Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

9 julio 2009 4 09 /07 /julio /2009 22:12

Apuntes Curso:
Desarrollo Sustentable (12)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri

"Espacio Geogrñafico", Revista Electrónica

de Geografía Teórica; 
http://espacio-geografico.over-blog.es/,

México, 24 ago 09.

  

                                                De la keynesiana “economía regulada”, a la “economía planificada”, no hay mas que un paso..., pero un paso que significa la transición del capitalismo al socialismo; es decir, la desaparición paulatina, por socialmente innecesaria, de la inversión privada capitalista.  No obstante, es un paso y transición históricamente ineludible.

 

                                                No obstante, ello presupone una condición igualmente insoslayable: el paso de la democracia liberal, a una democracia popular.  La democracia liberal capitalista (de demos, pueblo; y kratos, poder; en este caso, literalmente, el poder del pueblo liberal; esto es, en la representación del capitalismo liberal); pero por muy “representativa” que parezca, no estará dispuesta nunca a ceder en sus privilegios.  La sociedad tendrá que ganar en su lucha por una democracia popular así sea capitalista (ahora literalmente, el poder del pueblo popular; en este caso, en una verdadera representación popular aún en el régimen capitalista; esto es, una democracia popular capitalista).  Ello no violenta el sistema capitalista, lo mantiene vivo; más aún, como se suele decir popularmente, lo oxigena; pero ciertamente, lo acerca más a su fin real como un sistema económico-social que ha dado de sí todo lo que podía dar, preparando el paso al socialismo en lo que ya en su momento se caracterizará como una democracia popular socialista.  Tras ésta, en su momento histórico, el socialismo mundial será.

 

                                                 Nuestro momento histórico es, precisamente entonces, el del paso de la democracia liberal representativa capitalista, a la democracia popular capitalista (que los grandes capitalistas suelen desacreditar a la vista del pueblo o sociedad, como el fantasma del “socialismo”; lo cual está muy lejos, histórica, económica y socialmente, de ser).

 

                                                  Sólo este régimen de democracia popular capitalista estará en disposición, y será capaz, de redistribuir la renta nacional con mayor beneficio social.  Como “buen capitalismo”, no obstante, la desigualdad social y las crisis continuarán, pero con menor impacto; debido precisamente, al mayor énfasis en la regulación económica llevada a formas de planeación o planificación.

 

                                                   La planeación en su origen (1920), fue económico-social; apareció como premisa necesaria del modo de producción socialista, en el cual, no produciéndose para el mercado, se hace para surtir, equitativa y armónicamente, de bienes materiales a la sociedad.

 

                                                   La planeación se funda en cinco principios básicos: 1) determinar un conjunto de indicadores básicos; 2) Compatibilizar los indicadores básicos en todos los niveles; 3) articular los planes por sectores, regiones y niveles; 4) armonizar los aspectos económicos y sociales; y, 5) prever alternativas.

 

                                                    A partir de ahí, mediante dichos planes quinquenales, la URSS obtuvo el desarrollo económico que la llevó a ser una gran potencia, y más aún, eludiendo en su economía las recurrentes crisis económicas inherentes al capitalismo; y, como consecuencia, casi de inmediato, a partir de los años treinta, se trató de emular tal sistema en la economía capitalista, mediante el modelo de economía regulada (o keynesiana).

 

                                                  Evidentemente, esa planeación económico-social en la economía capitalista es imposible (cada capitalista trabaja para sus propios fines), pero se exploró con ello la posibilidad de eludir la sobreproducción y las crisis cíclicas, que tampoco logró evitar.

 

                                                   Pronto a esa planeación distinta en la economía capitalista se le denominó planeación operativa (1940-1960),  cuyos fines eran los casos particulares de ciertos sectores de la producción.  Pero, a partir de los años sesenta (y hasta principios de los setenta en que aún se creía en su posibilidad), pasó a llamarse planeación estratégica, en función de proponerse fijar ciertos objetivos a corto y largo plazo.

 

                                                   De entonces a la fecha, la disciplina de la Administración reconoce el valor del concepto de planeación, y lo adopta exclusivamente para el desarrollo empresarial, a manera de prospectiva; es decir, no a partir de la toma de decisiones ni pronósticos, sino de expectativas estimadas.

 

                                                   En el siglo XXI, con ya casi 6,500 millones de habitantes, el deterioro ambiental que hemos visto en este curso, las crisis económicas y carencias de empleo, salud, educación, recreación, etc; la sociedad no puede seguir organizando su economía según los intereses de unos cuantos capitalistas, sino en función de los intereses mismos de la sociedad.


Compartir este post

Repost0

Comentarios