Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

31 octubre 2011 1 31 /10 /octubre /2011 00:01

Cliché Espacio Geográfico, Revista 2010Dos Años Después: el Concepto de “Espacio Geográfico" en la Red.  Artículo, 2011 (1/5).

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica.

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

31 oct 11.

 

Dos años después, el concepto de “espacio geográfico” en la Red, de la manera más interesante, por una parte, sigue siendo el mismo; pero por otra parte, con nuestro Blog, ahora hay dos nociones: 1) la del “espacio humanizado”, una “construcción social”; y 2) la de la dialéctica de la dimensionalidad material continuo-discreta, el vacumm físico.

 

Ambas nociones corresponden respectivamente, la primera, a una visión idealista filosófica del mundo; es decir, por la que el mundo, subjetivamente, es conforme se piensa, en la cual el espacio terrestre no existe en la realidad, objetivamente, independiente del sujeto, sino que éste, socialmente, lo crea; y la segunda, una visión materialista filosófica del mundo, en este caso, en donde el mundo real antecede al pensamiento, el cual es sólo su reflejo, y donde el espacio terrestre es una parte de la realidad objetivamente existente; es decir, que para se, no necesita ni construirse socialmente, ni es, por ser humanizado.

 

Son pues, dos teorías geográficas, dos tesis contradictorias entre sí, no tanto por su contenido, el cual puede someterse al principio de correspondencia y sintetizarse en uno, subsumiéndose un planteamiento en otro mediante un procedimiento lógico; sino por los fundamentos de la teoría del conocimiento, o por cómo estas tesis usadas para interpretar el mundo; y, particularmente usadas a partir de la interpretación geográfica del mundo.

 

Y es de llamar poderosamente la atención, el que la tesis subjetivista, idealista filosófica, del “espacio humanizado” o “socialmente construido”, es compartido en la inmensa mayoría de los Sitios de la Red (ya como blogs, ya como artículos); es decir, que pueden contarse por miles.  Por su parte, la tesis objetivista, materialista filosófica, del espacio como un atributo físico de la realidad independientemente de la conciencia y actividad humana o social, es defendida por…, un solo y único Blog; éste, en el que el lector lee estas líneas.

 

Ese hecho de todos contra uno, deben entenderlo claramente los estudiosos de la ciencia, no demerita un ápice la teoría del espacio del vacumm o de la dialéctica de la dimensionalidad material continuo-discreta; como tampoco, por lo abrumadoramente que se comparte una, esa ha de ser la correcta.  En la ciencia no es así, las cosas no son por votos ni por convención, sino de acuerdo a lo que ocurre objetivamente.  Pero justo en eso consiste optar por una u otra posición.

 

Hace treinta años no había ninguna necesidad de aclara nada sobre el método científico, que no fuera en qué consistía.  Ese método era el método científico de la modernidad o método galileano-kepleriano y baconiano-cartesiano.  Pero a partir de los años ochenta y luego cada vez más enfáticamente, comenzó a difundirse el llamado “paradigma del método científico de la posmodernidad”, es decir, algo que aparecía declarando terminada la modernidad y su modelo de método científico (un decreto artificioso), cuyo principio de éste, enunciado tanto por Bacon como por Descartes, era que había que: “aprender a caminar (etimología de método) a la luz del conocimiento y de la certidumbre de sus leyes”[1], de donde surgió lo de la época de la Ilustración (de las luces, de lo que da luz).

 

Pero de ello, por la misma oposición general de lo posmoderno a lo moderno, surgió, enunciado por Edgar Morin, el principio del método científico en el “paradigma de la posmodernidad”, esto es: “Aprender a caminar en la oscuridad y en la incerteza”[2], de donde no puede deducirse mas que, por la misma oposición a la Ilustración de la modernidad, ahora, la época del oscurantismo (del culto a lo oscuro), de la posmodernidad.  Cuando nosotros hemos acusado con ese calificativo, no ha sido, pues, por mero epíteto lanzado sin fundamento; sino simplemente por referir descriptivamente esta posición con la que no estamos de acuerdo por esa razón.

 

Así, por exclusión, el posmodernismo como una ideología que se forma del conjunto de varios sistemas filosóficos, es esencialmente subjetivista; de modo que esa geografía fundada en el idealismo, sólo puede ser, en el método científico de la modernidad, de acuerdo con los postulados del positivismo o neopositivismo, del empirocriticismo o empirismo lógico, del organicismo, el estructuralfuncionalismo, o el racionalismo crítico; y, en el método de la posmodernidad, será, existencialista, pragmática, o superestructuralista, (embusteramente denominada “neomarxismo”).

 

Frente a ello, la geografía fundada en el principio de la objetividad, no puede ser sino materialista; por defecto, mecanicista, pero en lo correcto, dialéctica.



[1]        Bacon, F; Novum Organum; LVI y LXXXII.

[2]        Morin, E; Educar en la Era Planetaria; Editorial Gedisa, México, 2006; p.68.

Compartir este post

Repost0

Comentarios