistente en a, b, c…>>, no hacerlo así, suena a embuste demagógico.

3      “Reforma al Modelo Económico Neoliberal” o “Cambio del Modelo Económico Neoliberal”.  No se hable más, <<Decreto de Rey: “Que se haga la reforma neoliberal…” (firma al calce bajo sello lacre: “Yo, el Rey”)>> .  Pero aquí hay algo de fondo: al “reformar”, lo que se pide, es lavarle la cara y las manos al mismo modelo económico neoliberal (para que sea más bueno, o para que sea mejor), cuando de lo que se trata es de abolir el capital mismo.  O si la petición es “Cambiar el Modelo”, entonces, ¿por cuál, cómo, dónde, por qué, para qué?, etc.  Si no se expone en lo concreto la petición, basta con el <<Decreto de Rey: Sí,  a petición del pueblo, que cambie el modelo  (firma al calce bajo sello lacre “Yo, el Rey”)>>  ¿Y…?  No más que un mero embuste demagógico.

4      “Cambio a la Política de Seguridad Nacional”…  “Díganme cuál, cómo, y lo hacemos (“Yo, el Rey”: Felipe Calderón)  He ahí el decreto de rey.  Esta demanda, a más de ser una patraña, es estúpida.

5      Reforma al Sistema Político.  <<Cancelada>>.   La Reforma Política ya se hizo (fines de julio a principios de agosto).

6      Reforma al Sistema de Salud.  Pues salud!, porque aparte de la que ya se ha venido haciendo de cobertura universal, de qué otra reforma se habla, cuál es la propuesta concreta.

 

¡Esta no es más que una farsa de pedigüeños!

 

¿A qué intereses sociales responden esos objetivos y la lucha por  ellos?,  ¿a la de los desarrapados proletarios como yo?  No.  Esos objetivos ya no responden siquiera a un rumbo táctico en el avance del movimiento proletario, sino son una desviación de su verdadera lucha y objetivos.

Compartir este post

Repost0

Comentarios