Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

3 agosto 2009 1 03 /08 /agosto /2009 07:01

Cliché RI Licencitura 

La Ciencia
 de las Relaciones Internacionales;
 su Teoría (1)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

"Espacio Geográfico", Revista Electrónica de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 3 ago 09.

 

 

                                                   Cuando estudiantes de Geografía entre 1975 y 1979 en el grado de Licenciatura, enfrentamos una situación mucho muy semejante a la que se presenta en la disciplina de conocimientos acerca de las relaciones internacionales.

 

                                                    En aquel caso aplicamos el método marxista de elevarnos de la categoría más simple, a las relaciones más complejas, e hicimos avanzar a nuestra ciencia.

 

                                                    Intentaremos aquí algo semejante, aun no siendo estrictamente lo nuestro.  De la ciencia política denominada Relaciones Internacionales, lo que nos interesa como propio, es el caso de las metarelaciones internacionales, en lo que hoy ya se conoce, si bien enormemente distorsionada, como Exopolítica.  Si con ello en algo contribuimos a esclarecer, o por lo menos problematizar, a los estudiosos de esta disciplina de conocimientos, estos apuntes habrán cumplido su cometido.  Como quiera, durante siete años impartimos diversos cursos en la carrera de Relaciones Internacionales, y si bien no les enseñé gran cosa, sí aprendí bastante.

 

                                                     Así, la categoría más general y esencial de las Relaciones Internacionales, a nuestro juicio, es el concepto de “Nación”, mismo que alude la “los nacidos en...”.  En consecuencia, lo que se estudia aquí, son las relaciones entre los nacidos en un lugar, con los nacidos otro lugar, en un momento temporal de coexistencia.

 

                                                     De ahí que la categoría de nación tenga como sinónimas a categorías semejantes, aun cuando expresen relaciones distintas como: “Etnia” (del griego ethnikós, personas), que alude a un grupo cultural; “País” (del latín país, habitante), con lo que se refiere a un territorio; o “Pueblo” (del latín populus, ciudadanía), que por afinidad es la categoría que más se acerca al concepto mismo de nación.  De ahí que las relaciones internacionales sean también, a la vez, relaciones ente las etnias, entre los países, como entre los pueblos del mundo.

 

                                                     Luego, esas relaciones entre las naciones se hacen complejas: dadas en lo antropológico, histórico, económico, social, político, y moral.  Más aún, en las sociedades de clases históricamente dadas (de hace unos siete mil años), las naciones delimitan territorios, y delegan en representaciones cuyas relaciones políticas de clases sociales, hacen aún más complejas las relaciones naturales, abiertas y directas, entre las naciones o pueblos del mundo, apareciendo como relaciones entre territorios políticamente determinados, y más aún, entre los Estados.

 

                                                    Esta situación política reclamaba una ciencia que estudiase ese fenómeno, desde las relaciones diplomáticas, de buen entendimiento, compartiendo las culturas; a las relaciones bélicas, de solución de diferencias por la vía de la violencia, mediante la guerra y la aniquilación final de una de las partes; pasando por una multiplicidad de problemas particulares tales como el racismo y la discriminación, las migraciones, los refugiados, hasta la cooperación mundial para la solución a los problemas de carácter global.

 

                                                    Así, la ciencia de las Relaciones Internacionales no podía sino formarse en el debate de teorías acerca de los procedimientos de entendimiento entre las naciones, y a continuación es a ello a lo que nos referiremos.

 

                                                     Lo primero a aclarar, es que toda síntesis de teorías tiene necesariamente un sesgo de posición de clase que las ideologiza, ya como teorías que apuntalan el orden de cosas establecido a favor de las clases sociales en el poder; ya como teorías que someten a crítica tal orden de cosas a favor de las clases sociales oprimidas, promoviendo su transformación.  En ese sentido, las teorías de las relaciones internacionales son, y no pueden dejar de ser, parte de la lucha de clases sociales en el ámbito mundial, y de ahí la importancia de su discusión.

 

                                                     En consecuencia, desde una posición marxista, con fundamento teórico en la dialéctica materialista, vemos que los Libros de Texto sobre esta materia enuncian una serie de posiciones teóricas contrarias entre sí: realismo contra liberalismo; realismo contra trasnacionalismo; y neorrealismo contra neoliberalismo; científicos contra tradicionalistas; o racionalismo contra reflectivismo.

 

                                                      Entrar al estudio de tales teorías y debates, sin más, es perderse en un mar de ideas y posiciones, diseñado justamente para generar la confusión suficiente que impida al estudioso esclarecer los problemas esenciales de las relaciones entre las naciones o pueblos del mundo.


Compartir este post

Repost0

Comentarios