Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

3 febrero 2011 4 03 /02 /febrero /2011 00:11

Ex-Libris InvertidoGeografía Básica.  Libro Básico de Consulta, 1994 (11/).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografíco.over-blog.es/;

10 mar 11.

 

Con la información de todas estas exploraciones, geógrafos como Al Fargani, o Al Juarizmi, perfeccionaron la espacista Geografía de Ptolomeo; o se elaboraron los Atlas del Islam del siglo X, realizados por geógrafos espacistas como Balij, Istajri e Ibn Hawqal.

 

La cartografía árabe, como la realizada por Idriso (s.XII, 1164), de Ibn Said (s.XIII, 1274), o Abu-l-Fida, se distingue por revelar una referencia magnética de las direcciones de los vientos, de donde inversamente, ese control magnético dado mediante la “Rosa de los Vientos” (fig. 43), caracteriza a los mapas náuticos o portulanos (fig. 44), a diferencia de los mapas realizados por Marino o Ptolomeo en la Antigüedad, que bajo un sistema de proyección orientado de manera natural de acuerdo con la dirección y orientación del espacio, se prescinde de la Rosa de los Vientos, dado incluso su desconocimientote la brújula.


43-Rosa-de-los-Vientos.jpg 44-Mapa-Portulano.jpg

 

Para entonces, finslaes del s.XIII, entre 1271 y 1295, Marco Polo había realizado su viaje a China, y en 1298 publicaba sus relatos en el Libro de las Maravillas del Mundo (o El Millón); que estimularon, entre otros, los viajes al Asia de Montecorvino (1290-1330), y Niccolo Conti (1419-1444).

 

Finalmente, el antecedente que anuncia un nuevo período en el desarrollo del conocimiento geográfico, ocurre en los inicios del siglo XIV (cfr. 1300), cuando el rey Muhammad de Gao, con su flota, decide –hasta donde manejamos información–, en forma práctica, explorar el Oriente por vía de la ruta de Occidente, y del cual nunca más se tuvo noticia.  Ello quiere decir, en cierto modo, que la idea de un mundo esférico estaba ya de nuevo presente[a], como se subrayará en el siguiente siglo a parir de Toscanelli.

 

Ahora, paralelamente a las exploraciones europeas, pero desde un punto de vista “sinocentrista”, puede referirse aisladamente a Chang-Chen del siglo II ane, quien con fines comerciales expedicionó  a la India y al Medio Oriente.  Pero realmente, ya en forma continuada, fue la actividad comercial encubierta en la difusión del budismo lo que movió las exploraciones chinas, y a partir del hindú Buddabahadra (quien en el 398 es autorizado a visitar China y profesar el budismo), tiene lugar a su vez, con su discípulo Fa-Hsien, tienen lugar dichas exploraciones (fig. 45).


45-Exploraciones-Chinas-en-Asia.jpg

 

Fa-Hsien recorre entre el 399 y el 414, las tierras de Buda, lo mismo que Hsuan-Tsang, entre el 629 y el 645, cruzó el Desierto de Gobi y llegó a Samarkanda (Uzbekistán), y Turquestán, para de ahí pasar a la India; y luego de su período de visita, regresar a China por el Valle del Indo y Kabul; y finalmente, Chang-Wen-Ming (643-713), hizo su peregrinaje a los lugares santos vía marítima, en el 671.

 

Particular importancia tienen las navegaciones exploratorias de los chinos hacia el “extremo oriente” (fig.46), que los llevaron a entrar en contacto con las tierras de Fusang, atribuidas a los territorios de México, con Hui-Shen, ya en el año 409, y cuyas informaciones se registran aún en los primeros mapas del siglo XVI.


46-Exploraciones-Chinas-al--Extremo-Oriente-.jpg

 

Suele referirse a las exploraciones chinas la “expedición de los diez mil”, de Kao-Sien Tschi en el 747, a través del Hindu Kush, hasta Cachemira y el Pamir, a fin de cortar el contacto entre árabes y tibetanos que amenazaban el dominio chino en Asia Central.

 

Así, la principal motivación de las exploraciones chinas, estará en la llamada “diáspora budáica”, a partir de cuyas informaciones y descripciones, el geógrafo Chia-Tan (730-805), compuso su Geografía de la Región Entre Asia y Bagdad.  Las noticias para los chinos acerca de Europa fueron indirectas y menos relevantes, hasta el viaje de 1287 de Bar Sauma, a través de Constantinopla y el Medio Oriente, hasta Nápoles y París.

 

Y, volviendo al “eurocentrismo”, luego de la larga noche medieval; con Toscanelli (1397-1482), se da inicio al Renacimiento en la ciencia de la Geografía (fig. 47), pues con él, en forma teórica, se conjetura sobre la posible Ruta de Occidente para alcanzar las Indias (la India Gangética o propiamente la India; y la India Transgangética o China), en el supuesto error en el cálculo del perímetro de la Tierra por Ertóstenes, que debía suplirse por el cálculo del geógrafo maestro de Estrabón en la Antigüedad: Posidonio, que, por error del mismo Estrabón, representaba un valor de una cuarta parte menos del valor del perímetro calculado por Eratóstenes.


