Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

27 octubre 2013 7 27 /10 /octubre /2013 23:04

La Geografía y el ComercioQué es la Geografía; la Geografía y los Elementos de la Ciencia Moderna: la axiomatización o el método, en la “Geografía General” de Bernardo Varenio, 1650. Segunda Parte (28/…)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

5 oct 13.

 

La Geografía General de Varenio, de 1650; obra dice el título mismo según su traducción del latín, “en la que se explican las propiedades generales de la Tierra”, a nuestro juicio, la palabra en latín “affectiones”, que se ha traducido como “propiedades”, debe traducirse como “influencias” o “relaciones”.

 

Como “propiedades”, el concepto incide más directamente en la naturaleza de la cosa en sí misma.  Pero como “relaciones”, el concepto alude, en cierto modo, a un atributo espacial, en el vínculo entre dos cosas separadas.  Y lo que se explica en esta obra, a nuestro juicio, no son las “propiedades” de la Tierra a manera de estudio de los fenómenos en sí mismos, sino las “influencias” o “relaciones” entre ellos.

 

El aspecto que se plantea no es trivial, tiene que ver con una interpretación ya fenomenista, o bien espacista de esta obra fundamental en la historia del pensamiento geográfico, justo en un momento en que la geografía  de la Ilustración tiene un contenido espacista, y la consideración de los fenómenos en esta ciencia en ese momento, dice Varenio, está en que no son más que “factores” (terrestres, celestes o humanos); esto es, dice el diccionario de la lengua,: “elementos que contribuyen a causar un efecto”, y esos efectos que se estudian aquí, en la ciencia de la geografía, se refieren a las propiedades del espacio.  Más aún, dice Varenio en la definición que él mismo da de Geografía refiriéndose a las propiedades del espacio, dice: “…de las partes relativas a la cantidad, esto es, la figura, situación, dimensiones, movimientos…”.

 

La ciencia (etimológicamente, el conocimiento en sí), ya como conocimiento riguroso para establecer la verdad objetiva, se define puntualizando sus propiedades esenciales en una rigurosa lógica deductiva, en los Elementos, de Euclides (330-275 ane); apenas éste haciendo en seguida conexión de contemporaneidad, con Aristóteles (384-322 ane) y con Epicuro (341-320 ane); siendo antecesor inmediato de Arquímides (287-212 ane), o de Eratóstenes (276-196 ane); es decir, en el momento del esplendor de la ciencia clásica griega.

 

Jay R. Green, en su obra “100 Grandes Científicos”, comienza la biografía de Euclides de la siguiente manera: “La gran poetiza norteamericana Edna St. Vincent Millay, que tenía el Universo entero e ilimitados siglos para escoger la esencia de la belleza, rindió tributo a la belleza de la lógica y esplendor de los relámpagos de una visón transformada en un orden lógico de punto claro…  Euclides fue uno de los que crearon el arte de ordenar las ideas en su forma superior mediante el argumento deductivo”.

 

Al final de esa biografía, su autor expone: “La obra de Euclides…, dio a los hilos de la ciencia y a la filosofía principios que le sirvieron de guía y un método ([el] razonamiento deductivo), para el análisis lógico y la solución de los problemas”.

 

Luego del renacer de la ciencia clásica griega, en ese período histórico conocido por ello como el Renacimiento, durante principios del siglo XVI a mediados del siglo XVII, advino el período de la llamada Ilustración, de mediados del siglo XVII, a fines del siglo XVIII.  Ambos períodos fueron la denominada Época Moderna; de donde a aquel renacer de la ciencia se le conoce a su vez como el de la ciencia de la modernidad, en particular, ya de la modernidad en que tiene lugar la integración rigurosa de la ciencia, y específicamente, del método de la ciencia de la modernidad ilustrada.

 

Esta última, cifrada entre los pensadores de la geografía en los extremos de su origen y fin, están Gerardo Mercator, a partir de 1569 con su Proyección Conforme; Bernardo Varenio en 1650 con su Geografía General; y José Antonio Villaseñor y Sánchez con su Theatro Americano de 1748; y José Antonio de Alzate y Ramírez, con su Estado de la Geografía de la Nueva España y Modo de Perfeccionarla, de 1772.  Esto es, entre el origen de la aplicación rigurosa de una lógica apodíctica que no sólo dio lugar a la primera sistematización histórica lógicamente consistente de los fenómenos en geografía, sino dada esta geografía a su vez, en la axiomatización deductiva a partir de ciertos principios; hasta el carácter predictivo y de organización del espacio geográfico, dado en el necesario vínculo de la Cartografía (el análisis del espacio terrestre), y las Relaciones Geográficas (en ordenamiento de los fenómenos).

 

De este modo, esos elementos finales de la ciencia moderna ya rigurosa en el método del conocimiento de la verdad objetiva, son: la axiomatización y la sistematización lógicamente consistente de los fenómenos en geografía, expuestos por Varenio; y tanto el vínculo dialéctico entre el análisis del espacio y los fenómenos que le determinan, como la función predictiva de la ciencia, expuestos por Alzate.

 

Correlaciones-en-la-Modernidad-Ilustrada.jpg("Clik" en la imagen para amplificar) 

Cuadro de la Correlación en la Modernidad Ilustrada, tanto de la Ciencia y del Método de la Ciencia, con los Elementos del Método de la misma entonces aportados.

 

       Varenio, Bernardo; Geografía General; Universidad de Barcelona, Colección “Pensamiento Geográfico” N° 2; Departamento de Geografía; Barcelona, 1974; p.134.

       Green, Jay R; 100 Grandes Científicos; Editorial Diana; 1ª edición, 1965; 7ª impresión, 1977; México, 1977; p.20.

       Ibid. p.23

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía de la Geografía
Comenta este artículo

Comentarios