Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

14 septiembre 2015 1 14 /09 /septiembre /2015 22:04

El Fenómeno Objetivo del Espacio.  Preliminares de la axiomatización de la geografía en tanto ciencia rigurosa.  Orden y Clasificación del Espacio Terrestre (5/)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

16 ene 13.

 

Hemos visto que el espacio, como espacio geográfico terrestre, aparece cuando una masa lítica protoplanetaria lo determina en la dimensionalidad de su geometría, pero, a su vez, en este caso, cundo fueron dos masas líticas las que así lo determinaron por la interacción de sus campos de gravedad, en un ámbito en el que generalmente se conoce como exósfera, y de igual manera, hemos visto, generando un campo magnético potente.  Luego, las transformaciones que ocurren  en el curso de millones de años en este sistema de masas gravitatorias, hacen aparecer esos nuevos elementos en las condiciones de existencia, constituyendo –como lo denomina Riábchikov– “fases” o estados de espacio particulares en condiciones semejantes a la litosfera: la atmósfera, la hidrosfera, la biosfera y la sociosfera, precisamente en ese orden de aparición.

 

Espacio Terrestre

Orden y Clasificación de sus Estados de Espacio Particulares

 

 

1    Litósfera

a)  Campo de gravedad (exósfera)

b) Campo magnético (magnetósfera)

           Estados de Espacio          2    Atmósfera

a) Campo térmico

b) Campo de presión

3    Hidrósfera

4    Biosfera

5    Sociosfera

 

Luego, así como la litósfera genera dos campos, el gravimétrico y el magnético, a manera de estados de espacio particulares; la atmósfera va a generar, a su vez, dos campos más a manera de estados de espacio particulares: el campo térmico, y el campo de presión atmosférica (y hasta aquí están nuestras consideraciones, no sólo a principios de 2013 que redactamos este artículo, sino a mediados de 2014 que lo transcribimos),

 

El estudio de los elementos dados en una masa rocosa, gaseosa, hídrica, biológica o sociológica, ahora en nosotros, bajo la categoría de estados de espacio, resulta, por decirlo así, en una consideración alotrópica de dichos elementos (esto es, que puede tener un mismo elemento de base –lítico, gaseoso, hídrico, biológico, o social–, pero que se presenta, generalizadamente, en otro estado físico).  Por dos siglos (siglo XIX y XX), el estudio del espacio terrestre subyacente en toda consideración geográfica, se hizo –en forma particularizada o reductiva– a través del estudio de los fenómenos, resultando ya hacia el inicio del último tercio del siglo XX, en algo totalmente deleznable, en el sentido correcto de la palabra: de “lo que se disgrega o deshace, que se desliza con mucha facilidad”; esto es, como desintegración dela geografía al deslizarse y disgregarse en otras ciencias, deshaciendo a la geografía misma históricamente dada.  Con la categoría de estado de espacio, aun cuando el objeto es el mismo (litósfera, atmósfera, hidrósfera, biósfera, sociósfera, o cualquiera de los campos que éstos generan), las propiedades de éste son ya otras, sujetas, a su vez, a otras leyes distintas al estudio de los fenómenos como tales; esto es, en consecuencia, sujetas a sujetas a las leyes del espacio, en una rígida consistencia lógica en la cual la geografía adquiere una integración e identidad propia, haciéndose como ciencia rigurosa o sistemática.

 

Inherente a la condición de estados de espacio y sus específicas propiedades, esas masas (lítica, gaseosa, hídirica, etc), sin incurrir en “reduccionismo” (puesto que no estamos estudiando ni el fenómeno biológico ni el social como tales, como formas de la vida o de la sociedad, lo que tendría que ser apegándonos a sus propias leyes; sino abstrayendo y generalizando “alotrópicamente” para explicarlas como estados de espacio.  Así, no estamos, pues, pretendiendo estudiar los fenómenos con otras leyes que no le son propias, sino estudiando estados de espacio, con las leyes propias del espacio.  Y en condición de estos de estados de espacio, son agregados de densidad, cuyo orden y clasificación es el siguiente:


 

1   Litósfera          5.52 gr/cm3

2   Exósfera          1/13.6 x10-3 a 1/13.6 x10-7

                                                     Estados de Espacio           3  Atmósfera        1 Torr; 760 mmHg; o 13.6 gr/cm3

4   Hidrósfera       1 gr/cm3

5   Biósfera           2 bill ton (peso seco)

6   Sociósfera       4.6 hab/km2

 

De esa clasificación primaria de tales componentes del espacio terrestre en su calidad de estados de espacio discretos, habrá otra para los estados de espacio continuo.  Si el anterior ordenamiento hubiese sido con un criterio geológico, habría sido dado por la historia natural del planeta; pero, geográficamente, será por cuanto a las propiedades morfométricas que revelan la espacialidad, en lo cual la densidad es determinante en ese ordenamiento, que da una nueva secuencia de clasificación:

 

Litósfera

Hidrósfera

Biósfera

Sociósfera

Atmósfera

 

En esa secuencia, siempre y cuando se determine por sus propiedades espaciales, los subestados de espacio pueden seguirse dividiendo y clasificando.

 

El espacio terrestre en el todo, como en sus partes, ha tenido un origen y evolución, por lo tanto, tiene un movimiento que no sólo es mecánico, de traslación, sino de automovimiento, interno, de desarrollo propio.  Así, el estudio del espacio terrestre, contra lo que se decía aún en los años setenta y ochenta del siglo XX, en cuanto a que, siendo el vacío, y el vacío “la nada”, a ese espacio no podía estudiársele sino eso: nada.  Hoy, corregida esa falsa lógica, su estudio depara en una infinita riqueza de conocimientos fundados en la sistemática de las propiedades y leyes del espacio geográfico.

       

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo

Comentarios