Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • Espacio Geográfico.   Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

5 mayo 2010 3 05 /05 /mayo /2010 08:06

Clich--Filosof-a

Lógica e Investigación Científica.

  Monografía, 2003 (6).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

Espacio Geográfico”; Revista Electrónica de Geografía Teórica;

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

México, 03 jun 10.

 

 

Analogía o Comparación, y Definición

 

El conocimiento dado como esa percepción de la realidad (entendiendo por ella el mundo fuera e independiente de nuestro pensamiento), se inicia por el proceso de analogía o comparación entre las cosas.  Si todas las cosas del Universo no fuesen diferentes, si todo fuese idéntico a todo, no habría manera de conocer el Universo; éste se conoce por la comparación entre todos sus elementos dadas sus diferencias.

 

Comparar significa establecer la analogía entre las cosas, entender lo que entre ellas hay de semejante y de diferente, y por lo tanto, la comparación da lugar al proceso de descripción, como simple enumeración de los caracteres externos de las cosas, y culmina con la explicación, como el conocimiento de la causalidad y esencia de las cosas.

 

Comparar y establecer la analogía, significa realizar todas las transformaciones posibles del objeto a definir, y ello nos permite discriminar lo secundario de lo principal, es decir, lo causal de lo necesario; y en ese sentido, definir los objetos en el concepto, es exponer el conjunto más o menos limitado y suficiente de las propiedades esenciales de dichos objetos.

 

Al definir se suele cometer tres errores: a)  el círculo vicioso: por el cual el objeto se define por medio de un concepto que, a su vez, se define por el concepto que ha de ser definido; b) la tautología: por el cual, la definición del objeto se define por el objeto mismo; y c) la metonimia: por el cual el objeto se define no por un término científico, sino por un término literario a manera de metáforas o alegorías.

 

Puede verse sin dificultad, que en todo el proceso hasta aquí expuesto, tienen lugar toda esa relación antes discutida: relación sujeto-objeto, por la cual se entiende que todo ser pensante es lo que se denomina sujeto; así como todo cuanto existe fuera e independientemente del pensamiento del sujeto en el mundo de los objetos materiales que le rodea, en el mundo de lo objetivo, es eso: objeto, y ello incluye al resto de los seres pensantes en tanto seres, u objetos, parte del mundo objetivo o de los objetos materiales fuera de su pensamiento.

 

Otra relación es la que se da entre lo abstracto y lo concreto.  La realidad objetiva es lo concreto, lo complejo, y, en tanto pensada, esa realidad concreta es abstraída en los conceptos, le es separada una parte y mediante ello la vamos conociendo; y de esa manera, se dice que nos la vamos apropiando.  Finalmente, hemos visto a su vez la relación entre el fenómeno y la esencia; es decir, entre lo secundario y lo principal.

 

 

Contenido y Extensión

 

Finalmente en cuanto a las características de los conceptos, y no de menor importancia ya que su comprensión nos permitirá detectar errores lógicos en los juicios no siempre evidentes, están las características del contenido y extensión del concepto.

 

Todo concepto tiene un contenido, dado por las propiedades esenciales del objeto reflejadas en él.  Puede decirse que el contenido del concepto queda dado por su propia definición.

 

En lógica, un conjunto de objetos homogéneos (semejantes, del mismo género) o con propiedades en común, se denomina clase, y se entiende por extensión del concepto, la suma o totalidad de una clase dada.

 

 

Clasificación

 

Comparar entre los objetos y definirlos, lleva a la división y clasificación entre ellos.  Dividir y clasificar está en correspondencia metodológica con el análisis, y en ese sentido forman parte del proceso del conocimiento en tanto significan el ordenamiento de la realidad fragmentada en el pensamiento, a través de los conceptos.  La división y clasificación, no es un acto mecánico por sí mismo; que dicho ordenamiento no se convierta en un pensamiento mecánico, dependerá de que se observe la dialéctica de las relaciones entre los conceptos.

 

Así, los conceptos pueden clasificarse por su extensión en universales, particulares, y singulares.  Son conceptos universales aquellos que se refieren a una clase o a cualquier objeto de dicha clase.  El concepto particular, se refiere a un conjunto de objetos de una clase dada; y el concepto singular es aquel que se refiere a un objeto único independiente de la clase a que pertenezca.

 

Al pensamiento humano le es inherente este sentido ordenador o clasificador, que caracteriza esencialmente el conocimiento; ha sido, simplemente, lo que ha permitido al ser humano su sobrevivencia.

 



Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri - en Filosofía
Comenta este artículo

Comentarios