47-Cata-Geografica-de-Toscanelli--1492.jpg

 

A Toscanelli le siguen una pléyade de geógrafos espacistas conocidos en ese entonces también como Cosmógrafos o Cartógrafos, pues en ello van a expresarse sus estudios, o a estar sus aportaciones.

 

Entre estos va a destacar, Martin Behaim (1459-1507), que construye un Globo Terráqueo (1492)[b] [fig. 48], previo a los viajes de Colón, y en el cual se plasma la conjetura del necesario alargamiento de Asia en dirección al Oriente, si bien no forzando las distancias, sí adicionando a ésta como una gran península, lo que en realidad es América; mostrándose así las vagas informaciones que provenían de China.  Y ese “alargamiento” de Asia, tuvo que hacerse ante la disyuntiva del valor estraboniano del perímetro de la Tierra.


48-Globo-Terraqueo-de-Martin-Behaim--1492.jpg

 

Destacan en ese momento histórico los viaje mismos de Cristóbal Colón (1451-1506), cuyo mérito consistirá en demostrar la factibilidad de la vía al Oriente por la Ruta de Occidente; Juan de la Cosa (m 1510), quien traza el primer mapa del oriente americano; y Américo Vespucio (1451-1512), quien prueba, no tanto que al arribo de Colón había sido a otro continente y no a las Indias Orientales por la Ruta de Occidente (hecho que el mismo Colón ya prácticamente estaba dispuesto a tener que reconocer), sino que prueba que el cálculo de Eratóstenes estaba en lo correcto; de donde, orgulloso, escribe a su amigo Piero Soderini, y através del cual dicha carta llega a Matin Waldeseemüller; haber encontrado la “cuarta parte faltante” del perímetro de la Tierra (la diferencia entre los 40,000 km de Eratóstenes, y los casi 30,000 de Estrabón[c]); esto es, que la hipótesis (conjetura), finalmente se hacía teoría plenamente establecida.

 

Por último, destaca Gerardo Mercator (1512-1594),quien construye la Proyección Cilíndrica Tangente Conforme (fig. 49), que lleva su nombre, con la propiedad del trazo de la loxodrómica (línea que mantiene un rumbo constante en un mapa al conservar los mismos ángulos respecto de cada meridiano), como línea recta, lo que facilitó la navegación marítima de altura.


49-Proyeccion-Cilindrica-Tangente-Conforme-de-Mercator--1.jpg

 

Durante el medievo hasta los trabajos de Paolo del Pozo Toscanelli y de Martin Behaim en el siglo XV, el estudio del espacio terrestre no va ser más relevante que el acopio de información acerca de la forma del Orbis Terrarum, o mundo terrestre, por el cual se entendía la región continental habitada, la cual, en la terminología de la geografía descriptiva moderna, se refiere como “medio geográfico”.

 

Finalmente, del lado de la escuela fenomenista del saber geográfico descriptivo, de manera importante, estará Bernardo Varenio[d] (1622-1650), quien aporta una sistemática para el conocimiento del medio geográfico dado en las llamadas Relaciones Geográficas, basado en la clasificación de las ciencias de su tiempo.

 



[a] En realidad nunca dejó de estarlo en las mentes más instruidas y cultas de todos los tiempos.

[b] Globo Terráqueo que, luego, en el año 2010, haciendo una breve investigación sobre la historia de los Globos Terráqueos, descubrimos que fue el primero en ser construido en el proceso inverso a la elaboración de una Carta Geográfica.  Es decir que, mientras que la Carta Geográfica se construye transformando la esfera terrestre en un plano; el Globo Terráqueo de Behaim se construyó transformando el plano en la esfera terrestre, mediante la Carta Geográfica en Proyección de Husos, misma que, por esa razón, atribuimos a él mismo.

[c] De la misma manera que en 2010 descubrimos el caso de la Proyección de Husos en la construcción del Globo Terráqueo por Behaim, también descubrimos que los cálculos de Posidonio, en sí mismos, eran plenamente consistentes y daban un perímetro semejante al calculado por Eratóstenes, y que, por lo tanto, el error había sido cometido por Estrabón, al despojar la consistencia de los datos en ambos, mezclándolos, y obteniendo de ello un valor menor, luego, desde Estrabón mismo, falsamente atribuido a Posidonio.

[d] En realidad, al respecto, siempre hemos abrigado dudas del lugar histórico de este autor –que a decir de Horacio Capel, quien lo retoma de otro autor, parece ser que Varenio plagió ese concepto de la Geografía de otro personaje apellidado Keckerman, por lo que en justicia, ahora nos referimos a ambos combinadamente como Keckerman-Varenio–, pues, bien estudiada su obra y traducida del latín sin el sesgo del geógrafo fenomenista con que lo hace Capel, bien esa concepción de la geografía puede clasificarse en realidad, como espacista.  Quizá algún día nos demos tiempo para analizarla con detenimiento.

 



Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Tesis y Monografías
Comenta este artículo

Comentarios