Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

17 septiembre 2009 4 17 /09 /septiembre /2009 08:20
Ícono FilosofíaEl idealismo en Geografia
Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.
"Espacio Geográfico", Revista Electrónica
de Geografía Teórica;
http/espacio-geografico.over-blog.es/,
México, 30 nov 09.
 

El “idealismo en geografía”… (quien buscaba tal concepto…, qué estaría entendiendo por ese “idealismo”.  Esta es una de las razones por las cuales estamos solicitando que las dudas se planteen de manera directa instalándola como un comentario).  El caso es que por ese “idealismo” hay dos acepciones posibles: 1) como categoría literaria por la cual se entiende popularmente a un individuo “siempre en las nubes”, todo sentimientos y desinterés sobre las cosas materiales; o, 2) como categoría filosófica por la cual se entiende estrictamente a aquel individuo que considera que el pensar antecede al ser, esto es, que las ideas (el pensar) son primero y preexistentes a los objetos materiales (el ser).

 

Evidentemente, partiremos del supuesto de que la búsqueda incidía en lo filosófico; y en consecuencia, nos referiremos aquí a esa geografía en la cual es el sujeto el que, con su pensamiento, determina el ser de los hechos de la realidad.

 

A lo largo de la historia se da esta línea de pensamiento, a la cual nos referiremos en sus grandes saltos más notables según algunos de los personajes más relevantes; y así, desde la Antigëdad, por ejemplo, Estrabón (58 ane-23 dne), en el estoicismo, por el cual la atención central del hacer científico desembocaba en la ética, a manera de entender el conocimiento para ser sabio y saber vivir en una actitud contemplativa e indiferente, en consonancia con la naturaleza.

 

En la Edad Media, hacia el final de ésta, destacó Ibn Jaldún (Abenjaldún, 1332-1406), en cuya Historia Universal, desarrolla pasajes de claro perfil geográfico fenomenista.  Jaldún, plenamente determinado por su tiempo, no podía adoptar sino una de tres corrientes filosóficas dominantes en la escolástica del medioevo: el conceptualismo, el realismo, y el nominalismo.  Un estudioso de su pensamiento y obra como Nassif Nasar, lo ubica como realista; no obstante, a nuestro juicio (dados argumentos filosóficos que aquí no vienen al caso), lo consideramos más bien, nominalista.

 

La afirmación del nominalismo, es que las cosas realmente existen con sus cualidades individuales (el realismo medieval afirmaba exactamente lo contrario, esto es, que, por lo contrario, eran los conceptos los realmente existentes, precediendo a las cosas singulares); no obstante el nominalismo es la posición más avanzada, que de algún modo representaba el pensamiento materialista, es aún una forma de la escolástica, en su esencia, idealista en el reino de la teología.

 

La Época Moderna, Humanista, ateísta, Renacentista, e ilustrada, es el origen de la ciencia contemporánea.  Mientras en el medioevo la ciencia era la “sierva de la teología”, en la Época Moderna, la teología, esencia del pensamiento idealista (Dios es la idea absoluta que preexiste a todo), sale de la escena.  No obstante debe haber expresiones de la geografía idealista, sin embargo de nuestra parte no lo tenemos investigado.

 

La geografía idealista, en general, renace con Kant (1724-1804), para quien el espacio no era mas que una forma del pensamiento para poder entender la realidad.

 

Luego de Kant, principalmente a partir de la segunda mitad del siglo XIX, es que tenemos que clasificar una amplia diversidad de pensadores en la denominación general de “geografía fenomenista”, cuyo común denominador se hace marcadamente idealista, desde los influjos del positivismo, a las corrientes actuales partidarias de la posmodernidad, en donde el idealismo en geografía desborda a la metafísica y al oscurantismo medieval.

 

Hoy, esa geografía en la que se habla del objeto de estudio como el “espacio humanizado”, o más aún, de un “espacio socialmente creado”, se da a entender que ese espacio existe, en tanto en él preexiste la impronta humana.  Un espacio sin esa impronta, carecería de importancia geográfica; sería, de hecho, un espacio inexistente en tanto carente de significado; y ello es exactamente igual al precepto estoicista estraboniano, por el cual <<sólo valía la pena hacer la geografía de aquellas cosas dignas de valor>>; y esa es una geografía eminentemente subjetivista, y por lo tanto, idealista.

 


 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

no te importa 11/13/2014 01:53

para nada

no te importa 11/13/2014 01:50

no me sirvió