Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

13 octubre 2013 7 13 /10 /octubre /2013 22:00

Ténganme presente en este juego como el clásico merolico de feria y un ilusionista.  Pareciera fácil, cada recipiente que posiblemente esconde la “bolita”, está incluso, etiquetado.

01-Donde-quedo-la-justicia--todo-dispuesto.jpg 

01-Donde-quedo-la-justicia.jpg

Lic. Rodolfo Ríos Garza (PGJDF); Lic. Mario Patrón Sánchez (CDHDF); Proletariado de estas tierras: ¿Dónde quedó la “bolita”; entendiendo por esa “bolita” a la “Justicia”?

 

 Evidentemente, resolver el problema está más fácil, ya que podemos destapar una “cascarita de nuez” con la absoluta certeza de que ahí no está; pues quién podría pensar que la “bolita” de la Justicia podría estar en la etiqueta de “Ministerio Público y Juez”...,
03-Donde-quedo-la-justicia--imposible-en-la-mierda.jpg

...la mierda de este país.

 

Las opciones son sólo dos, y se resuelve en la lógica evidente de las funciones que competen a cada cual; ya ni para qué voltear la cascarita entonces, ello está claro: la “bolita” de la Justicia debe estar, necesariamente, bajo la etiqueta de aquello que está para procurar la justicia en esta ciudad: la “PGJDF”.  Pero para que nadie diga que aquí hay “truco”, volteémosla…:
 04-Donde-quedo-la-justicia--PGJ--nada.jpg

 ¡Nada…, pero cómo!...

 

Bueno, la explicación seguramente está en la mala fama de la inefable y temible “Procu” y sus “judas”, y “algo” de impunidad que suele ocurrir (casi siempre).  Pero, entonces, la Justicia está en la CDHDF; y ya no es necesario “voltear el etiquetado cuenco de la CDH”.  Pero, a petición de la CDH que reclama no ser responsable de ello, tendremos que descubrir el secreto: …
 05-Donde-quedo-la-justicia--CDH--tampoco.jpg

Y no!, efectivamente, no está tampoco ahí la “bolita” de la Justicia.

 

 

02 Dónde quedó la justicia

Luego entonces…, ¡¿dónde rayos quedó la “bolita” de la Justicia?!  Luego entonces…, ¡¿quién hace justicia aquí?!  ¿Acaso por eso estamos como estamos?

 

Lic. Rodolfo Ríos Garza es evidente entonces, que lo que “se procura en su Procuraduría”, es la impunidad de quienes tienen la misión de mantener a la sociedad bajo la zozobra y el desasosiego sin tregua, y no la justicia.  Si no fuese así, la CDHDF misma no tendría razón de ser.  “Procurador de Justicia”, la sola existencia de la CDH, es ya denuncia de la injusticia real.

 

 Resulta pues, que la “bolita” de la Justicia…, la tengo yo, la he tenido siempre.
03-Donde-quedo-la-justicia.jpg

“Yo”, la sociedad, es lo depositario de la Justicia; así se descubrió desde Hobbes, Mostesquieu, Rousseau, Locke; facultad la cual la sociedad otorga a ciertas instituciones para la vida armónica de la misma; pero, Lic. Rodolfo Ríos Garza, la sociedad otorga esa facultad, hasta ahí donde tales instituciones realmente hacen justicia; pero tiene que retirársele cuando ello se vuelve en su contrario.

 

 

Por lo pronto, entonces:

 Lic. Rodolfo Ríos Garza, Procurador de Justicia del Distrito Federal,

I    Si no conoce las numerosas pruebas de inocencia, que debería conocer, ello explicaría que mantenga abierto el expediente de acción penal contra Marduk Chimalli Hernández Castro; pero, entonces: ¿qué hace usted en ese puesto?  Pero dado que no puede no-conocer dichas pruebas, teniendo que ser éstas de su pleno conocimiento, entonces: ¿Por qué mantiene abierto el ejercicio de acción penal en contra de una persona inocente?

 

II   La única explicación a tal hecho, es el que ello constituye una represión política indirecta en el más puro estilo nazi-fascista, en el que agrediéndose a una persona allegada a mí, del todo inocente, se pretende reprimir indirectamente a mi persona, por la asesoría filosófico-pedagógica en función del materialismo-dialéctico dada al “Comité Ejecutivo Nacional Democrático” del SNTE, en la corrección de los fundamentos a su Proyecto Alternativo de Educción, hasta entonces infiltrado de categorías “posmodernistas” por lo cual el Estado podía reírse, pero que finalmente, en las correciones, acabó amenazando.

 

III  En consecuencia, demandamos ya el cese de la acción penal en contra de Marduk Chimalli Hernández Castro, persona del todo inocente como ha sido demostrado con innumerables pruebas que usted no puede no-conocer, y cuya acción atenta no sólo contra la verdad de los hechos, sino contra nuestro honor y dignidad, por lo cual personalmente le hice ver que estábamos dispuestos a morir, y en consecuencia, es a mí al que pueden darle un tiro en el momento en que lo deseen; como “última gracia” que no se le niega a nadie, es que apunten al corazón.

 

IV  A la fecha, suman ya siete meses de tal represión política de victimización de una persona inocente y de agresión a toda una familia, por lo que se reclama del resarcimiento de daños económicos, psicológicos, intelectuales y morales a la misma.

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Nuestra Pequeña Narrativa de Lucha Proletaria
Comenta este artículo

Comentarios