Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación Del Blog

  • : Espacio Geográfico. Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri
  • : Espacio Terrestre: objeto de estudio de la Geografía. Bitácora de Geografía Teórica y otros campos de conocimiento del autor. Su objetivo es el conocimiento científico geográfico en el método de la modernidad.
  • Contacto

Buscar

Archivos

15 enero 2012 7 15 /01 /enero /2012 23:02

Ícono Geografía Teórica (Brújula)-copia-2El Conocimiento Geográfico y la Síntesis.  Artículo, 2012.

Dr. Luis Ignacio Hernández Iriberri.

“Espacio Geográfico”, Revista Electrónica

de Geografía Teórica,

http://espacio-geografico.over-blog.es/;

16 ene 12.

 

Iniciamos con este artículo una serie de tres de ellos, independientes entre sí , pero que tienen en común la discusión del concepto de síntesis.  Puede adelantarse que en este primero nos referiremos al concepto de síntesis en general, y su función en el método del conocimiento geográfico.  Los dos siguientes artículos se referirán a este elemento del método del conocimiento en cada una de las dos formas del pensamiento geográfico esenciales históricamente dados: El Fenomenismo en Geografía y la Síntesis; y, El Espacismo en Geografía y la Síntesis.

 

Tomamos esta discusión por el hecho del papel mismo de la síntesis en el proceso del conocimiento, y no exclusivamente en razón  de que, ciertamente, hubo un tiempo; particularmente las décadas de los años setenta a ochenta; en que se argumentó profundamente acerca de la Geografía como “ciencia de síntesis” (una “ciencia social de síntesis de un sistema de ciencias”), como explicación al objeto de estudio de la misma, dada en la corriente de pensamiento fenomenista, de lo cual aún quedan reminiscencias.

 

Thomas Greenword, en una colaboración para el Diccionario de Filosofía de Dagoberto D. Runes, expone que pertenece a la filosofía natural, la idea de la síntesis como la obtención de una nueva sustancia a partir de la combinación de otras.  Y en ese sentido vago y general es que aún prevalece en la teoría del conocimiento geográfico, por lo que se hace necesaria su discusión.

 

La síntesis, más allá de esa vaga idea alquímica, es, esencialmente, un procedimiento lógico, y como tal, un proceso del pensar.  Y aquí debe establecerse que una es la lógica formal, que –dice P.V. Kopnin– se abstrae por completo del contenido concreto de los juicios, y queda referida exclusivamente a la estructura del pensamiento y a su formulación correcta; y otra es la lógica dialéctica, la forma del pensamiento referido al conocimiento verdadero a partir de las leyes más generales y esenciales de la realidad objetiva.  La lógica formal y la lógica dialéctica no se contraponen, sino se complementan, formando la esencia de la teoría dialéctico materialista del conocimiento.

 

En consecuencia, la síntesis como procedimiento lógico, deviene en la esencialidad de la teoría del conocimiento, en tanto que, por lo cual, aparece el conocimiento nuevo.

 

La síntesis, en el método, aparece como lo opuesto al análisis, aun cuando dialécticamente, debe entenderse la síntesis como el análisis mismo pero desplegado, como un momento superior del análisis mismo; de modo que si por la síntesis entendemos un procedimiento lógico, del pensar, y por lo tanto del reflejo y abstracción de la realidad; el análisis, en lo lógico dialéctico, es un proceso del pensar, pero referido a lo concreto; es decir, en donde se descompone lo abstracto en sus componentes concretos pensados.  Es en ese sentido que en la dialéctica se habla de lo concreto real o la realidad objetiva misma; y lo concreto pensado, o los elementos del análisis dados en la síntesis.

 

Por todo lo antes dicho, la síntesis es, necesariamente, un consiguiente lógico en el silogismo, y en ese sentido un conocimiento nuevo deducido que se afirma, aún incluso en calidad de hipótesis a demostrar, ya por sus argumentos propios, como por su vínculo a los argumentos de la veracidad de las premisas, tanto de los antecedentes, como de la tesis sustentada.  Técnicamente significa la exclusión de los medios en el silogismo, para vincular el sujeto de la tesis con el predicado de los antecedentes.

 

En la dialéctica la síntesis significa la unidad de los contrarios, ahí donde lo supuestos dejan de serlo para fundirse en algo nuevo.

 

La síntesis, hemos dicho, está asociada a la abstracción, es decir, a la separación de lo concreto.  Así, la conexión de los fenómenos en lo concreto real, sus relaciones causales entre un fenómeno-causa y un fenómeno-efecto, es reflejada en la conexión de los abstracto pensado, en relación de causa-efecto abstractos.

 

Como ejemplo, recurramos al experimento de origen de la ciencia moderna.  Tenemos a Galileo manipulando empírica o experimentalmente con lo concreto: analizando esferas de distinto peso, dimensiones y materiales, cayendo libremente y rodando en intervalos de tiempo por largos planos inclinados.  En ellos está el fenómeno-causa, en ellos, oculto, ocurre lo que interesa, lo esencial, la síntesis de a qué velocidad caen.  Pero esa velocidad e la caída de los cuerpos es ahora el fenómeno-efecto, y una abstracción de aquellos.

 

En el análisis de los cuerpos , los planos inclinados y la medición de los tiempos; no porque sean esos objetos lo que le interesan, sino porque estos son los medios a través de los cuales habrá de descubrir la causa del fenómeno que es el del real interés; esto es, el fenómeno-efecto dado en la velocidad de caída de los cuerpos, que habrá de conocerse, ya no empírica, sino racionalmente por un procedimiento lógico abstracto que constituye la síntesis.

 

En geografía, históricamente, hemos hecho algo semejante: hemos manipulado empíricamente con lo concreto dado en el análisis de los fenómenos naturales y sociales.  En ellos está el fenómeno-causa, en ellos, oculto, ocurre lo que esencialmente nos interesa, la síntesis en el dónde, en la espacialidad de las cosas y en las propiedades del espacio en sí.  El dónde, las propiedades del espacio, es el fenómeno-efecto y una abstracción de aquellos fenómenos naturales y sociales y su síntesis.

 

Pero en la solución de un complejo fenómeno-efecto, nos habíamos perdido en el puro análisis de lo concreto de su fenómeno-causa, sin poder hacer, sino hasta ahora, la abstracción de síntesis en el espacio terrestre como el fenómeno-efecto.

 

Y es que tal solución implicaba el problema doble, no sólo de la generalización y abstracción del espacio  en sí, sino de la generalización y abstracción de los fenómenos naturales y sociales como estados de espacio, en su condición de formas de espacio discretos en la mayoría de ellos.

 

Lo que nos interesa a los geógrafos , porque ello es lo que está en el método científico, es el fenómeno-efecto: las propiedades y leyes del espacio, a lo que se habrá de llegar por lo lógico abstracto.  Pero lo que habremos de descubrir, lo haremos abstrayéndolo empíricamente del fenómeno-causa concreto dado en los estados de espacio.

 

Ahora, como Galileo o como Kepler, habrá de dirigir la atención a algo muy específico…, y hacer mediciones y registros, como Galileo; o a tomarlos ya dados, como Kepler de Tycho Brahe…, y generalizar, abstraer y sintetizar el nuevo conocimiento.

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios