Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

24 agosto 2014 7 24 /08 /agosto /2014 22:03

La Metodología de la Investigación en Geografía Aplicada, Desde …: Investigación, 2012 (12)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

Espacio Geográfico, Revista Electrónica

de Geografía Teórica

http://espacio-geografico.over-blog.es/

09 abr 12.

 

Más que aparentemente, para este estudio geográfico de la Barranca de Amanalco, en realidad estamos partiendo de la nada.  Hace unos quince años, cuando nos vinimos a vivir a Cuernavaca, al paso leíamos la placa de una estrecha calle que hace esquina con Av. Morelos Norte, y que la identifica con el nombre de: “Callejón del Diablo”.  Ese terrorífico nombre no nos podía dejar de llamar la atención.  Y quizá nunca hubiésemos tenido necesidad de pasar por ahí , hasta que, encontrándonos con un compañero en el extremo opuesto de tal Callejón si que así lo supiésemos, en su desembocadura a la Av. Madero, decidimos “turistear” acompañándolo por dicho camino a donde “temerariamente de su parte” (puesto que siendo oriundo de dicha ciudad debía saber), e ignorante de la mía, nos adentramos por “tan malhadado lugar”.

 

Ahora que veo un mapa de 1993, extraña e incorrectamente, tal paso tiene el nombre de “Taxco”, pero que antes fue conocido como Callejón de Caltengo.  Comenzamos a descender una suave pendiente, sin saber la carga histórica que recaía en ese mítico lugar del Tepochhuehueco (“El Viejo Siempre Joven”: que otro, sino el diablo).  De hecho, por todo este tiempo lo desconocimos, hasta que nos decidimos a formalizar esta investigación, y nos enteramos que ese fue precisamente el punto de paso de las tropas de Hernán Cortés en la toma de la sede de los Tlahuicas, emplazada a no más de dos kilómetros al sur de ese punto.

 

Así como no por tratar con el “Callejón del Diablo” estamos haciendo algo así como “geoteología” o “geografía demonológica”; pero por ser aquel paso histórico de Hernán Cortés en su guerra de conquista, tampoco por ello estamos haciendo un trabajo de “geohistoria” o “geografía histórica”, y mucho menos historia como tal.  Tampoco estamos pretendiendo un estudio urbanístico, y menos aún de ingeniería civil, así el tema sea uno de los primeros puentes tendidos sobe la Barranca de Amanalco, en uno de sus puntos más estrechos, para lo cual Hernán Cortés uso unos cuantos troncos de árboles, a través de los cuales pasó su tropa formada por 30 caballos, 300 de a pie y artillería, y a quien acompañaba una fuerza tlaxcalteca.

 

Cuenta la leyenda resumida en la placa alusiva al lugar histórico (instalada en 1985, que “El Códice Municipal de Cuernavaca afirma que en este lugar brincó Cortés en su caballo rucio a las tres de la tarde” (subrayado nuestro); donde la palabra “brinco”, coloquialmente expresada, debe entenderse como “paso”, dado que tal “brinco”, como “salto”, tuvo que ser de 15 metros, que es el ancho de la barranca en este punto.

 

Sin embargo, otro puente de enorme importancia tendido a su vez en un estrechamiento de la barranca, es el que, a nuestro juicio, es el centro histórico político de la Ciudad de Cuernavaca: el “Puente de Amanalco” (en las actuales calles de Salazar-Atlacomulco).

 

Así mismo, a no más de unos 500 m, al borde de la barranca, que si en ese lugar el caudal se encañona muy estrechamente, a la vez, la estructura misma del abarrancamiento se amplía, y en una pendiente continua se llega al Palacio de Cortés, hoy “Museo Regional Cuauhnahuac”, asentado sobre las principales construcciones de la Ciudad Tlahuica, centro de poder.

 

Pero de ello, al destacar el mercado municipal en la rivera opuesta, no se sigue el que haremos un estudio “geoeconómico” o de “geografía económica”, y mucho menos de economía en sí; ni pretendemos tampoco un estudio “geopolítico” o de “geografía política”, en tanto referimos la historicidad del centro de poder Tlahuica, transferido al centro de poder de la colonia española en la región.

 

Luego, en el “Museo del Castillo”, encontramos varias fotografías históricas de fines del siglo XIX y principios del XX, clásicos daguerrotipos; que posteriormente también encontramos en tiendas de artesanías y otras curiosidades; en las que se ve, en una, la cantina “La Victoria”, y la que aún existe.

 

La vía férrea que se ve en una de las fotografías, hoy desaparecida, corresponde a un vagón tirado por mulas.  Viene precisamente del “Museo del Castillo”, que antaño sirvió como Estación de Guardavías, en el Puente “Porfirio Díaz”, ubicado aproximadamente en forma equidistante entre el Puente del Paso de Hernán Cortés, y el Puente de Amanalco, y cuyo nombre es dado precisamente, por haber sido construido durante el gobierno de Porfirio Díaz, e inaugurado en septiembre de 1897.

 

Hasta 1960, la Ciudad de Cuernavaca en su traza urbana, llegaba aún aproximadamente hasta aquí, en un valle que a principios del siglo XX, se aprecia más árido o sin la floresta actual.  Nos detendremos aquí, no obstante que nada de esto sea geografía, sino datos para ella; o geografía en un cierto sentido que más adelante deslindaremos; porque en este punto se adaptó un sector de la Barranca de Amanalco como Parque Público, el “Parque Porfirio Díaz”, lo que nos facilita el descender casi hasta el torrente de agua.  Al descender a la barranca por una escalinata, de pronto nos encontramos al pie del Puente “Porfirio Díaz”, y el parque se emplaza a partir siguiendo la corriente del río en dirección sur, en no más de medio kilómetro.

 

El hecho es importante, porque aquí podemos hacer una descripción más detallada y técnica de la barranca, por lo menos en este sector central.

 

Esta barranca es el eje de Cuernavaca, cualquier ciudadano la conoce.  Tiene un pendiente de 2º35’, entre los 1425 msnm en su parte baja al sur, al hacerse tributario su río del Río Apatlaco, y los 1770 msnm en el extremo norte de la ciudad.

 

       Mapa de Cuernavaca, Estado de Morelos; Guía Roji, México, 1993 (v. Coordenadas E,G).

 



Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo

Comentarios