Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

14 julio 2013 7 14 /07 /julio /2013 22:02

El Proletariado como Negación-copia-2Descifrando en Prisión las Características del Período Histórico Social Actual (o lo que es lo mismo, todo un mundo de garabatos).  (4/…)

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

http://espacio-geografico.over-blog.es/

13 jun 13.

 

3  La tesis “neomarxista posmoderna”: <<el proletariado como negación>>.

 

En la imagen central completa de los garabatos, se explica la tesis “neomarxista posmoderna” que se enuncia como: <<el proletariado como negación>>.

 

El Proletariado como Negación-copia-2 

La tesis “neomarxista posmoderna”: <<el proletariado como negación>>.

 

Extraigamos la tesis en sus garabatos para explicarla término a término:

De dos premisas negativas, nada se sigueRegla de la Lógica: "De dos premisas negativas, nada se sigue".  Así, nada se deduce de la premisa de la burguesía como negación histórica que es, y de la premisa del proletariado entendido a su vez como negación.

 

 

Nuevamente, la inicial (B) se refiere a la burguesía; (C) es el capital como régimen que le sustenta; (P) es el proletariado; y (R) es la realización, que en este caso es como un proletariado (P), en una sociedad (S) sustentada en el régimen capitalista (S/C).  Finalmente hay un garabato (H), que se refiere a la humanidad; y el que tal (H) esté específicamente entre paréntesis, no significa una operación algebráica, sino que el proletariado en una sociedad sustentada en el capitalismo (P S/C), pretende en esta tesis, ser interpretada como realización humana.

 

Al pie de (B/C) está la palabra “Negación”, lo mismo que al pie de (P), pero enfatizada en un recuadro.  Por la flecha que va de (P) a (B/C), se entiende, entonces, una forma de exponer la “negación de la negación”, precisamente, desde la condición del proletariado como negación, de donde el resultado de ello no sería nunca la afirmación de una realización social humana, sino, como se apunta en la palabra circulada hacia arriba, eso es lo que justifica el concepto de “sociedad civil”; sólo que sobre ambos opuestos se trazan dos curzamientos, y ello es debido a que en ello hay un grave error de lógica formal: esto es, que “de dos premisas negativas, nada se sigue”, y no obstante, se afirma que de ello se deduce la aparición de la “sociedad civil” (que en los garabatos se escribe como: >… SC).

 

Esto último es juzgado así como un error, sólo desde el marco teórico del marxismo, y en general desde la ciencia de la modernidad; pero en el marco teórico del propio “neomarxismo posmoderno”, es simplemente válido, por la sencilla razón de que en éste no se reconoce la ciencia de la lógica, ni ninguna prioridad a la objetividad histórica, por la cual, primero, se reconozca la existencia misma de la clase burguesa, y segundo, que por las leyes del desarrollo de la historia, esta clase social y su reinado, dependa de la transitoriedad de un modo de producción económico-social que cinco siglos después, con el aumento de la población y la complejidad de la organización social, ya no es capaz de responder y ofrecer soluciones a sus necesidades, y más bien se convierte en un obstáculo al desarrollo y progreso social.

 

De ello se explica el por qué algunos autores “posmodernistas” expresan la idea del “fin de la historia”; es decir, el que la organización social actual del capitalismo monopolista neoliberal, es la máxima expresión del desarrollo al que la humanidad podía llegar.  Y, en consecuencia, el por qué en la ideología de la “posmodernidad”, no existe ya la idea de una Gran Narrativa y su anhelo utopista por una sociedad ideal a la cual aspirar.

 

La ideología de la “posmodernidad”, pues, podrá sentar muy bien en los intereses del “neomarxismo” y los propósitos de la burguesía, pero en la misma proporción, y de manera inversa, esa ideología es adversa a los intereses del proletariado, y en general, de la humanidad.

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios