Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

3 agosto 2014 7 03 /08 /agosto /2014 22:04

Figura Geodésica de la Tierra, Diccionario del EspacioEl Espacio Dimensional Isométrico de Masa para un Espacio Discreto, en Crates de Magarsus.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

16 jun 14.

 

La consideración histórica de la Esfera Terrestre de Crates (180-150 ane), no parecía tener más importancia que: 1) ser el documento histórico del primer Globo Terráqueo; y 2) el registrarse en él una de las más importantes hipótesis por simetría: la necesidad de los “continentes de contrapeso”; y tal hecho, con todo y su “genial intuición”, no pasaba de ser aparentemente, una cándida ingenuidad, la que explica que Crates de Magarsus no haya sido rescatado por la geofísica.

 

Tuvieron que transcurrir veintidós siglos para que el fundamental trabajo de Crates pudiera ser rescatado precisamente aquí, por nosotros, en el ámbito propio de la geografía; y por una consideración adicional a las ya antes mencionadas, pero lo esencial en la sistematización del conocimiento geográfico: lo que la simetría geométrica adimensional para un espacio geográfico continuo fue para su contemporáneo inmediato anterior, Eratóstenes, para Crates lo fue la simetría geométrica dimensional de masa para un espacio geográfico discreto.

 

Después de esta consideración de la simetría de “contrapesos” de Crates, no fue sino hasta los siglos XIX y XX con las mediciones geodésicas por triangulación y satelitales, que el asunto de la masa volvió a ser tomada en cuenta.  La forma de la Tierra ya no fue la esfera terrestre de su tiempo, ni el elipsoide de revolución de Newton, sino, primero, un geoide (una figura de la Tierra sin parecido a nada más que a sí misma), pero que con las mediciones satelitales, se produjo el descubrimiento, luego, de una figura de semejanza o “periforme” (en forma de pera, que también se denominó como “cardioide”, en forma de un corazón invertido).

 

Así, la esfera perfecta que sirvió de referencia para considerar las deformaciones de las elongaciones del elipsoide, ahora éste, como figura ideal, serviría de referencia para considerar las deformaciones del geoide, adoptando la figura periforme o cardioide inverso.  De tal modo, se encontró en el eje polar o de rotación, una convexidad en el Polo Norte de casi +20 m respecto del elipsoide, a la par que una concavidad en el Polo Sur de -25 m; en el eje ecuatorial se tuvieron los puntos de intersección del geoide y el elipsoide; y en la latitudes medias en el hemisferio norte, una depresión de -5 m, como en las latitudes medias del hemisferio sur, valores positivos respecto del elipsoide de casi hasta por +10 m.

 

Figura Geodésica de la Tierra, Diccionario del Espacio

El geoide en forma “periforme” o “cardioide inverso”, respecto del elipsoide de revolución.

[Fuente: Strobol, Walter; Diccionarios Rioduero, Física del Espacio; Ediciones Rioduero; en español, Madrid, 1978; v. Geoide]

 

Aquella simetría de Crates de cuatro masas continentales respecto del nivel del mar, se convirtió en una simetría más compleja, que, vista en un corte transversal, es de tres convexidades positivas respecto del elipsoide de revolución, y, simétricamente, tres concavidades negativas respecto del mismo, pero, a la vez, donde las convexidades parecen corresponder a los océanos Ártico, Pacífico Sur, Atlántico Sur, e Índico; y las concavidades al continente de la Antártida y las regiones centrales del hemisferio norte, en una aparente contrariedad con el sentido común.

 

Es necesario ver en el mapa la real distribución de esas elevaciones y depresiones, para entender que esa simetría es aún más compleja, pues las regiones negativas o depresiones del geoide, corresponden no sólo a cuencas oceánicas, sino también a masas continentales, como en todo el centro de Asia, todo Norteamérica, y la Antártica, junto con el Océano Pacifico, el Atlántico Occidental, y el Océano Índico; mientras que las partes positivas o de elevaciones del geoide respecto al elipsoide, corresponden a las regiones del Atlántico Norte y Europa, al Atlántico Central-Occidental, y África, al Atlántico Sur e Índico Sur, y todo el Océano Pacífico occidental hasta los litorales de Asia.

 

 1978-Planisferio-Geoidal-Geodesico--Diccionario-Fisica-de.jpg

Carta Geoidal Geodésica (no gravimétrica), con equidistancia de 10 m entre curvas de nivel.  La parte oscura corresponde a las depresiones del geoide y la parte clara a las elevaciones del mismo.  Las partes más deprimidas están en el vértice de la península de la India (-113 m), en el Pacífico Sur hacia las latitudes con la Antártica (-61 m), y en las Islas Bahamas (-50 m); y las partes más elevadas corresponden al Pacífico Occidental al norte de Australia (+81 m), al Atlántico Norte-Europa (+61 m), y al sur de África y Madagascar (+56 m).  El Meridiano de Greenwich, prácticamente divide simétricamente los hemisferios del geoide geodésico.

 [Fuente: Strobol, Walter; Diccionarios Rioduero, Física del Espacio; Ediciones Rioduero; en español, Madrid, 1978; v. Geoide; el trazo del Meridiano de Greenwich en nuestro]

 

Los ejes de la simetría geométrica dimensional de Eratóstenes en abstracto, sin referencia a ningún aspecto de la masa de la Tierra, con Crates adquieren un sistema de referencia físico en general, correspondiendo a cada uno de los ocho cuadrantes del prisma cúbico que circunscribe a la Tierra, y el Meridiano de Alejandría (30° lE), bien pudiera tomarse como origen de referencia en esa simetría de referencia física, y con respecto a la simetría geométrica actual, más compleja, no obstante, si se observa el mapa geodésico del geoide (no el gravimétrico, que presentaría otro resultado), el eje de referencia de origen (en una desconcertante casualidad), bien pudiera corresponder al mismo Meridiano de Greenwich.

 

 Cubo-2x2x2-y-Continentes-de-Contrapeso.jpg

Cubo 2x2x2, o de ocho cubos, que circunscriben ocho esferas equivalentes a las "masas continentales de contrapeso" en la Esfera de Crates, una muestra de la compleja simetría, a pesar de ser una simetría regular o isométrica..

 

 Visto así, la reflexión de Crates ya no es para nada una cándida ingenuidad, sino esa “genial intuición”, que fue más allá en las propiedades del espacio geográfico, de lo que él mismo pudo haber imaginado.

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo

Comentarios