Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

24 agosto 2014 7 24 /08 /agosto /2014 22:04

Regiones del Espacio Regular e BaucheEl Modelo Teórico de las Regiones del Espacio Regular, en Philipp Bauche (1856).  Artículo, 2012.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

23 jul 12.

 

Al decir “modelo Teórico, es que con ello, el conocimiento geográfico está avanzando en un proceso de abstracción y generalización, que a su vez le lleva a una mayor esencialidad en el conocimiento de su objeto de estudio.

 

El modelo teórico de las regiones del espacio regular interpretado en Bauche, es el de un subespacio regular de coordenadas x’,y’,z’ relativas, transformable a j,l,h del sistema de coordenadas geográficas absoluto, y aún donde la altura, es en realidad, a su vez,  h’, anomalía que transfiere las propiedades del espacio geográfico exclusivamente a las cosas dadas a la percepción sensible en la superficie terrestre, que en tanto esférica, es con atributos de un hiperespacio.

 

Hasta mediados del siglo XVIII, representar una montaña en un mapa, implicaba el empleo de ciertas técnicas que iban de la representación de la montaña concreta mediante la técnica de sombreado, al uso de ciertas líneas rectas radiadas, que ya por su grosor, como por su longitud, daba una idea cualitativa del relieve, pero donde no se podía saber con exactitud la altura en cada punto.

 

Cuenta la historia que un día, camiunando Pilipp Bauche por la Playa, observó la irregularidad de la línea de humedad que quedaba en la arena de la playa tras cada ola, corresopondiendo dicha irregularidad a las diferencias mismas del relieve de la playa.  Independientemente de la fuerza con que cada ola podría llegar en distintos sectores de la playa y penetrar más o menos en lçella, el nivel medio del mar dejaba su huella en esa línea irregular a lo largo de la costa.  A Bauche la bastó la analogía, para descubriur una nueva técnica para la representación del relieve, mediante lo que se denominó como isolínea de nivel; esto es, líneas que con puntos, en este caso, de igual nivel o altura, a partir del nivel medio del mar.

 

Un concepto esencial asociado a la isolínea de nivel, fue el de equidistancia entre dichas isolíneas.  Una distancia, por ejemplo, de 10 m teniendo dos isolíneas muy separadas entre sí, indicaría una planicie con poca pendiente; a la vez, dos isolíneas muy próximas entre sí, distribuirían esos 10 m entre ellas ya no en la distancia horizontal, sino en la vertical, indicando una pendiente muy pronunciada en un punto.

 

Así, por primera vez en la historia del conocimiento geográfico, en 1756 se introducía  el concepto de tridimnensionalidad del mismo en forma rigurosamente cuantitativa.  A partir de entonces, el espacio geográfico ya no sólo sería una determinación de las coordenadas de latitud (j) y longitud (l), sino incluiría ahora la coordenada de altura (h), que completaba el conocimiento preciso de la tridimensionalidad (j,l,h) del espacio terrestre.

 

Hasta entonces así se juzgó, y pasaría mucho tiempo (hasta el momento de nuestro trabajo), para que se comprenda que ese conjunto de coordenadas j,l,h, era apenas un conhçjunto relativo x’y’,z’ de un espacio más general de coordenadas x,y,z.

 

Regiones del Espacio Regular e Bauche 

En el sistema tridimensional x,y,z con origen en el centro de la tierra, se determinó un sistema de coordenadas relativo x’,y’,z’ para un origen dado j,l,R.

 

La coordenada relativa de altura z’, es el valor de la elevación de una montaña (como la altura a una nube, o de lapas de la atmósfera), parecía, en tiempos de Bauche, un valor absoluto en la tridimensionalidad del espacio geográfico, sin embargo, resultó ser sólo la deformación relativa de la superficie terrestre, dando el concepto de releieve.

 

Este hecho fue determinante en los derroteros de la Geografía, pues mientras el sistema de coordenadas general absoluto x,y,z se definió como geodésico; el sistema de coordenadas particular relativo x’,y’,z’, se definió como el propiamente geográfico.

 

Más aún, en ese sistema de coordenadas tridimensional particular relativo, z’, ya para la altura de una montaña, ya para las regiones de la atmósfera (por sólo referir dos ejemplos), quedó asociado a la tridimensionalidad del “espacio sólido”, es decir, del espacio concreto de un objeto tangible (lo mismo de la montaña que de la atmósfera); es decir, asociado al espacio que hoy denominamos como un pleno discreto.  La coordenada z’, era, así, la altura de las cosas concretas y no sólo un valor abstracto, como lo podía ser en una representación geométrica para un sistema vacío.

 

De los trabajos de Bauche, eso último es lo que quedó como algo importante a tratar más adelante, en el desarrollo del conocimiento gewográfico.

 

Bauche podría saber ya que trataba con un espacio tridimensional, si bien estrictamente “cosificado”, es decir, donde lo que interpretaba no era la coordenada de la tridimensionalidad z’ en abstracto, sino sólo un valor de “la cosa”, esto es, del fenómeno.  Así, de ello no se sigue, en consecuencia, que estuviera haciendo una geografía en términos de la teoría del espacio, por más que todos sus elementos estuvieran dados.  El concepto de espacio en Bauche, siguió siendo un aspecto esencial subyacente.

 


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo

Comentarios