Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

19 enero 2014 7 19 /01 /enero /2014 23:01

Nuestra Pequeña Narrativa, es Sólo un Caso Singular, Reflejo de la Gran Narrativa.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

20 nov 13.

 

1     Un gobierno nazi-fascista; exactamente igual al “gobierno de izquierda” del exmilitante del Partido Comunista Italiano, Benito Moussolini, idéntico al “gobierno de izquierda” del “nacional-socialista” Adolfo Hitler; que gobernaron con una política de intolerancia absoluta (de “Cero Tolerancia”), como un exceso de la “razón de Estado” que violenta toda “justicia legal” (acto jurídico), con lo cual justifica la redada sistemática y selectiva (en una política genocida dirigida hacia los jóvenes), que requiere, para atenuar sus tropelías entre la sociedad, de una procuración de “justicia social” (acto moral).

 

2     La institución responsable de tal política totalitaria de gobierno, es la “Procuraduría de Justicia”, que, sabedora de sus excesos, cuenta en su propia estructura, con una “Subprocuraduría de Derechos Humanos”, desde luego, no más que tramoya de prevaricación en la que nadie puede creer en una defensa real de los derechos humanos, por parte del mismo quien los violenta.  Se hace necesario, entonces, un organismo, que sin dejar de ser del mismo Estado, aparente ser “independiente”, como la Comisión de Derechos Humanos, la que, ciertamente, logra atenuar los excesos del Estado, si bien no directamente a favor de las víctimas como lo aparenta, sino en bien de la imagen del mismo Estado, aparentando el más áspero conflicto entre Comisión y Estado.  Una vez minimizados los abusos, se busca darle la vuelta a la “Recomendación”, es decir, a la sanción al Estado (sanción tendiente más en un orden moral, que jurídico); al fin, en esa elusión, la propia a un organismo del Estado mismo.

 

3     Luego entonces, la manera más efectiva que garantice al mismo Estado, más que la atenuación de sus trapacerías, es el evitar ser sancionado moralmente por ello, controlando directamente lo que con la imagen de “organismo independiente”, se da atributos de sanción al Estado mismo.  Y entonces, no los interesados en el ejercicio de los Derechos Humanos (víctimas, ONGs, etc), sino directa y unilateralmente la Asamblea de Representantes (órgano del gobierno), “elige” la candidatura que respalde al mismo Jefe de Gobierno (representante local máximo del Estado).

 

4     En consecuencia, la sociedad pierde así, la última institución “confiable” que quedaba en el mismo aparato de la democracia burguesa; y si por una parte el nazi-fascismo avanza consolidando su posición, por otra parte, agotada toda posibilidad de justicia por el estatuto de ley (en la justicia legal o jurídica), a la sociedad no le va quedando más opción que atenerse al espíritu del Articulo 10 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para hacer, por sí misma, la verdadera justicia, la justicia social (moral).

 

Y no es lo que, de facto, ha empezado a ocurrir allí en donde la opresión del capitalismo ha hecho la pobreza y descomposición social más extrema.  En llegando a este punto, es porque al Estado capitalista burgués se le ha escapado ya el control y no le queda más recurso que la dictadura nazi-fascista, a la que va a galope porque ello está en su naturaleza, dada la incapacidad para resolver la situación misma que ha creado, aún entienda perfectamente bien, tal como lo enseña la historia, que tal razón de gobierno carece total y absolutamente de futuro, que será, como lo está siendo ya, un momento de reacción oscurantista ante una época que ha concluido.

 

Su idea de capitalización con las privatizaciones ya de todo en el nuevo “capitalismo salvaje” más extremo, no sólo no resolverá el problema, sino que ello resultará ser condición necesaria para su debacle final.

 

 

Lo que los comunistas y todas las conciencias de las fuerzas progresistas debemos ponernos a considerar ya, es en la reorganización económico-social en la que quede abolida toda forma de propiedad privada; es decir, expropiando de las manos especulativas de particulares los medios que producen para la sociedad (tierras, ganado, fábricas, medios de transporte, de comunicación, Bancos, etc, como capital que deriva de la explotación del trabajo asalariado, sin confundir en ello la propiedad personal producto de los ahorros y el trabajo), y que por ello deben estar en manos de la sociedad, a fin de que los recursos naturales no sean más mercancía destinada a la “ganancia máxima”, sino bienes para la sobrevivencia de la sociedad; todo lo cual, por lo tanto, debe ser regido por una economía planificada de producción, distribución y consumo, en donde la riqueza  socialmente generada, se acumule y recicle en bien de la misma, y con lo cual la educación se finque en el conocimiento de la verdad objetiva acerca de la realidad objetiva, en un proceso de demostración a partir de esa objetividad; del determinismo o causalidad, y en los estrictos procedimientos de la lógica o raciocinio, verificándose en la práctica histórico-social, y generadora de la predicción científica.

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Nuestra Pequeña Narrativa de Lucha Proletaria
Comenta este artículo

Comentarios